Cuando Cuba fue el centro de la atención mundial

Al borde de la guerra nuclear: 55 años de la crisis de los misiles

Por Guillermo Nova

Fidel Castro y el líder soviético Nikita Jruschov acordaron estacionar los misiles en territorio cubano.

HAVANA TIMES – Nunca Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron tan cerca del enfrentamiento nuclear como en octubre de 1962, cuando los estadounidenses descubrieron misiles soviéticos en Cuba.

“La decisión de instalar los cohetes fue una iniciativa soviética para evitar la invasión de Estados Unidos”, afirmó a dpa Tomás Díez Acosta, militar retirado y el mayor especialista en la isla sobre la “Crisis de Octubre”.

El 14 de octubre de 1962 un avión espía U-2 sobrevoló territorio cubano y consiguió fotografiar rampas de lanzamiento de misiles con un alcance que les permitía destruir cualquier ciudad de la costa este norteamericana, desde Miami hasta Nueva York pasando por Washington.

Dos días después, el presidente John F. Kennedy era informado de la situación junto a un pequeño círculo de consejeros que durante una semana guardaron el secreto. Para ganar la batalla era necesario no perder la iniciativa y sorprender al enemigo.

“Esas bases no pueden tener otro objetivo que proporcionar capacidad para perpetrar un ataque nuclear contra el hemisferio occidental”, afirmó Kennedy el 22 de octubre en un discurso a la nación desde el despacho oval.

Se barajaron varias opciones: la negociación política, ataques a objetivos cubanos seleccionados, el bloqueo naval y la invasión militar. Finalmente, el jefe de la Casa Blanca se decidió por la implantación de un bloqueo naval escalonado, es decir, poner en “cuarentena” a la isla.

Casi un centenar de buques estadounidenses se desplegó  alrededor de Cuba y decenas de escuadrones aéreos patrullaron con el objetivo de interceptar los cargueros soviéticos que pudieran llevar armamento a la isla.

El objetivo era ganar tiempo para evitar una guerra que una vez comenzada podría desembocar en un holocausto nuclear.

Un avión espía U-2 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos sobrevuela la parte occidental de la isla y toma fotografías de rampas de lanzamiento de misiles soviéticos.

La inteligencia estadounidense no sabía que ya había en Cuba desplegados más de 40.000 militares soviéticos, incluidos miles de soldados que pertenecían a las poderosas Tropas Coheteriles soviéticas que habían llegado a la isla dentro de la “Operación Anádir”.

El gran problema que tuvieron los militares cubanos y soviéticos fue esconder unos cohetes que tenían 24 metros de largo.

En aquella época, la Unión Soviética iba por delante de Estados Unidos en la carrera espacial, pero en la competencia armamentística eran los norteamericanos los que estaban a la cabeza. Más de 2.000 misiles eran capaces de alcanzar Moscú frente a los 340 soviéticos que podían llegar a Estados Unidos.

“Un error de cálculo nos habría puesto en guerra”, rememora Tomás Díez, investigador del Instituto de Historia de Cuba, que se retiró del Ejército cubano con el grado de teniente coronel.

Durante una semana se vivieron los momentos más tensos de la Guerra Fría. Ambas partes no querían la guerra pero tampoco podían mostrarse cediendo ante el “enemigo”. El 27 de octubre un avión espía estadounidense U-2 fue abatido sobre Cuba. El piloto murió. La tensión llegó entonces a su mayor momento.

Finalmente Kennedy y el entonces dirigente de la Unión Soviética, Nikita Jrushchov, negociaron a espaldas de Cuba una solución al conflicto. La Unión Soviética retiraría los cohetes y Estados Unidos se comprometería a no invadir Cuba y a retirar sus misiles de Italia y Turquía que amenazaban a Moscú.

Los líderes de los EE.UU. y la URSS llegaron a un acuerdo dejando a Fidel Castro fuera de la negociación.

La solución al margen de Fidel Castro no gustó en La Habana y en los actos políticos los cubanos comenzaron a cantar “Nikita, mariquita lo que se da no se quita”.

“El comportamiento de Nikita Jrushchov durante la crisis de octubre de 1962 golpeó duramente la imagen que los cubanos nos habíamos hecho de la dirigencia soviética”, dijo a dpa Juan Sánchez, ex embajador cubano y actualmente profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de Cuba.

Las negociaciones a espaldas de los líderes cubanos “introdujeron en el subconsciente de la dirigencia cubana la certidumbre de que era imposible confiar totalmente los intereses de nuestra seguridad nacional a las manos de nuestros aliados”, afirmó Sánchez.

Pese a las desavenencias entre ambos países, durante décadas continuaron siendo dos aliados comunistas. “Se perdió un momento histórico, pero desde entonces los soviéticos nos suministraron gratuitamente todo el armamento, estaban en deuda con nosotros”, señaló el investigador militar Tomas Díez. Aunque la sombra de la desconfianza hacia la dirección soviética se mantuvo.

“Esa sensación de incertidumbre nos llevó a concebir la doctrina de guerra de todo el pueblo, cuya esencia es la defensa de nuestra soberanía con fuerzas propias”, recuerda Sánchez, que fue embajador cubano en varios países de la Europa del Este.

Los principales momentos de la “Crisis de los misiles” de 1962

A continuación, dpa ofrece los principales momentos que se vivieron durante la “Crisis de los misiles” de 1962.

14 de octubre: Un avión espía U-2 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos sobrevuela la parte occidental de la isla y toma fotografías de rampas de lanzamiento de misiles soviéticos.

15 de octubre: El Centro de Interpretación Fotográfica Nacional de Estados Unidos analiza las fotografías e identifica los componentes de los misiles balísticos. Altos funcionarios son informados del hallazgo.

16 de octubre: El presidente estadounidense John F. Kennedy es informado y conforma un equipo de trabajo, el Comité Ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional (ExComm), donde se analizan los aspectos técnicos del verdadero peligro que pueden significar los misiles soviéticos y las posibles respuestas que se deben aplicar.

Kennedy ordenó un bloqueo naval de Cuba.

20 de octubre: Kennedy discute con sus asesores cuál es la mejor estrategia a seguir. El secretario de Defensa Robert McNamara defiende un ataque contra Cuba, mientras que el embajador estadounidense ante la ONU, Adlai Stevenson, considera ofrecer la retirada de la base naval de Guantánamo y el desmantelamiento de los misiles en Turquía. Kennedy se decide por la “cuarentena” para evitar el paso de buques soviéticos.

21 de octubre: El Comando Aéreo Táctico estadounidense alerta que un ataque aéreo solo destruiría el 90 por ciento de los misiles soviéticos. Kennedy piensa en la repercusión del 10 por ciento restante que quedase operativo.

22 de octubre: Kennedy realiza un mensaje televisado a toda la nación en el que revela la existencia de los misiles en Cuba y anuncia el bloqueo naval contra la isla.

23 de octubre: El dirigente de la Unión Soviética Nikita Jrushchov afirma que las medidas estadounidenses son una amenaza para la paz y Moscú pone en situación de alerta al Pacto de Varsovia.

24 de octubre: Jrushchov asegura que la Unión Soviética está preparada para hundir los barcos estadounidenses que intenten interceptar las naves soviéticas que se dirigen a Cuba. Moscú propone a Kennedy una cumbre para evitar una guerra nuclear. Estados Unidos activa el DEFCON 2, el máximo nivel de alerta antes de una situación de guerra.

25 de octubre: La “Crisis de los misiles” llega a los debates del Consejo de Seguridad de la ONU, donde el embajador estadounidense muestra fotos de los misiles cuya autenticidad es negada por el representante soviético.

26 de octubre: La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) manda un mensaje a Estados Unidos en el que dice que está dispuesta a retirar los misiles si Washington se compromete a no invadir Cuba.

27 de octubre: Un avión espía U-2 es derribado sobre territorio cubano. Kennedy ordena que no se tomen represalias y envía un comunicado al Gobierno soviético garantizando que no invadirá Cuba a cambio del desmantelamiento de las instalaciones en la isla.

28 de octubre: Jrushchov anuncia el desmantelamiento de las instalaciones misilísticas en Cuba y Kennedy se compromete al cese de los vuelos de reconocimiento sobre la isla y a permitir el paso de los buques soviéticos. Washington también acuerda retirar sus misiles de Italia y Turquía, además de no invadir la isla. Fidel Castro considera que el acuerdo es insuficiente porque se mantiene el embargo económico contra Cuba.

20 de noviembre: Kennedy anuncia el fin de la crisis y levanta la “cuarentena” al acceso de buques soviéticos. Los cohetes retornan a la Unión Soviética.


8 thoughts on “Cuando Cuba fue el centro de la atención mundial

  • el 23 octubre, 2017 a las 11:52 am
    Permalink

    Me muero de la risa Jones!!, ,,así es que “ojalá nunca más la humanidad penda de un hilo donde nos veamos amenazados a ese nivel”, y menciona a todo el mundo menos al que formó la crisis que fue su comandante Fidel.

  • el 23 octubre, 2017 a las 7:17 am
    Permalink

    menos mal que no naci en aquel tiempo, solavaya.

  • el 22 octubre, 2017 a las 9:09 pm
    Permalink

    Aun recuerdo ese dia lugebre, lleno de ansiedad y que presagiaba ser la ultima noche que pasaria con mi esposa de entonces y mi hija de 7 meses, acurrucados en una sala oscura en nuestra humilde casa de Guantanamo, a 20 kilometros de la Base Naval de Guantanamo, de la que fui empleado haste ese dia, que renuncie para siempre.

    A pesar de ser un piloto fracasado, desde joven era miembro de nuestro Club de Aviacion de la Escuela Primaria Superior #2, aun cuando Guantanamo solo contaba con una aeropuerto de pista de tierra y varias avionetas piper, por lo que 6 de nuestro grupos respondieron al llamado de la Escuela Tecnica de Aeronautica o ITA en Rancho Boyeres. Solo fue aceptado Hector por ser blanco.

    En la Base Naval o GITMO incrementamos nuestro interes pasando horas en el aeropuerto de NAS de donde despegaban constantemente aviones de combate en entrenamiento y la posibilidad de suscribirme a varias revistas especializadas. Por vez primera ese dia, vimos un escuadron de B-36 y otro de B-47 en la pista de NAS, lo que presagiaba el final.

    Ojala nunca mas, la supervivencia humana no penda mas de in hilo como en esos dias fatidicos, en los que por suerte, prevalecio la razon, el analisis y la vision de John F. Kennedy y Jruschov, que tanto falta hoy, cuando en su lugar tenemos en la Casa Blanca una persona acomplejada, adicto al tweet e incapaz de manejar una situacion tan compleja como entonces.

  • el 21 octubre, 2017 a las 10:04 am
    Permalink

    Saludos, tendría yo 1 años y estaba becado en el Tecnológico Martí en Boyeros. Desde hace más de un año en todos los tecnológicos de La Habana se impartía instrucción militar de artillería antiaérea 30 mms. Estuve movilizado durante toda la crisis, primero en los alrededores de la prisión del príncipe, después en la confluencia de la avenida 23 y el puente de Almendares, nos trasladaron para Guanajuato o Artemisa y allí no acamparon en el perímetro de una base de estas. En los primeros días la comida venía de unos camiones cocinas soviéticos. Allí vi por vez primera el pan integral ruso. Despues de derribar el avión, nos trasladan para las afueras de ceiba del agua donde finalmente nos desmovilizaron. Visto ahora esa etapa fue la mayor locura de Fidel y sus seguidores. De no ser por la mesura soviética que hubiera pasado???

  • el 20 octubre, 2017 a las 8:19 pm
    Permalink

    Unos chabacanes fantoches es lo que han sido. Ah!, y unos habilidosos para tumbarle la plata a cualquiera y vivir de cualquiera. Guapos de la peor ralea.

  • el 20 octubre, 2017 a las 3:53 pm
    Permalink

    El pez pega se quedo sin tiburon, jajajaja

  • el 20 octubre, 2017 a las 2:34 pm
    Permalink

    en realidad ahi fue cuando Fidel se dio cuenta de que lo habian dejado vestido y alborotado… Los Rusos jugaban con candela pero con alguien de su nivel y controlando el escenario pero cuando Fidel, que era un mantenido de los rusos se las quiso de dar de todopoderoso enseguida lo pusieron en su lugar y lo dejaron fuera de las conversaciones y sin cohetes y a partir de ahi el resto es historia… el modelito de la urss se vino abajo con todos sus hijos mantenidos y retardados y por alla por el caribe quedo el desamparado el de la barbita, hablando mierda y sin lograr producir ni calabazas… y al final, el capitalismo sigue ahi y Fidel se murio sin ninguna promesa cumplida… ni el vasito de leche.

  • el 20 octubre, 2017 a las 11:32 am
    Permalink

    Un detalle que merece mencion. Nuestro invicto leader, Comandante Supremo, aunque siempre se ha declarado un amante de la paz, le pidio a Nikita Jrushev que lanzara el primer golpe atomico contra los EE UU. Segun su logica, el imperialismo, en el que no se podia confiar ni tantito asi, estaba listo para lanzar un ataque inminente.

    Su excelentisimo leader supremo, a pesar de que le sacaraon las castannas del fuego, y se evito una guerra atomica, se sintio muy enojado y agarro un berrinche que le duro annos sofocar, cuando lo dejaron al margen de las conversaciones entre EE UU y la URSS…

    El pueblo de Cuba luego de la Crisis de Octubre sufrio inmensas necesidades porque el Napoleoncito Tropical andaba enfadado, luego del conflicto, con ambas superpotencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *