Corn Island no tiene cómo atender a pacientes graves de covid-19

Una imagen de la paradisiaca isla de Corn Island. Carlos Herrera/Confidencial

 

 

El único internista del hospital no está en la isla, porque fue trasladado a Bluefields, y no hay nadie que opere respiradores, denuncian pobladores

Por Vladimir Vásquez  (Confidencial)

HAVANA TIMES – La paradisíaca Corn Island, en el Caribe de Nicaragua, registró diez fallecidos con síntomas de covid-19 en junio, y las condiciones empeoran en una población de 7500 habitantes, cuyos casos sospechosos de coronavirus rondan los 80, de acuerdo con fuentes del Hospital Primario Ethel Kandler. 

El problema es que la única persona que es capaz de operar los dos respiradores con los que cuenta el hospital no se encuentra en la isla, porque fue enviada por el Ministerio de Salud a Bluefields, donde se reportaron los primeros casos de covid-19 el Caribe Sur.

“El Hospital Primario no tiene condiciones”, para atender pacientes graves de covid, aseguró una fuente isleña que conoce de la situación de la pandemia en la zona.

La población debe ser traslada de Corn Island a Bluefields para poder ser atendida en caso de agravarse su situación por covid-19, y el traslado se realiza en lanchas rápidas, pues entre Bluefields y Corn Island solo se puede viajar por la vía aérea o acuática. 

Pobladores preocupados por el avance de la pandemia, denunciaron a CONFIDENCIAL, bajo condición de anonimato, que en el Hospital Primario las mismas enfermeras que atienden los casos de covid-19 también están atendiendo al resto de la población y, por lo tanto, muchos temen contagiarse en el mismo hospital. 

“El Minsa nos dijo que estaban totalmente preparados y no es cierto”, se queja uno de los pobladores que además lamenta lo que considera es un irresponsable uso de las ambulancias acuáticas en la zona. 

Ambulancia acuática “encallada”

Otro isleño, que también pidió el anonimato, envió una fotografía en la que observa el estado de la única ambulancia acuática que opera en la zona y que, en lugar de usarse para el traslado de pacientes graves, se mantiene en desuso. 

La ambulancia acuática de Corn Island encallada en la isla, según denuncia de pobladores.

En 2010, la municipalidad de la isla se comprometió a convertir una lancha de la isla en una ambulancia acuática como una de las muchas medidas que tomaba Corn Island para abrirse al mundo y recibir turistas de todas partes. 

Para llevar a un paciente grave hasta Bluefields, el Minsa contrata lanchas rápidas privadas que pertenecen a los pescadores locales. 

Solo el 20 de junio se trasladaron desde la isla  a tres pacientes hacia Bluefields, para ser atendidos en el Hospital Regional Ernesto Sequeira Blanco, según reportaron medios locales en esa fecha. 

CONFIDENCIAL confirmó con fuentes médicas de la ciudad cabecera del Caribe Sur que, para cada traslado, el Minsa le paga a los pescadores y no usan las ambulancias acuáticas que están destinadas para este fin. 

En otros casos se usan vuelos para hacer los traslados por medio de La Costeña, que a finales de junio reanudó dos viajes diarios a la isla, pero que por la baja demanda muchos creen que podría suspender operaciones nuevamente. 

Para algunos pobladores, esto representa un gasto adicional porque, aunque el Minsa asume los gastos de traslados de la población hasta Bluefields, otros se quejan de que en ocasiones les han cobrado el combustible de las lanchas. 

Según el medio local Noticias de Bluefields, la ambulancia acuática costó cerca de 1.5 millones de córdobas y tenía dos motores de 200 caballos de fuerza cada uno. 

“La ambulancia está tirada en la playa. Quitaron los motores, en el momento en que se necesita la lancha para montar oxígeno, camillas y todo”, lamentó uno de los isleños. 

Corn Island se ubica a unos 70 kilómetros de Bluefields. El viaje en avión dura una hora aproximadamente, mientras que en lancha puede llegar a demorar entre dos a tres horas, si el mal clima está presente. En barco, el traslado puede tardar hasta cuatro y cinco horas. 

En 2017, según datos oficiales, se invirtieron 164 millones de córdobas en el hospital de la isla, pero solo hay dos respiradores disponibles para atender a la población que se vea afectada por covid-19 y otras enfermedades.

Comunidad de Karawala solicita alimentos

En la comunidad de Karawala, principal núcleo poblacional de La Cruz de Río Grande, también en el Caribe Sur, la pandemia ha provocado que la población continúe su petición de alimentos y kits de higiene ya que, tradicionalmente se dedican a la pesca y la agricultura, pero en esta comunidad se decretó autocuarentena desde el pasado 20 de mayo. 

Haydeé Bautista, líder comunitaria de Karawala, expresó que la cuarentena provocó que muchas familias padezcan por falta de alimentos, peor aún si se considera que en la zona no existen personas que tengan empleos generados por el Gobierno y otras fuentes tradicionales.

Bautista dice que iniciaron una colecta para tratar de apoyar a los comunitarios y, este 30 de junio, lograron enviar 400 mascarillas, alcohol y cloro que serán administrados por el reverendo de la Iglesia Morava. Sin embargo, advierte que todavía hace falta mucha más ayuda. 

“No tienen un plan de contingencia, por lo menos en los municipios afectados deben haber medidas de parte de los gobernantes”, demanda la líder comunitaria. 

El medio local La Costeñísima, cuyo director Sergio León Corea, falleció víctima de la pandemia el pasado 14 de junio, reportó que en Karawala murieron dos personas el 28 de ese mismo mes, e inició una recolecta entre la comunidad blufileña para atender a la población.

“Desde La Costeñísima estamos lanzando una  campaña de ayuda humanitaria para la comunidad de Karawala, ellos no tienen ningún insumo para prevenir la covid 19, hay extrema pobreza. Los que puedan apoyenmos con divulgar esta información. La campaña se llama Campaña Humanitaria Sergio León”, detalló Kalúa Salazar, jefa de prensa de La Costeñísima.

Los comunitarios, indígenas Ulwa cuya población ronda las 330 familias, necesitan más kits de higiene personal y limpieza, además de alimentos para poder sobrellevar la pandemia, advierte Bautista. 

Además, la líder comunitaria Haydeé Bautista hace un llamado tanto al Gobierno central como a los Gobiernos locales a que creen campañas de sensibilización para que las personas tomen medidas frente la covid-19 en esas zonas apartadas de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *