¿Cómo va Cuba de cara a Tokio?

Por Ronal Quiñones

Milena Venegas clasificó para los Juegos Olípicos de Tokio 2021.

HAVANA TIMES – La posposición, el año pasado, de los Juegos Olímpicos de Tokio, y la consecuente cancelación de buena parte de los torneos y procesos clasificatorios hace que todavía estén incompletas las delegaciones que asistirán este verano a la cita multideportiva.

Aunque existen rumores de que en definitiva no se celebrará la justa, la mayoría de los involucrados piensa que sí se pueden llevar adelante los Juegos, ahora que muchos países se encuentran en pleno proceso de vacunación contra la Covid-19.

China hizo un importante donativo al Comité Olímpico Internacional para que se puedan vacunar todos los atletas clasificados, y de esa manera no alterar las prioridades de cada nación, lo cual abre un margen de esperanza para que pueda concretarse el evento más esperado del deporte mundial.

Aquí, los deportistas cubanos ya fueron inoculados con la primera dosis de Soberana 02, el antígeno de la Isla en etapa experimental. Este candidato todavía no tiene la autorización oficial para su uso masivo, pues se encuentra en Fase III (ensayo clínico) de su desarrollo, pero ya está siendo aplicada en diversos sectores como parte de un estudio “de intervención” o ampliado.

Entrando en materia puramente deportiva, se espera que la mayor de las Antillas llegue a la cita japonesa con su delegación más pequeña, desde que la propia capital nipona albergó el certamen en 1964 y fuimos con 27 representantes.

En México 1968 fueron 125, y desde entonces siempre se ha sobrepasado el centenar de concursantes, con la cifra más baja en Londres 2012 (110), seguido de Río de Janeiro 2016 (123).

Ahora, cuando faltan pocos meses para el inicio de los Juegos (23 de julio), Cuba posee 44 clasificados, y las posibilidades optimistas no van más allá de sobrepasar los 80 nombres.

El boleto más reciente lo obtuvo hace unas horas la jugadora de tenis de mesa Daniela Fonseca, primera clasificada cubana de ese deporte desde Sydney 2000.

Hasta el momento, las clasificaciones han llegado por los Juegos Panamericanos de Lima 2019, eventos preolímpicos, cupos por marcas e invitaciones directas. La mayor cantidad de plazas las aporta el atletismo, con 14 nombres, seguido de la lucha (12), mientras que el tiro deportivo aseguró a cinco representantes y el canotaje a cuatro.

Los asegurados se completan con dos cupos de gimnasia artística y pentatlón moderno, y uno per cápita para el ciclismo, el taekwondo y el remo.

¿Qué le resta a Cuba entonces?

El judo y el boxeo son las dos disciplinas fuertes que faltan por cerrar sus procesos de clasificación, y en ambos casos será por ranking mundial.

En el caso del arte marcial siempre ha sido así, pero para el de los puños será algo novedoso, tras la cancelación definitiva de los clasificatorios continentales, en el caso nuestro el previsto en Argentina. Allí se celebró también el de 2016, cuando se quedó pendiente solamente una plaza, que luego se obtuvo en la última oportunidad y la transformó en oro olímpico Robeysi Ramírez.

Esta vez todo se decidirá en los despachos, con la dificultad de que no se sabe cuáles eventos serán los escogidos para puntuar más allá de los Mundiales del ciclo (2017 y 2019). Como se conoce, los nuestros no compiten mucho internacionalmente, así que si se va a compilar como lo hace el judo, estamos en desventaja.

Julio César La Cruz (der)

Si se toma en cuenta solamente los torneos del orbe y continentales, entonces sí es posible que se asista con equipo completo en el masculino, pues en el femenino aquí seguimos en el siglo pasado y la práctica permanece de manera extraoficial.

La lucha, el canotaje y el atletismo pueden aumentar sus cuotas en las próximas semanas, mientras que esgrima, clavados, pesas, triatlón, natación, voleibol de playa y béisbol mantienen opciones.

En este último caso, el único deporte colectivo que todavía tiene chances, son más que remotas, porque implica ganar el clasificatorio con sede en la Florida el venidero mes, por delante de selecciones en mejor momento como Estados Unidos, Puerto Rico o República Dominicana.

Quedar entre los tres primeros, que todavía daría margen a asistir al último clasificatorio, ya de por sí es complicado, pero igual a ese evento irían también equipos importantes de Asia, y también entrega solamente una plaza al campeón.

Los luchadores ya tienen un importante aporte a la delegación, que puede aumentar cuando compitan en la lid mundial de Sofía, Bulgaria, con grandes opciones de sumar al menos dos nombres en el estilo libre, uno en cada sexo.

El levantamiento de pesas tendrá por estos días el Panamericano en República Dominicana, que completará el proceso de clasificación, pues esta disciplina también es por ranking, en este caso del país, luego de sumar todos los eventos puntuables del ciclo.

También por la vía del ranking intentan hacerlo dos parejas femeninas en el voly playero. La natación, por su lado, tiene a uno con marca B, que pudiera hacer el grado, o entrar de manera directa si la mejora en las venideras semanas, al igual que un par de saltadores y el heptatlón en el atletismo.

¿Medallas?

Hablar de posiciones en el podio ya es un poco más complejo, pero la mayoría de los especialistas coinciden en que rondarían las 10 medallas, con pronósticos reales de cuatro oros. En el total es similar a lo obtenido hace cuatro años (11), pero se está pensando en un título menos.

En Río de Janeiro 2016 los cetros se redujeron a la lucha y el boxeo, y debe ser la misma tónica ahora. De hecho, los candidatos son los mismos: Mijaín López e Ismael Borrero en la modalidad grecorromana, y los pugilistas Julio César La Cruz y Andy Cruz.

La judoca Idalis Ortiz

En un segundo grupo se ubican las discóbolas Denia Caballero y Yaimé Pérez, y el triplista Juan Miguel Echevarría, junto a los judocas Idalis Ortiz e Iván Silva y los boxeadores Lázaro Álvarez y Arlen López. Ellos pudieran incluso dar la sorpresa y coronarse, pero depende de cómo compitan en suelo nipón.

El último grupo de posibles medallistas incluye a la dupla de canoístas del C-2 Serguei Torres y Fernando Dayán Jorge, el taekwondoca Rafael Alba, y el tirador Leuris Pupo. Pueden llegar a lo máximo, pero si no entran ni siquiera en el podio tampoco sería un fracaso.

Así vamos a día de hoy, veremos cómo se comporta todo en los meses venideros.

Lea más de Ronal Quiñones aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *