Cómo una ley estadounidense invade las relaciones comerciales entre la UE y Cuba

Por Patrick Farnon en Amsterdam

HAVANA TIMES – El importante periódico holandés NRC Handelsblad informó en su edición del fin de semana 8-9 de junio, bajo el título Conflicto por los millones de Cuba, que la compañía holandesa Exact Software* estaba siendo llevada a los tribunales por la cancelación unilateral de su contrato con Cuba, tratado con el cual suministra software a las entidades (estatales) más grandes del país caribeño, que representan alrededor del 80 por ciento de la economía nacional cubana.

Según la NRC, el conflicto surgió este año, cuando Exact anunció, el 26 de febrero, en un comunicado de prensa, que la firma de inversión global estadounidense KKR (Kohlberg, Kravis, Roberts) planeaba tomar el control de la empresa. (Exact era propiedad en ese momento del inversionista británico Apex, de acuerdo con la revista Het Financiele Dagblad, y estaba buscando mil 500 millones de euros para la compañía holandesa a fines del año pasado).

Exact encontró el socio perfecto, según dijo, prefigurando un nuevo y emocionante capítulo en su existencia, y para disipar las preocupaciones agregó que “Exact continuará operando de manera independiente … seguiremos nuestras actividades diarias, enfocados como siempre en servir a nuestros clientes y socios”.

Dos semanas después, el 11 de marzo -sigue diciendo el informe- PAM International en Willemstad, Curazao, recibe una carta y un correo electrónico de Paul Ramakers, director de Exact, en la que dice que el apoyo a sus clientes cubanos a través de PAM se estaba terminando “de inmediato”. Se negó a Cuba el acceso a sus portales y no se proporcionarían nuevas claves de licencia. No dio ninguna explicación.

PAM se creó en 1996 para distribuir, a través de Curazao, el software Exact a entidades estatales en Cuba. Hizo eso durante un período de veintitrés años. Especializada en la Planificación de Recursos Empresariales (ERC por sus siglas en inglés), la compañía con sede en Delft diseñó un sistema de doble moneda para Cuba para la contabilidad de ese país, la gestión de inventario y la administración de personal de las 21 principales empresas estatales cubanas.

Durante todo ese período, Exact creció hasta convertirse en un operador global, activo en 20 naciones, que brinda a más de 400 mil empresas y contadores lo que denomina su software innovador con base en la nube, diseñado para administrar sus cifras. Junto con Red Bull patrocina al mensajero holandés de Fórmula 1 Max Verstappen.

Luego de recibir el bombazo de Ramakers, PAM llamó a Frank Laagland, un abogado de la firma legal VMBS Advocaten, de Eindhoven, para actuar en su nombre. “Desde ese día todo se volvió negro … después de más de veinte años de hacer negocios (con la Isla) ni siquiera dieron una razón”, dijo.

De un contacto posterior con Exact, en Delft, se deduce que a Laagland se le dijo que todo tenía que ver con el nuevo propietario estadounidense KKR, quien, cuando descubrió que Exact estaba haciendo negocios con Cuba, le dijo “cancela todo”. ¿El motivo? La Ley Helms Burton de 1996 que, entre otras cosas, amenaza con procesar las compañías que ganan dinero con activos confiscados después del triunfo la Revolución cubana. No está claro en qué medida eso tiene que ver con Exact.

Consultado por el periódico NRC Handelsblad sobre la disputa con PAM, Exact dijo a través de un correo electrónico que actuaba de conformidad con el derecho internacional y que “aquí, la legislación de sanciones de los Estados Unidos es relevante, debido a la estructura de nuestro nuevo propietario”.

Laagland, según parece, ha presentado medidas provisionales (kort geding) al Tribunal de la Haya, el cual decidirá el martes próximo si se permite o no un juicio sumario contra la acción, bajos los fundamentos de que está en conflicto con la legislación de la Unión Europea (UE).

Las sanciones de los Estados Unidos contra Cuba durante mucho tiempo han sido una piedra en el zapato de las empresas europeas. Cuando, a principios de este año, el presidente Donald Trump resucitó algunas de las cláusulas latentes de la Ley Helms Burton, la coordinadora de Asuntos Externos de la Unión Europea, Federica Mogherini, emitió una respuesta enérgica diciendo que la acción de los Estados Unidos estaba socavando la confianza en la relación transatlántica y amenazó con llevar el asunto a la organización de comercio mundial. La UE también ha emitido una orden antiboicot que prohíbe a las empresas europeas (que incluyen a Exact) actuar de acuerdo con las estipulaciones de la Helms Burton.

“La razón de la cancelación de Exact (del contrato cubano) es contraria a la ley europea”, dijo Laagland en su presentación ante el tribunal. Como una entidad legal registrada en los Países Bajos y en la Unión Europea, Exact tiene prohibido actuar de acuerdo con la legislación de sanciones de los Estados Unidos.

El caso puede estimular a Bruselas a crear una legislación más poderosa para proteger a sus empresas.

—–

*Fundada en 1984 en la Universidad Técnica de la ciudad de Delft, fuera de La Haya, Exact Software reportó una facturación de 209 millones de euros en 2018 y ganancias de casi 57 millones de euros. Opera en 20 países alrededor de todo el mundo y da empleo a más de mil 400 personas. Fue citada en la bolsa de valores de Ámsterdam en un momento dado, pero más tarde fue eliminada de la lista.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Café y la Bandera Cubana, La Habana.  Por Kimberley Bradley (EUA).  Cámera: Samsung 9

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]