“Chica” Ramírez: Necesitamos más presión contra Ortega

La lideresa campesina, Francisca “Chica” Ramírez, denunciará al régimen en los eventos paralelos a la Cumbre de las Américas. Foto/Archivo/ Franklin Villavicencio

Ramírez es una de los 40 nicaragüenses que participarán en los eventos paralelos a la Cumbre de las Américas

Por Confidencial

HAVANA TIMES – La lideresa campesina Francisca “Chica” Ramírez denunciará la intensificación de la represión y demandará mayor presión internacional contra Daniel Ortega para que libere a los presos políticos y retorne la democracia a Nicaragua durante un evento de la sociedad civil que se desarrollará en paralelo a la Cumbre de las Américas que inicia este lunes 6 de junio en Los Ángeles, California.

Ramírez, exiliada en Costa Rica desde 2018, señala que “muchas cosas se han dicho, pero no se han hecho”, en referencia a la urgencia de acciones concretas que dobleguen al régimen Ortega Murillo. “Daniel Ortega sigue empoderado, se siente que no ha tenido mucha presión, entonces, necesitamos que haya muchos mecanismos que hagan presión como es la Nica Act y otros”, expresó. 

Aunque la atención internacional se ha centrado en la asistencia o no de México a la Cumbre, después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador condicionó su participación a que se invite a Cuba, Nicaragua y Venezuela, para Ramírez hay una oportunidad de acercamiento entre sectores de la oposición y la diáspora nicaragüense.

La lideresa compartirá sus puntos de vista sobre la represión que han sufrido, además, los campesinos bajo el yugo de Ortega y el encarcelamiento de sus principales liderazgos.  Poco más de 40 personas de la oposición y la diáspora nicaragüense participan, donde se hablará también de cómo llegó el país a una situación deplorable en términos democráticos.

Ligia Gómez, vocera e investigadora de Urnas Abiertas, estará a cargo de la ponencia “Nicaragua y el exterminio de la democracia”, a través de la que denunciará cómo los canales democráticos en el país han sido extirpados por el régimen. “El fraude electoral de 2021 hizo que se instalara un gobierno de facto que ha profundizado la crisis de derechos humanos y la crisis política”, expresó.

Para Gómez, exfuncionaria del Banco Central de Nicaragua, el llamado a las misiones oficiales que participan en la Cumbre es “construir una estrategia realista que trascienda un tema tan superficial como es una invitación”. Aclaró que por la forma en que está organizada la Cumbre, no se abordan problemas específicos como el caso de Nicaragua, sino temas regionales. El de la gobernabilidad es parte de la agenda del encuentro, pero es muy probable que esté enfocado en superar los retos a nivel de democracia que hay en el continente, señaló. 

“Nuestro llamado es a unir esfuerzos bilaterales, multilaterales, regionales para poder solucionar la crisis”, expresó Gómez.

Incidir en el posicionamiento final de la Cumbre

Amaru Ruiz, representante de la organización Red Local y Punto Focal del Foro Ciudadano de las Américas en Nicaragua, será el responsable de exponer en la cita hemisférica la demolición de la libertad de asociación en el país, evidente en la ilegalización de 452 oenegés de sociedad civil desde 2018 a la fecha.

Explica que el propósito de Punto Focal en la Cumbre no es la incidencia de tipo político, sino en la “parte oficial” del evento, lo que significa que en el documento resultante de la Cumbre se mencionen realidades que afectan a otros países, pero también sean coincidentes con el problema que enfrenta Nicaragua.

Aunque Ruiz sabe que algunos grupos de la sociedad civil tendrán reuniones bilaterales con diversas autoridades de los países, considera que “hay muy poco ambiente para tocar el tema de Nicaragua en la parte oficial”, debido a que el debate generado por la presencia o no de Cuba, Venezuela y Nicaragua genera cierta susceptibilidad en otros países del hemisferio. “Lo que sentimos nosotros es que ese tema está vetado, entonces, para qué vas hacer un esfuerzo, si de entrada, los países no quieren posicionarse de un punto de vista ideológico con ciertos grupos, países”, cuestionó.

No obstante, señaló que uno de los grandes logros de esta Cumbre es la participación de decenas de nicaragüenses por parte de la sociedad civil, lo que no había ocurrido en el pasado. “Eso genera expectativa de la capacidad de influencia que tenga la sociedad nicaragüense tanto a los delegados oficiales como a los Estados”, expresó.

2021: 1520 agresiones contra periodistas

Asimismo, la Red de Defensa Jurídica, integrada por organizaciones de Nicaragua, Costa Rica y Estados Unidos demandaron, a través de una carta, a los delegados que participarán en la Cumbre, que pongan atención en la crisis que vive Nicaragua, en la que se ha convertido el ejercicio de la libertad de prensa en “un crimen”, persiguiendo periodistas y obligándolos a exiliarse. 

La organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) registró 1520 agresiones de diferentes tipos contra periodistas y medios de comunicación independientes en 2021. Por tal razón Nicaragua fue ubicada en la “zona roja” del ranking elaborado por Reporteros Sin Fronteros (RSF). Ocupó el lugar 121. Un retroceso de cuatro puestos con relación al 2020. Las libertades han sido coartadas por leyes represivas que han elevado los niveles de autocensura en un país, que sigue expulsando migrantes en búsqueda de mejores oportunidades de vida.

Lea más desde Nicaragua aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.