CELAC, los retos de la integración

Fernando Ravsberg*

La Habana está lista para recibir a los Jefes de Estado de Latinoamérica y el Caribe, CELAC.
La Habana está lista para recibir a los Jefes de Estado de Latinoamérica y el Caribe, CELAC.

HAVANA TIMES — Los presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se reúnen en La Habana (28-29 de enero) y, paradójicamente, el encuentro coincide con el 50 aniversario del rompimiento masivo de relaciones diplomáticas y económicas de los países de la región con Cuba.

“Es muy simbólico”, nos dice el Doctor en Ciencias Luis Suárez, especialista cubano en temas de Latinoamérica, y explica que “el restablecimiento de las relaciones con todas las naciones de la región y la presencia en esta cita de sus Jefes de Estado demuestra claramente que EE.UU. fracasó en su política de aislarnos”.

Para continuar con los simbolismos, al evento concurrirá como invitado el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. Será la primera visita oficial de un alto funcionario de esa entidad a Cuba después de su expulsión en el año 1962.

“Es la primera vez en 200 años, que los países de Nuestra América fundamos una organización de este nivel sin ser convocados por Estados Unidos o Europa”.

Suárez recuerda que, a pesar de esto, “su país fue el primero de Latinoamérica que incluyó en la Constitución, el objetivo de la integración. Esa vocación viene desde la guerra por la independencia, cuando nos apoyaron ciudadanos de varios países del continente”.

Nos explica la magnitud de la CELAC recordando que “ningún otro organismo en la historia de la región había sumado a tantas naciones” y agrega que “es fruto de la existencia de gobiernos de izquierda que buscan resolver problemas sociales y lograr más autonomía. En otro contexto hubiera sido muy difícil”.

Suárez asegura que “los peores enemigos externos e internos de la CELAC son quienes no quieren que fundemos una organización propia que nos permita llegar al mundo con posiciones concertadas. Y el más cercano es la política panamericanista de los EEUU”.

Las políticas sociales de la CELAC

En este sentido cree que “el futuro de la organización regional dependerá de las concertaciones políticas que se logren para realizar acciones concretas que lleguen al ciudadano común en el terreno social, en sectores como la salud o la educación, por ejemplo.”.

Luis Suarez “ningún otro organismo en la historia de la región había sumado a tantas naciones” como la CELAC
Luis Suarez “ningún otro organismo en la historia de la región había sumado a tantas naciones” como la CELAC

En esas materias y en otras como el enfrentamiento a los desastres naturales, Cuba podría jugar un papel clave. “El país tiene una enorme experiencia en esas áreas y además cuenta con los recursos humanos necesarios para respaldar iniciativas de ese tipo”.

“Incluso tenemos una Escuela de Medicina para latinoamericanos, una Operación Milagro que le devolvió la vista a millones de personas del continente y creamos el método “Yo sí puedo” que enseñó a leer y escribir a más de 3 millones de analfabetos”, detalla Suárez.

La agenda de La Habana entra de lleno en los temas sociales pero habrá que ver a que acuerdos se llega y que gobiernos se suman porque su aplicación no es obligatoria, “por ahora la CELAC es solo un mecanismo de concertación y de cooperación intergubernamental”.

También se pretende declarar a América Latina “Zona de Paz”, un acuerdo que el especialista cubano considera “sumamente importante porque implica que los gobiernos se comprometen a buscar soluciones políticas y negociadas, evitando el uso de la fuerza en la región”.

“El futuro de la organización regional dependerá de las concertaciones políticas que se logren para realizar acciones concretas que lleguen al ciudadano común en el terreno social”

Además, “impediría que otros utilicen nuestros conflictos para dividirnos, como ya lo han hecho muchas veces en el pasado” y deja en suspenso lo que ocurriría, en caso de aprobarse ese acuerdo, con las bases militares extranjeras que existen hoy en América Latina.

Suárez cree que para lograr una mayor efectividad práctica la CELAC debería “integrar instituciones regionales como el Sistema Económico Latinoamericano SELA, la Organización Latinoamericana de Energía, la ALADI, dedicada a la integración, la Organización Panamericana de la Salud o la CEPAL”.

Explica el Doctor que “en el mapa institucional de la cooperación y la integración se ve un enjambre de acuerdos entrecruzados, superpuesto y a veces hasta contrapuestos. El gran aporte de la CELAC es que ahora todos podrían concurrir en un mismo foro”.

Luis Suárez me recuerda que con la constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe “es la primera vez en 200 años, que los países de Nuestra América fundamos una organización de este nivel sin ser convocados por Estados Unidos o Europa”.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.


14 thoughts on “CELAC, los retos de la integración

  • el 1 febrero, 2014 a las 10:57 pm
    Permalink

    Jorgealejandro, si vamos a la necesidad de vergüenza continental, te diría que también hizo falta una buena dosis (además de pantalones bien puestos) cuando en 1962 esta misma región votó de modo casi unánime por la expulsión de una de sus repúblicas del seno de la OEA, haciéndolo además bajo presión en primer lugar del gobierno más poderoso entre ellos, el de EEUU. Sin en lugar de plegarse de modo tan abyecto al entonces Inquisidor Plenipotenciario en Washington hubiesen promovido un proceso de entendimiento con la Cuba aislada, quizás hoy los nuevos políticos de esa misma región no se sentirían de algún modo en deuda histórica con ese anciano ex mandatario. Aquí el asunto no es si Cuba es hoy una dictadura o no, sino que cuando todavía no se podía afirmar que lo fuera, tantos jefes de Estado se sumaron al eventual estrangulamiento de una nación hermana, besando ya no las manos de un hombre, sino los zapatos de un amo virtual, que los trataba como pajes de la corte imperial.

  • el 1 febrero, 2014 a las 5:44 pm
    Permalink

    Verguenza, mucha verguenza es lo que hace falta en la parte de porquería del continente que nos tocó en suerte

  • el 1 febrero, 2014 a las 5:42 pm
    Permalink

    Un circo miserable, fue esa reunión. con harta razón se respeta tan poco en este mundo a las republiquitas bananeras de nuesrtro continente. Mujica fue entrevistado por Cala ;y reconoce, sin empacho, en la entrevista que en Cuba hay una dictadura. Entonces ¿Qué rayos pintaba haciéndole la corte a los castro él también? Es un doble rasero que dan ganas de vomitar. Dan verguenza. eso, sin contar lo de las dos atorrantes de Brasil y Argentina.

  • el 28 enero, 2014 a las 9:24 pm
    Permalink

    Miranda:

    ¿Recuerdas a Chan Li Po? Paciencia, mucha paciencia…pero sin dejar de empujar el carro…

  • el 28 enero, 2014 a las 9:10 pm
    Permalink

    Jajaja…no hay problema, que griten…Esta acusación es una muestra más de cuánto nos cuesta a los cubanos en general desprendernos del esquema bipolar. Cuando te lanzas en un sentido, eres agente de la CIA o colaborador de la SINA en La Habana; si lo haces en el opuesto, perteneces a la brigada de trolles de la UCI, o el G-2 te está controlando a cambio de una jabita. Por suerte este sitio está demostrando que el mundo, y en particular el bicho humano, tienen muchas más opciones.

  • el 28 enero, 2014 a las 5:50 pm
    Permalink

    Cuando se ha visto que a las dictaduras se les de el beneficio de la duda?, que queda por hacer para que Cuba se sume a los cambios?, ni pidiendole la cabeza ni abriendosele de patas, ni con las palabras mas sutiles de un papa de que Cuba se abra al mundo, ni con jefes amigos de castro pidiendole en privado que flexibilizara su tirania, ni aunque baje Dios y le diga , no importa como se les suplique lo de ellos es seguir siendo los dueños del pais.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *