Caerán rayos y centellas sobre los cuentapropistas cubanos

“Y la fe permanente en la victoria.” (Raúl Castro, 14 de julio de 2017)      

Por Vicente Morín Aguado

HAVANA TIMES – Raúl Castro dedicó el núcleo de su último discurso — a la Asamblea Nacional del Poder Popular— al trabajo por cuenta propia (TCP) del cual es considerado en Cuba un impulsor, pero, dicen los pescadores, hay quien pesca y luego le coge miedo a los ojos de los pescados.

De entrada, tras la parrafada previa al ataque, dice el gobernante: “Se han puesto de manifiesto desviaciones de la política definida en esta materia y violaciones de las regulaciones legales vigentes, como la utilización de materias primas y equipos de procedencia ilícita, sub-declaración de ingresos para evadir las obligaciones tributarias e insuficiencias en el control estatal a todos los niveles.”

Evadir el fisco no es novedad en este mundo, se convierte en noticia cuando se trata de personalidades, digamos Al Capone en el Chicago de los “30” y ahora Cristiano Ronaldo. De lo “ilícito”, tratándose de materias primas y equipos, aunque se conoce el trasfondo del asunto, el propio gobernante ofrece la pista al decir:

“Existen informaciones de casos donde una misma persona tiene ya dos, tres, cuatro y hasta cinco restaurantes. No en una provincia, sino en varias, una persona que ha viajado más de 30 veces a diferentes países. ¿De dónde sacó el dinero?”

La misma pregunta valdría para el sobrino Tony veraneando en Bodrum, pero no debemos apartarnos del hilo conductor de nuestro comentario.

Es evidente que un proceso profundo de reformas en la economía exige la reformulación del cuerpo legal correspondiente, lo cual nunca ha sucedido en Cuba, porque significaría aceptar el fin del engendro socialista vigente. De ahí que se considere ilegal administrar varios restaurantes, muestra de prosperidad económica en cualquier otro país. Lo mismo se interpreta para un empresario exitoso que viaja repetidamente al exterior en busca de esos artículos que inexplicablemente se consideran fuera de la ley.

La concepción castrista del TCP se limita a soltarle presión a la olla sin modificar el contenido, es decir, al estilo lampedusiano, cambiar algunas cosas para que finalmente nada esencial sea modificado. Basta con interpretar la pregunta que en este último discurso Raúl se hace a sí mismo: ¿Qué hace un estado, máxime socialista, administrando una barbería de un sillón, de dos o tres sillones…?

La pequeñez será permitida, pero parece ser una afrenta total al socialismo a la cubana que cuentapropistas o cooperativistas emprendedores logren hacer funcionar económicamente una cadena de barberías, ni siquiera crear un centro de belleza cuyos servicios superen con creces  la ineficiencia acumulada durante el último medio siglo en el país.

Hay cierta lógica en la concepción del mandatario cubano, es lo mismo que colocar una copa   con agua cristalina al lado de un vaso de burdo vidrio con agua turbia.

Al menos, en lo formal, Raúl Castro se hace responsable principal de las negativas consecuencias, según su parecer, de estas pálidas reformas. Tal vez a sus 86 años no está para atreverse a ser un Deng Xiaoping, por eso vuelve y se pregunta: “¿De quiénes son esos errores?—cooperativas, pequeñas empresas privadas, TCP—De nosotros principalmente.”

La confesión, reiterada, es una alerta, en la palabrería formal el cuentapropismo seguirá existiendo, la cotidianeidad es otra cosa,  las cooperativas de gestión no estatal y otras pequeñas empresas fuera del control directo gubernamental, enfrentarán un ataque “legal” masivo, a partir de la interpretación particular, intencionada, del entramado legal llamado socialista, creado cuando el TCP no existía en Cuba.

Un ejemplo elocuente: el Estado se abroga el derecho a ejercer un monopolio absoluto sobre el comercio exterior, lo cual choca abiertamente con el progreso del mercado interno de artículos de consumo—ropa, zapatos, electrodomésticos y demás—donde la pequeña empresa privada ha demostrado ser mucho más eficiente que las tiendas recaudadoras de divisas.  La lógica comunista al estilo Castro exige, simplemente, liquidar ese mercado insurgente.

Si se desea más de lo mismo, vale recordar la negativa a permitir cualquier tipo de financiación directa desde el exterior hacia las cooperativas y/o pequeñas empresas privadas, iniciativa que choca con otro inveterado monopolio estatal cubano, el sistema bancario, también reiteradamente incapaz.

Nada, pues, debe esperarse de esta élite gobernante envejecida en el poder. Jamás el liderazgo histórico de la revolución fidelista ha hecho un balance de sus errores, muchos y millonarios en términos económicos, además de catastróficos para el entramado social de un país carente de, al menos, una estructura económica funcional.

Nos queda la humilde confesión del actual gobernante, pálida, porque nada define además de generalidades: “Errores son errores, y son errores nuestros, y si vamos a medir por la jerarquía entre nosotros, son errores míos en primer lugar…”

¡A correr que hay sopa!

Si de tal forma se expresa sinceramente el omnipotente Jefe de Estado Socialista,  a los trabajadores por cuente propia les espera una ofensiva de aduaneros, inspectores, policías y demás agentes de la autoridad que resulta de legislaciones que ni siquiera uno de los 614 “diputados” de la Asamblea que escuchó a Raúl se atreve a cuestionar.

Habrá un segundo comentario relacionado con las “trumpadas”, nada ajenas a esta realidad que vivimos.  Nos queda el aliento del general-presidente “Y la fe permanente en la victoria.

Vicente Morín Aguado: [email protected]

 



10 comentarios sobre “Caerán rayos y centellas sobre los cuentapropistas cubanos

  • Muy acertado, Vicente. Evidente contradicción en procurar al menos en teoría que fructifique un sector “cuentapropista” cerrándoles el acceso a las importaciones., por sólo mencionar una de las piedras en el camino…¡De truco!.

    Respuesta
  • Esto era una jugada cantada hace rato ¿Se imaginó seriamente alguien que la dictadura iba a permitir prosperar libremente al pueblo? ¿Para qué, para que llegue un momento en que no dependa de ella? Yo me maravillo de los cantidad de gente seria que- una vez más- se creyó el cuento.

    “Errores son errores, y son errores nuestros, y si vamos a medir por la jerarquía entre nosotros, son errores míos en primer lugar…”

    ¿Ah, sí? Pero errores como los que se han cometido en Cuba acarrean consecuencias que tienen que afrontar el que los comete. ¿Quién de todos ellos ha pagado por los errores? Que se dejen de cuentos

    Y todavía tienen la desfachatez de querer gobernar eternamente, y la impudicia de autonombrarse “la vanguardia”. En todo caso la vanguardia de la corrupción, la ineptitud, la mentira y la falta de verguenza.

    Respuesta
  • Reconozco u buen Articulo, extraño en este medio dado a cuestionar sin medida al Gobierno y a los Dirigentes cubanos, vocero oficioso de la oposición contrarrevolucionaria asalariada y para colmo mal pagada, dado la infamia del trabajo que realizan al servicio de una potencia extrajera y en traición a su patria, aunque este periódico digital cuyo editor es precisamente un gringo Imperial, no traiciona a nadie, pero en este caso lo publicado por Vicente Morin es objetivo y yo diría hasta moderado, porque errores como ese y avisado debía costar el cargo al máximo responsable, y señor periodista, que aunque lento pero constante cuando no hay conocimiento del terreno que se pisa y no se escucha temprano las opiniones del pueblo de a pie que son los mas afectados con las ilegalidades de esos Empresarios Mercachifles que compran todas las maltas nacionales en comercios Estatales a 15 CUP, y las venden de una mano a otra en 20 CUP, lo cual altera en muchos artículos que van a sus antes Paladares de pocas mesas hoy a grandes Restaurantes con menú lleno de “delicadeces el poder adquisitivo de la población, mientras al amparo del discurso de Obama y el comportamiento senil de nuestro General Presidente, el enriquecimiento ilegal de muchos ponía ya en peligro la irreversibilidad de nuestra revolución y el Socialismo, hay que aclarar que ese era un mal conocido pero la gravedad de mismo se hace alerta después de las declaraciones de Trump sobre su política en las relaciones con Cuba, porque ni puedo pensar que se deba a su preocupación por el grado de desigualdad duplicado en Cuba durante su mandato, los males del pueblo no es u motivación sino el fracaso de su política económica con poca o ninguna participación directa del pueblo que hace años clama por la forma que políticas de oferta y demanda los estaban llevando a latos indices de pobreza.

    Respuesta
    • Demetrio Peralta es la misma persona que Jorge Alfonso escribiendo comentarios desde Managua, o usa la misma computadora o escribe desde la misma casa o oficina, que no es prohibido. Habíamos pedido por correo a Jorge: si desea seguir publicando comentarios en Havana Times tendrá que hacer tres cosas. 1) Deja de insultar y calumniar, 2) dejar de mentir sobre otros en lo que no conoce, y 3) dejar de amenazar a otros incluyendo a mí. Si puede mantener apegado al tema de un post, bienvenido. Si sale de eso, no espera ver su comentario aprobado. Entonces, Demetrio ya queda avisado de la misma manera.

      Respuesta
    • Francamente, me he tenido que reír de buena gana con este personajillo con ínfulas de Rocambole de izquierda. Me he reído de sus pifias en la redacción, y más aún de la poca solidez del guión que le han encargado repetir.

      Ven acá, Demetrio, Alfonso, o como rayos te llames ¿De verdad tienes caras de hablar de los precios en el mercado negro cuando la dictadura que tú defiendes vende productos de primera necesidad en CUC con unos precios inflados 200, 300 y hasta 400% respecto al precio real de los mismos? Justifícame eso, a ver. ¿De qué revolución y de qué socialismo tú me hablas cundo ambos están revertidos en Cuba desde que el del seboruco se tomó la facultad de convertir hasta sus perretas en decisiones de estado, y nadie fue capaz de salirle al paso? Habla cosas serias para, por lo menos tomarlas en serio , aunque discrepemos. Pero la joya de la corona es ese disparate de que la desigualdad en Cuba se ha duplicado desde que el presidente Trump tomó el poder. ¿Qué es lo que tu tienes en la cabeza? ¡Y te atreves a ofender a gente que escribe aquí, y al director del blog cuando, por la muestra, tu nivel intelectual no sobrepasa ni la suela de sus zapatos? Consejo sano: Edúcate, o cambia de libretista, que el que tienes debe ser tu peor enemigo y más gusano que yo.

      Respuesta
  • Así es Vicente. El estatalismo-asalariado (capitalismo estatal) no resiste la competencia del capitalismo privado ni el cooperativismo. Se ven obligados a pararlos, porque se quedan sin trabajadores que explotar. En Cuba se esta demostrando como en ninguna otra parte del mundo las ventajas generales del trabajo libre sobre el trabajo esclavo. Hace mucho tiempo me convencí de la oposición castrista al trabajo libre que caracterizaría al socialismo. Eso esta pasando también en el mundo capitalista en general. El trabajo libre privado y el asociado van creciendo con el desarrollo de las nuevas tecnologías, no solo cooperativas, son muchas las formas asociativas. Por esa razón hace tiempo un grupo de socialistas democraticos pusimos en primer plano la lucha por la democratizción de la sociedad.Mientras no tengamos un sistema democratico de gobierno y economía, con libertad de mercado, las relaciones verdaderamente socialistas de producción estarán estancadas y ni siquiera tenemos posibilidades de defender publicamente el socialismo.

    Respuesta
  • por que un capitalista puede invertir en Cuba amparado por la ley cubana de inversion extranjera y un cubano no puede invertir en la economia interna de su propio pais..??? por que una empresa extranjera privada puede administrar un hotel o un aeropuerto en Cuba y no puede haber una empresa cubana privada con el mismo derecho..??? por que un capitalista extranjero puede importar materias primas y productos a Cuba amparados bajo leyes de importacion para extranjeros y esas mismas leyes y derechos no los tiene un cubano de cuba..????

    el gobierno cubano simple y llanamente no quiere darle participacion a los nacionals cubanos en la economia cubana y prefieren vender el pais al capital extranjero. Ningun inversionista capitalista va a cuba a disfrutar de las bondades del socialismo proletario cubano, ninguno va a solicitar libreta de racionamiento ni a viajar en transporte publico.. van a vivir como capitalistas en Cuba pero el pueblo no puede disfrutar de esa Cuba para capitalistas.. el socialismo se le reserva al pueblo con todos los sacrificios y carencias que implica…

    Respuesta
  • Es que el gobierno sea el presidente a algún ministro cada vez que abren la boca es para dar peores noticias y demostrar la total incompetencia del gobierno y su estructura económica política cultural y civil.
    Una incompetencia galopante que nos tiene en el abismo.

    Respuesta
  • …dejemonos de cuentos que tambien hay muchos negocios particulares y cuentapropistas que surgieron y se mantienen sobre la ilegalidad y la especulacion con productos y materiales que se roban o se desvian de instituciones,hospitales,escuelas o fabricas y talleres del estado…sobre esos delincuentes ,los que los roban y desvian y los que los compran y revenden para mantener sus negocios ,si deberian caer rayos y centellas….

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Dagmar y Jesús, La Habana, Cuba.  Por Tim Cholowski (Canadá).  Cámera: Canon SX-20

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]