Buscando un norte en el mar tormentoso del mercado alimentario cubano (1)

“¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado”. (Tomado de El Gatopardo, 1957)

Vicente Morín Aguado

MPE-2
Mercado Paralelo Estatal (MPE)

HAVANA TIMES — El mercado alimentario cubano mantiene sus estadísticas en flecha ascendente. No se vislumbra la posibilidad de la ansiada rebaja de los precios luego de seis años de iniciada la llamada “actualización” en la agricultura, cuando el Presidente Raúl Castro asumió su cargo.

Entender el rompecabezas creado durante medio siglo de improvisaciones, exige paciencia, es obligado reseñar los seis segmentos básicos que forman un auténtico Frankestein económico:

  • Mercado Racionado Estatal (MRE): Cuota básica de alimentos a bajos precios en moneda nacional, residuo de la política igualitaria implantada décadas atrás. La proyección oficial es liquidarlo paulatinamente.
  • Mercado Paralelo Estatal (MPE): Puede considerarse un desgajamiento del anterior MRE, que representó décadas atrás la mayoría de las compras diarias de la población. Los productos eliminados del MRE se venden en este segmento, liberados, considerando el precio medio de su comercialización informal. EJ: Si la azúcar normada se revende en la calle a 6 pesos la libra, entonces es razonable fijarle 5 pesos en este mercado.
  • Mercado de las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD): Sus precios se conforman considerando la media internacional de los países altamente desarrollados, emisores de turistas y recepcionistas de nuestra masiva emigración.
  • Mercado Agropecuario Estatal (MAE): Los suministros vienen de empresas gubernamentales o de las cooperativas. Los productos están sujetos a topes de precios ligeramente inferiores a los del siguiente segmento.
  • Mercado de Oferta y Demanda (MOD): Con precios variables, sujetos a la relación oferta-demanda. Aunque en menor grado, el estado ejerce control sobre el MOD, por ejemplo, no pueden vender harina de trigo, papas, arroz, pescado, pollo, carne de res y tampoco animales vivos.
  • Mercado Negro Informal (MNI): Su presencia es incalculable, típica de una economía monopolista estatal. Abarca preferiblemente las prohibiciones, junto a los productos escasos en los otros segmentos. La referencia de sus precios está en las TRD.

Veamos un panorama de estos mercados al cierre de octubre:

MRE: Escasas ofertas normadas a precios fijos relativamente muy bajos.

MPE: Precios fijos determinados por el estado. Señalamos algunos como información para los lectores fuera de Cuba:  Huevos: – 1,10/ U. – Harina de maíz seco: 2,20/ lbs. – Harina de trigo: 5. – Sal: 5. – Azúcar refino: 8. – Arroz importado: 5. – Chícharos amarillos enteros: 3,50. – Jamón pierna con hueso, grasa y pellejo: 30. – Cerdo, pierna con hueso, grasa y pellejo: 21. – Ruedas de pescado de agua dulce: 26/ kg. – Sardina de Ley: 6/ kg.

TRD: Precios estables por largo tiempo, aunque algunas modificaciones significaron alzas:  Aceite de soya: De 53,75 a 60/ L. – Leche en Polvo: De 143,75 a 165/ Kg. – Muslos de Pollo: De 53,75 a 60/ Kg. – Picadillo de res de segunda: 63,75/ 500 Gramos. – Quesos cubanos varias marcas: 123,75/ Kg. – Filete de merluza: 200/ kg. – Cañada de res fileteada: 213,75/ kg.

MAE: Frijol negro: – 14/ lbs. – Frijol colorado: 16/ lbs. – Garbanzos pequeños: 20/ lbs.- Aguacate: 6 a 8/ U. – Piña: 10/U.- Guayaba: 5/lbs. – Yuca: 2,50/ lbs. – Plátano burro: 1,50/ lbs. – Maíz seco (mazorca): 2/U.

MOD: Los precios mostrados son registros históricos:  Frijoles colorados: 18/ lbs.- Frijoles negros: 15. – Garbanzos: 30. – Maní en grano: 13.- Judías blancas: 18. – Guayaba: 4 – Harina de maíz fresca: 7. – Aguacate: 8 a 10/ U. – Plátano fruta (menos de 300 gramos c/u): 1/U. – Cerdo deshuesado (Bistec): 40-45/ lbs. – Jamón deshuesado: 50. – Cordero deshuesado: 40.

MNI: Donde puede comprarse cualquier cosa. Señalo algunos casos significativos:  Café, bolsita de 115 gramos: 4/U en el mercado racionado, entre 10-15/U. – Leche en polvo entera, bolsa de 1 Kg, vendida por el estado a niños de hasta siete años o dietas médicas, a 2,50 CUP/U: 100/U. – Aceite de soya, la ración estatal es de 230 gramos/ persona a 20 centavos CUP: 50/ L. – Picadillo de res para niños: 70 centavos la libra normada: 30/lbs. – Carne de res: 75/ lbs. – Queso blanco fresco: 30/ lbs.

MOD-Carne
Mercado de Oferta y Demanda (MOD) – Carniceria

Otros datos imprescindibles para comprender nuestro mercado alimentario:

De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas el salario medio cerró el 2013 en 471 pesos. Hace dos décadas la cifra era aproximadamente la mitad. Todavía el mínimo de un jubilado se fija en 200.

Las remesas desde el exterior constituyen otro factor insoslayable en cualquier análisis. Mas que un millón de cubanos viven en los EE.UU., y decenas de miles en otros países de Europa. Solamente desde el vecino norteño, Habana Consulting Group, entidad independiente radicada en Miami, calculó el pasado año 3500 millones de dólares directos hacia Cuba.

Durante un reciente seminario auspiciado por el Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC), un profesor que pidió no ser identificado dijo a la agencia Reuters: “Creo que la mayoría de los cubanos se están dando cuenta de que es mucho lo que se necesita que suceda, y están cada vez más frustrados por la falta de acción visible y decisiones negativas.”

El panorama es complejo, nos resta buscar un norte en este mar tormentoso, tratando de explicar por qué no bajarán los precios de los alimentos en nuestro país.

Continuará…

Vicente Morín Aguado.     [email protected]

 


16 thoughts on “Buscando un norte en el mar tormentoso del mercado alimentario cubano (1)

  • el 12 noviembre, 2014 a las 5:08 pm
    Permalink

    Estimada Miranda: Tiene usted toda la razón.

  • el 12 noviembre, 2014 a las 5:05 pm
    Permalink

    Pero ¿Cómo se pueden alzar los salarios de los trabajadores si en Cuba no se produce casi nada? Incluso los insumos de los hoteles, empezando por frutas y verduras, tienen que ser importados.
    Lo primero es lo primero: quitar a los dictadores del poder y llamar a elecciones democráticas, liberalizar la economía y con los impuestos que se hagan pagar, ayudar a los más necesitados.

  • el 12 noviembre, 2014 a las 3:45 pm
    Permalink

    Bobo:

    Realmente, no he visto los datos del momento actual, pero hace poco que estaban a la baja los alimentos, incluso alguien lo comento aquí.

  • el 12 noviembre, 2014 a las 11:29 am
    Permalink

    Buen análisis que confirma que es mentira que el principal problema es la productividad, sino la brutal explotación y estafa a que esta sometido el trabajador cubano y sin derecho a la protesta. El socialismo real en su máxima expresión.

  • el 12 noviembre, 2014 a las 11:20 am
    Permalink

    Jorge ten en cuenta los elevados costos de producir comida en Cuba por el atraso tecnológico y los precios de combustibles e insumos. No creo que se puedan bajar mas los precios de los alimentos porque en el mundo están a la alza.

    Insisto en que el problema esta en los paupérrimos salarios como bien demuestras con tu ejemplo. Alguien podrá decir porque vives en USA, pero yo en Ecuador ganaba en un día mas que todo un mes en Cuba haciendo el mismo trabajo y es un país del 3er mundo.

  • el 12 noviembre, 2014 a las 10:34 am
    Permalink

    Estimado Vicente:
    Como puede afirmar:
    “Mercado de las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD): Sus precios se conforman considerando la media internacional de los países altamente desarrollados, emisores de turistas y recepcionistas de nuestra masiva emigración” ?????
    O no entendí nada de lo que dice este párrafo, o usted ignora cual es la media internacional de los paises altamente desarrollados y además, omite, porque de todo el pueblo es sabido, que la formacion de precios en las TRD, por indicación del gobierno central es calcular el precio de venta a la poblacion en el rango del 240 al 300 % del costo de importación.
    Le pongo un ejemplo: El aceite de girasol (no ya el de soya, que es mucho más barato en el mercado mundial) en España, en el mercado minorista cuesta 85 centimos de Euro el litro. Aqui el de soya, cuesta 2.40 CUC el mismo litro. Si tomamos en cuenta que el precio minorista es mucho más alto que el mayorista, a qué porciento del precio de costo sube el precio de venta que es ESPECULACION oficial de un producto de primerisima necesidad del pueblo cubano, arrancándoselo a la población que recibe como sueldo promedio 470 pesos MN equivalente a menos de 20 CUC (quitar el eufemismo de la salud, la educación, los viales, subsidio de electricidad, etc, etc. etc., etc. en una larga pregunta de quién subsidia a quién?)
    No le parece?

  • el 12 noviembre, 2014 a las 9:56 am
    Permalink

    No, H.Carles se mantiene MIA (missing in action) en estas cuestiones, saldría con el mismo argumento de Don EDUARDO: que por lo menos no tienen las pandillas que tienen Méjico, Centro America y el resto del mundo, o una barrabasada como la del Gran economista Nayeri, que a los cubanos solo les faltan “algunos elementos esenciales” para poder vivir, o la otra enajenada que dentro de su horizontalidad-alemana no menciona que este sea uno de los montones de fallos que tienen que cambiar, que los cubanos ya tienen cinco generaciones pasando hambre. Ninguno de estos vive bien condenan la única dictadura que ha puesto a Cuba a pasar el hambre que están pasando.

    Gracias Vicente, certera reseña del panorama actual.

  • el 12 noviembre, 2014 a las 8:50 am
    Permalink

    Hace raaaaaaato que no oigo hablar del concepto de a tiempo de trabajo socialmente necesario que tanto nos machacaron en las clases de marxismo y que me parece tan útil para demostrar la basura que es el socialismo en teoría y en práctica.

    En la teoría dicen que el valor de las cosas viene dado por el tiempo de trabajo socialmente necesario para producirlas. Así que un Iphone hecho en dos minutos en China debería valer unos cinco dólares.

    En la práctica el tiempo de trabajo socialmente necesario para comprar un bien nos da la medida de lo preciado de este bien o de lo poco valorado del trabajo. Así funciona el índice Big Mac. Y así me gusta comparar los precios de las cosas. ¿Cuanto tiempo de trabajo es socialmente necesario para adquirir una libra de carne de puerco con hueso y manteca en Cuba?

    Salario Medio:471 pesos
    Salario medio por hora: 2.12 pesos (esto se saca de 27.7 días laborables promedio y 8 horas de jornada laboral)
    Precio del puerco: 21 pesos
    Tiempo de trabajo socialmente necesario para adquirir el puerco: 9.9 horas

    O sea, más de una jornada laboral de ocho horas es lo socialmente necesario para adquirir la libra de puerco con hueso y pellejo.

  • el 11 noviembre, 2014 a las 11:31 pm
    Permalink

    bobo:

    Con todo respeto, pero la cañada de res está más cara que en Miami. Súmale a eso en que yo compro con la moneda en que me pagan; no con una que vale 25 veces menos; y que gano en un día, lo que un profesional cubano en varios meses. (Y mi salarioo no es nada como para asombrarse).

  • el 11 noviembre, 2014 a las 8:38 pm
    Permalink

    Estimado Eduardo Fernández:

    El señor, perdón, compañero H Carles es uno de tantos izquierdosos de barriga llena corazón contento, uno entre otros que defienden el sistema cubano desde una mesa bien servida, viajecitos y demás comodidades. Por qué no se va a Cuba y vive como cualquier trabajador humilde, con el salario cubano? Por qué no se alimenta H con la misma comida de la inmensa mayoría del pueblo cubano: chícharos sazonados con pastillitas de esas de sabor, croquetas de harina , ah! y de vez en cuando un muslito de pollo? Los precios de los alimentos, ropas y demás bienes en Cuba son abusivos, el estado abusa con sus precios y propicia y se hace “el chivo loco” con la especulación de los particulares en sus productos del agro.

  • el 11 noviembre, 2014 a las 7:59 pm
    Permalink

    Y donde está H Carles? No piensa refutar este texto?

  • el 11 noviembre, 2014 a las 7:18 pm
    Permalink

    Buen análisis Vicente con datos frescos. Si se agregan los precios del aseo personal, la ropa y el calzado se puede tener una mejor idea de los salarios de esclavos de la economía cubana. Ese es el problema central de la pobreza generalizada en Cuba y no los precios de los alimentos que estan mas o menos como en la región, incluso algunos están mas bajos.

    Exigir salarios dignos teniendo en cuenta la canasta básica vital, puede ser una bandera de lucha de todos los grupos de oposición. Sin dudas tendrian el apoyo de la mayoría del pueblo porque es una necesidad sentida. Si las familias no tienen ni para comer, en lo ultimo que piensan es en derechos humanos y politicos.

    Espero la segunda parte Vicente, es un excelente tema.

  • el 11 noviembre, 2014 a las 4:41 pm
    Permalink

    nadie puede respetar a un pueblo que no se hace respetar,pues el sr. carles,como tantos otros en miami,madrid,barcelona,lo menos que podian hacer es unanimemente,condenar a la dictadura comunista y a su desastre creado(incluyendolos a ellos mismos) y uno ve a estos seres,victimas del sitema,que se pliegan por poder ir a cuba,por llevar la contraria,etc que hablan estas sandeces y por otro lado,el pueblo amordazado tampoco puede hacerce oir,pues que piensan estos senores que se pasan la vida encerrados en su mundo,tratando de hacerce los intelectualisimos ?????No hablo de los malos,de los que son malos,pues aunque la maldad existe,es muy dificil de demostrarselo a personas normales.Pedir que los cubanos se comporten con dignidad ante el mounstruo,quizas sea mucho,sobre todo en Cuba,pero pedir decencia a los que estamos fuera,es lo minimo.

  • el 11 noviembre, 2014 a las 1:30 pm
    Permalink

    Vicente muy bueno tu análisis pero ¿qué te voy a comentar?
    Todos sabemos las medidas que se deben tomar para cambiar radicalmente la situación y en cada renglón de la sociedad. Le élite gubernamental se niega a escuchar ni a sus profesionales ni a su población. Así estamos hoy. Con un bloqueo interno que dura décadas y con un gobierno dándole la espalda a todas las soluciones posibles.
    Esa es la trágica situación.

  • el 11 noviembre, 2014 a las 12:57 pm
    Permalink

    Y todavía Humberto Herrera Carles, desde México, se llena la boca para decir que un salario medio de 77 centavos de dólar, que es el salario medio en Cuba, es “uno de loos más altos de Latinoamérica”; y todavía otros vienen a cantar la milonga de que en Cuba las necesidades básicas están “garantizadas”. Ya quisiera ver al ilustre profesor de California tratar de vivir con un sueldo de Cuba y estos precios. Es una burla al pueblo de Cuba. No se respeta a los cubanos, señores; por algo la gente está dispuesta a largarse hasta en un tibor. Y todo para que la camarilla viva como olos millonarios y preparen a los hijitos para que les sucedan en el trono.

    Ya lo dijo alguien mucho mejor que yo: “…hemos acabado ganando una sola carta: la de la MENDICIDAD. Solo que también la elite verde olivo posa de pordiosera, con las “soberanas” manos palmas arriba, solicitando la limosna del capital extranjero. La realidad ha acabado imponiéndose al discurso: NUNCA ANTES FUIMOS MAS DEPENDIENTES”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *