Barquito de papel… (otra prohibición para cubanos)

Fernando Ravsberg*

Aun teniendo pasaporte y visa los cubanos no puede abordar un crucero. Foto: Raquel Pérez
Aun teniendo pasaporte y visa los cubanos no puede abordar un crucero. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — Hace pocos días fui a la península de Guanacabibes, en el extreme occidental del país, una reserva natural casi virgen, donde se pueden contemplar iguanas, venados, cocodrilos y todo tipo de aves, además de poseer unos fondos marinos maravillosos.

Todo transcurrió muy bien hasta que quisimos participar de una excursión de submarinismo. Nos negaron el acceso porque en el grupo había cubanos y no están autorizados a subir al yate. El guía nos dijo que es una orientación de la Capitanía Naval.

De vuelta en La Habana quise saber si el parlamento había aprobado alguna legislación que impidiera a los cubanos viajar en barcos. Muy amablemente el jurídico de la Asamblea nos informó que no existe ninguna ley que prohíba navegar a los nacionales.

Claro que tampoco existía una ley que impidiera a los cubanos hospedarse en hoteles turísticos y sin embargo pasaron casi dos décadas mirando desde fuera como los extranjeros disfrutaban de las instalaciones que a ellos les estaban vedadas.

Pero ahora se supone que todo ha cambiado, casi medio millón de cubanos residentes en la isla veranean en esos mismos hoteles y una nueva ley de migración permite la salida libre de los ciudadanos…salvo que lo quieran hacer por barco.

Los cubanos tienen prohibida incluso las excursiones cercanas a las costas. Foto: Raquel Pérez
Los cubanos tienen prohibida incluso las excursiones cercanas a las costas. Foto: Raquel Pérez

En Cubatur nos dijeron que “a los cubanos –vivan donde vivan- no se les puede vender un paquete que incluya catamarán o yate”. En la agencia Gaviota nos repitieron que para poder ofrecernos una excursión marítima debíamos traer un permiso de Capitanía.

Finalmente llamamos al Departamento Nacional de Capitanía, donde nos confirmaron que los cubanos no están autorizados a navegar, la única excepción son aquellos que estén casados con ciudadanos de otros países, los cuales deben solicitar un permiso.

Para lograr esta autorización es necesaria una carta del conyugue extranjero porque no se acepta que sea el cubano quien lo solicite. La misiva debe detallar motivo del viaje, itinerario, lugar de embarque, días de navegación y el nombre de la embarcación.

Es obligatorio presentar además un original del certificado de matrimonio y fotocopias de los documentos personales de ambos. Todo esto dirigido a una comisión presidida por un Coronel, quienes, en un plazo de 5 días, deciden si se otorga o no el permiso.

Pero incluso aquellos ciudadanos que estén casados con extranjeros y tengan la suerte de que la comisión no vea nada sospechoso, solo podrán navegar dentro de las aguas cubanas, tampoco a ellos se les autoriza a abordar un crucero para visitar otro país.

Todas las visitas a los cayos que necesiten navegar están vedadas par los cubanos. Foto: Raquel Pérez
Todas las visitas a los cayos que necesiten navegar están vedadas par los cubanos. Foto: Raquel Pérez

Pienso que a lo mejor tratan de evitar la emigración ilegal pero lo cierto es que aunque un cubano tenga pasaporte vigente, pasaje y visa no podrá abandonar el país en una embarcación. De alguna forma el espíritu de la nueva ley de migración se diluye en el mar.

En Capitanía nos aseguran que “este punto no se tocó en el cambio de la ley de migración y de entrada a los hoteles, por lo tanto permanece vigente”. Nos explican además que esa comisión es quien tiene la última palabra y no hay a quien apelar.

Ninguna de las personas con las que hablamos en hoteles, agencias de viaje, marinas, el parlamento o la Capitanía del Puerto me sabe explicar el porqué de la prohibición, se limitan a repetir que “así está establecido” pero desconocen quién lo estableció.

Así que la única forma es acudir a la autoridad de puertos con todos los papeles que atestiguan que  él o ella están casados con ciudadanos de otras naciones y solo entonces cabe la posibilidad de que se le abran a los cubanos los mares y sus cayos adyacentes.

Pero si usted y su pareja son del patio y se le ocurre ir de vacaciones a Cayo Largo no podrá conocer la isla de las iguanas ni las demás excursiones marítimas que se ofrecen a los turistas de otros lares porque no le permitirán abordar el catamarán.

Y si quiere conocer Cayo Levisa, en la costa norte de Pinar del Río, tendrá que esperar a que se construya un terraplén para llegar por tierra porque por ahora se da la paradoja de que le autorizan a hospedarse en el hotel pero no le permiten navegar hasta él.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.  


24 thoughts on “Barquito de papel… (otra prohibición para cubanos)

  • el 12 agosto, 2013 a las 10:14 pm
    Permalink

    Es la respuesta mas estupida y a la vez conformista que he escuchado

  • el 3 abril, 2013 a las 4:38 am
    Permalink

    Eugenio,

    ya no es posible ir a Cayo Levisa. Lee mi comentario respuesta a Eduardo

  • el 3 abril, 2013 a las 4:36 am
    Permalink

    Eduardo:

    La medida no tiene nada que ver con el robo de embarcaciones, pues abarca además a los cubanos residentes en el extranjero de visita en Cuba. He ido recientemente de visita con mi esposa alemana y mis hijos. Ellos por haber nacido en Alemania podrían ir a Cayo Levisa, pero a mi no me dejarían abordar el yate que cubre la distancia hasta el cayo. Para mí, con pasaporte alemán me es más barato tomar un avión en Berlín y aterrizar en Miami (800 euros) que secuestrar una lancha para entrar ilegalmente en USA. Peor aún, un cubano que viva en Miami llegado en avión desde la Florida, tampoco puede comprar un ticket en una lancha.
    No tiene ni pies ni cabeza porque no es una medida para evitar robo de lanchas. Es simplemente desprecio a los cubanos por ser cubanos.

  • el 1 abril, 2013 a las 1:13 pm
    Permalink

    increible. a veces pienso que tipos como el tal eduardo, son parte de esta humanidad, y siento pena ajena. con respecto al viaje en embarcaciones, es evidente que forma parte del panico que se le tiene al escandalo migratorio asociado a la tipica desesperacion. esas medidas fueron creadas, discutidas y aprobadas por el mismo tipo de alcornoque que impera ahora en Venezuela. el modelo del hombre nuevo latinoamericano sacudirian a los proceres de sus tumbas.

  • el 31 marzo, 2013 a las 5:31 pm
    Permalink

    Fernando buen articulo aunque eso de que los cubanos podemos viajar libremente tampoco es una total verdad porque siguen decidiendo a su antojo con el pasaporte. Eduardo te leo y no lo creo. Me pregunto porque no vives en Cuba?

  • el 30 marzo, 2013 a las 8:09 pm
    Permalink

    Asi recuerdo q una vez 80 jovenes de la ujc fuimos a subir el turkino y para poedr subir todos hubo q pedir permiso al comandante GUillermo Garcia, a nivel de ministros y todo. Por eso en esa ocacion mi carnet de la ujc lo use para comer y despues lo bote alli mismo en la sierra maestra bien cerquita del busto de marti, no confian en nadie.

  • el 30 marzo, 2013 a las 8:10 am
    Permalink

    No dudo que esta es otra prohibicion que desaparecera como otras que ya lo han hecho recientemente. Falta mucho por hacer para que Cuba y los cubanos nos integremos plenamente al siglo XXI. Gracias, Fernando, por llamar la atencion a estos rezagos del castrismo.

  • el 29 marzo, 2013 a las 10:41 pm
    Permalink

    ….mira si se aplican las leyes contra el terrorismo que un tipo llamado luis posada carriles anda libre y es tratado como heroe…parece que su reloj no funciona…desde hace muchos años las leyes en usa para los cubanos se usan segun convenga…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *