Barquito de papel… (otra prohibición para cubanos)

Fernando Ravsberg*

Aun teniendo pasaporte y visa los cubanos no puede abordar un crucero. Foto: Raquel Pérez
Aun teniendo pasaporte y visa los cubanos no puede abordar un crucero. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — Hace pocos días fui a la península de Guanacabibes, en el extreme occidental del país, una reserva natural casi virgen, donde se pueden contemplar iguanas, venados, cocodrilos y todo tipo de aves, además de poseer unos fondos marinos maravillosos.

Todo transcurrió muy bien hasta que quisimos participar de una excursión de submarinismo. Nos negaron el acceso porque en el grupo había cubanos y no están autorizados a subir al yate. El guía nos dijo que es una orientación de la Capitanía Naval.

De vuelta en La Habana quise saber si el parlamento había aprobado alguna legislación que impidiera a los cubanos viajar en barcos. Muy amablemente el jurídico de la Asamblea nos informó que no existe ninguna ley que prohíba navegar a los nacionales.

Claro que tampoco existía una ley que impidiera a los cubanos hospedarse en hoteles turísticos y sin embargo pasaron casi dos décadas mirando desde fuera como los extranjeros disfrutaban de las instalaciones que a ellos les estaban vedadas.

Pero ahora se supone que todo ha cambiado, casi medio millón de cubanos residentes en la isla veranean en esos mismos hoteles y una nueva ley de migración permite la salida libre de los ciudadanos…salvo que lo quieran hacer por barco.

Los cubanos tienen prohibida incluso las excursiones cercanas a las costas. Foto: Raquel Pérez
Los cubanos tienen prohibida incluso las excursiones cercanas a las costas. Foto: Raquel Pérez

En Cubatur nos dijeron que “a los cubanos –vivan donde vivan- no se les puede vender un paquete que incluya catamarán o yate”. En la agencia Gaviota nos repitieron que para poder ofrecernos una excursión marítima debíamos traer un permiso de Capitanía.

Finalmente llamamos al Departamento Nacional de Capitanía, donde nos confirmaron que los cubanos no están autorizados a navegar, la única excepción son aquellos que estén casados con ciudadanos de otros países, los cuales deben solicitar un permiso.

Para lograr esta autorización es necesaria una carta del conyugue extranjero porque no se acepta que sea el cubano quien lo solicite. La misiva debe detallar motivo del viaje, itinerario, lugar de embarque, días de navegación y el nombre de la embarcación.

Es obligatorio presentar además un original del certificado de matrimonio y fotocopias de los documentos personales de ambos. Todo esto dirigido a una comisión presidida por un Coronel, quienes, en un plazo de 5 días, deciden si se otorga o no el permiso.

Pero incluso aquellos ciudadanos que estén casados con extranjeros y tengan la suerte de que la comisión no vea nada sospechoso, solo podrán navegar dentro de las aguas cubanas, tampoco a ellos se les autoriza a abordar un crucero para visitar otro país.

Todas las visitas a los cayos que necesiten navegar están vedadas par los cubanos. Foto: Raquel Pérez
Todas las visitas a los cayos que necesiten navegar están vedadas par los cubanos. Foto: Raquel Pérez

Pienso que a lo mejor tratan de evitar la emigración ilegal pero lo cierto es que aunque un cubano tenga pasaporte vigente, pasaje y visa no podrá abandonar el país en una embarcación. De alguna forma el espíritu de la nueva ley de migración se diluye en el mar.

En Capitanía nos aseguran que “este punto no se tocó en el cambio de la ley de migración y de entrada a los hoteles, por lo tanto permanece vigente”. Nos explican además que esa comisión es quien tiene la última palabra y no hay a quien apelar.

Ninguna de las personas con las que hablamos en hoteles, agencias de viaje, marinas, el parlamento o la Capitanía del Puerto me sabe explicar el porqué de la prohibición, se limitan a repetir que “así está establecido” pero desconocen quién lo estableció.

Así que la única forma es acudir a la autoridad de puertos con todos los papeles que atestiguan que  él o ella están casados con ciudadanos de otras naciones y solo entonces cabe la posibilidad de que se le abran a los cubanos los mares y sus cayos adyacentes.

Pero si usted y su pareja son del patio y se le ocurre ir de vacaciones a Cayo Largo no podrá conocer la isla de las iguanas ni las demás excursiones marítimas que se ofrecen a los turistas de otros lares porque no le permitirán abordar el catamarán.

Y si quiere conocer Cayo Levisa, en la costa norte de Pinar del Río, tendrá que esperar a que se construya un terraplén para llegar por tierra porque por ahora se da la paradoja de que le autorizan a hospedarse en el hotel pero no le permiten navegar hasta él.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.  


24 thoughts on “Barquito de papel… (otra prohibición para cubanos)

  • el 29 marzo, 2013 a las 7:07 pm
    Permalink

    Senor Eduardo creo que tiene su reloj un poco atrasado y no esta bien informado de las noticias , hace muchos anos que los cubanos dejaron de ser tratados como heroes por tratar de salir de Cuba huyendole al gobierno totalitario que alli existe y segundo si te cojen en el mar te entregan de regreso a Cuba y quien sabe lo que pase. Ademas si lo haces secuestrando a personas te aplican las leyes contra el terrorismo igual que a cualquier otro. Eso se llama aparthei y es lo que se utilisa contra el pueblo cubano y los hijos de los no-dirigentes y los exiliados cubanos.

  • el 29 marzo, 2013 a las 6:39 pm
    Permalink

    …crimen tambien fue el meter a esos niños en el remolcador usandolos como escudo para cometer un delito…crimen tambien fue el poner en peligro la vida de otras personas tomandolas de rehenes….las consecuencias fueron terribles y lamentables pero no toda la culpa es del gobierno cubano…

  • el 29 marzo, 2013 a las 3:36 pm
    Permalink

    Entonces Usted cree que “una estupidez” como secuestrar un remolcador merece que las autoridades lo hundan asesinando a “estupidos” incluidos niños?, o esos “estupidos” negritos que fueron fusilados sin haber tocado a nadie ni con el petalo de una rosa?”. Señor, que poco valor le da al ser humano y su libertad

  • el 29 marzo, 2013 a las 2:55 pm
    Permalink

    Quizás te parezca pertinente dejar de producir cuchillos, digo yo, como se han usado en tantos asesinatos…..Triste tu comentario Eduardo.

  • el 29 marzo, 2013 a las 12:11 pm
    Permalink

    Soy cubano y te recomiendo que vengan para Madagascar, donde resido hasta casi diez años. Mauricio forma parte de las Islas Mascareñas, juntamente con la isla francesa de La Reunión a 200 kilómetros al suroeste. Está lejísimo pero hay pocos cubanos y todos hablamos francés.

  • el 29 marzo, 2013 a las 2:20 am
    Permalink

    Creo que Ravsberg se quedó corto, pues sólo hizo referencia a las prohibiciones en el mar. Todavía están vigentes las limitaciones para acceder a las montañas, al menos a la Sierra Maestra y sus inmediaciones, por ser considerada Zona Estratégica. Lo mismo ocurre con la Sierra del Rosario, en la zona de Pinar del Río, particularmente en todo el amplio territorio que ocupa la denominada Reserva de la Biosfera. A este paso el país se nos va a quedar pequeño, y sólo lo podremos contemplar en fotos o películas…¡De película!

  • el 28 marzo, 2013 a las 9:30 pm
    Permalink

    “a los cubanos –vivan donde vivan- no se les puede vender un paquete que incluya catamarán o yate”. Creo que esa ley realmento no para todos los cubanos. Deberia decir “para el 99% de los cubanos” pues la elite eterna en el poder hace 54 años, sus familiares y amigotes son cubanos tambien y para ellos no hay prohibiciones de navegar. Ellos tienen sus yates privados en los cuales pueden navegar con su familia cuando se les antoje. Yates que son mantenidos con los recursos del estado que es lo mismo que decir con los recursos del pueblo.

    El 99% de los cubanos no solo no podemos disfrutar de nuestro entorno marino, tampoco se nos permite participar en los jugosos negocios que son privilegio exclusivo de los extranjeros y transnacionales capitalistas que se enriquecen delante de nuestras narices con la complicidad de la elite eterna, que se dice mas anticapitalista que nadie, pero que en la realidad estan entregando la economia y los recursos naturales del pais al primer socio capitalista extranjero que se presente, en detrimento de los ciudadanos cubanos. Esa es una de las miles de razones por la que el PCC-Gobierno cubano se hacen de la vista gorda para no ratificar los pactos de la ONU sobre los derechos economicos, politicos y sociales.

  • el 28 marzo, 2013 a las 9:28 pm
    Permalink

    Dirigidos por imbeciles a nivel nacional, provincial y municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *