Asalto a artistas desencadenó protesta sorpresiva en Cuba

Continua la huelga de hambre de miembros del Movimiento San Isidro

Por Irina Echarry

Los artistas llegaron para expresar su solidaridad con los integrantes del Movimiento San Isidro y exigir un encuentro con el ministro de Cultura. Foto: Facebook/Ahmel Echevarría / 14ymedio

HAVANA TIMES – La noche del 26 de noviembre, mientras ETECSA bloqueaba el acceso a varias redes sociales, la Seguridad del Estado irrumpía violentamente en la sede del Movimiento San Isidro (MSI), en la Habana Vieja. Disfrazados de personal de la salud, y bajo el pretexto de la Covid 19 y la posible propagación de epidemia, sacaron a las catorce personas que se encontraban dentro y saquearon la casa, luego de derribar la puerta a patadas.

Los supuestos médicos les retiraron los teléfonos a los artistas, los trasladaron a distintas estaciones policiales y luego a sus casas; algunas mujeres se quitaron sus batas sanitarias para dejar ver los uniformes militares.

Una acción que empezó con la poesía, con el reclamo justo de un derecho, la pretenden terminar a patadas.

No salió bien, dispersaron momentáneamente a los artistas y a quienes los acompañaban, pero el performance estatal trajo consecuencias. Una marea de artistas se unió al día siguiente (27 de noviembre) frente al Ministerio de Cultura, en un plantón de todo un día exigiendo la presencia del ministro. Entre otras cosas querían preguntar qué hará el ministerio que supuestamente los agrupa y los representa para defender la libertad de creación y de expresión.

El llamado recibió una respuesta sorprendente

Se convocaron por las redes sociales y poco a poco fueron llegando artistas jóvenes y algunos más reconocidos como el cineasta Fernando Pérez, los actores Jorge Perugorría, Mario Guerra y Néstor Jiménez, el dramaturgo Carlos Celdrán y algunos músicos, raperos y cantantes como la Diosa y Leoni Torres. No hay un pensamiento único entre ellos, pero coinciden en el rechazo a la violencia estatal y el respeto al disenso.

La artista Tania Bruguera era una de las más de 150 personas de diferentes esferas del arte, distintas generaciones, independientes o no, que se congregaron allí y estuvieron esperando el día entero, hasta que un grupo de treinta fue recibido por el vice ministro. “No soy vocera, dijo, llevo décadas luchando por esto y es muy emocionante ver una generación que ha dicho basta, cansados de no estar representados por el ministerio.

Los jóvenes artistas están preocupados por los tiempos que corren y por el futuro. El MSI ha despertado una ola de solidaridad y ha puesto en alerta a todo el gremio. Hoy son ellos, mañana pueden acorralar a otro grupo, como ha sucedido tantas veces. Ya están hartos de pedir diálogo y que el gobierno responda con mítines de repudio, con el bloqueo de los datos móviles, con la estigmatización y el descrédito.

Exigen garantía y cumplimiento del derecho a la libertad de expresión, a la libre creación y al disenso.

Antes de entrar a dialogar las demandas eran: Revisión y cumplimiento del debido proceso judicial a Denis Solís y que se le permita al artista Luis Manuel Otero regresar a su casa. El cese del hostigamiento, la represión, la censura, el descrédito, y la difamación por parte de las autoridades y los medios oficiales a la comunidad artística e intelectual cubana y a todo ciudadano que disienta de las políticas del estado. Reconocimiento y respeto al posicionamiento independiente. Y dejaban claro que no querían más violencia policial, no más odio político, que sean el amor y la poesía lo que una a este pueblo.

Luego de esperar durante horas, los acuerdos tomados en esta primera reunión fueron los siguientes:

Se abrirá un canal de diálogo con las instituciones y los artistas; prometieron interesarse con urgencia por la situación de Denis Solís y Luis Manuel Otero. Se creará una agenda de trabajo múltiple con todos los artistas y se revisará la declaración de la Asociación Hermanos Saíz que reúne a los artistas jóvenes. También prometieron una tregua con los espacios independientes donde no serán hostigados los artistas y una reunión con el ministro la próxima semana.

El plantón frente al Ministerio de Cultura fue una muestra de civismo, de que reclamar derechos es posible y de que no es lo mismo cuatro gatos, que cientos. Todo transcurrió con bastante tranquilidad, a pesar de la tensión por la presencia policial en los alrededores, del apagón que sufrieron y de que en algún punto rociaron con gas pimienta a algunos de los artistas. Hubo canciones, aplausos y mucha emoción. Los funcionarios prometieron que todos podrían regresar a casa sin hostigamiento, y sin represalias por haber estado allí, por haber desafiado a la Seguridad del Estado.

Habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Los artistas están decididos, exigen sus derechos sin temblar, pero la Seguridad del Estado y los organismos estatales no ceden tan rápido. Cuando les presionan no les queda más remedio que atender las demandas en el momento; al final todo se diluye.

El suceso más reciente fue cuando un grupo de animalistas se plantó frente a Zoonosis con carteles. Fue la misma dinámica, intentar “dialogar”, escuchar, hacer promesas, ganar tiempo y luego no cumplirlas. Ojalá no suceda igual con los artistas, pero es difícil que de un minuto a otro el gobierno cambie su estrategia de años.

Continua la huelga de hambre y la represión contra los participantes

Mientras todo eso sucedía, algunos de los miembros del MSI, los que comenzaron la protesta, los que han puesto el sacrificio de su cuerpo y su reputación, continuaban con vigilancia policial en sus casas, sin internet, y algunos sin línea telefónica.

Maykel Castillo y Luis Manuel Otero siguen en huelga de hambre. Luis Manuel estuvo desparecido todo el día hasta que se supo que fue ingresado a la fuerza en el Hospital Fajardo, luego de pasar muchas horas en una patrulla. Él no quiere intervención médica, quiere la libertad de Denis Solís, quien fue condenado a ocho meses de cárcel sin un debido proceso. Hoy es Solís, mañana puede ser cualquiera.

Luego de una noche emocionante en el Vedado, el MSI sigue en espera de respuestas. Una espera que puede terminar en desgracia porque hay vidas que languidecen.

Lea más del diario de Irina Echarry aquí.

One thought on “Asalto a artistas desencadenó protesta sorpresiva en Cuba

  • En cualquier sociedad debe de respetarse el derecho a defender derechos.

    La cultura cubana es un aliciente para otros pueblos, es también un medio civilizado que da lecciones a los mecanismos de luchas libertarias.

    El MSI es un gran ejemplo de fuerza cívica, paradogicamente es el sistema de gobierno a quien le falta la cultura de respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *