Arriban a México cubanos varados: “Estamos felices”

Por Rafael Victorio 

Una parte de los cubanos que arribaron hoy a México.  Foto: elmundo.cr
Una parte de los cubanos que arribaron hoy a México. Foto: elmundo.cr

HAVANA TIMES (dpa) — Son mujeres y hombres, todos adultos. Son cubanos que desde mediados de noviembre permanecían varados en albergues provisionales de Costa Rica, después de que Nicaragua les cerrara el paso por su territorio. Todos sonríen al tocar suelo mexicano en la estación migratoria de Ciudad Hidalgo, sintiéndose un paso más cerca de su objetivo final: Estados Unidos.

Se trata de 180 migrantes de Cuba que llegaron a México en el marco de un primer “plan piloto” con el cual se propone permitir el traslado de los 7.600 que quedan en el país centroamericano.

Este primer contingente partió por aire en la noche del martes de Costa Rica hacia El Salvador y desde allí continuó en autobuses custodiados por la Organización Internacional para las Migraciones
(OIM) para cruzar a Guatemala y finalmente arribar a México.

“Que Dios los bendiga. Estamos felices”, eran las palabras que expresaban la mayoría de ellos, que llegaron al puente internacional Rodolfo Robles de Ciudad Hidalgo, en la frontera entre México y Guatemala.

Después de obtener el documento migratorio que les permitirá recorrer territorio mexicano por un plazo de 20 días, viajarán a Estados Unidos “por su cuenta”.

La historia es similar entre cada uno de ellos, como el caso de Carmen Hernández, que dice que va a reunirse con su esposo, hijos y nietos que ya están en Estados Unidos. “Esperé dos meses en Costa Rica y estoy logrando mi sueño y disfrutar de la libertad”, dijo a dpa.

Ana Luisa y su esposo van para Tampa, Florida. Ella asegura que “todo el viaje fue perfecto, especial”, y considera que así debe ser para el resto de sus compatriotas que se quedaron en Costa Rica, en donde los trataron “muy bien”.

Ella, al igual que miles de cubanos, salió de su país vía aérea hacia Ecuador, de donde continuó viaje por Colombia hasta llegar a Costa Rica, en donde tantos como ella quedaron varados durante dos meses ante el cierre de la frontera nicaragüense.

“Pero gracias a dios, todo va muy bien. Muchas gracias por todo el favor”, agrega.

Las historias son similares. Todos van a diferentes regiones estadounidenses para reunirse con los familiares que ya están allá o, en su caso, para buscar los mecanismos para trasladarlos hacia el país norteamericano.

El año pasado se dio un auge en la migración cubana hacia Estados Unidos luego del restablecimiento de las relaciones bilaterales, debido al temor de que se cancelaran los beneficios migratorios de los que gozaban los cubanos en suelo estadounidense.

Actualmente, al llegar por tierra, gozan de prerrogativas que les facilitan la permanencia en el país.

Este miércoles, cuando llegaron a México, el Instituto Nacional de Migración les entregó el denominado Documento Provisional por Razones Humanitarias, que les permite el plazo de 20 días para salir del país, aunque todos quieren llegar a su destino “lo más pronto posible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *