Alimentos importados para los cubanos, “comida criolla” para el turismo

Manuel Marrero Cruz y María del Carmen Orellana cortan la cinta inaugural del evento en Varadero. (Ministerio de Turismo)

Manuel Marrero inauguró el XII Festival Internacional Varadero Gourmet para atraer inversión privada extranjera para el sector gastronómico

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – El primer ministro cubano, Manuel Marrero, inauguró el 12 de septiembre el XII Festival Internacional Varadero Gourmet, cuyo objetivo es atraer inversión privada extranjera para el sector gastronómico.

“Tenemos en nuestra comida criolla una gran fortaleza, se trata de una gastronomía auténtica, la cual hemos aprendido a fusionar, además de la atracción de nuestra coctelería. Son servicios cada vez más demandados”, dijo el gobernante en un discurso que ha generado molestia entre los cubanos, cansados de vivir en una eterna pero ahora agravada carestía mientras sus mandatarios promocionan el sector gourmet.

“¿Y habrá pan ?”, se pregunta un lector en Cubadebate. En el diario, punta de lanza online del oficialismo cubano, varios usuarios han dejado muy clara su opinión, contrapuesta a la idea con la que Granma abre su noticia. “Dado que el turismo es fuente principal de ingresos en divisas, los progresos en ese sector acelerarán la búsqueda de soluciones a muchos de los problemas que hoy enfrentamos en el país”, dice la nota del periódico oficial del Partido Comunista.

“Bueno lo que hace falta es que vengan de verdad los turistas, porque por ahora prefieren Dominicana”, expone uno. “Así es, en la actualidad el porcentaje de ocupación de nuestras instalaciones turísticas ronda el 14%”

Pero los lectores de Cubadebate lo tienen muy claro. “Bueno lo que hace falta es que vengan de verdad los turistas, porque por ahora prefieren Dominicana”, expone uno. “Así es, en la actualidad el porcentaje de ocupación de nuestras instalaciones turísticas ronda el 14%. Mientras, seguimos construyendo nuevos hoteles, en vez de invertir en la infraestructura energética, vial y en la agricultura”, responde otro.

“Este domingo hubo afectación en el servicio por déficit de capacidad de generación durante las 24 horas del día (…). Seguimos apostando al galgo equivocado, no hay dudas”, apunta otro. “La industria turística y la del níquel. Son las únicas actividades que garantizan los pagos de los créditos internacionales. Lo demás son quimeras. ¿O usted piensa que es en la agricultura o la industria azucarera?”, le rebate un usuario. “Créeme que los servicios médicos al exterior aportan más. Te doy fe de eso, que soy médico”, interrumpe uno más.

En el evento, que se extenderá hasta el jueves, Marrero habló a una sala llena de chefs a la que insistió en que la inversión extranjera es algo “fundamental en la economía cubana”. Por eso, y a sabiendas del escepticismo con que los inversores miran a Cuba por su larga carrera de impagos, el primer ministro admitió que el Estado ha tenido problemas para pagar a productores y afirmó en pleno evento que el Gobierno tiene “el compromiso de pagar hasta el último centavo”.

El salón, ubicado en el Centro de Convenciones Plaza América, apenas atrajo a unos pocos turistas, según una nota de la agencia EFE. “Solo venimos a comprar unas cosas para ir a la playa y hemos visto todas estas cosas casi por coincidencia”, dijo a la agencia española Mark, un canadiense de 35 años que disfruta de unas vacaciones en el balneario con su novia, Amanda.

Marrero, que fue ministro de Turismo durante 15 años y no pierde ocasión de demostrar que su figura tiene más peso en el sector que la del actual titular de la cartera, Juan Carlos García Granda, pidió a los trabajadores del sector que se vuelquen para competir como destino de alto nivel.

Solo venimos a comprar unas cosas para ir a la playa y hemos visto todas estas cosas casi por coincidencia”, dijo a la agencia española Mark

“La calidad es hablar del presente y del futuro del turismo, es lo que toma el peso máximo a la hora de la elección del turista y en su decisión de repetir el mismo destino. Nosotros tenemos las condiciones para competir y la ventaja de contar con grandes profesionales”, dijo, y se refirió a tareas pendientes como el dominio de idiomas, las innovaciones y mejorar la experiencia.

Marrero, que este mayo había corregido al ministro de Turismo admitiendo que la mejora del sector llegaría en 2023, dio un paso atrás este lunes y se alineó nuevamente con la tesis oficial de alcanzar los 2,5 millones de visitantes. Animado quizá por las últimas cifras disponibles, las de julio, cuando el número de viajeros extranjeros creció un 23%, el primer ministro se mostró confiado de lograr el objetivo, pero las dificultades aún son muchas. En los siete primeros meses llegaron 834.891 visitantes, por lo que quedan 1.665.000 para los últimos cinco.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.