Alertan para prevenir “el rebrote” en Nicaragua

Incrementa covid-19 en varios hospitales

Una fuente médica del Hospital Alemán Nicaragüense alertó de un incremento de casos de covid-19, por lo que las autoridades del nosocomio han empezado a insistir con las medidas preventivas al personal. Nayira Valenzuela | Confidencial

En los últimos días, registran más atenciones y fallecimientos, por lo que médicos independientes advierten que podría ser el inicio de un rebrote

Por Yader Luna (Confidencial)

HAVANA TIMES – En varios hospitales de Nicaragua, designados para la atención a pacientes con covid-19, han comenzado a observar un ligero aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas. Esta situación, advierten varios médicos, estaría asociada con el relajamiento de las medidas de prevención contra la pandemia y el inicio de un posible rebrote de la enfermedad, que tuvo su pico de contagios entre finales de abril y mediados de junio.

Una fuente médica del Hospital Alemán Nicaragüense cuenta que actualmente tienen siete pacientes con covid-19 y que las autoridades del hospital han empezado a insistir con las medidas preventivas al personal.

“Se ha visto un incremento de fallecidos, cada día hay uno o dos”, comentó la fuente.

Una situación parecida se ha observado en otros centros hospitalarios, como el Hospital Metropolitano Vivian Pellas, donde a inicios de este mes tuvieron un incremento de casos, llegando a tener hasta ocho pacientes hospitalizados.

“En esta semana tenemos cuatro pacientes con covid-19, pero el promedio en los últimos dos meses eran dos pacientes y en algún momento llegamos a no tener ningún caso ingresado”, mencionó una fuente de ese hospital.

Médicos consultados por CONFIDENCIAL también reportan un incremento de casos en Chontales, Madriz, Rivas y el Caribe Sur. También hace unas semanas hubo un incremento de casos, sobre todo de niños, en León.

“Muertes no han parado”

El Ministerio de Salud (Minsa) ha reportado que, del 13 de octubre al 24 de noviembre, únicamente han fallecido siete personas por covid-19, con una cada semana. Mientras, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 reportó en el mismo período 37 fallecidos, con un leve incremento en los últimos días.

El monitoreo independiente, elaborado por una red de médicos y voluntarios que dan seguimiento a la pandemia, contabilizó que solamente en una semana (del 12 al 18 de noviembre) hubo siete fallecidos, la misma cantidad que según el Minsa hubo en 43 días.

En su informe más reciente, del 19 al 25 de noviembre, el Observatorio verificó nueve muertes por covid-19, sumando hasta esa fecha 2805 decesos y 11 357 casos sospechosos, en contraste con el Minsa que, desde el 18 de marzo al 24 de noviembre, suma 160 fallecidos y 5784 casos confirmados.

“El subregistro de casos del Minsa persiste, los contagios de covid-19 y los fallecimientos no se han detenido”, explicó a CONFIDENCIAL una integrante del Observatorio, cuya política es mantener su identidad en anonimato, para evitar represalias que obstaculicen su labor frente a la pandemia.

Admite que su conteo también ha disminuido, porque está basado “en una red de informantes voluntarios y ellos y ellas también tienen temor, por lo que es probable que solo nos reporten casos graves y muertes, con lo que perdemos los casos leves”.

“Nosotros no reportamos a menos que confirmemos la información y hemos visto que ante la estigmatización de la enfermedad hay quienes la llegan a tener, pero no siempre desean que los demás lo sepan”, asegura.

Sin embargo, insiste que desde el Observatorio tenían “certeza que los casos seguían”, pero pararon una semana el conteo “porque no queríamos reportar lo poco que captábamos y dar una falsa sensación de seguridad”.

“La gente quiere escuchar que esta pesadilla ya terminó”, aduce.

“El rebrote está cerca”

El epidemiólogo y exfuncionario de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Rafael Amador, expresa que el rebrote de covid-19 se puede dar en el corto plazo “si tomamos en cuenta el comportamiento social que se ha dado en Nicaragua hacia el relajamiento e irresponsabilidad frente al virus”.

“Uno puede ver en las calles gente aglomerada, los centros de compras llenos, la gente sin usar mascarillas, con los preparativos de La Purísima se ven los mercados llenos”, detalla.

Sumado a eso, señala que las lluvias provocadas por los huracanes Eta y Iota generaron que muchas personas se trasladaran a refugios “sin tomar medidas de distanciamiento social”.

“Todos estos elementos pueden provocar un repunte de casos en los próximos días”, insiste.

Recuerda que cálculos del Imperial College de Londres proyectaron un “incremento progresivo de casos con brotes aislados, en diferentes comunidades” que alcanzaría su pico máximo en diciembre y enero.

“Por eso seguimos insistiendo en la necesidad de protegerse y tomar las medidas de prevención, lo que sigue siendo necesario para salvar vidas”, enfatiza.

Sobre el subregistro

Amador valoró que el personal de Salud de Nicaragua ha ido obteniendo “más aprendizaje” sobre la pandemia de covid-19, por lo que la capacidad de respuesta es mayor.

“Muchos casos no llegan al hospital actualmente, algo que los médicos advertimos desde el inicio de la pandemia que era necesario, porque eso evita que el sistema sanitario colapse. No es que haya menos casos, es que mucha más gente está atendiéndose desde su casa”, comenta.

El epidemiólogo remarca que “el subregistro ha ido incrementado” porque muchos pacientes no reportan sus casos, pero son atendidos por médicos “fuera del sistema”.

Reitera que se deben tomar las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas, lavado de manos constante, porque “muchos pacientes son asintomáticos, como por ejemplo algunos niños, que ponen en riesgo a grupos vulnerables como los ancianos”.

“La gente sigue relajada”

Una doctora del Hospital Amistad Japón-Nicaragua, de Granada, explica que los casos han “disminuido considerablemente” en las últimas semanas. “Son pocos casos los que están llegando a hospitalizarse, porque muchos se atienden con médicos privados y se quedan en sus casas”, admite.

Sin embargo, asegura que la “calma” en ese centro hospitalario “no hace creer que todo se acabó y estamos preparándonos para un aumento de casos en las próximas semanas”.

“Viene la época navideña y sabemos que mucha gente se reunirá con sus familias, pese al llamado de quedarse en casa. Por eso insistimos en la necesidad que tomen las medidas de precaución porque la pandemia no ha terminado y muchos países están viviendo una intensa segunda ola de rebrote”, explica.

La doctora advierte que “mucha gente sigue saliendo a las calles sin mascarillas”, porque “el temor que tenían en los primeros meses de la pandemia, del colapso de los hospitales y los entierros exprés ya no se ven, pero el virus va para largo todavía”.

Lamentan falta de información

El Observatorio Ciudadano COVID-19 informó que hasta el 25 de noviembre recibió reportes de 822 trabajadores de la Salud con sintomatología asociada o presuntiva de covid-19 y de ellos 109 han fallecido.

Aunque la situación actual de la pandemia no se compara con la de los meses de abril, mayo o junio, cuando los hospitales se vieron saturados y los entierros exprés eran constantes, los médicos recomiendan mantener las medidas de prevención ya que el riesgo de contagiarse persiste.

“Desde el inicio de la pandemia hasta la actualidad el pueblo de Nicaragua sigue sin acceso a la prueba, sin información sobre los lugares de contagio (…) es una realidad que golpeó a los hogares nicas cuando se dieron las muertes seguidas de entierros exprés”, dice la fuente del Observatorio.

La voluntaria del Observatorio advierte que “el rebrote ya empezó” y está asociado a la falta de medidas de prevención por parte del Estado.

El Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha sido criticado por médicos e instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) por no haber cumplido las recomendaciones para hacer frente a la pandemia, como por ejemplo la no suspensión de clases.

“Al principio la gente comenzó a protegerse, a aplicar las medidas recomendadas internacionalmente y eso disminuyó los casos, pero el discurso de normalidad (del Gobierno) hizo que la gente se descuidara, por lo que ya se dio el inicio de la segunda ola”, advierte la voluntaria del Observatorio.

Lea más desde Nicaragua aqui.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *