A Obama Restan 400 días para visitar Cuba

Por Pilar Montes

Photo: Aaron Kroun
Photo: Aaron Kroun

HAVANA TIMES — Los principales medios de prensa de Estados Unidos y el mundo , incluyendo Cuba, citaron la entrevista concedida el lunes 14 por el presidente Barack Obama a Olivier Knox, corresponsal en Washington de Yahoo, en torno a su deseo de visitar Cuba.

Al cumplirse el 17 de diciembre un año de los pronunciamientos de los presidentes de Cuba y de Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, que rompieron el hielo de 56 años en las relaciones entre ambos países, el mandatario norteamericano expresó nuevamente su deseo de visitar a su vecina más cercana.

El año transcurrido no ha traído cambios significativos para los cubanos de a pié, a no ser el incremento de turistas, en un 40 por ciento, lo que estos puedan consumir de artesanos y restaurantes privados, alquiler en casas particulares, porque el ingreso de más dólares al país, no sirven al gobierno para pagar transacciones internacionales y del comercio exterior.

El Presidente Obama prometió en entrevista exclusiva para Yahoo News que desea “mucho” visitar Cuba durante su último año en la Casa Blanca, pero sólo si puede reunirse con los disidentes pro-democracia allí.

“Si yo voy de visita, entonces parte del trato es que voy a poder hablar con todo el mundo” dijo Obama. “Yo he dejado muy claro en mis conversaciones con el presidente RaÚl Castro que continuaremos dando la mano a aquellos que quieren ampliar el espectro para, usted sabe, lograr la libre expressión dentro de Cuba.”

Niños cubanos. Foto: Aaron Kroun
Niñas cubanos. Foto: Aaron Kroun

Hablando en el Salón del Gabinete de la Casa Blanca, Obama fue firme al sugerir que tomaría una decisión “en los próximos meses.”

Según Yahoo, el Presidente dijo que espera “en algún momento el próximo año” él y sus asesores “verán suficiente progreso en Cuba, de manera que puedan decir que ahora sería un buen momento para iluminar el progreso alcanzado, pero también quizás ir allá para empujar al gobierno cubano en una nueva dirección.”

Los asesores de la Casa Blanca privadamente describieron a Yahoo que “una visita de Obama –en las circunstancias correctas- como la lógica culminación de una nueva dirección de la política que él anunció exactamente hace un año.”

Según el corresponsal de Yahoo, “Obama ha efectuado muchos cambios usando sus poderes ejecutivos e indicó en la entrevista que él continuará buscando maneras de seguir haciéndolo en 2016. Pero Obama necesita al Congreso para quitar la piedra angular de la presión estadounidense de la Guerra Fría sobre Cuba y levantar el embargo comercial.”

¿Cuánto se avanzó hacia un mayor acercamiento?

De acuerdo con el presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council, Inc., John S. Kavulich, “En los 12 meses transcurridos, los presidentes Obama y Castro han invertido en sus respectivos legados y, al hacerlo, impactaron el legado del otro. Ambos esperan ver desde sus puestos post-electorales, el enraizamiento, la germinación y cosecha de sus esfuerzos individuales y colectivos.”

Vendedora de souvenires en Trinidad. Foto: Aaron Kroun
Vendedora de souvenires en Trinidad. Foto: Aaron Kroun

“Ninguno, sin embargo, es rehén del otro, ya que los sistemas políticos en cada nación no comparten igual las consecuencias de sus éxitos y fracasos. Este puede ser uno de los problemas de cada jefe de Estado en la medida que intenten ejercer o repeler influencia”, dijo Kavulich, quien desde hace más de dos décadas se ha dedicado a asesorar empresas y grupos interesados en hacer negocios con Cuba.

El consultor alerta, sin embargo que “las compañías de Estados Unidos necesitan tener presencia física en la República de Cuba, necesitan tener oficinas y personal, cuentas bancarias allí. Ellas necesitan comercializar sus productos y servicios, así como obtener ingresos suficientes de dichas actividades.”

Entre las medidas que recomienda a la Casa Blanca, Kavulich precisa una política expansiva, en lugar de restrictiva interpretación de la Trade Sanctions Reform and Export Enhancement Act del año 2000.

Por otra parte, el consultor aconseja a la Casa Blanca designar al actual Encargado de Negocios Jeffery DeLaurentis como Embajador de los Estados Unidos en la República de Cuba, así como eliminar las restricciones que impiden el uso por Cuba del dólar de Estados Unidos en sus transacciones internacionales.

Otra medida recomendada por Kavulich a su gobierno es que se autorice extender a Cuba plazos de pago de las exportaciones de Estados Unidos que no estén sujetas a prohibiciones dictadas por el Cuban Democracy Act.

Por último, el consultor neoyorquino se refiere a las conversaciones sobre reclamaciones, pero de un lado solamente, el estadounidense, y lo que las empresas de su país deben recibir por las expropiaciones del gobierno cubano, pero no se refiere a cómo saldaría Washington el precio de los daños ocasionados a la isla por el embargo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *