¿Medicina natural cubana contra el SIDA?

Fernando Ravsberg

Paez asegura que en el tratamiento del VIH SIDA ha logrado mejorar a 24 pacientes y eliminar el virus de otros dos. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES, 31 agosto — El Vimang, medicina natural cubana contra el cáncer, podría tener también efectos muy positivos  en el tratamiento a pacientes de VIH-SIDA, según explicó su creador el Capitán de Fragata Eleuterio Paez.

Financiado primero por las Fuerzas Armadas y asociado ahora con los laboratorios cubanos Labiofam, Paez ha logrado producir de forma industrial sus productos, todos ellos provenientes de la corteza del árbol de mango.

Durante décadas la Salud Publica cubana rechazó el producto igual que ha rechazado otras curaciones basadas en la medicina natural.  Sin embargo, finalmente parecen ceder ante la efectividad demostrada en diversas dolencias.

Decenas de pacientes se congregaron en Ojos de Agua, una localidad ubicada en las afueras de La Habana, donde Paez, al que todos llaman Doctor, recibió el agradecimiento de la gente, algunos de los que aseguran haber sido casos terminales.

Tratamiento exitoso

“El nivel de éxito en los tratamientos es del 90 percent.” nos explica Paez y agrega que ha comenzado a atender a 26 pacientes de VIH-SIDA, la mayoría de los cuales se recupera bien y a 2 de ellos les desapareció completamente el virus.

En la actualidad la farmacia del laboratorio atiende a unas 500 personas a la semana que acuden a comprar los productos Vimang.  La mayoría de ellos son cubanos pero también llegan buses completos con extranjeros de Europa y América Latina.

Concepción Blendes asegura que salvó la vida de su hijo, enfermo de cáncer terminal, gracias al tratamiento de Páez. Foto: Raquel Pérez

Entre las diferentes dolencias que se atienden con notable éxito en “Ojos de Agua” están el cáncer y la soriasis.  Durante la celebración oímos a personas que aseguran haberse curado gracias a los tratamientos de Paez.

Le preguntamos si el Presidente venezolano, Hugo Chávez, está también recibiendo este tratamiento natural para su cáncer pero el Capitán de Fragata nos respondió tajantemente que “de eso no estoy autorizado a hablar.”

De la finquita al laboratorio

Eleuterio Paez es un Capitán que recibió su primer apoyo del Jefe de la Marina de Guerra.  A finales de los 80, el Vicealmirante Pérez Betancourt le entregó una parcela de tierra y una pequeña casa para montar su laboratorio.

Entre los primeros pacientes, de los miles que Paez ha atendido, había un adolecente de 15 anos con un tumor en el cerebro.  Su madre, María Concepción Blendes, aseguró a BBC Mundo que los médicos le dijeron que era un caso terminal.

Lo vieron en Cuba y la Salud Pública lo envió a EEUU donde coincidieron en que nada se podía hacer pero “el doctor Paez le puso un tratamiento y el resultado es que ya cumplió sus 44 años.” nos dice la mujer visiblemente emocionada.

Páez asegura que la oferta actual de Vimang está por debajo de la demanda, cada semana 500 personas acuden a la farmacia de Labiofam a comprar el producto. Foto: Raquel Pérez

La fama del Paez se regó por toda Cuba y las producciones de su pequeño laboratorio ya no eran suficientes hasta que se asoció con Labiofam y crearon un centro de producción industrial que ha vuelto a ser superado por la demanda.

Escasa rentabilidad

El director de esta planta de Labiofam, Osvaldo Rodriguez, nos asegura que “la producción actual es de alrededor de 30 mil litros mensuales de Vimang en solución acuosa y en crema.” muy por debajo aun de las necesidades.

“Por ahora el único objetivo es ayudar a la gente.” nos explica Rodriguez y agrega que  el costo por litro es de U$D 0.70 y que lo venden a unos U$D 0.80,  “no ganamos prácticamente nada y aun así algunos sienten que el precio es muy alto.”

Sin embargo, Labiofam podría aumentar sus ganancias muy pronto.  “Antes de fin de año tendremos el Vimang en tabletas y eso nos permitirá venderlo en el extranjero con lo cual obtendremos beneficios para aumentar la producción.”

Los problemas fundamentales que enfrentan actualmente tienen que ver con la importación de alcohol, la escasez de gas y la falta de envases.  Además de los limites naturales para obtener corteza de esa especie de arboles de mango.

Las Fuerzas Armadas y la medicina natural

Páez explicó que el desarrollo de la medicina tradicional y natural surgió en las Fuerzas Armadas como opción a la escasez de medicamentos. Foto: Raquel Pérez

El mayor escollo que tuvo que sortear Eleuterio Paez fue la resistencia del “ejército de batas blancas.” La formación de los médicos cubanos es muy “occidental” por lo que desconfiaban de los tratamientos de medicina tradicional o natural.

El cambio comienza dentro de las Fuerzas Armadas.  A fines de los 80 e inicio de los 90 se ordena que los médicos militares investiguen tratamientos alternativos para utilizar en momentos de escasez de medicinas o casos de guerra.

Algunos galenos viajaron a Asia para formarse en técnicas chinas, coreanas y vietnamitas.  La orden venía del máximo nivel, Paez explicó  que la autorización para iniciar sus investigaciones “fue firmada por el Presidente Raul Castro, siendo Ministro de las FAR.”

Sin embargo, nos aseguran que el secreto del Vimang no proviene del continente asiático sino de África y que fue trasmitido oralmente por los esclavos a sus hijos y nietos.

Publicado en la página Cartas desde Cuba.

2 thoughts on “¿Medicina natural cubana contra el SIDA?

  • Hola como hago para llegar hata ese tratamiento soy de venezuela

  • Es sorprendente y milagroso ese tratamiento…yo vivi en primera persona los primeros pasos q dio Ereuterio Paez en su pequena casa ubicada en la Vibora municipio de 10 de Octubre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *