La comunicación y sectas de sobrevivencia

Esteban Diaz

Benny Moré.  Photo: Caridad
Benny Moré. Photo: Caridad

Llevo más menos tres años sin viajar a Argentina; factor dinero y ciertas prioridades personales que no me lo han permitido. Este largo trecho ha hecho que mi madre quiera, como es lógico, que retorne al pais.

En sus intentos de comunicación conmigo, pocas son las líneas o charlas que se logran concretar, primero por la extensa suma de dinero que se daría por tel. y otra, porque tanto el Internet como el intranet (correo cubano) tienen posibilidades muy limitadas en Cuba.  Ni hablar de cartas que se demorarían semanas o hasta meses en llegar.

Si bien la comunicación debería ser lo primordial en una familia, esto se acaba sin muchas oportunidades.  El  “exilio” académico a producido este distanciamiento entre muchas familias de Latinoamérica y el mundo. ¿Cómo es posible que después de llevar trabajando 30 años corridos —doce horas al día o más— no se logre pagarle los estudios a los hijos y mantener condiciones dignas de vida?

El Capital no ha hecho mas que aumentar la disgregación social, Ja!!! y se quiere acusar al comunismo de querer destruir la familia. ¿Es que no hay conciencia de que las familias actuales son como sectas de supervivencia?

Hombres, mujeres, niños siguen siendo tratados como bestias; trabajando solo para subsistir. Tratar de encontrar los mas básicos medios de existencia no es tarea fácil, no se vaya creer, el que logra encontrar trabajo se aferra a el como un esclavo a su amo, como perro a las sobras de comida de su dueño.

Esto es humanidad para el Capital. “Libre empresa,” mayor fragmentación social, miseria a escala global. Futuro prodigioso del capitalismo!!!

Así vamos “acostumbrándonos” a mover la cola y esperar, si hay suerte, al hueso descarnado que nos tira el patrón. Todo se vuelve natural; “¿y de que te vas a quejar?, la vida es así,” lo que te queda es estudiar para ser un perro de raza, tal vez un Cocker o un Dálmata.

Reproduciendo una vida sin lógica alguna de generación en generación.

Plantear la realidad en el sentido fatalista de que nada pueda ser cambiado y el que hay que adaptarse a las estas situaciones nos iguala a cualquier bestia que esta destinada a vivir en su condición natural; si esto es así, deberíamos dejar de distinguirnos de cualquier animal vulgar en entendimiento.

El desarrollo del hombre se a producido ya que ha logrado transformar su realidad y con ello transformarse a el mismo. Hoy debemos producir un cambio, dejar de ser bestias para lograr humanidad.

Hoy volver a su tierra, para cualquier Latinoamericano, también representa fortalecer la economía de su familia en esta lucha descarnizada que se produce en los trabajadores para solo sobrevivir. ¿Podemos confiar, acaso, que luego de 30 años de trabajo brutal se cobrara una jubilación cercana dignidad humana?

Dejemos de confiar en todo los que nuestros “dueños” nos digan, la respuesta en estas condiciones siempre será, no!

El cambio está en la “bestia,” no en su “dueño.”

esteban

Esteban Diaz: Mi nombre es Esteban Diaz Garcia, soy de Argentina-Buenos Aires y tengo 26 años. Curso el sexto año en la Escuela Latinoamericana de Medicina. Me resulta muy interesante viajar porque así he logrado conocer otras culturas y saber como es la forma de vida de otros pueblos del mundo. En mis tiempos libres practico guitarra y leo algunos libros de política.



Un comentario sobre “La comunicación y sectas de sobrevivencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Alegres en La Habana, Cuba. Por Francisco Santiago Día (México). Cámara: Canon Eos 30D

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]