Intento abrir las puertas de la jaula pero…

Erasmo Calzadilla

Parque en La Habana.  Foto: Caridad
Escultura en un parque de La Habana. Foto: Caridad

¿Saben lo que son las SUM?

Desde el alto mando bajó un día la idea de crear sucursales de la Universidad de la Habana en cada municipio del país, ellas serían un aliciente y una oportunidad para miles de jóvenes que habían quedado en la calle o sin perspectivas de superación en  medio de la continua crisis económica que vive el país.

Fue así como surgieron a principios de esta década las universidades municipales.

En una de ellas, la del municipio Plaza de la Revolución, trabajo este año como profesor de Historia de la Filosofía, la más abierta de un lote de asignaturas de corte ideo-político que de manera obligatoria deben aprobar los matriculados en carreras directamente implicadas con la cuestión cultural.

La experiencia de pararme frente a un grupo de estudiantes a contar o a orientar el estudio sobre la historia de la filosofía oscila entre lo agradable y lo absurdo. Por momentos logro sentir que verdaderamente contribuyo al crecimiento espiritual o cognitivo de alguno, pero en la mayoría de los casos presiento que el mensaje se va en blanco, y la tristeza se hace mi compañera.

Hay muchas cosas que todavía tengo que aprender para mejorar la comunicación con los estudiantes, pero la mayoría de los apuros en que me veo en el aula tiene que ver más con el entorno que conmigo.

El problema radica, tal como yo lo veo, en que la filosofía requiere de un ambiente de libertad, pero de manera general, ni profesores ni alumnos universitarios estamos preparados.

Cuando les digo a los estudiantes que no voy a dictar ningún concepto, que nadie tiene la razón de manera absoluta, que no existe una respuesta definitiva para la mayoría de las preguntas, que para el trabajo final pueden escoger libremente el tema, y defender a quien quieran siempre que lo hagan desde la razón, en fin cuando les intento abrir las puertas de la jaula, entonces ellos no quieren o no pueden salir.

¿Por qué?

Porque cuando llegan a la Historia de la Filosofía ya otros antes de mi se encargaron de fijarles en la mente, muchas veces al dictado, que el materialismo dialéctico es la corriente que permitió a la filosofía gozar del estatus de ciencia, que el problema fundamental de la filosofía es la relación entre el Ser y el Pensar, que la lucha entre el Materialismo y el Idealismo constituye el eje que trasciende toda la historia del pensamiento, y otras muchas afirmaciones como estas muy mal justificadas.

Claro, que tampoco estoy exento de riesgo, lo digo porque aunque la bibliografía básica sea la Historia de la Filosofía en tres tomos de Nicolás Abbagnano, un pensador existencialista del siglo pasado, el programa de estudio sin embargo, es de corte soviético y posiblemente “emanado” del comité central.  Sigue insistiendo en la lucha entre el bien y el mal, es decir entre idealistas y materialistas. Enfoque que hago lo posible por sortear.

Quiero pensar que es porque las cosas están cambiando, quiero imaginar que los filósofos del comité central están ahora mejor preparados y han comprendido que la filosofía nada tiene que ver con una idea fija impuesta desde arriba, y que la revolución socialista no se beneficia con eso.

Mientras tanto yo sigo haciendo mi trabajo lo mejor que puedo.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Amanecer sobre la Colina Lenin en Regla, La Habana.  Por Donna Kester, (EUA).  Cámera iPhone 8 Plus

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]