“El hombre que amaba a los perros”

Alfredo Fernández Rodríguez

El hombre que amaba los perros, por Leonardo Padura.
"El hombre que amaba los perros," por Leonardo Padura.

Acabo de leer la última novela del cubano Leonardo Padura, “El hombre que amaba los perros.” La obra, al decir del autor en el epilogó, indaga en la “perversión de la gran utopía del siglo XX,” el socialismo. Utopía devastada por los mismos hombres que “invirtieron sus esperanzas” en ella.

El autor analiza las personalidades del colíder de La Gran Revolución Rusa de 1917, Trotsky,  y de  su flagelador, Ramón Mercader; tomándolas como pretexto para contar las interioridades de un sistema que continúa existiendo en el siglo XXI cubano.

La novela va desde la llegada al poder del terrible Primer Secretario del Partido Soviético Stalin, hasta la cubana existencia de Iván, personaje de ficción que conoce a Ramón Mercader en 1977 cuando éste llega a La Habana enfermo de cáncer a terminar sus días.

Mercader necesitado de expiar sus culpas, se las contará a Iván,  a quien conoce en la playa mientras pasea sus perros. Iván es editor de una revista de veterinaria, escritor frustrado victima de la intolerancia de un sistema que terminará primero con su literatura y luego con su  precaria vida.  Iván se suicida  en el 2004, después de escribir la novela “El hombre que amaba los perros.”

A partir de estos tres personajes  se analizan interioridades de sucesos como La Revolución de Octubre, donde Trotsky, estuvo al frente del Ejército Rojo;  La Guerra Civil Española en la que Mercader participó como republicano y la persecución de la ideas en la Cuba de los años setentas, que obliga a Iván a abandonar el oficio de escritor.

Es impresionante como, según Padura, el socialismo culpa de sus fracasos económicos y políticos al capitalismo y nunca a su estructura, caracterizada por no permitir críticas y siempre amenazada por un enemigo que generalmente resulta más abstracto que concreto.

Padura con su novela pone el dedo en la llaga del sistema Stalinista que intentó ser la solución de los problemas del hombre y terminaría siendo unos de los callejones sin salida de la modernidad.

La novela aporta datos que ayudan a comprender la Cuba de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *