Declaración de Principios (una vez más)

Erasmo Calzadilla

Viñales, Cuba.  Foto: Cariad
Viñales, Cuba. Foto: Cariad

Es a menudo reconfortante leer los comentarios a mis entradas en este sitio, pero otras veces,  en cambio, triste.  No puede uno manifestarse descontento con el gobierno verticalista (es que estoy pasando un taller sobre el empleo de eufemismos) y sus nefastas consecuencias para esta nación sin que de inmediato lo asocien a uno con las trasnacionales, el imperio, el capitalismo, etc.

Antes he lanzado abundantes mordidas (es decir críticas) al pellejo de los funcionarios internos, pero en comparación con ciertos comentaristas del havanatimes, nuestros burócratas podrían ser considerados gente sabia.  Si mis superiores en la universidad fuesen tan simplistas como dichos comentaristas hace rato que hubiera perdido también los contratos con esa institución, teniendo en cuenta que la universidad cubana es solo para revolucionarios.

No obstante, para si alguno desea conocer mi posicionamiento político, aquí lo declaro una vez más, que ya antes he escrito sobre estos asuntos.

Soy, acérrimo enemigo de todo aquello que impida la libertad y el desarrollo espiritual de los seres humanos, y en sintonía con esto estoy en contra de cualquier asimetría en el acceso al poder.

Lo digo ahora con otras palabras: cualquier actor social que acumule más poder que los otros, díganse por ejemplo las trasnacionales respecto a las pequeñas empresas, o el colectivo en relación con el individuo, o un género con respecto a otro, o trátese de un dictador (malo o bueno) con respecto a los ciudadanos a los que gobierna.

Repito, cualquiera que concentre en sus manos un capital que supere al de los otros posibles actores, aunque sea supuestamente para el bien común, engendrará a la larga una dinámica social insana que parirá a su vez enajenación, violencia, estupidez generalizada y en fin todo lo que denigra y humilla al ser humano.

Por eso, si el capitalismo es el poder de los monopolios frente a los hombres de a pie, entonces estoy en contra del capitalismo, y si el socialismo es el poder de un lider carismático, bueno o malo, o del colectivo por sobre el individuo, o del partido comunista sobre todos, entonces también estoy en contra del socialismo, solo que no creo que el socialismo sea eso.

El socialismo que me entusiasma es la sociedad donde todos tenemos igual acceso al poder, y no crea alguien que estoy refiriéndome a una utopía: ya hay por ahí algunos hogares y algunas empresas socialistas. Es en ambientes socialistas donde me siento realmente cómodo, y creo además que lo mejor que le puede pasar a la humanidad es generalizar dichas prácticas; no obstante no por ello se me ocurriría imponérselo a nadie.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Estación Jordan, Ontario, Canadá. Por Joe Edwards (Canada). Camerá: teléfono móvil

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com