Trump: frustraciones y euforias no cambian realidades

Por Pedro Campos

Donald Trump y Bernie Sanders. Foto: thehill.com
Donald Trump y Bernie Sanders. Foto: thehill.com

HAVANA TIMES — Lamentos y triunfalismos poco ayudan a comprender lo que está pasando en EE.UU. y cuál es el sentir, complejo, diverso y contradictorio de su pueblo, así como las dinámicas de su sistema político, tan vilipendiado por adversarios y tan glorificado por partidarios que lo ensalzan cuando sirve a sus intereses y lo denigran cuando no.

Libertad de expresión: de izquierda a derecha, todos los candidatos pudieron expresarse abiertamente, usar los medios, divulgar sus plataformas y debatir con sus adversarios en diversa forma. Bernie Sanders, el socialista, tuvo las mismas posibilidades que Donald Trump, el millonario, liberal y negociante.  No hubo barreras.  Los golpes bajos abundaron de ambos lados.

Destacado: Trump, un independiente, se impuso contra la maquinaria de un gran partido y luego contra lo que parecía la gran mayoría de la nación.

Lógica: un país, donde el dinero manda, ahora es presidido por un multimillonario.

No hubo incidentes graves durante las elecciones. Tranquilidad, alto nivel de participación. Hablaron las urnas. Discusiones entre amigos y familiares por apoyar a diferentes candidatos, no terminaron en tragedia, separación o enemistad. La política no llega a obstaculizar lazos familiares o amistosos. Discusiones con pasión, pero con tolerancia.

Miles de opositores, luego del resultado oficial, salieron a protestar a las calles. Algunos con actos violentos. Unos pocos queman banderas de EE.UU., pero no hay represión violenta. La decisión electoral puede no compartirse y hasta protestarse, pero no cambiará y deberá respetarse.

El país está dividido internamente, pero no frente al exterior.

El sistema político se debe a un complejo de compensaciones que algunos cuestionan. El voto electoral por estado es el que concede la presidencia. Lo ganó Trump. El popular, que por un mínimo perdió, decide solo en cada estado, no a nivel nacional. Esto se relaciona con el nacimiento de la nación como una federación de estados con iguales derechos.

También por eso hay dos cámaras: el Senado, donde cada estado tiene la misma cantidad de representantes, no importa el número de ciudadanos y se abordan los problemas con un enfoque federal y la Cámara de Representantes, donde la representación es proporcional a los habitantes por estado y en la cual se dirimen e imbrican los más complicados problemas de todas las localidades y la nación.

Hay estados donde la democracia directa parece más efectiva. Quizás sus experiencias positivas deberían generalizarse. Pero sin duda se trata de un modelo que funciona y logra ser representativo.

No solo se votó por el presidente, también por una parte del Congreso, de los gobernadores y de funcionarios estatales, incluso jueces y jefes de policía. Se votó por leyes en los estados, como la legalización de la marihuana medicinal y otros.

Es el resultado de una historia colonial y anticolonialista al mismo tiempo, de cowboys arrebatando tierras a los indígenas y de esos últimos en defensa de su supervivencia, de criollos de origen irlandés y africano contra los ingleses, de la esclavitud y la discriminación y de las luchas contra ellas, de sus muchas inmigraciones, del trabajo por mejorar frente al capital, de los intereses de todas las regiones y etnias que aquí conviven ya en paz.

El péndulo político se había corrido demasiado a la izquierda, debía ahora moverse hacia el centro buscando la derecha. Algunos esperaban que después de un negro cuasi socialdemócrata, le tocara la presidencia a una mujer y luego a un gay. Pero según ese sistema de compensaciones, más bien le correspondía a un blanco liberal, me dijo un amigo.

Frustraciones y euforias aparte, la realidad es que salga quien salga, las instituciones y la sociedad civil cuentan y no solo al final.

Ningún presidente podría desconocer al Congreso ni a la Comunidad de Inteligencia ni a los diversos y contradictorios intereses y valores creados durante más de dos siglos.

El discurso altisonante de campaña de Trump tendrá que adaptarse a realidades económicas y políticas contra las que no puede ir ningún mandatario. La internacionalización del capital, la globalización de la economía y de las prácticas culturales más populares no las puede impedir ningún gobernante en un mundo intercomunicado.

EE.UU. seguirá su andar con Donald Trump y si este intentara pasar por encima de todas esas realidades nacionales e internacionales, ya aparecerán las protestas, las limitaciones y las adaptaciones…y los impeachments.

24 thoughts on “Trump: frustraciones y euforias no cambian realidades

  • Pedro muy equilibrado tu análisis, esperemos el 20 de enero e incluso los primeros 100 días de gobierno Trump para ver el balance de su administración internamente, externamente y en particular sobre Cuba, que hasta en el momento de escribir este comentario solo lo que he leído son especulaciones y supuestos escenarios y por supuesto la algarabía, el desparpajo, y la adulonería de un “crepúsculo” en el interior de Cuba, seguidores de no sé quién que han osado hablar en nombre de Cuba, al mejor estilo castrista, al abordar un hecho que tiene en velo a la comunidad internacional incluyendo a presidentes de gobiernos y políticos de todas las tendencias por la virulencia de la compañas políticas desde que se iniciaron las primarias republicanas y demócratas. Personalmente coincido con tu amigo en que “más bien le correspondía a un blanco liberal” yo diría que más bien las elecciones la ganaron los blancos conservadores que fueron olvidados en favor de la defensa de las minorías o más bien de la victimización de las minorías negras y latinas entre otros, pienso que eso nos debe llamar a la reflexión de los demócratas cubanos más cuerdos en la procura de un equilibrio de las componentes raciales y sociales de Cuba para que en el ocaso del castrismo o en el alba de la democracia no nos sorprenda una revolución haitiana a la cubana o una guerra de secesión americana a la cubana.

  • Este campos está perdido en el campo jjajaja. Hillary también es multimillonaria y a diferencia de Trump ella no tiene negocios ni ha producido absolutamente ningún producto, lo único que ha hecho ella ha sido aceptar dinero a cambio de favores = sobornos y corrupción.

    Que bonito es leer a cubanos dentro de Cuba recibir información sobre EEUU, esa libertad de prensa y de expresión, de comunicación y de pensamiento propio algo que en Cuba no ha existido por 57+ y pico de años.

  • Gracias José Darío.
    Un cordial Saludo y un Feliz Día de acción de gracias a usted y a todos!

  • Oh ! que maravilla ser entendido. Es asi, exactamente asi….pareciera que cada dia a los cubanos se le pierde la brujula mas !! Miranda, yo lo cojo muy ,muy suave. Hice lo que pude y la vida es un suspiro !! Happy Tanksgiving Day !!

  • Estimado José Darío, yo entiendo perfectamente cómo piensa Ud, y lo que siente, porque esa fue la misma línea de pensamiento en la que nos criamos, y mi padre fue unos de esos que murió sólo con su green card, (vivió eternamente enamorado de su Habana, siempre diciendo que “aquello” se acaba hoy, y mañana estoy cogiendo un avión para La Habana. Era algo normal ya que a nosotros los cubanos no nos molestaba “la migra” y eran épocas en que el cubano se retiraba contando sólo con su cheque del retiro, dinero que aportó con tres décadas de su trabajo, en cambio para nosotros -sus hijos- la realidad era diferente, la única nostalgia que sentíamos era la de acordarnos cuando nos tirábamos por la loma de Mayia con la chivichana que nos hizo mi papá con las ruedas de unos patines viejos, necesitábamos pasaporte para viajar y reafirmación de lo que éramos ya. Aunque sí nos dejó el legado de que no teníamos que pedirle permiso a nadie para ir al país donde nacimos y de tener dignidad a no regresar mientras en Cuba existiera la dictadura, culpable de nuestro destierro, sin entrometernos en el que piense y actúe diferente.
    Creo haber entendido su comentario de esta manera: si bien es legítimo que el mundo entero esté a la expectativa de cómo serán las cosas bajo el mandato de Trump, lo que encontramos inconcebible, es el desgaste en Cuba de estar constantemente analizando quién será el que les traiga la bonanza, de no entender que el camino a la prosperidad de Cuba sólo vendrá cuando el pueblo tenga el derecho de encaminar al país cuando se liberen de esta dictadura-estalinista que es la que no acepta que el pueblo se beneficie ni copiando a los vietnamitas y mucho de ninguna medida que Trump pueda poner en la mesa de las negociaciones, mejor muestra es la de no permitirles aprovecharse de las medidas de Obama. Entiendo que frustra mucho que no entiendan quién es el que les bloquea el derecho a su prosperidad, y que no tiene sentido perder el tiempo en especular cómo les irá con cada cambio de gobierno americano.

    Saludos, y cojalo suave que “Eso fue lo que trajo el barco” – como se decía allá por los ’80-

  • Jaja, Isidro, eso fue un reflejo involuntario! Que te puedo decir.,

  • // ¿Impeachment? ¡Bien difícil! //

    Están en circunstancias para que gente de mala calaña se quite la careta y aproveche. Pueden llegar bien lejos hundiendo al País.

  • Miranda: los norteamericanos, estamos orgullosos de serlo, por lo que significa el modo de hacer de este Pais. Basar una campana presidencial en “derechos ” de las minorias, mas “derechos” de los pobres ,mas Confusionismo sobre el papel de los EEUU en el Mundo, su liderazgo civilizatorio, libertario, es una campana perdida. Si la propulsora de esta campana Anti-valores norteamericanos es un corrupta e inepta, mas perdida. Los votos que saco, fueron a cuenta de Bill, Obama, Michell, etc , etc…No fue una campana norteamericana, sencillamente. Por mucho que le quisieron tirar la tohalla…!!!Los valores de esta cultura siguen siendo : tirarle un cabo a todos los que que quieren trabajar duro, creer en el crecimiento personal, sin limites, ser dadivoso y creer y cuidar la Ley. Inmigrantes, bienvenidos, dentro de la Ley y respetando la misma. Todos sabemos, sobre todo los cubanos, a donde conduce la politico de las gratuidades y la coercion de los derechos individuales. Oportunidades, para todos, igualdad ante la ley ,,,dense las manos y salgan a pelear !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *