Por Pedro Campos

HAVANA TIMES — La más clara referencia a estimular el trabajo en los lineamientos del VI Congreso se encontrará en el lineamiento 170.

Éste expresa textualmente: “Asegurar que los salarios garanticen que cada cual reciba según su trabajo, que este genere productos y servicios con calidad e incremento de la producción y la productividad y que los ingresos salariales tengan un reflejo efectivo en la satisfacción de las necesidades básicas de los trabajadores y su familia”.

Y hasta él evidencia que su objetivo principal no es ese, ni satisfacer las necesidades de los trabajadores, sino generar “productos y servicios e incrementar la producción y la productividad”.

Los fines y medios se trastocan. Los lineamientos, confiaron el aumento de la producción a medidas tecnocráticas, fundamentalmente. Olvidaron lo más importante: si no hay estímulo al trabajo, no hay aumento en la producción.

Los salarios de los trabajadores, -para no hablar de que el socialismo es el camino a la abolición del trabajo asalariado-, no están en la prioridad de la burocracia.

Ahora, a cuatro años de iniciada la “actualización” se vuelven a aumentar los precios al por menor en las tiendas por divisa, para compensar los déficits económicos del estado, creados por sus propias políticas.

De nuevo, la ineficiencia del sistema estatalista caerá sobre los hombros del pueblo, de los trabajadores.

Por desgracia, el gobierno-partido sigue aferrado a los viejos esquemas dogmáticos neo-estalinistas del trabajo asalariado estatal, la disciplina impuesta, la “planificación” centralizada, el monopolio estatal de los mercados y el sistema político de la “dictadura del proletariado”: el control absoluto por el estado-gobierno-partido de toda la vida política del país.

Todavía nuestros “leninistas” no entienden a Lenin, cuando expresó que el socialismo era el cooperativismo generalizado; ni su marxismo les permitió comprender que la revolución era el cambio en las relaciones de producción, que en las cooperativas estaba el nuevo modo de producción, que el trabajo asalariado era el modo de la existencia del capitalismo y que los trabajadores debían abolirlo y luchar por establecer el trabajo libre asociado y la República Democrática de los trabajadores.

Los precios aumentan y la producción disminuye, a causa –dicen- del aumento de los precios internacionales de los alimentos.

Olvidan que Cuba siempre fue productora-exportadora de alimentos y que toda la filosofía económica del estado centralizador de la propiedad, vida y haciendas de los cubanos, la llevó de gran exportadora a gran importadora de alimentos.

Entonces ¿Dónde está el problema, en los precios internacionales de los alimentos o en la filosofía y las políticas económicas?

Siga la burocracia con sus políticas estadocéntricas y olvidándose del estimulo al trabajo, que el trabajo va a terminar olvidándose de ella y, después, no le echen la culpa al imperialismo, y a la “contrarrevolución” restauradora del capitalismo, que ya cuesta trabajo identificar, dónde está.

Si no saben hacer socialismo, déjenlo a los trabajadores.

Pedro Campos: perucho1949@yahoo.es

3 thoughts on “Suben los precios, los salarios se mantienen

  • Pedro no habla de “La eliminación del dinero”, pero si en lo cambio de las relacciones sociales del trabajo.

  • Traducción aproximada por google.translate:

    Felicidades, camarada Pedro. Aunque usted no lo entiende, y aunque el proceso aún no ha concluido, ha entrado en el dominio político de la “moderna cooperativa, estado de co-propiedad” el socialismo.

    Usted puede mantener su enfoque de escriturista a demostrar los problemas, es decir, necesidad de una “escritura” cita de un líder muerto para probar o refutar un punto, pero el tiempo que han llegado a la comprensión “, fue la revolución de un cambio en las relaciones de producción , en el que las cooperativas deberían ser el nuevo modo de producción “, que ya no son un monopolio del Estado socialista. Bienvenido al club, como diríamos en los EE.UU..

    El trabajo asalariado no puede ser abolida a menos que y hasta que los trabajadores son dueños de sus propios lugares de trabajo y las instituciones financieras, y el avance capitalista financiera a sí mismos contra las ganancias trimestrales.

    Para convertirse en un “republicano socialista de la cooperativa”, un no socialista / leninista que entiende que el socialismo real es una república cooperativa, un 100% de economía de propiedad estatal, todo lo que tiene que hacer es descartar el temor a una utopía de los derechos de propiedad privada y la propiedad, y aceptar que la propiedad privada y el mercado son necesarios para una república socialista viable, y en contextos dinámicos y propiedad de los trabajadores las empresas cooperativas.

    El capitalismo no es la existencia de derechos de propiedad privada, es propiedad de la propiedad más privada de los capitalistas, en vez de los trabajadores.

    En este punto, usted debería ser capaz de captar dos sencillos puntos: (1) el Estado socialista no tiene por qué poseen el 100% de las cosas productivas, pero puede obtener ingresos de amplios parcial, en silencio la copropiedad de los trabajadores de propiedad privada, dinámica las empresas cooperativas, y (2) la pequeña burguesía, los campesinos, dueños de restaurantes, comerciantes, pequeños fabricantes, et cetera, es el aliado natural del proletariado contra la burguesía monopolista y los banqueros, y es necesaria para la construcción socialista exitosa.

    Y, sí, su artículo es impresionante! Para un cubano república socialista cooperativo, Grady

  • Pedro, que te hace pensar que eliminando los salarios las personas tendrán incentivo para trabajar y producir?
    La eliminación del dinero no es solución a ningún problema. Nota que los salarios mínimos son la causa del problema. La dirección en que los salarios deben moverse es hacia arriba y no hacia abajo que es lo que al parecer propones con la eliminación del trabajo asalariado.
    Ficción comunista es solo posible en libros pero no en la practica.
    Mira si tanto te molesta el dinero as la siguiente prueba.
    Une al grupito de seguidores y pongan todo el dinero que cada uno de Uds gana junto y funcionen como un colectivo comunista donde el colectivo determina donde invertir el dinero y en que y déjanos saber de la experiencia. Creo que comprobaras personalmente que la utopía comunista no funciona.
    Tiene que existir un mecanismo para pagar por el trabajo realizado. Por ejemplo si miras a la naturaleza. Tu cuerpo realiza trabajo y ese trabajo lo realiza consumiendo energía. La energía del cuerpo proviene de los alimentos que comemos. Cuando gastas mucha energía comes mucho mas de lo normal. Eso mismo debe pasar con el trabajo. Aquel que produzca mas debe ganar mas. Si no fuera de esa forma no podríamos subsistir.
    Por eso el sistema que tienen no funciona y el que propones es aun mucho peor que el existente con respecto a economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *