Quiénes deben dirigir el Partido

Pedro Campos

El pirmer secretario del PCC, Raúl Castro (l) y José Ramón Machado Ventura (d)
El primer secretario del PCC, Raúl Castro (d) y el segundo, José Ramón Machado Ventura (i)

HAVANA TIMES — El Primer Secretario del PCC y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el General de Ejército, Raúl Castro acaba de expresar en el VII Pleno del Comité Central que “los dirigentes partidistas tienen que ver los problemas y avizorar el futuro”, según Granma de hoy 3 de julio de 2013. Por ahora me limito a comentar ese planteamiento.

Debería ser al revés, Presidente: Los que identifican los problemas, buscan y encuentran las soluciones y ven el futuro son los que deben encabezar el Partido. Pero no, Ustedes siguen designando a los leales a Uds., no importa que no sean capaces de ver nada, resolver nada, ni de identificar nada.

El sistema de designaciones, -basado en las informaciones que recogen o inducen sus variados órganos de la seguridad del estado-,  impuesto por la “dirección histórica” al Partido, en violación de los principios democráticos de elección de abajo hacia arriba, es el que impide que tengamos dirigentes capaces de identificar los problemas y darle solución.

La rectificación es simple: no designen a más ningún dirigente, no propongan ni nombren Uds. mismos a los nuevos miembros del CC, a los dirigentes provinciales y municipales, ni que sean estos los que impongan dirigentes en los núcleos a través de sus “instructores”. Dejen que sean las bases las que propongan y elijan.

El problema del Partido es el mismo de la economía y de la sociedad cubana toda: el exceso de centralización, la verticalidad de las decisiones, la falta de democracia. El centralismo democrático, tiene dos partes, pero la segunda se ha ignorado por Uds., como han ignorado todas las propuestas de la izquierda socialista y democrática que se han empeñado en silenciar.

Otras veces se ha explicado: mientras no se reconozca el fracaso del conjunto de concepciones políticas, económicas y sociales, agrupadas bajo esa escuela denominada “marxismo-leninismo”, en verdad la versión dogmatizada ruso-estalinista de las ideas principales de Marx y Lenin, no podrá haber una verdadera rectificación, una verdadera renovación socialista.

En tanto, solo tendremos más de lo mismo, disfrazado, con nuevo vocabulario, pero con viejos y desgastados esquemas, estructuras, métodos y  consignas y la palabra socialismo, cada vez más denigrada y embarrada, agregará más infortunios, aislamientos y desprecios y los que tratamos de reivindicarla seguiremos subiendo una cuesta resbaladiza, llena de promontorios y, desde luego, plagada de peligros.

La persecución velada a los socialistas democráticos en Cuba continúa. Luego de haber “limpiado” el partido, las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior de “perestroikos e izquierdistas” y tomando como pretextos las Causa No. 1 y No. 2 contra el General Ochoa y luego contra el Ministro del Interior General Abrantes, siguen  las “visitas” a nuestros compañeros y se nos trata de denigrar con artículos y comentarios insultantes en revistas digitales y blogs.

En estos días, varios comentarios que he tratado de dejar en Cubadebate, revista digital del PCC, escritos con todo respeto y moderación, han sido inmediatamente rechazados.

Pero no importa, es la época que nos ha tocado vivir y es mejor vivirla con dignidad y en lucha que de rodillas ante el Imperio o los nuevos amos.

Socialismo por la vida.

Pedro Campos: [email protected]

 


19 thoughts on “Quiénes deben dirigir el Partido

  • el 12 agosto, 2013 a las 12:31 pm
    Permalink

    Pedro, lo que le ha pasado a Vd. en Cubadebate me ha pasado con el blog de Iroel Sánchez, si hago una crítica al gobierno, aunque sea con la mejor intención, tampoco me la publican. Saludos.

  • el 26 julio, 2013 a las 12:19 pm
    Permalink

    Señores:

    A mí me importa un rábano quién dirija o no, al partido comunista. Lo que sí me interesa es cuál es la fundamentaciñon por la cual el partido comunista tiene que ser el único que diga la última palabra en un país. ¿Dónde se ha demostrado que el partido comunista es superior, más inteligente, más honesto, más capaz, menos corrupto, más creativo que cualquier otro; si lo que dice la realidad , en cualquier país que haya gobernado, es justamente lo contrario? A mí que me dejen afiliarme al partido que me dé la gana, o no afiliarme a ninguno: Yo lo que quiero son unas urnas transparentes, pluralistas y democráticcas donde yo pueda votar a favor o en contra de lo que me dé la gana, y que gane la mayoría. Punto.

    Porque la verdad es que, si seguimos en la misma melopea, y somos consecuentes con la línea de pensamiento de un solo partido, tendríamos que admitir también, como perfectamente válido, que se declare como ilegal al partido comunista en todos aquellos países en que dicho partido no gobierne ¿Y entonces, qué?

  • el 17 julio, 2013 a las 1:05 pm
    Permalink

    Mira esto es otro posible avance tecnológico que tendrá repercucion global
    Imagina un viaje de New York a Pekin en solo 2 horas!!!!

    Imagina todas las grandes ciudades del mundo conectadas por este sistema de transporte rápido y super eficiente.

    Es soluciones inovativas como esta que el capitalismo libre produce.

    http://www.et3.com/

    http://en.wikipedia.org/wiki/Evacuated_Tube_Transport_Technologies#Evacuated_Tube_Transport_Technologies

    http://www.cnn.com/2013/07/16/tech/innovation/elon-musk-tube-transport/index.html

  • el 17 julio, 2013 a las 9:19 am
    Permalink

    Isidro:

    De igual forma también trato de dialogar y dialogando hemos encontrado varios puntos en los que coincidimos.
    Tienes razón que parte de la crisis actual es culpa de parte del capitalismo especulativo.
    En cada sistema existen reglas que deben seguirse y según entiendo muchas de las reglas existentes
    fueron violadas. Otras nuevas fueron introducidas para que situaciones similares no ocurran
    en el futuro.
    Este tipo de errores ocurre por que es intrínseco del ser humano y algunos tienen una atracción mas que
    otros a subir, a tener mas que los demás, a sobresalir. A muchos no les importa si esto viene al costo de
    una mayoría. Así es que podemos explicar desastres como el mismo desastre Cubano que presenciamos hoy.
    También podemos ver en el sistema cubano que existe una corrupción endémica. No es solo el jefe de la compañia Cubana de aviación, o directores de algunos hospitales pero es una corrupción que permea el sistema
    completo y toca a cada uno de los ciudadanos de una forma u otra.

    Esta claro que la corrupción no es un problema solo del socialismo pero en el se agudiza hasta un punto paralizante para toda la sociedad. También es verdad que usualmente los que mas pierden son los de abajo.
    No digo que el capitalismo libre sea un sistema perfecto. Lo que digo es que es mucho mejor que el capitalismo monopolista de estado es decir el sistema socialista implantado en Cuba.
    Cuba aun con socialismo no esta exenta de especuladores. Desde aquellos que llevan toneladas de productos
    y pagan sobornos para pasarlos por la aduana hasta aquellos que usan y venden propiedad del estado para su
    beneficio personal. Arriba de todo esto la misma élite beneficia a cierto grupo de personas que necesita
    para su supervivencia en el poder. Una vez cortado ese pastel queda bien poco para los Liborios cubanos.
    Yo estuve allá abajo en el mismo lugar que estábamos una mayoría y se lo que hablo.
    No es posible que un grupo élite trate de gobernar a una mayoría sin que ellos vivan con las mismas dificultades y sacrificios que esa mayoría. Todos sabemos que el nivel de vida de esta élite es miles de
    veces superior al de cualquier cubano de a pie.

    En el capitalismo libre el sistema se adapta y cambia. El cambio viene de forma natural. Por que el sistema
    es auto organizativo en el socialismo es todo lo contrario. Lo cual le hace miles de veces menos eficiente.
    Lo vemos sencillamente con por ejemplo los pequeños restaurantes familiares que hemos visto florecer en
    la Habana y otras partes. Como la iniciativa privada puede resolver los problemas, mientras que al estado se
    le hace extremadamente difícil lograr que algo como un simple restaurante funcione correctamente y que produzca ganancias y no perdidas.

    Lo que describimos los dos es que hay pillos en todas partes. Los hay en el sistema socialista y los hay en el sistema capitalista libre. Cada cual se las ingenia para robarse lo que puede y los demás terminan pagando. Veo que en el sistema socialista hay un problema peor. Pues creo que el problema esta en el mismo
    sistema. No hay que leer el ultimo discurso de Raul para saber que las cosas andan mal muy mal en Cuba. Les tomo 50 ños reconocerlo! Ya eso en si es un problema de dimension mayor.
    Quien es responsable? Son ellos?
    si creo que parte de culpabilidad cae en ellos. Pero también gran parte de culpabilidad cae en el mismo diseño del sistema.

    No estoy tan familiarizado como tu sobre China por no vivir en el lugar pero si he leído y visto en las
    noticias como un sistema capitalista libre dominado por una clase élite que le da poca importancia a
    los trabajadores que están abajo. Me resulta totalmente irónico que esto ocurre de una clase de individuos que inicialmente se proclamaban por la defensa del bienestar de los trabajadores.

    Lo mismo a ocurrido en Cuba. Sabemos que el salario promedio en Cuba no pasa de 20 dolares. Esto es incomprensible a cualquiera que se le explique.
    Cual es el nivel de explotación o quizás debería llamarle esclavitud de un trabajador Cubano?
    Los pocos beneficios que tienen vienen realmente de su propio sudor. La educación y salud que siempre se a cacareado en las arengas como gratis. Sabemos que viene a un alto costo. En ese costo esta incluida una de las cosas mas importantes para cualquier ser humano.

    Su libertad.

  • el 17 julio, 2013 a las 2:29 am
    Permalink

    Julio:

    Como sabes, yo tampoco intento cambiar tu opinión. Aunque tengamos idearios distintos, más de una vez he concordado contigo en ciertos aspectos, porque de eso -entiendo- se trata del diálogo: de coincidir y discrepar, según el caso.

    Cuando digo que no me convence tu “programa”, lo hago partiendo del entendido de que el ser humano no ha logrado hasta ahora funcionar a sus anchas, acrítica y discriminadamente, dentro de lo que llamas su “estado natural”, que sería el ámbito del mercado, asumiendo este último como la panacea esencial. Entiendo que – al menos en el futuro previsible – harán falta resortes que regulen ese mercado, y que se suponen dimanen de mecanismos macroeconómicos diseñados y aplicados por el Estado. Lo que vemos a día de hoy es un mundo en crisis por culpa, en buena medida, del llamado capitalismo especulativo, que no es más que el resultado directo de ese mercado cuando finalmente se desboca, sin bridas que lo detengan. Observa que si bien los “estatalistas” corrompen y desfiguran el papel que sí corresponde al mercado en cualquier sociedad, los especuladores del otro extremo abocan a tantas sociedades -tanto desarrolladas como empobrecidas – a una cadena de pérdidas que al final, como siempre, pagan las clases más vulnerables. Con los especuladores de esta laya se privatizan las ganancias, pero se socializan las pérdidas. Y mira si no todos estos paquetes estatales de rescate en Europa, EEUU y Asia, salvando el trasero de los ricos habituales, con la plata que le sacan al ciudadano de a pie.

    Dicho esto, concuerdo con que el estatismo que se aplica en Cuba no es menos dañino, ya que al final nos deja de algún modo tan desvalijados como haría su contrario.

    Ahora, ¿qué pasaría si deja de existir ese estatismo todopoderoso? ¿Sería posible transitar a una renovación, o reubicacíón de factores -una lógica conjunción de sector privado, cooperativo, multinacional, mixto y estatal – dentro del actual modelo político cubano? Ya sé que me dirás que estoy influido por el modelo chino, en el cual habito desde hace un buen tiempo. Y no lo niego. Pero precisamente por verlo en el día a día es que hago estas preguntas.

    En China, hace 40 años, se perseguía y hasta se mataba a los denominados “seguidores del camino capitalista”. Hoy – vueltas que da la historia- esos mismos capitalistas militan en las filas del Partido Comunista – a la vez que conducen al país a la cima de las economías más desarrolladas- , o son miembros de los llamados “partidos democráticos” no comunistas – que son ocho, y que fuera de China apenas si se les menciona – pero que existen y tienen una creciente presencia en la vida nacional.

    Y ojo, no estoy diciendo que Cuba tenga que imitar, pero hay temas que son válidos en cualquier latitud, y tal como van las cosas en la Isla, todo apunta a una inmimente e inevitable temporada de pragmatismo. Eso, estimado Julio, lo veo más próximo que un “sueño de mercado”. Sobre todo más aplicable.

  • el 16 julio, 2013 a las 3:55 pm
    Permalink

    Jose en eso estaría en desacuerdo siempre y cuando ellos desistan de ser el único partido.
    Creo que cada individuo tiene derecho a ser libre y si se prohíbe el partido comunista le estaríamos negando su libertad a unos cuantos individuos. Siempre y cuando la libertad de unos pocos no infrinja en la libertad de todos los demás y ese es el caso de PCC actual. Ellos hoy son libres y pueden hacer y decir lo que piensan pero al costo de la libertad de los demás.
    Existiendo múltiples opciones políticas no dudo que en una Cuba futura el partido comunista sea una minoría bien pequeña y poco popular dada la historia que conocemos.

  • el 16 julio, 2013 a las 3:44 pm
    Permalink

    En una cuba futura debiera eliminarse por antidemocratico el Partido comunista pues cuando estan en el poder no permiten oposicion

  • el 16 julio, 2013 a las 12:53 pm
    Permalink

    Pedro, creo que entiendo la idea que Uds proponen y como le decía cuando me refería a socialismo arriba no me refería a su tipo de socialismo por esto le sugería que deberían usar un nombre diferente. Claro que también se que el Capitalismo no es solo el mercado. Se necesitan muchos mas ingredientes. Como el capital y al empresario. La idea fundamental del capitalismo es resolver problemas. Ya explicaba en otra parte por acá. Todo comienza con una idea brillante, una correspondiente inyección de capital y así se resuelve uno o múltiples problemas. No hace mucho ponían un ejemplo por acá de alguien que le daba cambio a las personas en las paradas de guaguas en Cuba antes quizás la persona por no tener el cambio correcto tenia que dar mas dinero que el necesario pero usando a esta persona podía mantener su costo mas bajo. Es así como el capitalismo funciona. Espontaneo en la solución de problemas, lo otro que ocurre es por supuesto la generación de dinero y esto es un side effect.
    Considero muy muy importante que se aprenda a debatir en Cuba. Es necesario entender que no todos tenemos que estar de acuerdo y que es algo totalmente normal. Ninguna sociedad puede ser monolítica. Eso es parte de los desastres que se han intentado. Tratar de meternos a todos en el mismo molde. Lo cual es tarea imposible. Es tan insoluble como la proposición de Fermat.
    Creo que la metáfora del carro sin motor es buena. El motor en el capitalismo es el capitalista o empresario. Sin las ideas y soluciones brillantes a problemas todavia andaríamos desnudos recolectando frutas. Hay funciones que los capitalistas cumplen en el capitalismo. No son una parte banal sino una parte esencial del engranaje que hace al carro caminar.
    Mis ejemplo favoritos son personas como Steve Jobs, Bill Gates etc. Quiero hacer notar que por ejemplo Bill Gates a dedicado una cantidad grande de su fortuna a resolver problemas reales en el mundo. Como vacunas en países pobres, o mejorar la educación y el acceso a ella etc atravesar de su fundación. Lo mismo ocurre con muchos otros.

    Hay otras cosas que deben considerar. Quizás en cuba tienen menos acceso a los adelantos modernos. Pero ya existen tecnologías donde se ve a donde vamos. Una de las cosas muy interesantes que ocurrirá en un futuro bien cercano quizás menos de 10 años es que podremos decirle a una computadora que produzca tal o tal cosa. Y la computadora con una especie printer 3d podrá ejecutar lo que pedimos. Este tipo de tecnología remplazara la labor de millones y millones de personas. También parece que se avecina la singularidad de Kurzweil. Esto no es mas que la creación de una inteligencia artificial comparable a la humana. Y que posiblemente usándola podamos construir cadenas crecientes de inteligencia mas alta que la humana. Otra es la nanotechnologia. Si se llega a construir un constructor universal. Cualquiera de estas technologias que hablo son bien perturbadoras del status quo especialmente de las sociedades como las conocemos hoy en día. La creación de una inteligencia artificial igual o superior a la humana tiene consecuencias no predecibles. Aunque parezca ciencia ficción. No estamos muy lejos de llegar a estas cosas de que hablo. Es posible que todas ocurran entre 20 y 50 años. Le menciono esto por que cuando cualquiera de estas ocurra todos los sistemas no tendrán mas remedio que cambiar de alguna forma. Creo que es difícil predecir cual sera el correspondiente cambio social. Mi predicción es que sera para el bien de todos. Por que ese a sido el pattern. Siempre vamos de lo malo a algo mejor.
    Saludos Pedro y como le decía y reitero mis criticas al socialismo no son a su tipo de socialismo sino al estatismo, al estatalismo, al centralismo. A lo que hay en cuba por 50 años.

  • el 16 julio, 2013 a las 11:08 am
    Permalink

    Julio. Primero le agradezco este intercambio respetuoso desde posiciones distintas. Es difícil para los cubanos hacerlo sin ofenderse. Veo que para Ud. El mercado es equivalente al capitalismo. El capitalismo está en Cuba no porque haya mercado negro, sino porque el gobierno explota en forma asalariada, capitalista, a los trabajadores, aunque a costa de eso brinda salud, educaciones y otras pequeñas gratuidades. Permítame decirle que el mercado es muy anterior al capitalismo y al igual que las Ciencias, los derechos humanos y otros, no es oriundo ni único de ningún sistema o modo de producción. Desgraciadamente los “comunistas neoestalinistas”, creen igual que Ud. Que el mercado es sinónimo de capitalismo y por eso lo han rechazado. Mercado tendrá que haber en el socialismo, porque sin intercambio tendríamos que autoabastecernos de todo, algo simplemente imposible, ilusión de algunos socialistas utópicos. Lo que ocurre es que el mercado asume las características de la sociedad en que se desarrolla. En el esclavismo había un mercado de esclavos. Era un mercado caracterizado por el trabajo esclavo. Los valores eran relativamente arbitrarios, según la calidad de la “mercancías”, según el esclavo fuera más o menos fuerte, más o menos sano, más o menos joven. Pero era mercado. El mercado en el capitalismo está caracterizado por la explotación asalariada. El valor de las mercancías por lo general, depende de la cantidad de trabajo socialmente invertida en cada producto. Es decir lo que le cuesta producir al capitalista pagando por el uso de la fuerza de trabajo del asalariado. El “socialismo de estado” no ha sido capaz ni de pagar por el uso de esa fuerza de trabajo por el alto costo del sostenimiento de la burocracia, fundamentalmente. El socialismo participativo y democrático que defendemos, no pretende eliminar el capitalismo por ley, ni arrebatar a nadie sus empresas, medianas, grandes o pequeñas. Para nosotros el mercado mismo desarrollado por el capitalismo, es el medio natural en que se desarrollarán las cooperativas y las empresas controladas por los trabajadores libres asociados, que pueden tener varias formas (mutuales, sociedades anónimas, empresas auto y cogestionadas sean con el estado o con otras capitalistas, etc). Cuando las empresas de tipo socialistas (que no explotan trabajo asalariado como norma, que se basan en el trabajo cooperativo y libre asociado) predominen el mercado capitalista irá transformándose paulatinamente en intercambio de equivalentes reales, y en consecuencia, se irá modificando también la ley de oferta y demanda. Pero eso no se desarrollará en poco tiempo, es el periodo de tránsito del que hablaba Marx, no será por decreto, será la práctica misma del mercado.
    De manera que la negación del mercado nada tiene que ver con el socialismo marxista. Claro que es y tendrá que ser una herramienta de la producción. Esta es una discusión no acabada entre los marxistas revolucionarios, pues no es menos cierto que en determinadas circunstancias, probablemente, como lo hacen los dirigentes financieros del capital internacional, se podrían hacer necesarias algunas regulaciones para evitar los monopolios, el dumping y otras prácticas desleales típicas de los ambiciosos.
    Los socialistas democráticos nos atenemos a la máxima marxista poco divulgada por los estatalistas, de que no estamos dispuestos a cambiar libertad por justicia y precisamente nuestra máxima aspiración es la libertad plena del individuo, la cual solo se podría conseguir cuando el hombre, por sí mismo, es capaz de reproducir y ampliar su existencia, sin tener que depender del capital, de la propiedad de otros hombres. Eso será cuando todos los hombres dispongan de medios de producción en forma individual o colectiva. Saludos y gracias por leerme. Sepa que en Cuba mis escritos no son publicados en los órganos oficiales y hasta se ha perseguido y expulsado de su trabajo a personas por recibirlos y difundirlo.

  • el 16 julio, 2013 a las 8:54 am
    Permalink

    Isidro, Claro esta que no intento cambiar tu opinión pero permiteme expresar mi opinión. A lo largo de medio siglo el capitalismo libre a estado en Cuba se ha llamado Mercado negro. El capitalismo libre es natural. Es la forma natural de intercambio y comercio. Es self organizing no necesita de mucho para prosperar. Estoy seguro que en muy poco tiempo dado el marco legal correcto el capitalismo libre haría maravillas antes pensadas imposibles en Cuba. Lamentablemente la estatitacion de la economía a la que se dio por llamar socialismo no resulta. Creo una inmensidad de problemas prácticamente insolubles. Hay muchas restricciones para resolver problemas. Es como pedirte que realices una construcción geométrica de un triangulo con solo un compás. Por eso sigo repitiendo que es esencial la libertad de actuar del individuo. El individuo debe venir primero. De ello la importancia de las libertades individuales.

    El PCC no es renovable por que precisamente las cosas que tienen que cambiar son el núcleo de su esencia. Un PCC sin centralización sin totalitarismo sin represión deja de ser PCC.

    Yo veo los problemas fuera del contexto ideológico. Como resolver problemas? Que solución da mas libertades a los individuos para resolver sus problemas y las de muchos otros? Creo que la mejor solución que he visto hasta ahora la ofrece el capitalismo libre. Admito que es necesario poner ciertos frenos con respecto a la monopolizacion que puede ocurrir en un sistema capitalista libre. El monopolismo conduce a lo mismo que Cuba tiene hoy. Por eso debemos preocuparnos por que no reaparezca.

  • el 16 julio, 2013 a las 8:42 am
    Permalink

    Pedro coincido en que el sistema cubano no es socialismo y lo he dicho varias veces por acá.
    Pero tengo que llamarlo así por que es lo que ellos le llaman y ademas en general siguen la idea del “socialismo” que se implemento en Europa. Yo se que el sistema cubano como también el europeo fue solo capitalismo monopolista de estado. Creo que en eso estamos de acuerdo.
    Creo que la explotación de alguna forma siempre existirá. Yo no la llamaría exactamente explotación sino deslavace económico en la retribución.
    No es posible la extinción del estado en este punto estoy en desacuerdo. Es necesaria una entidad nacional y posiblemente global. Hay ciertas funciones de las sociedades humanas que son mejor hechas por un estado. Y no hay forma de remplazarla con otra cosa.

    Pedro, estoy de acuerdo que existen otras corrientes socialistas y como dije en comunicación anterior y eso es a lo que yo tendría en mente como un verdadero socialismo. Honestamente le digo que creo que lo que Ud propone parecen ideas buenas, por lo menos mucho mejores que lo que ha existido hasta ahora en Cuba. No coincido con algunas cosas pero como le decía es normal que no coincidamos. Por alguna parte hablando con Grady en ingles le decía que debían buscar un nombre diferente de “socialismo”. Por que desafortunadamente cuando a alguien se le menciona socialismo viene inmediatamente la idea de un estado totalitario. etc etc.
    Mi idea es que no deben existir limites ni limitaciones. No deben existir limites para la creación económica. Debe existir total libertad económica. Claro esta no estaría nunca de acuerdo con un sistema esclavista o algo parecido y en muchos sentidos el actual sistema cubano se parece mucho al esclavismo.

  • el 16 julio, 2013 a las 5:45 am
    Permalink

    Julio. Uno de los problemas que noto en sus enfoques es que a Ud le pasa lo mismo que al gobierno cubano, los siguen considerando y llamando socialismo a lo que nunca lo ha sido. Si socialismo, según los clásicos es un nuevo modo de producción, distintos al trabajo asalariado, una nueva sociedad sin explotadores ni explotados, basada en el trabajo libre asociado, hacia la plena socialización y democratización de la vida económica y política, donde el estado tenderá a extinguirse,entonces no se siga llamando socialismo a un sistema que se basa en la concentración de la propiedad en el estado, el trabajo asalariado y la centralización de todas las decisiones.
    Y desde luego me dirà, bueno es que eso es lo que hemos tenido por socialismo hasta ahora. Tampoco es así, siempre ha existido esa otra visión no estalinista del socialismo, y de hecho como Ud. dice, existen formas socialistas dentro del capitalismo, regiones enteras, muchas empresas cooperativas, gobiernos que aplican políticas hacia el socialismo. Pero desgraciadamente nos quieren hacer cargar con el fardo del estalinismo. Mucha basura que se ha hecho en nombre del socialismo. Pero no es nuestra basura.

  • el 15 julio, 2013 a las 10:27 pm
    Permalink

    Provocador, en el mejor sentido, el toma y daca entre Julio y Pedro. Da mucho que pensar. En primer lugar: ¿cómo se implementaría cada una de esas variantes en la realidad? Si nos ajustamos a los fórceps que suele colocar la realpolitik a cualquier parto, habrá que admitir que la de Pedro resulta más viable para la Cuba de ahora mismo, porque, a mi juicio, Pedro Campos parte de lo que ya tenemos en el país, sometiéndolo a cierto proceso de reajustes, en tanto que Julio propone un desmontaje que, debo confesar, no me convence. Primero, porque no concibo un cambio que parta de la nada, de hacer tabula rasa, como si nada hubiera pasado, y, segundo, porque estoy seguro que todos los cambios que se avecinan a corto y mediano plazo derivarán de este orden establecido a través de más de cuatro décadas, desde la fundación del Partido.

    Al abordar el andamiaje del PCC lo primero sería hacer un recuento. ¿De dónde salió el mismo? ¿No es acaso el resultado de la fusión entre las tres principales fuerzas que impulsaron la Revolución, cuando ni siquiera se mencionaba la palabra comunismo? ¿No demostraron los partidos burgueses de la época ser insuficientes en todos los sentidos para plantarle competencia a este triunvirato, que en su momento se llamó ORI; que luego se llamó PURS?

    Sí pienso, por otra parte, que va siendo hora de que el Partido retome ciertos impulsos de los años iniciales de la Revolución, que lo hagan representativo de todo el espectro socio-político del país, incluidos los que no siguen las pautas del judío de Tréveris, ni comulgan con el estatismo, pero que aman a su país como el que más.

  • el 15 julio, 2013 a las 4:13 pm
    Permalink

    Pedro, evidentemente tenemos maneras diferentes de ver el problema y de resolverlo. Tenemos coincidencias también como “modelo sí horizontal, sí democrático, si libertario”.

    Tienes razón que la ciencia no es socialista ni capitalista y dicho sea de paso socialismo es también capitalismo. Pero un sistema que premia la inventiva y la tecnología es mas apto a desarrollarla. Si vamos por una lista de las mayores invenciones tecnológicas la gran mayoría fueron hechas en sistemas capitalistas libres.
    Digamos una computadora personal que es el elemento básico para la existencia de Internet no se le hubiera ocurrido nunca a un burócrata socialista de la necesidad de crear algo así. No para que cada persona la pudiera adquirir sino para un estado por que los problemas de una burocracia socialista son problemas de estado no de individuos. Sin embargo en una sociedad capitalista libre los problemas esenciales son los problemas del individuo. Son diferente aproximación a la solución de los problemas.
    Tantos planes económicos centralizados en Cuba y sin embargo por aquí por HT tenemos una foto donde cada uno se compro su ladrón de agua para resolver un problema que hubiera sido resuelto por un estado o compañía eficiente en la tarea de distribuir agua. Demostrando el fallo total de el sistema. Resulta que “socialismo” en lugar de conducir a cierto colectivismo conduce a un individualismo atroz. He comentado antes que una de las cosas que mas me sorprendió al llegar acá es que las personas en general no son egoístas. En Cuba es todo lo contrario. Sálvese quien pueda.
    Pedro evidentemente no tenemos que estar de acuerdo y tenemos puntos de vistas diferentes. Esto es totalmente normal en cualquier sociedad. La practica es la ultima prueba verdadera de las teorías. La propuesta socialista que se ejecuto en Cuba (Estatismo) y no funciono, ni funcionara. Por que la solución es intrínsecamente cerrada.

    Imagina al capitalismo libre como un carro. El socialismo le quito las gomas y el motor al carro y todos andan empujando para que se mueva y ya vemos que no se mueve. Llevan medio siglo en eso y todavia dicen por allá arriba que hay que ir sin apuros. Mientras todos andan tratando de empujar el carro sin gomas, la élite sigue sentada al timón con aire acondicionado y emitiendo ordenes a los demás. Muchas de las cuales como la centralización no a resuelto problemas sino que ha creado una maraña inmensa de problemas.
    Piensa en un problema como la doble moneda y la cadena de beneficios que la élite a creado para premiar a los oficiales de alto rango y mantener de cierta forma oculto el premio por su lealtad. Y así muchas cosas.

  • el 15 julio, 2013 a las 1:15 pm
    Permalink

    Julio, perdone Ud. Ese es el modelo a que Ud. Aspira no al “que debemos aspirar”, cada uno está en libertad de aspirar al modelo que estime, pero esa libertad tiene el limite de la imposición a los demás, o la libertad sería una impostura.
    Los socialistas democráticas aspiramos a un modelo sí horizontal, sí democrático, si libertario, si donde la riqueza esté repartida y donde todos tengan iguales oportunidades, superior a la democracia representativa burguesa. Aspiramos a una democracia directa, donde las formas representativas existan mientras sean necesarias, en forma minoritaria. Y conste que reconozco la ventajas del modelo de democracia liberal burgués, sobre los medievales y sobre los del llamado “socialismo real” que todos sabemos que no han sido más que autoritarismos de grupitos en nombre del socialismo, el partido y la clase obrera.
    Y le preciso que si ciertamente el modelo económico burgués de libre empresa demanda libertades, cuando en él predominan los grandes monopolios e intereses del gran capital, como ocurre en estos momentos en el mundo capitalista, esas libertades son limitadas en la práctica cuando un puesto en el Senado o en la Cámara cuesta millones y cientos de millones de dólares, cuando el estado se abroga el derecho de cercenar las libertades individuales y escudriña en su correspondencia y en su vida personal a través de la tecnología, cuando se limita el derecho de los ciudadanos a visitar otros países, cuando la ley se aplica desigualmente según los intereses políticos, etc.
    Por último amigo, la internet no la creo el sistema burgués, es el fruto del desarrollo de la Ciencia y la Técnica que no son eses, ni socialistas. Como los principios democráticos y los derechos humanos, no son capitalistas ni socialistas. Cuando me refiero a la democracia burguesa representativa, no me refiero a la democracia como concepto general, sino al sistema aplicado en los países capitalistas, donde la democracia está en función de los intereses de los grandes empresarios y para los demás, desde luego, siempre queda algo.
    No caiga en el mismo maniqueismo del extremismo oficial cubano: se está con sus criterios o contra ellos.

  • el 15 julio, 2013 a las 7:25 am
    Permalink

    Mucha verdad en tus palabras… Lo malo de esto es que sucedera como en muchos lugares, que el dia que les toque a las personas elegir, elegiran quizas equivocadamente solo por el odio a este sistema que se le llama Socialismo. Sin saber que puede haber un mejor Socialismo, que pueden existir sistemas mejores que el americano.

  • el 15 julio, 2013 a las 7:20 am
    Permalink

    Pedro, no creo que es hacer como el avestruz.

    Es reconocer que el partido comunista tiene serias limitaciones ideológicas que no le permiten cambiar y estas limitaciones son centrales a su forma de pensar. Como esto es así entonces la lucha debe concentrarse no en lograr que el Partido Comunista cambie sino en llegar al multipartidismo y la democracia.

    Con respecto a lo que hablas de los apoderados etc. Quienes son los dueños de la prensa y de todos los medios de comunicación en Cuba? No es la elite? Creo que ese modelo es aun mucho peor.
    Tu opinión y la de millones de otros se escucha por esa rendija que se llama Internet. Internet es fruto de esa sociedad burguesa de que hablas y es precisamente el modelo de descentralización, de horizontalidad, de democracia a que debemos aspirar.

  • el 15 julio, 2013 a las 5:33 am
    Permalink

    Para Julio. Empieza Ud. diciendo que no nos debe interesar y todo su texto, repite lo que yo expreso. No debiera interesar a los millones de cubanos que hemos estado casi medio siglo “dirigidos, encabezados” por ese partido? Por el único partido legal existente que es el que traza la forma en que debe ser conducida la sociedad cubana? Me parece que en las condiciones reales objetivas en que nos encontramos desinteresarse del partido que por Constitución rige la sociedad cubana es hacer como el avestruz y meter la cabeza en un hueco para no ver lo que está pasando a nuestro alrededor y confiar nuestro destino al viento circundante. Permítame decirle que para los verdaderos socialistas, los democráticos que no aspiramos a imponer ni un partido ni ninguna sociedad especifica, ni ningún capricho, la crítica del “socialismo real” de corte neoestalinista no se refiere solo a la economía, la sociedad, la política, los métodos represivos innecesarios y demás, también incluye la concepción del partido y su funcionamiento interno. Si viviéramos en una sociedad pluripartidista, con libertad de expresión y asociación, -no donde todo sea decidido por una burguesía adinerada que compra los políticos y los periódicos-, donde la democracia no sea una justificación para imponer las posiciones de los poderosos y los partidos no luchen por el poder para imponer sus decisiones, sino que participen como grupos de influencia y divulgación de ideas, donde las leyes y regulaciones no permitan que la burocracia haga y deshaga, y de verdad sean el pueblo y sus colectivos laborales y sociales los que decidan qué les conviene y que no; pues entonces no habría que preocuparse mucho de cómo se dirige el partido tal y como se eligen sus dirigentes. Pero señor mío, eso es un propósito. Hoy estamos viviendo una realidad y es a ésa a la que me refiero. Yo por lo menos decidí no ser avestruz..

  • el 14 julio, 2013 a las 4:33 pm
    Permalink

    Pedro la verdad que no nos debe interesar quien dirige el partido comunista. Ese es su propio descalabro. Lo esencial es que los cubanos no deben limitarse a un solo partido. El desastre Cubano se puede atribuir al monopartidismo. Quizás si el partido comunista tuviera que competir con otros no haría tantos errores pero pensándolo bien todos los errores que comete, son así por que siguen una ideología que les lleva exactamente a ellos. Siguiendo la ortodoxia estalinista siguen cerrados en las mismas ideas de siempre.
    La centralización, el totalitarismo, la no democratización y la verticalidad. Poder totalitario en las manos de una elite.

    Cuando en realidad lo que se necesita es todo lo opuesto es decir
    libertad, apertura, participación, horizontalidad, descentralización, democracia. Poder distribuido en las manos de todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *