Propuestas para el socialismo y la “Demanda ciudadana por otra Cuba”

Pedro Campos (fotos: Caridad)

HAVANA TIMES — Las “Propuestas para el avance del socialismo en Cuba”, presentadas el 28 de enero de 2011, con miras al VI Congreso del PCC, por un grupo de compañeros partidarios del Socialismo Participativo y Democrático, expresan textualmente en su punto 12:

“Ratificar cuanto antes los pactos ya firmados por el gobierno de Cuba, de derechos humanos (Civiles y Políticos, y Económicos, Sociales y Culturales)  y actualizar en consecuencia el código penal. Cuba deberá, además, trabajar sistemáticamente por la profundización y ampliación de las normas internacionales de derechos humanos ya establecidas.

-Decretar la plena libertad de asociación, expresión, publicación y movimiento. La libertad, la igualdad y la justicia social plenas son imposibles mientras el ser humano no pase a ser un sujeto económico con plenos derechos. La libertad para ser nacional y real, empieza por la libertad del individuo. “Solo la opresión debe temer el ejercicio pleno de las libertades” dijo el apóstol. El respeto al derecho ajeno, será la única restricción a las libertades ciudadanas. Estas y las demás modificaciones necesarias a ley fundamental y la electoral deben hacerse para acentuar el espíritu socialista y martiano de la Constitución vigente y someterse a referendo.

-Deberá decretarse una amnistía para todos los presos relacionados con cuestiones políticas y quedar bien establecido que nadie puede ser acusado por sus posiciones de conciencia, defendidas pacíficamente en los marcos legales. Sería ilícita la propaganda que defienda la explotación del ser humano en cualquiera de sus formas y penada toda la que instigue la violencia física, venga de donde venga, como estarían prohibidas y serían sancionadas las prácticas racistas, fascistas, homofóbicas y otras contrarias a la vida.

-La “ayuda” de gobiernos extranjeros dirigida a subvertir el orden constitucional, debería ser declarada ilegal y sancionada, como en todos los países civilizados.

-Todos los cubanos, no importa su lugar de residencia, deben tener iguales derechos a participar activamente en la vida política, económica y social del país. Exclusión única a terroristas y anexionistas reconocidos.”

De manera que si no compartimos todo lo expuesto en la Demanda Ciudadana por otra Cuba*, firmada por más de 100 personas de la sociedad civil, opositores al gobierno de distintas denominaciones y cubanos en general de fuera y de dentro del país, lo que no es el caso analizar ahora, existe coincidencia en cuanto a lo esencial que solicita el documento.

——

(*) DEMANDA CIUDADANA POR OTRA CUBA 

Como cubanos, hijos legítimos de esta tierra y parte esencial de nuestra nación, sentimos un profundo pesar por la prolongada crisis que vivimos y la demostrada incapacidad del gobierno actual para realizar cambios de fondo. Esto nos obliga desde la sociedad civil, a buscar y demandar nuestras propias soluciones.

Los ingresos miserables, la escasez de alimentos y vivienda, la masiva emigración por falta de oportunidades, la discriminación del pensamiento diferente, la ausencia de espacios de debate público, los arrestos arbitrarios, la falta de garantías ciudadanas, la corrupción y la inamovilidad de la elite gobernante son algunos síntomas de la difícil realidad que enfrentamos.

Queremos debatir públicamente sobre la doble moneda, las restricciones migratorias, los derechos del trabajador a un salario digno, el derecho de cualquier cubano, viva donde viva, a fomentar iniciativas económicas en su propio país, la crisis demográfica, el libre acceso a Internet y a las nuevas tecnologías. Queremos debatir sobre el ejercicio de la democracia.

Sobre la base de que la Constitución de la República de Cuba establece en su Artículo 3: En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo del cual dimana todo el poder del Estado.

Y en su Artículo 63: Todo ciudadano tiene derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades y a recibir la atención o respuestas pertinentes y en plazo adecuado, conforme a la ley.

Demandamos al gobierno cubano:

Que ponga en práctica de inmediato las imprescindibles garantías legales y políticas concebidas en la Declaración Universal de Derechos Humanos y que ratifique el Pacto de los Derechos Políticos y Civiles y el Pacto de los Derechos Económicos Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, firmados por el Gobierno cubano el 28 de febrero del año 2008 en la ciudad de Nueva York. Esto garantizaría el pleno respeto a los ciudadanos sin importar cuáles sean sus ideas o su accionar político-social y que sean restaurados sus derechos a todos los que por sus opiniones, discrepen del gobierno. Consideramos estos derechos esenciales en la formación de una Cuba moderna, libre y plural, que nos acoja a todos por igual e inserte nuestra soberanía en un mundo dinámico y cada vez más global.

Nos sentimos comprometidos con una transformación democrática, donde todos puedan aportar sus visiones y contribuir a su materialización. Invitamos a todos los cubanos dentro y fuera de la Isla identificados con estas demandas, a sumarse a este reclamo justo y necesario. Nuestra esperanza de ser escuchados por el gobierno está casi agotada, aun así decidimos hacer llegar a las autoridades esta demanda, como un recurso impostergable para lograr un entendimiento eficaz. Estamos decididos a no aceptar el silencio institucional considerando como respuesta a esta demanda la ratificación de los pactos mencionados.


One thought on “Propuestas para el socialismo y la “Demanda ciudadana por otra Cuba”

  • el 26 junio, 2012 a las 4:41 pm
    Permalink

    Excelente artículo de Pedro Campos.
    Felicidades!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *