Posiciones en el exilio respecto al embargo

Con el crecimiento de los emigrados no marcados por las circunstancias del llamado “exilio histórico”, aumentan también los simpatizantes de la flexibilización del “embargo-bloqueo*”.

Por Pedro Campos

pc-1
Foto: Elio Delgado Valdes

HAVANA TIMES — El respaldo, antes casi unánime, entre los exiliados cubanos residentes en EEUU, a las medidas del embargo-bloqueo ha ido cediendo paso a un aumento de los partidarios de su flexibilización o eliminación en las últimas décadas. Así lo indican algunas encuestas realizadas en la Florida; pero sobre todo, la lógica de las dinámicas internas de las emigraciones cubanas hacia El Norte.

A tal punto, que la flexibilización o el levantamiento de las sanciones se ha convertido en un tema de campaña electoral en la Florida.

Este artículo trata de ayudar a explicar las causas de esas variaciones.

Las primeras oleadas de exiliados

Las primeras olas de emigrados, incluido el éxodo masivo de Camarioca en 1965, tuvieron como estimulación principal la conmoción social que significó el triunfo de la insurrección popular en 1959 y los enfrentamiento generados por las medidas económicas y políticas del nuevo gobierno.

Abarcaban los grupos ligados a la tiranía de Batista, incluidos sus más connotados represores; otros que combatieron la combatieron y que en el mismo 59 decidieron enfrentarse al gobierno de Fidel Castro por considerarlo traidor a los ideales democráticos que los unieron en la lucha antibatistiana, así como los segmentos de la mediana y alta burguesía, expropiados por el gobierno de facto, quiénes también lo enfrentaron políticamente y no pocos en forma violenta.

Las figuras de origen cubano-americano que han llegado a posiciones importantes en el gobierno de EEUU provienen de las primeras oleadas y han sido claves para las políticas norteamericanas más drásticas contra Cuba.

La mayoría de los exiliados de estas oleadas iniciales se fue casi toda junto a su núcleo familiar fundamental o lo fueron completando en los años siguientes.

Lógicamente, y no podía esperarse otra cosa, estos primeros grupos se han caracterizado por su beligerancia y siempre han aspirado al derrocamiento del gobierno, por cualquier vía, debido a los enfrentamientos sangrientos de antes y después de 1959 y a las expropiaciones forzosas de sus bienes, realizadas en nombre de un “socialismo” que nunca ha existido.

Todo lo que se hizo en los primeros años, -sin restablecer primero las normas democráticas que que habían sido el objetivo primario de aquellas luchas contra Batista-, se impuso por medio de violencia, lo que terminó generando más violencia.

Las primeras generaciones de emigrados afectadas y violentadas por esas medidas impuestas en forma no democrática, fueron y siguen siendo el principal soporte en la emigración del bloqueo-embargo y del reforzamiento posterior de sus leyes (Torricelli y Helms-Burton). Son las mismas generaciones que más han tributado a las políticas más extremas de los gobiernos norteamericanos en el enfrentamiento al “comunismo” en Cuba y a su expansión regional.

Las figuras de origen cubano-americano que han llegado a posiciones importantes en el gobierno de EEUU provienen de esas primeras oleadas y han sido claves para las políticas norteamericanas más drásticas contra Cuba, las cuales han perjudicado más al pueblo que al gobierno.

Las oleadas posteriores de emigrados

Precisamente a causa del crecimiento de ese otro tipo de exiliado, en las últimas oleadas, no comprometido ni marcado por las mismas circunstancias del llamado “exilio histórico” y más interesado en ayudar a la familia dejada atrás, hoy, cada vez son más los emigrados cubanos simpatizantes de flexibilizar y eliminar las medidas que quedan del embargo-bloqueo.

En cambio, las oleadas posteriores no se relacionan con aquellos enfrentamientos armados, ni con las expropiaciones de los primeros años. Fueron las del Mariel (1980) y las que tuvieron su cenit en 1994 con el éxodo masivo de balseros, así como las que están teniendo lugar en el último año por todas las vías tradicionales y las facilitadas por la reciente reforma migratoria.

Éstas otras son el resultado del agravamiento de la situación económica en Cuba a consecuencia del fracaso del “socialismo de estado”, más evidenciado desde la caída de su principal sustento externo, la URSS y el campo “socialista” y de las frustraciones populares ante los resultados de las limitadas reformas de fines de los 90 y de las no menos limitadas medidas de la “actualización” que, desplegadas libremente, hubieran podido tener otros significados.

Por eso mismo, estas últimas oleadas no son motivadas solo por insatisfacciones económicas. Responden también a diferencias políticas crecientes en el seno de la sociedad cubana, desde antes de la caída del socialismo real, sobre las formas centralizadas y no democráticas de conducir la política y la economía del país.

Pero estos grupos no tenían grandes propiedades ni riquezas que perder.

Aquí encontramos principalmente trabajadores y profesionales asalariados del estado y emprendedores independientes inconformes con el estancamiento político y económico de la nación y deseosos de mejorar sus niveles de vida y el de sus familiares dejados en Cuba.

De manera que estas últimas oleadas se diferencian claramente de las primeras en que no están relacionadas con expropiaciones de bienes y aunque no han compartido o se han opuesto a las políticas del mismo gobierno de siempre, no lo han hecho desde posiciones violentas, por lo general, que implicaran choques sangrientos, en tanto que sus núcleos familiares han permanecido en Cuba y su mantenimiento ha sido parte de las motivaciones para salir del país.

La mayoría de los cubanos salidos los últimos tiempos lo han hecho con la intención de regresar, ver a sus familiares, ayudarlos y “si las cosas cambian” hasta regresar definitivamente a establecer negocios propios. Desde luego, no podrían favorecer las medidas del bloqueo-embargo.

pc-2Los que se fueron al principio, también han añorado regresar a su patria, como la mayoría de los exiliados del mundo entero; pero una buena parte, a la Cuba en que conocieron y vivieron, lo cual ya no sería posible porque en medio siglo Cuba y el mundo han cambiado.

También entre aquellos primeros han aparecido quienes piensan que la mejor forma de influir en la Cuba actual a favor de sus visiones políticas-económicas y sociales y compensar sus nostalgias, está en la tolerancia, el diálogo y algunos hasta en la cooperación con el gobierno con vistas a fomentar negocios “no estatales” en Cuba, por lo cual favorecen una mayor flexibilización del bloqueo-embargo, a la espera de que otras circunstancias permitan transformaciones políticos.

A manera de breves conclusiones

Precisamente a causa del crecimiento de ese otro tipo de exiliado, en las últimas oleadas, no comprometido ni marcado por las mismas circunstancias del el llamado “exilio histórico” y más interesado en ayudar a la familia dejada atrás, hoy, cada vez son más los emigrados cubanos simpatizantes de flexibilizar y eliminar las medidas que quedan del embargo-bloqueo.

Esas son realidades de los tiempos cambiantes. Se puede estar de acuerdo, parcial o totalmente, o en contra. Solo aspiro, con respeto a todas las posiciones, a poner un granito de arena en el análisis de esta problemática.
—–
*Le denomino bloqueo-embargo o al revés, para ahorrarme la discusión semántica de ese fenómeno que todos conocemos, aunque le llamemos distinto.


22 thoughts on “Posiciones en el exilio respecto al embargo

  • el 30 octubre, 2014 a las 8:30 am
    Permalink

    Sr. Pedro Campos:

    Le agradezco que, al menos, no me haya continuado a tildar de “confundido”. Algo es algo.

    Igual le agradezco por los temas que propone para el debate, aunque no comparta sus criterios.

  • el 30 octubre, 2014 a las 4:18 am
    Permalink

    Estimado Isidro:

    También la Dictadura de los Castro hace aguas ( y líquidos peores) y no veo que en la ONU hagan algo por ayudar a quitarla.

    Y, si usamos el término “obsoleto”, nada resulta más obsoleto para Cuba, Latinoamérica y el mundo que la Dictadura que por más de cincuenta años devasta al país y a su pueblo.

    Para ser exactos la Dictadura es más vieja del embargo y ha hecho más daños porque se ha ido comiendo la nación desde adentro hasta dejarla en lo que es hoy.

  • el 30 octubre, 2014 a las 1:10 am
    Permalink

    Welcome back, Isidro!

  • el 29 octubre, 2014 a las 10:26 pm
    Permalink

    Sr. Dahiel. Desde la NEP, en Rusia, espero sepa de qué hablo, Lenin mismo identificó que por el desastre del “comunismo de guerra” tenían que establecer el capitalismo de estado transitoramente. Poco antes de morir Lenin se dio cuenta que el camino del socialismo verdadero era el cooperativismo no el estatalismo, pero Stalin patentizó el capitalismo monopolista de estado como socialismo y desde entonces sus seguidores “marxistas-leiistas” asumieron que aquella cosa centralizada, monopolizada de partido único y propiedad casi absoluta del estado era socialismo. Muchos otros marxistas desde aquella época se enfrentaron a esa concepción estatalista y burocrática, pero para muchos prevaleció aquella idea. Le recuerdo que entre las victimas de Stalin hubo siete miembros del Buro Político. Pero todavía hoy, despues de su fracaso total, en lo que estoy de acuerdo con Ud., los estalinistas siguen llamando a aquello socialismo.

  • el 29 octubre, 2014 a las 5:48 pm
    Permalink

    Sr. Pedro Campos:

    El que usted siga repitiendo continuamente que yo estoy confundido no le dará automáticamente más razón en lo que dice. Ese es además uno de los métodos de ese sistema actual que usted mismo critica en Cuba. Así que puede dejar de usarlo pues le garantizo que conmigo no tendrá éxito.

    Respondo a sus puntos:

    1- No discuta conmigo, hágalo con todos los que a lo largo del siglo XX e inicios del XXI continúan a llamarle socialismo a lo que se vivió en la ex URSS y en todos los países del campo “socialista”. Si usted desea cambiar la terminología mundial porque en sus ideales radica la verdad absoluta, pues vaya adelante y mucha suerte. Cuba siempre fue una mala copia de tropisocialismo con mucho Fidelismo, pero el mismo Fidel le llamó “socialismo” y durante mucho tiempo el pueblo lo repitió sin problema alguno.

    2- El pueblo cubano es (y me incluyo: Somos) culpable de mantener en el poder a la Dictadura. Jamás, sin el apoyo popular habría durado tanto Fidel. Y el pueblo ha aguantado la verdes, las maduras y las podridas, pero defender su derecho a la democracia nunca lo ha hecho. El trabajo de gobernar se lo dejó a Fidel y cuando este se lo pasó a su hermano en una apoteosis dinástica el pueblo cubano se quedó siempre callado.
    Y no vaya a confundir lo que estoy diciendo con la historia de llamar a baños de sangre porque un pueblo tiene muchas formas para defender sus derechos. Y ninguna de esas formas pasa por ir a desfilar en la plaza de la revolución para alegrarle el show a los Castro.
    Tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que le aguanta la pata.
    Y en esta historia el pueblo cubano es víctima pero también es cómplice.

    3- En cuanto a las motivaciones del embargo, si usted sabe más que los mismos documentos de la biblioteca del congreso de los USA, pues que otra cosa se puede hacer sino dejar de debatir.

    Respeto sus ideas y yo no le acuso de estar confundido.

    Simplemente me siento muy feliz y orgulloso de pensar, en este tema, muy diferente de usted.

  • el 29 octubre, 2014 a las 4:12 pm
    Permalink

    El embargo/bloqueo hace aguas por la sencilla razón de que resulta obsoleto en un mundo como el de hoy…y eso al margen de cualquier apreciación política. Pero sucede que en EEUU apostaron tan fuerte por él y sus ramificaciones que ahora no están seguros de por dónde comenzar a desmontarlo…

  • el 29 octubre, 2014 a las 1:45 pm
    Permalink

    Dhahiel Es evidente que Usted sigue teniedo enormes confusiones y Ud. sabrá porqué.
    1-Usted sigue llamando socialismo a algo que nunca lo ha sido. Ud. igual que los “comunistas estalinistas” confuden el capitalismo monopolista de estado con socialismo. Hemos explicado muchas vece las diferncias pero Ud y otros no quierene verlas.
    2-Dice Ud. que el bloqueo debe permanecer hasta que los “Castros paguen todo lo que robaron”. Y yo le pregunto que tiene que ver el pueblo de Cuba con ese “robo”. Cóbrenle a ellos. Porqué mantener un bloqueo que afecta sobre todo al pueblo de Cuba que no es el cumplable de ese “robo”? Pero además cree Usted sinceramente que con ese ese bloqueo van a lograr que “Los Castros paguen lo que han robado? No le voy a responder. Respóndase Usted mismo.
    3-Usted tiene otra gran confusión. Sr, esa no es la causa original ni posterior real del bloqueo o embargo, a mi me da igual el nombrecito. Le puedo aceptar ue fue el motivo, Pero hay una diferencia entre causa real y motivo, detonante, o como quier llamarsele. La verdadera causa era frenar la expansin comunista en el hemisferior y hacer fracasar el “socialismo” para que a nadie se le ocurriera volver con esa candanga. Pero como decimos los cubanos, EEUU se “comió el millo”. Eso nunca fue “socialismo” y el verdadero socialismo crece como yerba en verano en propio suelo norteamericano, en todo el contienente americano, en Europa y Asia, con el trabajo libre asociado o no en el seno del capitalismo desarrollado.

  • el 29 octubre, 2014 a las 6:18 am
    Permalink

    Sr. Pedro Campos, lamento defraudarle pero yo no tengo “confusión” alguna.

    Se lo repito:
    Primero,
    El embargo debe continuar hasta que los Castro paguen por todo lo que han robado a las compañías que nacionalizaron y a los accionistas de las mismas.

    Segundo,
    El socialismo no ha funcionado no solo en Cuba sino que tampoco ha funcionado en ninguno de los países donde se pretendió instaurar por todo el mundo.

    La verdad absoluta no existe, cierto, pero creo que ya Cuba ha sufrido bastante con ideas “socialistas” aunque no hayan sido las del socialismo que usted defiende y espera.

    Así que para no darle a alguno la tentación de retomar los caminos del “socialismo equivocado de los Castro” no creo en un futuro socialista para Cuba y tanto menos lo deseo.

  • el 28 octubre, 2014 a las 11:05 pm
    Permalink

    en dias recientes, fue noticia en Cuba la muerte de un peruano, que pocos recordaban en Cuba, pero que la prensa se encargo de rendirle digamos algun texto para reconocer “su famoso estribillo” cantado en la tribuna levantada en el jardin central del Stadium del Cerro, a mediados de 1960, el acto fue televisado a todo el pais, ?porque? pues porque el resumen lo hizo quien lo hacia siempre, “si las cosas de Fidel, son cosas de comunistas, que me pongan en la lista, que estoy de acuerdo con el”, alguien recuerda el acto, y cual fue el tema central, no recuerdan el pase de lista de todas las empresas norteamericanas, y el “se ñamaba”. “No los necesitamos para nada, la URSS nos compra toda nuestra azucar y a mejores precios” “la URSS nos garantiza todo el petroleo que necesitemos” “el transporte, las piezas, las medicinas” se pueden ir, no los queremos. (posteriormente les diria que si no querian vivir a 90 millas de un pais socialista: SE MUDARAN. No hace tanto, Chavez en uno de sus discursos, tambien les dijo publicamente: Yanquis de m…, vayanse para casa del c.., y me hizo recordar a Fidel, entonces volviendo al tema, USA tiene que regresar y ni siquiera oir un humilde “uds. tenian razon, nos equivocamos”. La frase que alguna que otra vez, hemos dicho los cubanos, no es mas o menos: “de mejores lugares que este me han botado, y me he ido”

  • el 28 octubre, 2014 a las 7:39 pm
    Permalink

    Si Usted se refiere a lo que tenemos en Cuba, sepa que eso no es socialismo ni ocho cuartos. Es capitalismo monopolista de estado controlado por un grupo. Nada que ver con el socalismo. Muchso de allá y el gobierno siguen llamando socialismo a esa cosa. No es casualidad. Unos para aprovechar el atractivo de la palabrita y otros para denigrarla. Por cierto uno de los objtivos de EEUU con su embargo es demostrar la inviabilidad del “socialismo”, pero parece que tambien algunos se han dado cuenta que no han estado luchando contra el socialismo, sino contra una cosa que le pusieron ese nombre. Como me queda muy claro por donde viene su pregunta, sepa que los socialistas democráticos no pretendemos imponer nada, ni “acabar” con el capital, ni con los capitalistas por decretos, ni nada por el estilo. Partimos de la evoluación natural del capitalismo democrático, defendemos la libertad y la democracia, creeos que sin democracia no hay socialismo posible y nuestras ideas no tienen nada que ver con la dictadura del proletariado, el partido unico, la propiedad del estado ni nada eso que han llamado socialismo. Hemos escrito bastante de eso, pero allá siguen viendo el socialismo en esa cosa fabricada de arriba a abajo, que nada tiene que ver con las ideas esenciales de Marx. La unica construcción que se hace de arriba hacia abajo son los pozos.. Así que no estamos locos, porque no queremos “hacer”lo mismos que los “marxistas-leninistas”, ni nuestros méodos tienen nada que ver con eso. Hay muchos cubanos allá y acá que”no sabe, que en el fondo son más socialistas, que los capitalistas estatalistas. Ojala y le haya aclarado en algo sus confusiones.

  • el 28 octubre, 2014 a las 7:39 pm
    Permalink

    Mire Campos, el cubano que conozca a esta tiranía sabe que son unos descarados, Usted es un hombre inteligente y sabe que lo que les interesa son los créditos para ellos seguir haciendo lo que han hecho por estos casi 60 años, que es embolsillarse el dinero. Así es que el cubano que quiera que se les de oxígeno a la dictadura, es querer que se les prolongue su situación.

    En ningún momento yo he dicho que no quiera cambios para Cuba, claro que los quiero, lo que los quiero igual que los quizo Ud cuando Batista, como fueron?, Sacando al “dictador”, sin ninguna contemplanza.

    Tampoco he dicho que haya sangre, ni violencia, solo pido que: No se le hagan concesiones al Tirano, no me diga que es el pueblo quien sufre, porque arriba de que lo se, también se, que esa pandilla, Pedro, No Va a dar libertades al pueblo, y eso, lo han dejado más que claro. Ahora, que Ud me diga que se les levanten las sanciones para que no tengan mas excusas, eso es otra cosa, y si le respeto su estrategia.

    De la gente que recientemente está llegando Pedro, créame que a la MAYORÍA, lo que No les gusta es, las necesidades que pasa la familia, claro que no les gusta que no tienen la libertad de poder tener su propio negocio, pero… si el régimen les tira unas migajas, y unas cuantas concesiones, créame que no les molesta tener Castro para siempre, hasta les tienen cariño.

  • el 28 octubre, 2014 a las 10:01 am
    Permalink

    Sr. Pedro Campos: Ante todo le agradezco el uso de un tono acorde al debate sin caer en situaciones como la del post del Sr. Erasmo.

    Yo entiendo todos sus puntos de vista pero le repito: ¿La razón por la cual se implementó el embargo ya no existe?

    Mucho se ha hablado y tergiversado el tema del embargo económico y al final muy pocos recuerdan o saben que la causa de tal decisión fue la nacionalización ( yo le llamaría confiscación) de todas las empresas estadounidenses que operaban en Cuba.

    Los afectados por tal acto del gobierno de Castro no fueron solo los propietarios de dichas compañías sino también todos los que tenían y tienen acciones en dichas empresas.

    Todos, propietarios y accionistas, estamos aún esperando a que el gobierno de Los Castro pague por lo que se apropiaron indebidamente (para no decir: robaron) porque, en fin de cuentas, no se lo dieron al pueblo como habían prometido, simplemente ellos mismos (Los Castro) se quedaron con Todo para uso y beneficio propio, incluidos los trabajadores que pasaron a ser esclavos hasta el día de hoy.

    El embargo no fue creado para hacer sufrir al pueblo de Cuba sino para obligar al gobierno a pagar por sus acciones.

    En cuanto al pueblo de Cuba, habría podido aprovechar el embargo para quitarse de encima a la dictadura, cosa que hasta el día de hoy no ha hecho.

    Una última apreciación, sin ánimo alguno de ofender.

    Dice usted que “solo los locos siguen haciendo lo mismo esperando otros resultados”. ¿No puede aplicarse a quien pretende reeditar el Socialismo en Cuba?

  • el 28 octubre, 2014 a las 8:33 am
    Permalink

    senor campos: su analisis esta lleno de contradicciones que se estan viendo mucho en el miami de hoy,pero que si se analizaran desde el punto de vista pragmatico solo daria un resultado: los hombres y mujeres criados en cuba bajo la propaganda comunista,no saben diferenciar la malanga del guagui,lo han domesticado especificamente para eso y estamos,como pais,pagando las consecuencias.Ellos no saben que el embargo es ,principalmente una medida tomada por un pais extranjero(EEUU) debido a la expropiacion forzosa de sus bienes,lo mismo que yo hubiera hecho si hubiera podido hacer cuando me expropiaron mi casa,mi retiro,etc,etc.Ellos no saben que hay que trabajar duro para poder vivir,ellos no saben que robar es un delito,no “resolver”,ellos no saben que son tan esclavos en cuba los ciudadanos hoy,como lo fueron hace 40 anos,en fin,los hombres nuevos,son unos esquizofrenicos que estan siendo manipulados por variados intereses,desde el gobierno cubano,hasta las tiendas que venden “para cuba”,y estan hechos a la perfeccion para eso: ser manipulados,siempre lo han sido desde su nacimiento.

  • el 28 octubre, 2014 a las 7:07 am
    Permalink

    Miranda que quieran flexibilizar o eliminar el bloqueo no quiere decir que no “rechacen al régimen”. Por todo lo que he leido y por lo que he vivido, creo que una enorme mayor de los emigrados desea un cambio en Cuba. Lo que no quieren es sangre, ni violencia, ni que el pueblo cubano sufra más guerras, ni bloqueo absurdos. Quieren cambios que se alcancen pacífica y democraticamente. Eso no es apoyar el régimen”, como Ud dice. No tenemos un medidor un democratímetro en Cuba, pero creo que también la mayoría de los cubanos de la isla queremos tambien cambios democraticos y socializantes, sin violencia, sin revanchismos, para el bien de todos. Si esas mayorías de alla y de aca lograramos colaborar y organizar un poderoso frente amplio, capaz de crear una masa crítica decisiva a favor de los cambios, entonces sí estaríamos en condiciones de avanzar en un proceso fluido de democratización, no habría fuerza capaz de oponérsele.

  • el 28 octubre, 2014 a las 6:08 am
    Permalink

    Dhaniel. Porque solo los locos siguen haciendo lo mismo esperando otros resultados. Locos los tenemos en todas partes. Porque es inhumano. Porque solo ha servido para justificar el desastre, la represion, la falta de libertades y la filsofía de plaza sitiada. Porque ha jodido más al pueblo que al gobierno.Porque es un remanente de la Guerra Fría. Porque obstaculiza la demotratizacion de la politica y la economía cubanas. Porque divide al pueblo cubano. Porque obstaculiza el desarrollo de las fuerzas productivaas del país. Y porque constituye el soporte fundamental del bloqueo interno y es el aliado principal, desués de la caida de la URSS y el comienzo del Periodo Espeical, de los que quieren eternizarse en el poder con su modelo estatal asalariado burocrático en nombre de un socialismo que nunca ha existido.Si quieres te pongo otra lista más grande de los problemas que ha traido para EEUU y para América Latina toda esa politica absurda, inefectiva y contraproducente de enfrentamiento a Cuba.

  • el 27 octubre, 2014 a las 10:22 pm
    Permalink

    Tristemente Atanasio, cada día veo más “los exiliados” que no rechazan al régimen. Ojalá todos pensaran como tu.

  • el 27 octubre, 2014 a las 1:50 pm
    Permalink

    Me disculpan los errores mecanográficos pero el teclado de la maquinita que tengo no está muy bueno y hay que darle muy duro para que marque.

  • el 27 octubre, 2014 a las 1:33 pm
    Permalink

    La razón por la cual se hizo y hace el embargo no ha cambiado, sigue ahí, entonces ¿por qué tendría que cambiar el embargo?

    Así que el embargo que siga ahí y que esté aún más atento a descubrir y cerrar todos los agujeros por donde la dictadura trata de hacer negocios para sus propias cuentas en el exterior y para eternizarse en el poder.

  • el 27 octubre, 2014 a las 9:19 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo contigo en lo que dices en tu último párrafo, si el gobierno de Raúl está verdaderamente interesado en que le levaten el E-B, deberia hacer algo más significativo. Aunque no creo que haya que democratizar la politica y la economía para complacer a EEUU, sino porque realmente es una necesidad propia de la realidad cubana. Hace algun tiempo atrás escribi que la democratización del pais le convenia al gobierno, a la oposición tradicional y la Izquierda Democrática, y que por eso mismo deberíamos dialogar al respecto.

  • el 27 octubre, 2014 a las 9:15 am
    Permalink

    Gracias por tu comentario Anastacio. Pero no dices nada distinto. En todo momento expreso que qye unas y otras generaciones en el exilio no se fuern solo por choques o problemas economicos, sino tambien por problems politicos. Pero una cosa es no estar de acuerdo con el embargo y otra estar de acuerdo con el gobierno o con modelo politicio y economico. No he dicho en ningun momento que la gente de la segunda oleada este de acuerdo con el gobierno y te voy a recordar lo que puse: “Por eso mismo, estas últimas oleadas no son motivadas solo por insatisfacciones económicas. Responden también a diferencias políticas crecientes en el seno de la sociedad cubana, desde antes de la caída del socialismo real, sobre las formas centralizadas y no democráticas de conducir la política y la economía del país….De manera que estas últimas oleadas se diferencian claramente de las primeras en que no están relacionadas con expropiaciones de bienes y aunque no han compartido o se han opuesto a las políticas del mismo gobierno de siempre, no lo han hecho desde posiciones violentas” O sea que soy muy claro: la diferencia entre esas oleadas respecto al embargo, no quiere decir que estén de acuerdo con el gobierno.
    En cierta forma le pasa igual a una mayoria de ubanos dentro en mi opinión, no estamos de acuerdo con el bloqueo embargo, pero tampco estamos de acuerdo en la forma en que se conduce el país y creemos que el pais debe democratizarse y socializarse y tambien creeos que los que estan en el gobierno han demostrado que no son capaces de hacer los cambios necesarios.
    Igual debes entender que el hecho de que en el gobierno de EU quieran rexlexibiliar el B-E no quiere decir que estén de acuerdo con el gobierno cubanos.
    En la Izquierda socialista y democrática creemos que hay que cambiar el socialismo de estado y yo en lo personas creo que la llamada dirección histórica debe guardar los bates, descansar y ver el juego desde los palcos y si quieren, con entrada libre, en primera fila y merienda gratis, pero en los palcos. Estar contra el embargo no es tar a favor del gobierno.

  • el 27 octubre, 2014 a las 5:49 am
    Permalink

    La historia del tabaco. Las leyes del embargo son política exterior de USA es decir que le corresponde al congreso tomar la decisión que mas convenga a la nación. Creer que la opinión de la comunidad cubana de Miami va a cambiar algo es ilusorio.

    El levantamiento del embargo depende fundamentalmente del gobierno de Cuba y sus politicas de retorno a la democracia y estado de derecho, en lo interno. En lo externo dejar de ser satélite y base militar avanzada de Rusia en esta nueva etapa de guerra fría, dejar de apoyar militarmente a Corea del Norte que no se oculta en decir que lanzarían armas nucleares contra USA.

    Noto una desproporcion entre la campaña internacional por levantar el embargo y las acciones que ejecutan los Castros para facilitar que ocurra. Es una señal clara que no les interesa que algo cambie.

  • el 27 octubre, 2014 a las 5:12 am
    Permalink

    Pedro, tu descripcion sobre la composicion del exilio es bastante acertada solo que hay un comun denominador para todas las generaciones de cubanos exiliados y es su rechazo al regimen existente que no ha cambiado su escencia en cincuenta y pico de años. Los ultimos que estan llegando ciertamente lo hacen en busca de una mejoria economica, pero eso no significa su apoyo al regimen, mas bien, su emigracion es un voto en contra contra su politica erronea. El problema fundamental que yo veo es que muchos tratan de mostrar cambios en el exilio cubano, desde el grupo CAFE, el New York Times hasta tu propio escrito, tratando de borrar la composicion ideologica de este y enfatizando en la parte economica.Si esto es asi, porque el gobierno cubano insiste en mantener su politica ideologica con respecto a los emigrados?. El regimen trata por todos los medios de convertir al exilio en una masa de emigrantes economicos cuyo objetivo principal es mandar dinero a las arcas del pais, tratando de borrar lo negativo que cada grupo del exilio sufrio en su momento en la isla y de esa manera negandole cualquier acceso a la politica nacional, mientras que mantiene sus consignas de invencivilidad, gusanera, vendepatrias y ataques al pais que nos ha dado la ciudadania tan generosamente y en el cual vamos a votar por lo que mas nos conviene. Esa hipocrecia entre lo que desea Cuba y lo que dice mantiene a muchos en la negativa de apoyar el levantamiento del embargo. Si realmente el exilio cubano ha dejado de ser ideologicamente contrario al regimen, pues que el regimen elimine la composicion ideologica de su politica hacia los emigrados. Que sea mas pragmatico y que comprenda que aca el asunto es “dando y dando”, no solo pedir mas y mas sin ofrecer nada sustancial a cambio. Mientras se siga con ese jueguito, por muchos articulos del NYT el embargo no se va a levantar. Y que conste: yo estoy a favor del embargo, vine en balsa en el 1992 y no por un plato de frijoles ni un trapo de Wal-mart

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *