Obsoleta política de EEUU, obstaculiza democratización en Cuba

Pedro Campos

Portales de la calle Reina.  Foto: Juan Suárez
Portales de la calle Reina. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Históricamente, el gobierno cubano ha utilizado como pretexto la coartada nacionalista que facilitan el bloqueo imperialista, sus agresiones y el respaldo norteamericano a muchos opositores, para presentarse como el pequeño David frente al gigante Goliat y sostener  una política de “plaza sitiada” con un enemigo externo hiperbolizado.

Su objetivo: mantener maquiavélicamente la cohesión y la sumisión internas y justificar el  hostigamiento permanente contra los disidentes y contra todos aquellos que difieran de las políticas oficiales, no importa que sean posiciones anticapitalistas y antimperialistas sostenidas desde la amplia izquierda socialista y democrática.

De esta manera, la políticas intervencionistas de agresiones, amenazas,  bloqueo y aislamiento de EEUU contra el gobierno cubano, diseñadas para impulsar la “transición hacia la democracia” en verdad siempre han servido a los gobernantes de este país para fortalecer su poder centralizado y obstaculizar el proceso de democratización en la Isla, así como mejorar la posición regional del gobierno cubano y aislar la del gobierno norteamericano.

La reciente cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericano y del Caribe) así lo atestigua. Mientras el estado cubano daba “muestras” de pluralismo y tolerancia regional, EEUU aparecía careciendo de los mismos, lo cual le acercaba a la posición de aislamiento que Washington ha buscado para el gobierno de La Habana.

En tanto que el gobierno isleño recibía el reconocimiento de todos los otros gobiernos de los países del continente, con las excepciones de EEUU y Canadá que no estaban presentes, muchos opositores y disidentes eran apresados y reprimidos en distintas formas por intentar un foro que discutiera cuestiones de la democracia y los derechos humanos en el país.

El politólogo Manuel Cuesta Morúa, dirigente  socialdemócrata del Grupo Arco Progresista y uno de los organizadores de ese foro, fue detenido para evitar su participación en el mismo, saliendo de la cárcel con una causa pendiente por  “Difusión de noticias falsas contra la paz mundial”, con el argumento de que varios artículos y textos publicados por el opositor y académico sobre la problemática racial en Cuba, “distorsionan la realidad cubana y la obra de la revolución a favor de la igualdad racial”.

Parada de guagua.  Foto: Juan Suárez
Parada de guagua. Foto: Juan Suárez

“Por distorsionar la realidad cubana y la obra de la revolución” según las miras de este gobierno, probablemente pudiéramos ser encausados varios millones de cubanos que tenemos una visión distinta sobre  esa realidad y esa obra. Algunos hablan de una nueva “primavera negra” en ciernes.

En fin que la política de EEUU hacia Cuba ha demostrado ser contraproducente, en lo que concuerdan muchos analistas internacionales de distintas posiciones políticas. Afecta más los intereses del gobierno norteamericano que del cubano y, sobre todo, al pueblo isleño, en tanto que ha sido utilizada, internamente, como justificación de la represión y los dislates económicos del gobierno que ha presentado –con éxito relativo-  la contradicción entre ambos países, como la causa principal de los problemas en Cuba.

De hecho, el bloqueo norteamericano, o si se quiere llámese embargo, ha sido el aliado más importante del gobierno cubano en la represión de la disidencia, del pensamiento diferente y en su lucha por evitar la democratización de la sociedad cubana.

Y para nada estoy diciendo que el imperialismo es el culpable de la tragedia cubana. En otras ocasiones lo he escrito y lo he demostrado: el único responsable de ese desastre es el modelo económico-político-social de capitalismo monopolista de estado, de corte neo estalinista que se ha pretendido imponer a Cuba, en nombre del “socialismo”.

En lo personal, los gobernantes “revolucionarios”, que viven como millonarios fuera de la miseria en que sub-vive  la gran mayoría de los cubanos, no han sido afectados en nada por el bloqueo, cuyas consecuencias –todas- recaen sobre los hombros del pueblo cubano.

El antiguo cine Finlay.  Foto: Juan Suárez
El antiguo cine Finlay. Foto: Juan Suárez

Como la política norteamericana hacia Cuba tiene el propósito de demostrar la inviabilidad del “socialismo”, ese que nunca ha existido, poco le han importado a EE.UU los efectos concretos sobre el pueblo cubano. Por eso la llamo criminal.

Por culpa de su propia política, EEUU se ha visto marginado de poder contribuir directamente con eventuales cambios democráticos en la Isla y limitado en sus posibilidades de participar en un posible despegue económico de la Mayor de las Antillas.

Muchos cubanos estamos convencidos de que si bien a corto plazo un levantamiento de las restricciones que quedan del bloqueo podría ser presentado como un triunfo político para el gobierno cubano y ayudarlo económicamente, de inmediato afectará sensiblemente su capacidad para mantener su actual monopolio de la política y la economía del país, le hará más difícil justificar cualquier represión interna y a mediano plazo puede ser un factor importante que ayude a una salida democrática que permita superar la situación actual.

Es posible que algunos retrógrados  de la Nueva Derecha Cubana asentada en  poder, hagan cualquier cosa porque el bloqueo se mantenga, para seguir justificando el control absoluto sobre el país y la represión interna; pero EEUU debería hacer caso omiso de tal eventualidad.

Sabemos de las presiones que la vieja derecha cubana asentada en EEUU ejerce sobre los gobiernos de ese país, de la significación del voto en la Florida y del tradicional rechazo de los gobernantes norteamericanos hacia el modelo de gobierno y estado implantado en Cuba.

Pero el Presidente Obama recientemente expresó la necesidad de “actualizar” la política hacia Cuba. La terminación de la II cumbre de la CELAC y los hechos en su entorno, comportan un buen momento para que los demócratas de EEUU hagan esa reevaluación, considerando que en el tiempo que les quede para las próximas elecciones presidenciales, un efectivo cambio de política hacia Cuba podría ayudar mejor a la democratización en la Isla, que el mantenimiento de las actuales restricciones.

Ello significaría una derrota de las políticas defendidas por los congresistas de origen cubano de  filiación republicana y favorecería el voto demócrata en la Florida.

Que un levantamiento total del bloqueo no nos lleve a una anexión real o virtual que podría interesar a personeros de la Vieja Derecha Cubana o de la Nueva, donde no faltan los dispuestos a vender el país por pedazos a cambio de mantenerse en el poder,  depende de todos los buenos cubanos partidarios de la libertad, la independencia y la soberanía.

48 thoughts on “Obsoleta política de EEUU, obstaculiza democratización en Cuba

  • Isidro mis puntos son dos:
    1ro – Creo que alguna forma de presión externa debe existir sobre las dictaduras (sean de izquierda o derecha) dado que si de algo se caracterizan las mismas es de dejar a sus pueblos desvalidos de toda forma de defensa.
    Con esto no defiendo el embargo/bloqueo de EEUU contra Cuba. Como dije antes y he dicho en otras ocasiones coincido en que es ilegal (dado que no tiene el consenso de otras naciones) y en que ha hecho exactamente lo contrario de lo que supuestamente pretendía.
    2do – Que ya que existe no es el momento de quitarlo. Y me baso en varias razones pero para simplificarlo mira quienes están actualmente detrás de que caiga el bloqueo/embargo. Los dos extremos. El gobierno cubano por un lado y por otro los capitalistas mas prominentes (económicamente) del exilio cubano. No te llama la atención que precisamente los dos polos opuestos se estén uniendo en un fin común. Hombres que históricamente han luchado inyectando dinero en grandes cantidades a las organizaciones anticastristas de Miami ahora van a Cuba a reunirse con el ministro de asuntos exteriores, visitan varios lugares de interés económico y regresan a EEUU abogando por el fin del embargo. No te parece sospechoso que el comunismo y el antocomunismo se den la mano para hacer negocios. Quien se va a beneficiar de que caiga el embargo mañana. El pueblo de Cuba, tu y yo seamos de izquierda, derecha o centro. No, se van a beneficiar los que deciden todo hoy en Cuba y los que tienen el dinero en Miami que no quieren perder la oportunidad de hacer mas dinero en Cuba.

    Que se caiga el embargo hoy va a ser a Cuba mas libre? No. La va a hacer mas rica? Tampoco. Quizás la haga mas productiva pero ni tu, ni yo, ni nuestros parientes en Cuba nos vamos a beneficiar de eso. Según te he oido decir antes tu vives en China. Si lo que quieres para la Cuba del futuro es lo que es China hoy quizás entonces tenga sentido para ti que se termine el embargo en las condiciones actuales.

  • ISIDRO, AMIGO; TE CITO “Lo digo porque ipso facto le cuelgas el sambenito de “rojo” a todo lo que no encuadra en tu esquema.”…pero a ver dime, es que siempre LOS ESTÁS JUSTIFICANDO, ENTENDIENDO, PERDONANDO, EXPLICANDO, …entonces, si no eres rojo que eres? San Francisco de Asís, …apaga y vamos, ni yo que me crié católico, los comprendo( ni perdono), como tu haces…

  • Yo primero que todo , no calificaria 100% como capitalismo de estado lo que hay en Cuba , tiene tantos razgos feudales que mas bien parece que ideas comunistas usando el aparato economico capitalista crean una sociedad semifeudal. Tampoco estoy muy seguro de que Estados Unidos nunca haya tenido la intencion de invadir Cuba . Para invadir un pais tiene que haber un conflicto interno dentro de el , esta es la razon por la que el gobierno de Cuba a alineado obligadamente a toda la sociedad detras de el y no permite ningun disernimiento , presentar a la sociedad cubana como un monolito es su principal arma contra cualquier intencion de invadir el pais. No permitir que la oposicion en Cuba coja fuerza y se organice es la prioridad numero uno del gobierno en Cuba. Lo que no paso o no vaya a pasar no significa que nunca fue una amenaza. Todos los cubanos tenemos que estar concientes de ello ; porque no es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar . La entrada en un pais de ejercitos tan poderosos como el Estadounidense en Vietnam, el ruso en Afganistan , el Nazi en europa o el del Japon imperial en China trae consigo millones de muertos , no importa si la causa es justa o no. Obligar al Gobierno en Cuba a deponer la ideologia beligerante ,desmantelar los aparatos represivos al servicio de esa ideologia e implantar la democracia por la via pacifica es el reto de los cubanos hoy en dia ; porque a estas altura no creo en la buena voluntad de nadie que alcance el poder por la fuerza , sea del bando que sea.

  • Carlos y Luis. Por favor, artiulos relacionados con ese título he escrito decenas. Dede el 2006, cuando todavía los blogueros de la disidencia no habian salido a la palestra, en Kaosenlared podrán encontrar, en mi página, analisis históricos, economicos y sociologicos de esta problemática. En el articulo lo he explicado, el único culpable del desastre actual es sistema de capitalismo monopolista de estado y control absoluto del gobierno sobre la economía y la política. Pero parece que Ustedes no quieren leer bien, o no aceptan que hay factores internacionales que benefician o perjudican las politicas y estrategias del gobierno. La caida de la URSS y el campo “socialista” les guste o no a Ustedes debilitaron el sistema estatalista cubano. Dejó de recibir esa enorme ayuda economica, política y militar que recibía. Les guste a ustedes o no, quizas porque sean patidarios de mantener el bloqueo, embargo o como quieran llamarle, lo cierto es que es un factor que está siendo utilizado por el gobierno para tratar de justificar su represión y falta de democracia. Desde la época de Maquiavelo, en sus consejos al Principe, los politicos han utilizado las presiones externas para tratar de mantener la cohesión y la represión interna. El goierno cubano siempre ha acudido al coco de la invasión gringa para tratar de desviar la atenión de sus problemas internos, para mantener un alto nivel de militarismo, para hacer juicios sumarios, etc. Yo no sé dónde viven Ustedes y si han vivido en carne propia los domingos de la defensa que inventaron con el periodo especial, las sirenas anunciando ataques aéreos, la organización de las llamadas Milicias de Tropas Territoriales y toda esa parafernalia en que trataron de entretener al puelo cubano despues de la caida de la URSS. Pero los que vivimos en Cuba nococemos muy bien todo eso y como se se usó y usa al imperialismo y sus amenazas para tratar de mantener a la gente entrenetenida y pensando en la invasión y no sus problemas cotidianos, pero sobre todo como acusan a todos los de pensamiento distinto de agente imperialistas, saboteadores de la CIA, etc.. De todas formas cada cual es libre de pensar lo que estime conveniente. Pero piensen despacio….

  • El titulo que propones Carlos me parece justo , puesto que cuando esta gente cogieron el poder , no tenian ninguna intension de implantar la democracia. Esta gente es stalinista de conviccion y todo cambio en otra direccion lo hacen obligados por las circunstancia. Por esa razon , las personas en Cuba no les creen en los supuestos cambios que pretenden hacer ; porque un cura convencido no puede predicar el ateismo, no convence a nadie.

  • ¿Cómo estás tan seguro? ¿Apoyas entonces el improductivo embargo per secula seculorum, sólo para no ceder? ¿Y qué harás si mañana EEUU lo desmantela? No creo que valga la pena cortarse las venas por eso..

  • Pues amigo Oppiano, yo tengo mucha paciencia, no para cambiar tu forma de pensar, pues no es mi interés ni objetivo, pero sí lo es procurar que vayas adaptándote a los debates dentro de una tónica pluralista, la cual – entiendo- parece que anda un poco ausente de tus análisis. Lo digo porque ipso facto le cuelgas el sambenito de “rojo” a todo lo que no encuadra en tu esquema. Y ahí es donde noto la falla.

    Lo que sí me gustaría demostrarte es que el mundo es amplio y diverso. Pero sobre todo, que sigue girando, y que a cada vuelta nos enseña una cara diferente. La correlación de fuerzas mundial hoy es bastante diversa de la que vivimos en los años inmediatos tras la caída del Muro de Berlín, cuando Fukuyama nos anunciaba el fin de la Historia. A EEUU y otras potencias no les va quedando más remedio que ir adaptándose a esa circunstancia, la cual ayuda a remodelar el estilo de contactos entre Centro y Periferia (ojo con los BRICS).

    Incluso en nuestra región, América Latina, Washington ha visto decrecer una notable proporción de su antigua influencia. También por ello debe actuar en correspondencia.

    Así las cosas, como que llegó la hora de que el tradicional pragmatismo del Norte también se imponga en el caso cubano. Perseverar en sentido contrario sería una aberración total. Y los primeros que están conscientes de ese riesgo son los propios habitantes de la Casa Blanca.

  • Oppiano:

    En la política internacional, ningún país hace nada sin recibir algo a cambio. Y los primeros que están conscientes de ello son los EEUU, como primera potencia mundial que son. Lo que pasa es que a veces Washington recibe concesiones y luego se olvida de devolver el favor. Ya pasó cuando Irán le ayudó a derrocar a Saddam Hussein, pasándole información de inteligencia, pues a Teherán también le interesaba deshacerse del gobernante iraquí; luego de eso EEUU consideró que había que seguir manteniendo a los iraníes en la lista de estados terroristas, y más adelante que era preciso hacerles abandonar el desarrollo nuclear. Pero al final se han sentado a negociar con Irán, porque la tónica de las relaciones internacionales hoy no dicta otra salida que no sea la negociación. Si quieren una solución airosa en el caso cubano deberán seguir el mismo esquema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *