Las FAR, un estado dentro de otro estado

Pedro Campos

El día de la FAR. Foto: AIN
El día de la FAR. Foto: AIN

HAVANA TIMES — De que había un estado dentro del estado cubano me enteré a mediados de los 80’, cuando supe que  la CIM, Contra Inteligencia Militar de las FAR, hacía trabajos de espionaje y contraespionaje en toda la sociedad cubana y especialmente contra la propia Seguridad del Estado y la Inteligencia Política subordinadas al MININT.

Si alguna duda quedaba, las Causas No 1 y No 2 de 1989 contra el General Ochoa, un grupito de altos oficiales del MININT y el Ministro de Interior, José Abrantes y otros de sus Generales, evidenciaron que el aparato de espionaje de las FAR actuaba contra el MININT.

Lo que vino después, la “toma” del MININT por el MINFAR, es historia conocida, aunque solo en parte. Los jefes y oficiales de  la CIM (Contra Inteligencia Militar) y la DIM (Dirección de Inteligencia Militar) fueron nombrados jefes y oficiales a los distintos niveles de todos los órganos del MININT, cuyos jefes y oficiales masivamente fueron licenciados, pensionados, jubilados o enviado a cumplir otras “importantes misiones”.

Desde entonces, todo el Orden Interior, la Contra Inteligencia y la Inteligencia, son dirigidas por las FAR. Sus aciertos y errores, a partir de fines de 1989, son de su única incumbencia. Incluidos especialmente el desastre de la RED Avispa y el apresamiento de múltiples agentes cubanos de Inteligencia en las entrañas del Imperio. ¿Errores o traiciones? El resultado ha sido el mismo.

Así, algunos que conocí con el rango de General en el MININT, podían ser vistos alquilando sus autos rusos Ladas u ofreciendo alojamientos a turistas en sus casas. Otros, la mayoría, que no tenían Ladas ni casas para rentar, tuvieron que arreglárselas como pudieran, trabajando para otras instituciones del estado que los aceptaran o asumiendo el trabajo por cuenta propia.

Coroneles, Mayores y oficiales de menor grado, del viejo MNINT, perseguidos por sus posiciones críticas hacia políticas del gobierno no encontraban empleo, recibían ofertas de trabajos muy poco remunerados o si ponían un negocio por cuenta propia, por alguna “extraña” razón, quebraba.

Con la llegada a la Presidencia del General Raúl Castro, luego de la enfermedad de su hermano,  las FAR que ya venían trabajando para independizarse económicamente del estado, se apropiaron de todas las palancas importantes del partido, el estado, el gobierno y la economía; pero aun así, se las han arreglado para mantener su independencia dentro del estado reconocido y constituido.

El Buró Político del PCC, el Consejo de Estado y el Consejo de Ministros están plagados de Generales y Oficiales de las FAR. El director del programa de la actualización del modelo económico, Marino Murillo es un ex Coronel de las FAR. El Director del Dpto. Ideológico del PCC desde hace más de una década es un Coronel de las FAR. El plan agrícola más importante de producción de soya lo dirige otro General.

El plan económico de mayor importancia asumido por el gobierno de Raúl Castro, el Mega proyecto de El Mariel, está dirigido por el General López Callejas, Director del GAE –Grupo de Actividades Económicas- de las FAR y yerno del Presidente de la República.

CUBALSE, la corporación mercantil en divisas que antes pertenecía al Consejo de Estado, pasó a manos de TRD, Tienda de Recuperación de Divisas, corporación mercantil de las FAR que monopoliza el mercado interno de divisas. Otra corporación de las FAR asumió el control de ETECSA, el monopolio telefónico. Gaviota, la empresa turística de las FAR, amplió sus operaciones y no solo controla hoteles e instalaciones turísticas, sino también una compañía de aviación totalmente independiente de Cubana de Aviación, que a su vez está bajo control militar.

En los estatutos de la Contraloría General de la Republica, quedó establecido que su ámbito de acción es el civil y que las finanzas de las FAR, no son de su competencia.

Me he limitado a mencionar  hechos concretos muy importantes, determinantes. Podrían llenarse varias cuartillas con nombres de instituciones de todo tipo que están siendo administradas o dirigidas por oficiales o ex oficiales de las FAR impuestos por los respectivos órganos superiores.

No hay dudas: Todo lo que hoy sucede en Cuba, en cualquier esfera, es decidido por los militares.

De manera que cuando alguien se refiere al estado cubano, debe  tener en cuenta que se trata de un estado controlado por otro estado que es a la vez independiente del primero.

Y es independiente porque la Asamblea General del Poder Popular que según la Constitución es el órgano supremo de poder en Cuba, no tiene jurisdicción alguna sobre  el aparato militar, sus cargos principales, negocios, salarios, privilegios, niveles de vida, etc.

No juzgo a los oficiales de las FAR, sé de muchos verdaderos revolucionarios, patriotas y comunistas que entregaron y sacrificaron sus vidas por el socialismo que creyeron. En ellos mismos puede estar la fuente que un día contribuya al renacimiento de otra Cuba, democrática, libre, socialista.

Hoy las FAR son un estado dentro de otro estado, independiente y a la vez dominante.

 

37 thoughts on “Las FAR, un estado dentro de otro estado

  • el 23 enero, 2014 a las 12:13 am
    Permalink

    Completamente de acuerdo Sr.Campos, y lista para enfrentar esos retos. Cuando hay democracia el pueblo elije en elecciones libres, cualquiera que haya sido militar y quiera postularse tiene que tener presente que le van a sacar todos los trapos sucios, asi es que sera mejor que solo salgan los limpios , los que demostraron ser patriotas. No tengo ningun problema para no pactar.

  • el 22 enero, 2014 a las 9:34 pm
    Permalink

    ¡Ay, la obsesión con FideI! Si Ud. considera que él está equivocado, o que ha exagerado algún aspecto, bien por su empeño. Yo suelo poner el énfasis en las circunstancias objetivas que moldean el decurso histórico. Y creo que resulta inobjetable que un grupo de guerrilleros con más hambre que sapiencia militar derrotó a un ejército regular. Y de paso, agarraron a los marines durmiendo la siesta, porque cuando EEUU trató de reaccionar ya el país se había teñido de verdeolivo.

  • el 22 enero, 2014 a las 8:53 pm
    Permalink

    SR. Isidro:

    Pero Ud. no me contestó nada sobre mis aseveraciones sobre la historiografía militar de esas acciones donde el Sr. Castro presenta esas operaciones al mando de los llamados Generales Cantillo y Carrillo, que el 4 de septiembre eran sargentos fueron ascendidos a generales sin batallas., como si se tratara de grandiosas decisiones estratégicas suyas, al estilo de la del Arco de Kursk. dirigidas por el MAriscal ruso Zhukov y que Ud. repite ahora con el mismo tono.

    En cuanto a la necesidad de un ejercito despues de 1959 es la misma que hoy 14 años del nuevo siglo.

    mis respetos

  • el 22 enero, 2014 a las 10:04 am
    Permalink

    Sr: Joan:

    Vamos por partes:

    En ningún momento he dedicado mi comentario a realizar el panegírico de Fidel Castro que al parecer Ud. me adjudica. Peca Ud. de reduccionista al centrarse – como otros tantos foristas cuando quieren analizar el tema de Cuba -, en hacer girar todo el país y su historia alrededor de la figura del ex mandatario. Es cierto que ha ejercido una notable influencia, y que su personalidad resulta avasalladora y definitoria en más de un sentido, pero no me niegue que hay miles, millones de otros cubanos que también han hecho discurrir nuestra historia por los más disímiles senderos. Entre ellos, muchos de los que se subieron a las lomas entre 1956 y 1958. Y hablo tanto de los que después se sumaron al proyecto socialista, como de los que abjuraron del mismo y ya han fallecido o viven en el exilio. ¿Va a negar acaso Ud. la impronta de todas esas figuras? ¿Se anima a escamotearles lo que por derecho les pertenece?

    Lo que quise dejar en claro es que las fuerzas guerrilleras que se enfrentaron a las tropas de Batista (en la Sierra Maestra, el Escambray y otros sitios), lo hicieron casi siempre en gran desventaja.

    Y ello era más que lógico y natural, porque incluso a principios del propio 1958, EEUU le otorgó a Batista UN MILLÖN de dólares en suministros de guerra.

    Quizás Ud. prefiera obviarlo, pero los bombardeos aéreos de ese año no los protagonizaron los barbudos precisamente, sino la fuerza aérea batistiana, recién repostada con la yuda llegada de Washington.

    Tengo mucha familia en el Oriente de Cuba, y los más viejos aún recuerdan los contingentes militares que llegaron desde La Habana en mayo de 1958, para acabar con los “Mau Mau”. Picado en la curiosidad siempre he tratado de averiguar como fueron aquellos meses finales del batistato, y hasta ahora testigos oculares como textos de referencia me han confirmado lo que he tratado de expresar en mi comentario.

    Por esa fecha los generales Cantillo y Carrillo, dos de los principales estrategas de la campaña bélica antirebeldes, se sumaron al llamado Regimiento Santiago, que comandaba otro general, Rio Chaviano.
    los tres habían reunido unos diez mil soldados, que trataron por todos los medios de asfixiar a los barbudos con operaciones de pinzas y otras estratagemas, a las que se sumaban periódicos bombardeos aéreos a modo de “ablandamiento” . A la larga, todos estos intentos resultaron fallidos. Los barbudos asestaban una emboscada tras otra y para agosto ya la guerra estaba decidida a favor de ellos.

    No sé si para Ud. esto representa una guerra contra guardias rurales, que dicho sea de paso, en todo el país contaban con unos 45 escuadrones, lo que suponía en todo caso una cifra mucho mayor que la de los alzados.

    Le invito a obviar el “egocentrismo” de Castro y a tomar en cuenta estos datos.

    (Lo de la necesidad o no de un ejército después de 1959 lo dejo para próxima discusión)

  • el 21 enero, 2014 a las 7:41 pm
    Permalink

    Al Sr. Isidro :

    Si Ud. afirma que las así llamadas ” Batallas ” o los también así llamados ” Combates ” de Castro I no fueron otra cosa que escaramuzas libradas contra los cuartelillos de guardias rurales situados en las estribaciones de la Sierra Maestra, entonces el que debe realizar una urgente re-lectura de la historia de esas ” Batallas ” y ” combates ” , segun se hace enfasís ” dirigidos por el comandante en jefe ”
    de acuerdo a esto digame y observe :
    a) En que escuela militar se graduo Castro I
    b) Que en la historiografía militar de las escuelas militares cubanas, esas super acciones militares se enseñan, y difunden, ocultando las correlaciones de fuerzas y medios que poseian esos cuartelillos con respecto a los alzados de Castro, regularmente esos guardias estaban armados solamente con su revolver de reglamento, un fusil springfield de antes de la II guerra mundial, los cuales no eran de repetición sino de carga por cerrojo, y como complemento el machete o paraguayo como también se le llamaba, ese era todo el el armamento de los guardias rurales del ejercito constitucional de Cuba en esa época,

    Vea por ejemplo que en la Llamada Batalla de Guisa,(Noviembre de 1958) cuando el ejercito constitucional ya se encontraba prácticamente en desbandada, se informa solamente el número de Guerrilleros participantes fue de 200, sin embargo no se informa del numero de efectivo y armamentos que poseia el ejercito constitucional en el cuartel de Guisa
    Todas esas escaramuzas se han desfigurado para hacerlas pasar como batallas casi parecidas a los libradas en los escenarios de la II Guerra Mundial en Europa, y Castro I poco menos que un Mariscal Zhukov latinoamericano, claro el egocentrismo de Castro I sustituyendo la verdad histórica.

    Así que si quiere y le interesa, revise sus conceptos,

    En cuanto a los ataques de la CIA y los del Ejercito de los Estados Unidos a Cuba que según Ud. justifican la existencia de un ejercito, que llegó en determinados momentos, a tener sobre las armas medio millón de hombres, no han sido vistos en los últimos 55 años, se verán sólo y sólo si, a los Castros se les ocurre alentar otro éxodo masivo, cuya intención es el reciente globo de prueba de Gibara para ver como tiene los nervios OBAMA y su capacidad de aceptar otro balseo que le envien los CAstros para quitar presión social a la Olla cubana que está llegando al límite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *