La manipulación de José Martí

A propósito del  natalicio 165 de José Martí

Por Pedro Campos

HAVANA TIMES – El castrismo ha pretendido fundamentar su violencia, estrategias y propósitos en el ideario martiano, tratando de ganarse para sí, el efecto de atracción que siempre ha ejercido el pensamiento del apóstol entre los cubanos.

Nadie en Cuba olvida la frase: “Martí autor intelectual del Moncada”, cuando en verdad Martí nunca hubiera hecho nada ni parecido a aquella barbaridad.

Aunque un análisis pormenorizado de las violaciones castristas al pensamiento martiano llevaría varios tomos, la lucha práctica por liberar a Cuba de tanto oprobio, demanda más bien que poco a poco, por capsulas,  vayamos desgranando el fenómeno para su mejor comprensión.

Así se pretende en este artículo breve, mostrar las diferencias en un aspecto básico, meridiano del pensamiento martiano y del castrista en relación con el partido de la revolución y sus objetivos.

Las Bases del Partido Revolucionario Cubano, escitas por José Martí, expresan:

Artículo 5– El Partido Revolucionario Cubano no tiene por objeto llevar a Cuba una agrupación victoriosa que considere la Isla como su presa y dominio, sino preparar, con cuantos medios eficaces le permita la libertad del extranjero, la guerra que se ha de hacer para el decoro y el bien de todos los cubanos, y entregar a todo el país la patria libre.

La Constitución “socialista” de 1976 define en su también

Artículo 5– El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacía los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacía la sociedad comunista.

Basta el análisis comparativo de estos artículos, que casualmente quiso la historia llevaran el mismo numeral, para comprender cuan distante está el ideario castrista del martiano.

Allí donde Martí precisaba que el objetivo no era convertir a Cuba en presa y dominio de un partido, la constitución castrista expresa tajantemente que el Partido Comunista es el encargado de organizar y dirigir la nación como fuerza dirigente del estado.

Donde Martí busca la soberanía popular, la capacidad de decisión colectiva del pueblo, el castrismo la secuestra para su partido único, comunista, marxista-leninista

Igual, allí donde Martí exponía que el objetivo del PRC era buscar la libertad del extranjero, el decoro y el bien de todos los cubanos y entregar la patria libre a todo el país, el castrismo se propone la construcción del socialismo, en su versión estalinista tropicalizada que por su naturaleza ha sido excluyente y antinacional.

En su intento por manipular el pensamiento martiano, en este artículo de la Constitución se llega a poner el pensamiento del Apóstol al lado de la ideología estalinista que esconde el marxismo-leninismo, idearios que están en las antípodas. Cuando Martí llama al amor, al entendimiento, a la solución pacífica de los conflictos; el marxismo-leninismo acude al odio y a la lucha entre clases sociales.

El marxismo leninismo, muchas veces se ha explicado, fue la intención estalinista de encontrar una solución de continuidad entre Marx y Lenin y de justificar todas las aberraciones de los comunistas rusos con supuestas doctrinas marxistas que nunca existieron como tales, usando frases aisladas u ocasionales del alemán.

No. El fidelismo, nada que ver con Martí.  En sucesivos artículos iremos desmontando toda la falacia martiana del castrismo.

6 thoughts on “La manipulación de José Martí

  • Pedro, el castrismo no solo ha manipulado a Martí, si no que ha manipulado a los grandes próceres de nuestra independencia, de forma colectiva el castrismo diese que si ellos hubieran vivido en la época de nuestro patriotas ellos hubieran sido como ellos y si los patriotas vivieran en su época hubieran sido como ellos (como el castrismo), Cuando se cumplieron 100 años del inicio de la guerra de los diez años Fidel Castro se adueñó de esa gesta proclamando que su lucha era la continuación de esos cien años de “lucha continua” que no concluyó el 20 de Mayo de 1902 sino que concluía con su llegada al poder, para colmo el General\Presidente actual se adueñó del sable de Máximo Gómez y tiene la arrogancia de condecorar a quien le da la gana entregándole una réplica del sable, tuvo los santos Coj… de condecorar al bisnieto del Almirante Pascual Cervera y Tapete, jefe de la armada Española que fue derrotada por la Armada Americana en Santiago de Cuba 1898. Por todo eso Pedro se hace necesario que las actuales generaciones de luchadores por la democratización de Cuba enarbolen y hagan una herramienta de lucha las experiencias de nuestros próceres de la independencia que sean viables y aplicables en las condiciones actuales como la institucionalización de la República de Cuba en Armas para de forma colegiada los demócratas cubanos empiecen a parlamentar la constitución democrática de Cuba y el debate y consenso de las bases de la futura Cuba Independiente y Democratice que el castrismo se niega hacer para mantener de forma indefinida el estado totalitario castrista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *