Importante aporte en Cuba al debate nacional

Documento del Laboratorio Casa Cuba

Por Pedro Campos          

011HAVANA TIMES — “Cuba soñada – Cuba posible – Cuba futura: propuestas para nuestro porvenir inmediato”, el documento recién circulado por el Laboratorio Casa Cuba, adjunto a la Revista Espacio Laical, constituye un importante aporte al debate nacional sobre la Cuba que muchos deseamos.

El conjunto de los 23 puntos que aborda, es una representación amplia y a la vez precisa, de una variedad de temas y asuntos relacionados con la legalidad y los derechos ciudadanos, que preocupan a una buena parte de los cubanos de todo el espectro político nacional.

Entre sus temáticas están: estado de derecho, libertad de expresión y asociación,  pluralismo político, autonomías locales, eliminación del código penal de sanciones absurdas y discriminatorias, la separación de poderes, participación ciudadana directa en los presupuestos participativos, elecciones generales libres directas y secretas, la revocabilidad de todos los cargos, sometimiento de leyes a referendos, autonomía universitaria, libertad económica, garantías equilibradas para la participación de la diáspora cubana en la vida del país y la intervención protagónica del pueblo en los preceptos constitucionales.

Las sugerencias parten del reconocimiento de valores universales sobre la democracia y los derechos humanos, que no responden a ningún sistema socio-económico en particular y de las necesidades concretas, objetivas, de la realidad cubana para poder avanzar hacia una sociedad superior en todos los órdenes.

017“Cuba vive un cambio de época”: así comienza, -y con toda razón-, la presentación del Laboratorio Casa Cuba. No solo porque a nivel internacional se viene viviendo el cambio de época, sino porque muy concretamente, a pesar de todas las trabas de la burocracia y de las retrancas que persisten, el país está viviendo ya una transición del viejo modelo económico-social estado-céntrico, hacia otro que diferentes corrientes quieren, cada cual, a su manera, de lo cual habrá una resultante distinta.

Y no solo porque el gobierno-partido haya iniciado algunas modificaciones a sus políticas tradicionales, que muchos consideramos insuficientes, sino–sobretodo- porque en el conjunto de la sociedad cubana, aunque desde distintas posiciones políticas e ideológicas, va predominando, cada vez más, la conciencia de la necesidad de dejar atrás el viejo y fracasado modelo económico-político-social de “socialismo de estado”.

021Este esfuerzo, realizado por un grupo de distinguidos intelectuales, apunta a crear las condiciones para que las diferentes  visiones de la Cuba futura que existen, puedan manifestarse, entrecruzarse, combinarse o convivir para que en paz, democracia y respeto a los derechos de todos, se desarrolle la nueva Cuba que entre todos debemos forjar, sin exclusiones, sin extremismos.

Esa soñada “con todos y para el bien de todos”, reconocida en la Constitución vigente.

Desde las posiciones del Socialismo Participativo y Democrático, muchas veces hemos escrito que no hay Socialismo sin democracia, sin respeto a todos los derechos de todos, sin la más amplia participación de la ciudadanía en las decisiones que le conciernen.

Este documento es plenamente concomitante con esas posiciones. Otros objetivos específicos de nuestras propuestas no tienen por qué estar contemplados en él.

Le doy la bienvenida. Felicito a los promotores y a sus redactores por su profundidad y el respeto a todos con que expresa sus ideas y desearía que en todos los ángulos de la sociedad cubana sea recibido con las consideraciones que se merece.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *