El fidelismo arremete contra periodistas no complacientes

Por Pedro Campos

Periódicos cubanos.
Periódicos cubanos.

HAVANA TIMES — El periodista José Ramírez Pantoja fue expulsado de Radio Holguín por repetir las palabras de la vice directora de Granma, Karina Marrón, alertando sobre la situación explosiva que se está creando en Cuba  y que pudiera conducir a otro Maleconazo, como el de agosto de 1994.

Posteriormente, la vicepresidenta de la Unión de Periodistas y Escritores de Cuba (UPEC), Aixa Hevia, publicó un artículo en varios órganos oficiales acusando a Ramírez Pantoja de estar organizando su “traslado” a los órganos de prensa de la oposición, el cual fue refutado públicamente por el acusado como difamador e irrespetuoso.

En estos mismos días, el periodista de origen uruguayo Fernando Ravsberg está siendo víctima de una campaña oficialista para que lo expulsen de la Isla.

En tal sentido, la  misma vicepresidenta de la UPEC expresó: “Parece que la manera de proceder de este “profesional” uruguayo comienza a incomodar a las personas decentes (…) cuando aparecen llamados en los espacios digitales a que saquen del país a alguien que constantemente se mimetiza como un camaleón”.

Lamentablemente, desde hace ya algunos años,  lo que parece incomodar  al periodismo oficialista, acrítico y defensor de lo indefendible, al que pertenece Aixa, es el periodismo objetivo que con tantas trabas se hace, criticando aspectos del modelo estatal-socialista, en verdad una forma de capitalismo monopolista de estado, por concentrar la propiedad y mantener el trabajo asalariado y arriba mal pagado, que ha generado un peligroso estancamiento y que avanza en picada al fondo del abismo, precisamente por desoír las opiniones de la izquierda democrática y socialista surgida de su propio seno.

También, recientemente un grupo de jóvenes comunistas periodistas de Santa Clara hizo pública su protesta por las críticas oficialistas a su participación en órganos de prensa no oficiales.

Todos esos elementos son muestras evidentes de que un periodismo diferente, incómodo se mueve en el seno del oficialismo.

Estos ataques arteros y alevosos parecen responder a una campaña desde las posiciones del fidelismo,  para eventualmente y si tienen éxito, orquestar una cacería de brujas contra el personal de la prensa del mismo oficialismo que son capaces de presentar posiciones más objetivas y no complacientes.

Por eso mismo hay que denunciar el trasfondo que se aprecia en estos hechos.

Todos los reporteros cubanos, de la prensa oficial, la oficiosa, de los blogs y del pensamiento diferente y la oposición, no importa donde estén, las diferencias que se tengan y a qué línea política respondan, deben mostrar su solidaridad con esos colegas, apoyarlos y divulgar sus posiciones ante esta situación.

El periodismo oficial cubano, se sabe, anda de mal en peor por esa subordinación al Gobierno-Partido-Estado, en especial de la dirección de la UPEC, que no responde a su membresía, sino a quienes los promovieron para esas posiciones.

Cuba está viviendo un momento muy complejo de su historia. Hoy es más necesario que nunca que la prensa vuele libre y juegue su papel como informadora y, a la vez, formadora de opiniones, pero no de una sola vía, de un solo canal, sino que sirva para que se expresen todas las visiones cubanas sobre nuestra realidad.

Es evidente, que contrariamente a esa necesidad,  hoy se imponen  el maniqueísmo, la exclusión y el sectarismo del fidelismo en decadencia, que pretende por todas las vías posibles frenar lo inevitable: el derrumbe del modelo estatalista, autoritario, voluntarista y antidesarrollista.

 


4 thoughts on “El fidelismo arremete contra periodistas no complacientes

  • el 30 agosto, 2016 a las 8:32 pm
    Permalink

    El espantapájaros funciona.

  • el 30 agosto, 2016 a las 9:27 am
    Permalink

    Cualquiera se da cuenta que intentan apagar las pequeñas llamas de cambio y libertad que dejó Obama entre el pueblo incluyendo el oficialismo. Estan haciendo una labor de esterilización de toda la sociedad cubana con el único detergente que conocen: censura y represion. Esta labor de los guardianes de la fe comenzó desde la reflexión El hermano Obama de Fidel Castro.

  • el 30 agosto, 2016 a las 8:05 am
    Permalink

    Gracias Marlene por tu comentario. El problema es que esos mecanismos no pueden desligarse del fidelismo, pues lo que tuvimos y tenmos en Cuba es una concepción fidelista de la sociedad. que ha tomado prestado de aquí y de allá, según le ha convenido al caudillo para mantener su poder. Si cree que tiene que reprimir, lo hace y lo justifica, si cree que tiene soltar presos, lo hace también, si se vio obligado a negociar con Moscú, lo hizo, si para sobrevivir tiene que negociar con su enemigo histórico, pues también lo hace, claro todo a su conveniencia. Lo de Cuba como decía aquella poesía, !y eso que la espiga……, tiene un nombre, solo tiene un nombre….

  • el 30 agosto, 2016 a las 5:26 am
    Permalink

    Yo no creo que sean sólo los seguidores de Fidel Castro los que arremeten contra el periodismo independendiente y contra el periodista que informó sobre el Pleno de la UPEC en su blog. Es un problema estructural de mecanismos represivos contra la crítica que ha sostenido tanto Fidel Castro como su hermano Raúl Castro. Si el General Presidente hubiera cumplido sus promesas en los últimos diez años la prensa no seguiría siendo desinformadora, ni los cancerberos ideológicos tuvieran el apoyo del PCC para atacar a sus colegas.
    “Se está haciendo todo para llegar en la peor situación al 2018” como bien dijo la subdirectora del periódico Granma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *