Welcome Uncle Sam

Por Martín Guevara*

Frente la nueva embajada estadounidense.  Foto: Juan Suárez
Frente la nueva embajada estadounidense. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Este lunes 20 de julio se abrieron las Embajadas de Cuba en Washington y la de Estados Unidos en La Habana.

Todo un hito.

Estos días está de moda Estados Unidos en Cuba y viceversa, y tal parece la nueva amistad indestructible, como lo fuera la URSS en su momento o Venezuela hace un poco menos.

Ciertamente es para alegrarse, aunque luego sorprende ver que todavía siguen detentando el poder los hermanos Castromasov, desafiando toda ley natural y biológica.

Ahí es donde uno se queda totalmente despistado, hasta que de repente se percata de lo que puede haber pasado.

En mi caso creo que debo haberme entretenido durante este tiempo demasiado en mis asuntos, y del mismo modo que no recuerdo quien es el ministro de Economía en Polonia o se me escabulle el nombre del jefe de ejército de Eslovaquia, acaso se me haya pasado también por alto la noticia de que Estados Unidos dejó de ser el imperio que acostumbraba ser y que ya convertido en un país socialista, ha concluido con éxito el desarme nuclear, condiciones sine qua non según Fidel Castromasov, para siquiera sentarse a hablar con lo que ellos denominaban su enemigo natural.

Y terminé de asegurarme de que eso debió haber ocurrido al margen de mi conocimiento, cuando también leí que Silvio Rodríguez,  principal valedor de Castromasov en la cultura de la Involución cubana, el hombre que festejaba la frase guevariana de hacer un polvorín en Latinoamérica contra Estados Unidos, “creando uno, dos, tres Viet Nam” va a festejar la tierna y mullida relación con recitales en Washington, cobrados, por supuesto, en moneda estadounidense cantante y sonante.

Fidel Castro hablando del monstruo imperialista.
Fidel Castro hablando del monstruo imperialista.

No es que no nos atrevamos a pensar que Guarapo puede haber cambiado por enésima vez de convicción, acorde a sus costumbres; nada de eso, lo conocemos muy bien.

Sino que la historia reciente de Cuba desborda de casos en que justamente, por pretender el más mínimo acercamiento al “Monstruo Imperialista”, los genízaros bajo su mando cometieron tal cantidad de tropelías, desde fusilamientos, pasando por ingentes cantidades de décadas de prisión, destierro de por vida, hasta humillaciones de todos los niveles, que resulta imposible imaginar otro escenario para ese restablecimiento del cariño vecinal, que no sea la profunda transformación de la sociedad estadounidense en un país comunista o en una república bolivariana.

En fin, si así ha ocurrido, lamento que EE.UU. haya decidido transformarse en comunista; me hubiese gustado más que mantuviera una democracia capitalista con un amplio espectro y profundo enraizamiento en el terreno de la seguridad social; sin embargo sí admito que festejo lo del desarme.

Solo siento cierto rubor por haberme enterado tan tarde y de esta manera tan poco científica.

Y aunque pensar que hoy la General Motors esté en manos del Estado socializador no me dé muy buena espina, ya que me gustaban aquellos cochazos preciosos que, de ser así, no volveré a ver jamás. Pienso que si al fin y al cabo, los amantes han decidido poner fin a tantos coitus interruptus en su tormentosa relación pasional, y mediante un cariño perdurable, llevarse bien como fraternos los gobiernos de Cuba y de EE.UU.; digo:

¡Bienvenida la flamante e indestructible amistad entre el Partido Comunista de Cuba y los hermanos Estados Socialistas Unidos de Norteamérica!
—–
(*) Visita la página de Martin Guevara.



28 comentarios sobre “Welcome Uncle Sam

  • Creo que el autor está listo para terapia intensiva psiquiátrica, no tiene otra explicación el laberíntico pensamiento, ni siquiera superado por Kafka, que lo ha llevado a interpretar los acontecimientos actuales. Mas lineal y sencillo era pensar que los superpoderosos de la tierra, los que se consideran capaces de doblegar a cualquiera han tenido que reconocer que su polñitica de mas de 50 años ha sido un fracaso y se han visto obligados a reconocer al gobierno revolucionario cubano. Le aconsejo que no se preocupe que la General Motors va aseguir fabricando “los cochazos” de siempre y de seguro algunos rodarán por La Habana sustituyendo almendrones.

    Respuesta
  • Jajaja Martín últimamente estas apretando duro a los Castro. Silvio acaba de acuñar la consigna del próximo acto por el 26 de julio: Cuba si, Yankees también!!! Jajaja Jineteo revolucionario.

    Respuesta
    • mejor definición imposible! Jineteo a gran escala

      Respuesta
  • Una pregunta. El señor de la foto con la banderita es Elio Delgado?

    Respuesta
  • Una vez mas felicitaciones con mayusculas, don Martin, excelente.

    Respuesta
  • La verdad duele, pero es la verdad.

    Respuesta
  • El viejo arriba? se trata del viejo Alfredo.
    El viejo Alfredo no es otro que Alfredo Guillermo Rodríguez, un octogenario cubano que ha hecho causa común con todos los opositores y activistas de los Derechos Humanos en Cuba, por lo cual ha sido objeto de toda suerte de abusos por parte de la policía política cubana.
    http://www.cubademocraciayvida.org/web/article.asp?artID=10098

    Respuesta
    • Mis respetos para este anciano que no teme a la represión de la policía política castrista.

      Respuesta
      • Jaja…Bobo…eso me suena a discriminación…Si el que levanta la banderita de las barras y las estrellas es un revolucionario como Elio, estás presto a descalificarlo o burlarte de él; si es un “disidente”, le abres los brazos…Vamos bien los cubanos…

        Respuesta
        • …..panfilo se volvio un heroe de los medios,le hicieron entrevistas y gano sus 5 minutos de fama porque gritaba pidiendo jama….si hubiera gritado viva fidel hubiera sido solo otro cabron borracho mas….cuestion de oportunismo y de enfoques….

          Respuesta
          • Panfilo se convirtio en la prueba palpable de la represion y falta de libertad en Cuba. Cualquiera, borracho o no, puede desganitarse gritando Viva Fidel, pero solo un borracho deseperado se atreve a decir que no hay jama. No se haga el tonto Eduardo.

  • …..entre las muchas cosas malas que han hecho los castro durante tantos años fue acoger en cuba a vividores y sus familias solo porque se decian “revolucionarios” o eran parientes de algun revolucionario….vivieron bien,gozaron bien y cuando ,para suerte de los cubanos,se les corto el agua y la luz y se les dijo que para comer habia que trabajar entonces se largaron y ahora sobreviven de la bilis y el resentimiento….pobre gente cuya vida depende de la historia de otros…pobre gente que no tiene su propia vida….pobres gentes que le aplauden y le alientan a seguir viviendo de ese mismo cuento….

    Respuesta
    • Y donde dejas a los pobres que todavía siguen aplaudiendo y defendiendo el sanfarrancho castrista por una simple jabita con dos jabones?

      Respuesta
  • Me reí muchísimo! la verdad que la mejor manera de reflejar tan sospechoso acercamiento entre los dos amantes, es el humor…no queda otra.

    Respuesta
  • Martín: No puedo evitar que tu texto me suene a rezongo del que no ha sido invitado a la fiesta, y a modo de revancha comienza a propagar que las croquetas que se comieron en el jolgorio estaban pasadas de fecha.

    Y, sobre todo, se te escapa la esencia: ¿Por qué no viras la tortilla y te percatas del impacto real de que el país desde el cual se intentó derrocar la Revolución por diversas vías, de la militar a la económica, ha terminado por admitir que puede y debe convivir con ésta, y lo hace cuando aún aquellos que provocaron aquella virulenta reacción inicial siguen en el poder? ¿Quién, en realidad, está recibiendo una lección de la Historia?

    Y no, la General Motors, no está en “manos del Estado socializador”, pero nada te extrañe que cambie de “jefes” en un no muy largo plazo: En 2010 la compañía china Geely adquirió de la Ford Motor Company la totalidad de la fábrica Volvo, a la que la firma automotriz estadounidense ya no podía desarrollar. ¿Cambio ideológico? Nada. Sólo que el siglo XXI se está mudando para la región de Asia y el Pacífico.

    Respuesta
    • Isidro, Clinton en su primer mandato intentaba hacer esto que hizo Obama; pero sucedio lo de las avionetas, Clinton razonaba que EUA debia preparar el camino para cuando no fuera la principal potencia del mundo, no es casual que Hilary alentara a Obama a dar el paso y al parecer esos tiempos estan llegando , tanto para Cuba ni para EUA no hay vuelta atras al 59; pero las nuevas relaciones con EUA no serviran de mucho si Cuba no reconstruye su credibilidad y su credito , esa filosofia de Robin Hood que ha practicado durante este tiempo no le ayudara mucho, a no ser que su unico interes sea insertarse en un capitalismo retrogrado con America Latina con capitalistas piratas, todo ello disfrazado de hermandad latinoamericana.

      Respuesta
      • LuisV:

        De acuerdo en lo fundamental, sobre todo en el hecho de que Cuba necesita volcarse de lleno a mejorar – por no decir reconstruir – su sociedad. Pero no puedo pasar por alto que nuestros problemas con EE.UU. datan de mucho antes, por simple asimetría. Creo que ésta es la oportunidad de emparejar el juego.

        Respuesta
  • Isidro, es que en fin, suponer lo que me estás sugiriendo, es demasiado suponer!
    Lo primero que hay que decir es que cuando se hizo la revolución lo primero que se buscaba al embargar todas las empresas y el capital a los norteamericanos, era una reacción de ellos. Obviamente esperaban un bloqueo, ni una sola vez se quejó el Che del bloqueo porque era lo más natural señor Isidro, le recuerdo que la revolución se hizo ¡¡¡precisamente contra el dólar, contra el comercio capitalista y contra EEUU!!!

    A qué viene presentar la amistad con EEUU como un triunfo de la revolución??? para eso no hacía falta ninguna revolución, Cuba tenía la mejor relación con EEUU que se pueda tener!!
    ¿A quien quieren confundir?

    Y luego por otro lado, Fidel decía que sólo cuando caiga el imperialismo se hablaría con EEUU.
    ¿Cayó el Imperialismo?
    ¿Siguen persiguiendo el gobierno cubano haciendo Uno, dos, muchos Vietnam?
    ¿Se sigue en Cuba la doctrina marxista leninista, aplicando la dictadura del proletariado?
    ¿Se ha desarrollado el socialismo hacia la fase superior que era el Comunismo?

    O más bien al contrario, el imperio sigue con una excelente salud imperial,
    Ya Cuba ha traicionado todos los postulados por los que tanto reprimió,
    La gran empresa capitalista encuentra en la isla más terreno fértil para sus pinches negocios, a falta de sindicatos libres, huelgas, movilizaciones, etc, que en cualquier otro país.
    Los grandes capitales norteamericanos se refriegan las manos, los grandes yates van a recalar la patria socialista.
    Más de dos millones de exiliados son los cubanos que mejor viven.
    La Habana cayéndose a pedazos sobre sus habitantes.
    Ni una persona que no intercale cada tres palabras en su lenguaje los términos “fulas” , “varos” , “estilla” , “la bala”.
    La excelsa y exquisita cultura cubana completamente destruída, salvada por casos como Padura.
    Y un larguísimo etcétera!

    Pero sobre todo amigo Isidro, con que desfachatez usted mismo reconoce que al final se hace buena relaciones ¡Con el mismo gobierno y gobernantes que hace 56 años!!! y lo más lindo es que lo dice usted sin darse cuenta de que en esa frase solamente ya está todo dicho!! 56 Años con una familia de gobernantes!!!

    Dicho todo esto, me parece perfecto que haya concordia y desarrollo, pero un poquito de humildad, y de ¡por favor!!!

    Respuesta
    • La argumentación es devastadora.

      Respuesta
    • Ay, Martín, Martín…Es que sigues empeñado en el otro lado de la tortilla….esto que entonas ahora semeja más un canto plañidero – con fuerte influjo de mea culpa de marxista venido menos, o de epitafio salido de la mano de Francis Fukuyama -, que de análisis de la realidad geopolítica en nuestra región y en esta época.

      Para empezar, ¿Qué comunista, de Carlos Marx a Fidel Castro, no ha fallado en alguna – o incluso en casi todas – sus predicciones o empeños?

      ¿No se equivocó Lenin cuando siguió gestionando al Gobierno bolchevique como si fuera un comité de agitación “underground”, en lugar de un poder político constituido, o cuando creyó que la NEP por sí sola resolvería todos los problemas de la atribulada economía rusa, o cuando mantuvo el liderazgo unipersonal que permitió el ascenso unívoco de Stalin al poder tras su muerte?

      ¿No se equivocó tu tío cuando se fue al Congo, o cuando confió en el campesinado, las masas explotadas y en los comunistas en Bolivia, y pagó con su vida por sus errores?

      ¿No se equivocó Mijaíl Gorbachov cuando intentó reformar el comunismo soviético partiendo de dinamitar sus bases políticas, y la Historia terminó pasándole la cuenta y llevándose en la golilla el Gran Experimento del Siglo XX?

      ¿No se equivocó Mao Zedong cuando dijo que el “imperialismo es un tigre de papel”; que por pura voluntad y fuerza de las masas su país superaría a Occidente en unos años; que su Revolución Cultural “incendiaría las praderas”, liderando a todo el Tercer Mundo a hacer la Revolución Mundial? ¿Y qué pasó? Que ya viejo y enfermo, dejado de lado por el grueso del mundo comunista, y hasta traicionado por algunos de sus más fieles seguidores en casa, se tragó el orgullo y se sentó a negociar con el Tigre. Y gracias en buena medida a aquella “sentada” hoy su país es la segunda economía del mundo, compitiendo con Occidente, no por hacer la revolución, sino por superarlo con las propias “armas del enemigo”.

      ¿Qué te hacía suponer que Cuba estaría por lo siglos de los siglos montada en la soflama contra Washington? ¿Dónde está la lógica que sustente un despropósito de esa laya cuando los tiempos claramente no lo ameritan?

      Te cuento algo. Cuando supe la noticia del 17 de diciembre, lo primero que me vino a la mente fueron los cubanos que al final del conflicto entre España y EE.UU. viajaron a este último país para procurar que el Gobierno de McKinley no aplicara la Enmienda Platt, por el carácter neocolonial que la misma comportaba, aclarando que los independentistas cubanos considerarían un acto hostil la insistencia en aplicar dicho documento. Y aun así fracasaron, y debieron pasar 34 años para que se derogara aquella espina en nuestro costado, que dejaba claramente expuesto el carácter imperialista y de subordinación que suponía el trato de la gran nación del norte a la nuestra. Y se sabe que en buena medida ese trato de subordinación continuó. Por eso tengo que coincidir con el canciller Bruno Rodríguez cuando afirma que nuestras relaciones con EE.UU. nunca fueron normales. Ojo: Nunca. Hasta hoy, en que por fin aquellos patriotas finiseculares podrían sentirse redimidos en alguna medida.

      Martín, te invito a obviar el fenómeno del comunismo y los arrebatos que en tantas partes acompañaron al período de la Guerra Fría, y a ir a la esencia: Por primera vez en 113 años los Estados Unidos de América nos tratan de igual a igual.

      Respuesta
      • Isidro:

        Exactamente, se equivocaron, pero no sería tan trágico y funesto si esas equivocaciones no le hubieran desgraciando la existencia y los sueños a tantísimos millones de seres humanos; y aún se los siguen desgraciando a muchos. Hay equivocaciones que los seres humanos no se pueden dar el lujo de repetir, y mucho menos de mantener, nada más que por mantener el ego de ningún dirigente que se crea dueño de país. Al parecer a ti no te importa que algunos sigan equivocándose; y piensas que todavía hay que dejarlos a ver si alguna vez atinan; eso sí, mientras tú lo ves desde lejos; te limpies el pecho mandando unos quilos; y mantengas el permiso para entrar a Cuba, agitando tu banderita antinorteamericanófila.

        Respuesta
        • Vaya, Jorgealejandro:

          …”te limpies el pecho mandando unos quilos; y mantengas el permiso para entrar a Cuba…”

          Esa si no me la esperaba de ti: al final Obama y otros políticos de tu país – más el paso inexorable de la Historia -, te están dejando tan huérfano de argumentos de peso que tienes que caer en la diatriba personal, en el intento por denigrar a quien nunca lo ha hecho contigo. Ya se nota. Es que el sabor de la derrota – y tú y todos los que apostaron por que el bloqueo hiciera lo suyo están cada segundo un poco más derrotados- parece demasiado voluminoso para tragarlo de una vez ¿verdad, mi socio?

          Pues mira, que no me arrepiento de nada. Trabajo mucho, y con el sudor de mi frente ayudo a mi familia. Y si entro o salgo de Cuba, al fin y al cabo, ése es mi problema. Goza tú de tu pasaporte universal y deja vivir a los demás. Si para tí eso es un baldón, pues como dicen los muchachos en Cuba : “Tu maletín”.

          Y algo más:

          Si vamos a repartir equivocaciones, ve abriendo la jaba, que junto a unos cuantos cabezas calientes en Washington y Miami, te va a tocar libreta doble…

          Respuesta
          • Isidro:

            ¿Cuándo vas a acabar de entender que ya hace 11 años yo estoy cantando victoria porque los Castro no me pudieron secuestrar la vida? ¿Derrota de qué? Derrota la de todos los que creyeron en aquello para que, al final de la comedia les restrieguen el capitalismo en plena cara, y nada menos que de amiguitos del imperialismo asesino, genicida y comeniños. No sé a dónde te vas a tener que meter la fobia yankófila porque ahora “Cuba sí, yankees también”, como dijo Silvio.Tanto boconear para terminar “luchando el fula” y haciendo pucheros por que los capitalistas vayan a jugar golf, porque, en definitiva más necesita tu gobierno de los americanos, que viveversa.. Hazle un poco de caso a Martín y empieza a practicar la humildad, que el gobierno que todavía defiendes tanto, es el que te va a pasar la aplanadora por encima, no yo.

          • Jorge:

            Sabes que no estoy hablando por hablar. Hubo un momento en que apostaste por “no premiar a la dictadura”, y si somos honestos hay que reconocer que este proceso de reacercamiento entre EEUUy Cuba tiene algo de premio en su interior. Y creo que para las dos partes. Como que se huele, ¿no?

            Por mi parte, asumo que es preferible ser cínico que tonto. Y hoy el mundo ha cambiado demasiado como para seguir apegado a viejos moldes que todos sabemos – tanto los de la izquierda como los de la derecha – que no resolvieron los problemas, ni los resolverán. Eso lo sabe hoy hasta el gordito Kim Jong Ung, sólo que el susodicho no da pie con bola para arreglar el “manicomio”, como tú lo llamas.

            Tampoco pases por alto que los EEUU de ahora no son los de 1959. Hoy gobierna una administración que ha abjurado ante el mundo de las prácticas que acompañaron por demasiado tiempo a la Doctrina Monroe. Y si ellos se hacen ese harakiri ¿por que rechazarlos? ¿Dónde está la lógica del antiimperilaista ramplón, cuando hoy el mundo casi en pleno ensaya variantes del capitalismo? Como le puse de ejemplo a Martín, hasta el terco Mao Zedong tuvo que terminar por tender la mano al Tigre, y hoy su país tiene tanto de capitalista como cualquiera, aunque se pasen la vida tamizándolo por el colador autoritario.

            Y ya deja de tildarme de aniyanki, NO soy nada de eso. Un convencido antiimperialista sí, y en ese departamento parece que tu país va de capa caída. Por suerte.

            Ah, y si me pasa la “aplanadora” por encima, te dejo mi cadáver en herencia. Lo puedes usar como affiche.

      • Isidro, es un placer y un honor debatir así como en esta última respuesta.
        Pero deberás comprender, que aunque esté de acuerdo con lo de los cubanos de la Enmienda Platt, y con varios de tus argumentos, lo que no cuela por ningún recoveco por más que lo empujen con cuatro bueyes y dos tractores, es que presenten esto como un logro de la Revolución cubana, cuyo objetivo inicial, parece desprenderse de ello, habría sido mantener una relación de amistad fraternal con los vecinos del norte.
        Eso solo comenzó a desearse y a prepararse cuando se vio el carácter finito de los beneficios que reportaban la “hermandad con la hermana revolución bolivariana de Venezuela” en la línea del horizonte, sin embargo la Revolución que nacionalizó cada interés norteamericano, que denominó todo lo procedente de aquel país, que ubicó lo procedente de EEUU como el enemigo universal de proletariado, del campesinado, de la gente de bien, la Revolución que hizo lo posible por enemistar al mundo con EEUU, se hizo para todo lo contrario que para establecer una fructifera amistad.
        La intención de edificar una relación de iguales ni siquiera estuvo presente en la hipocresía cotidiana, en la jerga y los discursos, o sea que ni siquiera hay que visitar la hemeroteca, es sólo tirar de un elemental uso de la memoria y luego darme la razón.
        Si fueses otro me atrevería a decirte que recuerdes la Historia y las consignas durante décadas, pero es obvio que la tienes más presente que un historiador al uso, lo tuyo no es precisamente desinformación y desconocimiento, al revés, a veces hay que admitir que pueden convivir dos puntos de vista sobre una misma realidad, que es lo que pasa en todos los países donde se permite que haya más de un Partido político, simplemente pensamos distinto tú y yo y no pasa nada, ojalá dentro de no mucho puedanen Cuba discernir en un Congreso las posiciones que nosotros defendemos y muchas otras, y que sea el pueblo quien decida cual de ellas quiere que los represente ; pero también te digo que apuesto toda la vida porque este sea el tono de todos los debates-
        Un saludo.

        Respuesta
        • Martín, gracias por la apreciación:

          Te habrás dado cuenta de que nunca he intentado condenarte, descalificarte, mucho menos ofenderte, incluso teniendo conceptos diametralmente opuestos a los tuyos en algún caso. En primer lugar, no es mi estilo, además de que siempre he percibido en HT un foro ideal para que de una vez los cubanos TODOS comencemos a aceptarnos mutuamente, más allá del muro político-ideológico que hoy nos separa. Ya habrás notado que es tarea harto difícil, pero siempre se necesita un primer paso. La catarsis.

          Yo entendí muy bien tus pegas a la actual celebración, y hasta comparto algo de tu reticencia. Mas sucede que la edad y lo que he aprendido de la Historia y del mundo, muy en especial de la visión “circular” que del mismo construyeron los antiguos filósofos chinos , me compelen con harta frecuencia a procurar extraer el jugo positivo de cada suceso, por muy desastroso que se presente el mismo a primera vista. Por eso te hice la enumeración de equivocaciones comunistas a través de los años, contrastándola con el resultado final, que para unos cuantos cubanos suena a redención con campanas al aire tras más de un siglo de espera.

          Y es que a mi juicio ningún desmán, exabrupto o descalabro de la etapa socialista cubana, de 1961 a la fecha, puede opacar el hecho de que todas las negociaciones que desembocaron en el 17-D – y las que restan aún hasta la normalización – conducen a EE.UU. a otorgar a una Cuba “roja” (y en consecuencia, enemiga por principio) el trato que por mucho tiempo la gran potencia negó, regateó o sólo deparó a medias a la Cuba republicana, que en teoría estaba más cercana a Washington en todos los aspectos. Esto, cuando menos, se me antoja pura ironía histórica, además de ser una lección para la política exterior de Washington.

          Es decir, haría falta una buena inmersión en la Historia para intentar dilucidar el porqué Washington hace con la Cuba declarada comunista lo que no facilitó con la quasi capitalista. Pero eso es tema para un post.

          Pasa también que tú conociste a Cuba ya metida de lleno en la construcción del socialismo, y por lógica tu “disco duro” esté repleto de esas imágenes en exclusiva, pero yo, aunque apenas viví un año y medio en el capitalismo pre 1959, sí crecí en una familia cubana pobre y de pocos intelectuales, pero en la cual se bebía la política nacional como el cafecito de cada mañana, en medio de tendencias tanto de izquierda como de derecha. Y fue en esos primero años, y al lado de mi abuelo conservador (además de muy conversador), que comencé a entender los prolegómenos y entresijos de nuestra república, a la que el vecino del Norte tanto le ha estado adeudando – y no me refiero a propiedades materiales – desde su misma fundación.

          De pagar esas viejas deudas se trata todo esto, Martín, y no a la Cuba socialista – aunque sea este Gobierno el que reciba los dividendos inmediatos -, sino a la Nación cubana, que está por encima de cualquier coyuntura, sostenida por sueños y aspiraciones todavía a medio moldear.

          Saludos

          Respuesta
  • Jajajaja, me divertí mucho con tu post Martín. EEUU y Cuba ahora somos hermanos como lo fue Cuba de la antigua URSS!!!!!!!!
    Después de esta fanfarria del gobierno cubano, espero la suspensión inmediata de la represión contra los ciudadanos cubanos dentro de la Isla y de una vez por todas.”No se puede seguir haciendo algo que se ha demostrado por 50 años que no ha funcionado”.A ver si el gobierno cubano se aplica la frase de Obama.
    Bravo por el anciano Alfredo Guillermo Rodriguez, nos ha dado a todos lecciones de dignidad cívica.

    Respuesta
  • Es tentador buscar culpables, sobretodo para los que sufrieron y sufren las locuras revolucionarias, no obstante para buscar un culpable en un fenomeno donde confluyeron los conflictos de clases, el conflicto Norte-Sur, el conflicto Este-Oeste y los errores del pasado va a ser dificil; el hecho mismo de que ambas partes decidan dar un paso hacia el otro es que ambos reconocen que en parte los dos tienen argumentos y medios para sostener las posiciones que mantienen. La aceptacion de la culpa por parte de EUA terminaria en una frase de disculpa; pero la aceptacion de la culpa por parte de Cuba podria ser una factura bien alta y ahi es donde parece que radica la intransigencia del gobierno de Cuba durante todos estos anos. Y es que cuando se imita hay que tener mucho cuidado, los otros expropiaron principalmente a monarquias en declive; pero en Cuba se expropio a la primera potencia del mundo en todo su esplendor. Para decirlo de otra manera, el marcha atras de los otros fue facil, pero para Cuba es mas complicado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Mariam, mirando al cielo, Mayabeque, Cuba.  Por Daniel Sánchez Rodríguez (Cuba.  Cámera: Nikon D3500

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]