Volverá a imponerse en Cuba Míster Dólar

Foto de archivo; A. Cubillas / AP

Por Aurelio Pedroso  (Progreso Semanal)

HAVANA TIMES – Por el aquello de que no hay nada más socorrido que un día tras otro, y que la historia suele repetirse en ocasiones, muy pronto tendremos al dólar gringo cabalgando por montes y encima de patinetas por ciudades. Para quien lo dude, aquí va otra milenaria sentencia hija de la sabiduría popular, que nunca se equivoca: Vivir por ver.

Expulsado de Cuba de la manera más deshonrosa posible allá por los noventa del siglo pasado y recibido ahora con modestas y necesarias pompas junto al euro y otras monedas de importancia, una vez levantados los efectos de la cuarentena de la Covid-19 y el comienzo de la llegada de cubanos residentes en Estados Unidos, una buena parte de la mencionada moneda quedará en manos de los parientes a visitar más otros sin vínculo sanguíneo y no ingresará a los bancos para la compra de alimentos y otros enseres necesarios en el día a día.

Ocupará un lugar de primer orden en ese imperecedero trapicheo con el que vivimos los cubanos máxime cuando el Peso Cubano Convertible (CUC) está predestinado a su pronta desaparición, lo cual, según algunos eruditos callejeros, ocurrirá previo al congreso partidista del año entrante.

¿Y dónde navegarán a sus anchas Washington y compañía? Hasta el bobo del vecindario lo puede anunciar: al mercado negro, ese “escenario”, —palabrita de moda en los especialistas—, que ha sobrevivido junto a la triunfante revolución desde el mismo 1959 y que parece no tener fecha de vencimiento o caducidad.

De modo y manera que lo tendremos en una desatinada actividad entre varios tipos de personas hasta que tal vez opte por descansar en la bóveda de un banco ante tanto ajetreo y desde allí, en la más absoluta clandestinidad, haga acto de aparición virtual en la adquisición de un electrodoméstico ofertado en tiendas estatales o perfumarse para honrar una deuda empresarial, por ejemplo.

Me lo ejemplificaba un colega español en aquellos tiempos: “Jodé, treinta dólares que desembolses en una noche habanera, amanecen en Santiago de Cuba”.

Mírese como se mire, efectos negativos a un lado, será como una transfusión de sangre en la llamada economía informal, que redundará en el beneficio de quien lo posea, porque a falta de una efectiva solución estatal o cooperativista, ese mecánico, el plomero, el carpintero, el electricista, el reparador de colchones, el albañil, el mago junto al payaso de cumpleaños y otros tantos más preferirán alguna que otra vez que se les paguen sus honorarios en dólares “Made in USA”, o en Euros para un viajecito soñado a la España de los abuelos.

Luz verde en aeropuertos y marinas, y ahí les tendremos, dispuestos a recorrer la Isla de punta a cabo y hacerse valer en cualquier “escenario”, sea de fina madera, cemento o simplemente tierra aplanada con una sábana multicolor como telón de fondo.



3 thoughts on “Volverá a imponerse en Cuba Míster Dólar

  • Por mi experiencia a este gobierno le gusta mucho el dólar ellos son más capitalistas que los americanos

  • Y junto con la bolsa negra vendrá de nuevo la corrupción desde arriba. A río revuelto ganancia de pescadores. Yo por lo menos, mandaré el cash. Nada de tarjetitas

  • legalizar la tenencia de dólares y abrir las tiendas con mercancias de primera necesidad en esa moneda, ocurrió finales del 94 principios del 95, necesitó de un video limitado a los miembros del partido y juventud previo a la medida, a alguien se le olvidó o desconoce esto ?, seguimos, había que dejar bien claro y así se precisaba, de la necesidad de estas tiendas y que lo recaudado garantizaría mantener la llamada “canasta básica” de la que se beneficiaban de forma indirecta los que no tendrían acceso a la divisa, si habría jabón de bañarse, de lavar, pasta de dientes, aceite, etc, en estas tiendas, pero cada cubano recibiría o seguiría recibiendo, su jaboncito percapita mensual, su tubito de pasta, su pomito de aceite, etc, “creo que esto se entiende, compañeros, no ??, hay que llegar a la base, los delegados “deben jugar su papel” , “todos los factores” “hay que salirle el paso, a los que comienzen a difamar y hablar de la Revolución”, se les olvidó esto, se repite la historia, si o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.