¿Venta de garaje en Cuba?

yard sale 1

Por Aurelio Pedroso   (Progreso Semanal)

HAVANA TIMES – Nadar contracorriente nos ha costado más de una pesadilla. Y parece que al final comienza a imponerse el sentido común, catalogado por algunos, sin embargo, como el menos común de los sentidos.

Foto: Carlos Ernesto Escalona Martí (Kako).
Foto: Carlos Ernesto Escalona Martí (Kako).

Lo anterior, porque ayer asistí a lo que en esta parte del hemisferio se conoce como “venta de garaje”. De punta a punta. Desde Alaska hasta el Cabo de Hornos. Lo que sobre en casa y no se ha regalado por siete o diez motivos, a la venta, que siempre o casi siempre habrá un necesitado o un encaprichado con la figurita, la lamparita o ese viejo libro de refranes.

Un ejercicio de completa soberanía de hacer con lo suyo lo que le venga en ganas siempre y cuando no sea organizar una matanza con un fusil automático sobre una inocente multitud  como hicieron por allá o envenenar a medio barrio con alcohol letal como hicieron por acá.

Un tiempo atrás -y no dudo que hasta hoy día en el cerebro de algún guardián público del ornato- si  a usted le sobraba un par de camisas, y colocaba sobre su ventana un aviso, una nota de que las vendía, la multa era casi con efecto inmediato. Multa al instante por el letrerito y no una automulta como celador del Estado porque la fosa de aguas putrefactas aún no tenía solución o el edificio continuara camino del derrumbe total. La “orientación” era el cartelito pecador.

Yard sale 2Parece, y me gustaría recalcar que “parece”, las cosas van cambiando y que aunque sea un detalle  insignificante a primera vista, el sentido de propiedad está cobrando fuerza.

Los jóvenes que organizaron esta venta de garaje devenida venta de plazoleta de edificio, hablaron con los propietarios de cada apartamento, abonaron una determinada cantidad de dinero a los fondos del inmueble, y mostraron sus “mercaderías” con un singular júbilo.

Muy concurrida la asistencia. Curiosos e interesados, se probaron zapatos, blusas u otras prendas, inspeccionaron juegos de tazas de café, hojearon libros, miraron esto y lo otro. Todos ganaron y al cabo de unas horas la vida siguió su ritmo de cada día.

A pocos metros del lugar y asomándose la noche, comenzó un telúrico bullicio que no daba  margen a tal asomo comercial. La Habana tenía otra jornada de carnavales en su Malecón.

yard sale 3

Fotos: Carlos Ernesto Escalona Martí (Kako).


11 thoughts on “¿Venta de garaje en Cuba?

  • el 7 agosto, 2020 a las 9:26 pm
    Permalink

    Es ilegal hacer una venta de garaje ? Vendiendo sólo cosas de uso? En caso de que la policía llegara al lugar tienen derecho a apresar a alguien o decomisar las cosas ? Te vi muchas dudas… Resulta que mis amigas y yo teníamos todo planificado para vender lo que no usamos e irnos para la playa, al parecer fueron a la casa donde teníamos pensado hacerla y multaron a los propietarios… Alguien me puede ayudar ?

  • el 13 agosto, 2015 a las 11:11 am
    Permalink

    en los 60’s si te ponias a vender algo tuyo te miraban con mala cara como que tenias demasiado

  • el 12 agosto, 2015 a las 10:23 am
    Permalink

    A decir verdad yo jamas vi una venta de garage en Cuba, la unica venta era en la casa del Oro y la plata, donde llevabas prendas de valor y te daban una miseria de dinero. No creo que la gente tuviese tanto como para hacer una venta de garage, ni creo que ahora hayan muchos que puedan hacerlo a no ser que esten planeando la estampida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *