Venta de autos en Cuba: ¿Pisar el freno para ir hacia adelante?

By Ernesto Pérez Castillo  (Progreso Semanal)

Autos usados de venta a precios astronomicos.

HAVANA TIMES – Alguna vez, la otra vez, la vez primera que autorizó el gobierno cubano, por fin, la venta de automóviles a los particulares, hace en verdad pocos años, cuando vi los precios casi me infarto por el ataque de risa que aquellos números me desataron.

Pero, y pese a todo, había una puntica de malestar con el asunto: yo nunca imaginé cifras tan grandes, y aquellas me corrían el horizonte para más después, me alejaban del paraíso, me empujaban el reino de los cielos o como quiera llamársele a ese futuro luminoso y feliz, por ahí para allá, tres o cuatro generaciones hacia adelante. Definitivamente, debía pensar en engrasar los ejes de mi bicicleta, seguir cantando solo, y olvidarme ya mismo y para siempre del sueño imposible de comprarme mi primer carrito.

Un amigo tuve que me ayudó a tragar aquella mala rabia. Me dijo: Si mañana rebajaran el precio de esos autos a la mitad, ¿podrías comprarte uno? ¿O a la mitad de la mitad? ¿Si los vendieran, digamos, en cinco mil dólares, en tres mil, hasta en quinientos, tú tendrías ahora mismo ese billete en el bolsillo?

Yo la verdad es que no tenía ni este peso disponible entre las manos, como no lo tengo ahora, lo reconocí para mí mismo, y él siguió: ¿Ves? Esos precios no son para ti, como no lo será ninguno de esos carros. Relájate y sigue andando tu camino, concluyó mi socio, que si el dinero no es tuyo, entonces la cosa tampoco es contigo.

Pasa que el tiempo pasó y de pronto, lento que soy, ahora es que caigo en cuenta que el dinero sí que era y sí que es mío. Como es mía la tienda pelada y también son de mi propiedad las neveras del mercado vacío. Todo eso, pero todito, incluyendo aquellos carros a la venta, es mío y muy requetemío, mientras Cubita la bella socialista sea.

Y entonces entro en duda y me confundo cuando veo a los funcionarios del gobierno explicar en la televisión que se pretende vender esos autos no a cualquiera (queda claro: ese cualquiera al que no le venderán el auto, soy yo), sino a quien tenga mucho pero que mucho poder adquisitivo, y con las ganancias se financiarán las locomotoras de los ferrocarriles, los ómnibus del servicio público, bla, bla, bla.

En fin, pareciera que para tener un mejor transporte público deberíamos esperar a que unos cuantos tipos, muy ricos y sobre todo muy locos —cuando ya no tengan más nada que hacer ni se les antoje ninguna otra bobería en qué botar la plata—, no se les ocurra nada mejor que comprarse a un precio multiplicado hasta las nubes, unos autos de segunda mano. Y eso que, en verdad, por sorprendente que parezca, los hay, como demuestran las colas en las susodichas tiendas.

Ojo: si bien esta gente no tendrá que pagar al cash, que ya sería pedir demasiadas peras a la mata de plátanos, sí tendrá que pagar de una y con una tarjeta de a de veras, en dólares, euros, yenes, ya usted sabe, lo que se entiende por dinero de verdad, y en un solo acto, hasta el último centavo. O sea, nada de un plan de pagos, nada de créditos, nada de plazos, ningún mecanismo financiero que no sea el billete aquí y ahora, completico, exactamente tal y como no se negocia con nadie en ningún lugar del reino de este mundo.

Y esa gente rica y botarate, ¿de dónde sacará el dinero? ¿Se lo enviará de “afuera”, un pariente más rico todavía, y todavía más loco? ¿O se enriquecerán aquí mismo, con el sudor de mi frente y del lomo de Juan y la espalda de José? Y más: ¿habrá maneras de saber, en serio, de dónde sacaran los dólares, los euros y los yenes, o tendrán patente de corso y esas tiendas, de facto sino de jure, harán las veces de lavandería?

Cuando se anunció la apertura de estas nuevas tiendas, en las que solo se vendería en dinero de verdad y exclusivamente de manera electrónica, se dijo y se redijo que pondrían en oferta artículos de alta gama a precios competitivos. La estrategia oportuna y la impostergable necesidad de recaudar moneda dura, ese empeño renovado ahora que tenemos todo el viento del norte de frente y en contra, se vuelve agua entre las manos cuando se pretende llevar a las vidrieras autos de segunda mano, a precios quintuplicados.

Las cosas debieran ser, cuando menos, claras. Tan simple y elemental como binario. Sencillo: queremos vender autos, o no queremos. Y si necesitamos venderlos, y queremos el billete, hay que hacerlo de manera en que de verdad se vendan, y que se note que se les quiere vender.

Eso, o cerrar la tienda y tirar la llave, porque si una idea es mala, es aquella de encender el intermitente de la izquierda para doblar a la derecha, o viceversa, y es peor pisar el freno o poner la marcha atrás cuando gritamos a los cuatro vientos que vamos y que queremos ir hacia adelante.


Lista original de precios y ahora con el descuento. (Nota: puede ser que algunos de estos autos ya se vendieron)

AGENCIA PEUGEOT PRECIOS DE VEHÍCULOS NUEVOS DISPONIBLES PARA LA VENTA
CAR CO. and MODEL PRECIO EN USD Con el 10% Descuento
PEUGEOT EXPERT TEPEE 2013 212940,00 191646,00
PEUGEOT 4008 2013 239250,00 215325,00
PANEL PEUGEOT PARTNER TEPEE 2013 145612,50 131051,25
PEUGEOT 206+ 2013 91113,00 82001,70
PEUGEOT 301 2013 108084,00 97275,60
PEUGEOT 301 2013 109684,00 98715,60
PEUGEOT 301 2013 109699,00 98729,10
PEUGEOT 5008 2013 232193,50 208974,15
PEUGEOT 508 2013 263185,50 236866,95
     
AGENCIA PEUGEOT: PRECIOS DE VEHÍCULOS DE USO DISPONIBLES PARA LA VENTA 
GEELY CK T/A 2010 26550,00 23895,00
GEELY CK T/M 2009 25950,00 23355,00
GEELY FC 2009 37500,00 33750,00
GEELY MK 2009 30000,00 27000,00
HYUNDAI ACCENT T/A 2011 45000,00 40500,00
HYUNDAI ACCENT T/A 2009-2010 37500,00 33750,00
HYUNDAI ATOS 2009 21450,00 19305,00
HYUNDAI 110 T/A 2009 29250,00 26325,00
HYUNDAI 110 T/A 2009 31500,00 28350,00
HYUNDAI 110 T/M 2009 25000,00 22500,00
HYUNDAI 110 T/M 2009 28500,00 25650,00
KIA RIO 2011 42000,00 37800,00
SEAT ALTEA 2008 45000,00 40500,00
VW JETTA 2010 51000,00 45900,00
     
OTROS VEHÍCULOS DE USO A LA VENTA
MICROBUS HYUNDAI TQ12 2009-2010 110000,00 99000,00
JEEP HYUNDAI SANTA FE 2009-2010 90000,00 81000,00
JEEP SUZUKI JIMNY 2008 69195,00 62275,50
JEEP SUZUKI JIMNY 2008 30000,00 27000,00
AUDI A4 2000 45000,00 40500,00
BMW SMOD 1997 14457,00 13011,30
CITROEN C3 2008 46025,00 41422,50
CITROEN SAXO 2003 26431,65 23788,49
CHANA-ALSV ALSVANA 2010 31950,00 28755,00
DAIHATSU GRAND MOVE 2000 22000,00 19800,00
FIAT PUNTO 2008 28950,00 26055,00
FIAT UNO 2002 18000,00 16200,00
GEELY CK 2010 26149,95 23534,96
GEELY CK 2010 26150,10 23535,09
HYUNDAI ACCENT T/M 2007 35000,00 31500,00
HYUNDAI ACCENT T/A 2011 45000,00 40500,00
HYUNDAI ACCENT T/A 2009-2010 37500,00 33750,00
HYUNDAI ACCENT T/M 2011 45000,00 40500,00
HYUNDAI ATOS 2007-2009 21450,00 19305,00
HYUNDAI AZERA 2009 75000,00 67500,00
HYUNDAI GETZ 2009 32250,00 29025,00
HYUNDAI SONATA 2009-2010 60000,00 54000,00
KIA PICANTO 2011 38285,40 34456,86
KIA PICANTO 2011 40854,60 36769,14
KIA PICANTO 2011 41486,40 37337,76
KIA PICANTO 2011 37189,80 33470,82
KIA PICANTO 2011 37782,00 34003,80
KIA PICANTO 2011 35000,00 31500,00
KIA PICANTO 2011 42000,00 37800,00
KIA PICANTO 2008 28000,00 25200,00
KIA PICANTO 2009 35000,00 31500,00
MERCEDES BENZ 2006 60000,00 54000,00
MITSUBISHI LANCER 1997 20000,00 18000,00
PEUGEOT 406 1999 28000,00 25200,00
PEUGEOT 106 2003 16222,95 14600,66
PEUGEOT 206 2008 85227,60 76704,84
PEUGEOT 206 2004 30000,00 27000,00
PEUGEOT 407 2004 30000,00 27000,00
PEUGEOT PARTNER 2008 25600,00 23040,00
RENAULT CLIO 2005 25000,00 22500,00
RENAULT SM3 2008 46116,30 41504,67
RENAULT SM3 2008 30000,00 27000,00
RENAULT SM3 2008 31500,00 28350,00
RENAULT SM7 2008 90000,00 81000,00
SEAT ALTEA 2008 45000,00 40500,00
SEAT CORDOVA 2008 31500,00 28350,00
TOYOTA COROLA 2006 39224,80 35302,32
TOYOTA YARIS 2003 25000,00 22500,00
TOYOTA YARIS 2002 25000,00 22500,00
VW JETTA 2010 51000,00 45900,00
VW PASSAT 2008 54000,00 48600,00
VW PASSAT 2010 67500,00 60750,00
VW POLO 2007 25000,00 22500,00
VW POLO 2007 25000,00 22500,00


2 thoughts on “Venta de autos en Cuba: ¿Pisar el freno para ir hacia adelante?

  • Para que molestarse en leer la lista de los precios abusivos e inflados para comprar autos usados que solo pueden comprar los ricos, los negociantes, los hijos de papa. O un extranjero loco quiza. Y que en cualquier parte del mundo se paga a credito. Es realmente estupido. No tienen verguenza con estas ventas absurdas.

  • En cuba siempre existió la venta de autos, para todos los bolcillos, este nuevo mercado es risible, se le está vendiendo autos a los cubanos que se fueron, en su momento criticaron al capitalismo y su forma de vida, hoy se vende un carro a precio incalculable, me recuerdan la novela rosa a crédito, pedir un crédito era ser capitalista, algún día se estudiara esta revolución y sus criterios desordenados, diríamos absurdo, una persona que trabaja de lunes a viernes y solo tiene su salario, pongamos el dólar a veinte cinco, tiene un apartamento con su familia pongamos un hijo, cuantos años tendría que trabajar para pagar el carro más barato que por demás no es nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.