Venezuela eligió su futuro

Elio Delgado Legón

Nicolas Maduro hablando después de ser pronunciado el ganador de las elecciones presidenciales.
Nicolas Maduro hablando después de ser pronunciado el ganador de las elecciones presidenciales.  Foto: telesurtv.net

HAVANA TIMES — Cuando yo era un niño, veía pasar las elecciones presidenciales con su avalancha de promesas y luego me percataba de que nada había cambiado. Los gobernantes elegidos olvidaban lo prometido y los pobres no teníamos ninguna mejoría.

Luego, cuando llegué a adolescente, recuerdo que sacaba cuentas y pensaba que si las riquezas que hay en el mundo se repartieran más equitativamente, todos podríamos vivir mucho mejor.

En esas etapas de mi vida, yo no podía entender cómo era posible que los pobres, siendo mayoría en todas partes, no eligieran a gobernantes que los representaran y defendieran.

Ya mayor, cuando estudié sobre la política y los medios masivos de comunicación, pude entender cómo las grandes masas de trabajadores y otros sectores humildes de la población eran engañados con falsas promesas y atemorizados con mentiras sobre los partidos de izquierda, para que votaran siempre por los candidatos de la derecha, que sólo buscaban enriquecerse en el gobierno y no mejorar las condiciones en que vivía la mayoría de la población.

Pero esa situación ha ido cambiando en América Latina. Ya los pueblos de este subcontinente no son analfabetos, han tenido acceso a la información verdadera y se dan cuenta de que su futuro tiene que elegirlo entre la derecha neoliberal, que propone un sistema ya fracasado y decadente, y la izquierda, que hace tiempo viene demostrando que es la solución a los problemas de este mundo.

Las fuerzas retrógradas del capitalismo han luchado durante más de medio siglo para hacer fracasar a la Revolución cubana, porque constituía un ejemplo para los demás pueblos de América, pero fracasaron en ese intento y Cuba avanza y se desarrolla, a pesar de los diversos obstáculos que se le interponen.

Otras revoluciones pacíficas y gobiernos progresistas han surgido en América Latina y han despertado a los pueblos de aquel letargo en que los mantuvieron durante más de dos siglos.

En ese contexto, se efectuaron en Venezuela las elecciones presidenciales este domingo 14 de abril, en que los principales contendientes fueron Henrique Capriles, representante de las oligarquías y del regreso al capitalismo salvaje, y Nicolás Maduro, encargado de continuar el desarrollo socialista trazado por el extinto presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

El pueblo venezolano tuvo ante sí la disyuntiva de volver al pasado o de seguir hacia el futuro; pero ya ese pueblo no es analfabeto, está informado y sabe distinguir entre la verdad y la mentira, entre el progreso socialista para todos y el retroceso capitalista.

Y los venezolanos eligieron, por la apretada margen de 50.66 % contra 49.07 %, al candidato del socialismo Nicolás Maduro Moros, como les pidió el Comandante Hugo Chávez en su testamento político antes de morir.

Ha triunfado el socialismo una vez más y se consolida en América Latina, porque ya los pueblos no pueden ser engañados como lo eran cuando yo era niño y no podía entender que siendo mayoría no eligieran a candidatos que los representaran.

Los que pensaron que con la desaparición física del Comandante Hugo Chávez se tronchaba el camino emprendido por él, han sido derrotados, porque no está presente el hombre, con su carisma y su sonrisa, pero están sus ideas, que continúan vigentes. Y está su partido, que continuará su obra, y el pueblo defiende esas ideas y ese partido, y eligió a Nicolás Maduro, consciente de que eligió su futuro.

4 thoughts on “Venezuela eligió su futuro

  • Herminia, no te adelantes. Quizás la oposición gane dentro de seis años, si logran convencer a medio millón más. Hasta ahora todo se ha dirimido en las urnas.

  • Quien dijo que la oposicion tiene voz cuando el comunismo toma el poder? ya veran!!!

  • Coincido con Isidro en que el gobierno bolivariano tendrá que trabajar muy duro en estos próximos seis años para tratar de captar a los que aun no están con el socialismo y para tratar de mejorar esos aspectos de inflación e inseguridad, porque el desabastecimiento lo crearon los enemigos del chavismo para hacerle daño a Maduro antes de las elecciones. Si siguen por ese camino tendrán que tomar medidas drásticas con los infractores. La historia dirá.

  • Si queremos ajustarnos a la verdad, habría que admitir menos motivo para la celebración y más para reflexionar. El muy estrecho margen por el que se impuso Maduro debe dar mucho que pensar a las autoridades en este nuevo período, ya que las urnas nos dicen a gritos que la nación está en efecto partida en dos mitades casi iguales. El país está encarando ahora mismo una seria situación de hiperinflación, inseguridad pública y gradual desabastecimiento, que de no resolverse a corto plazo bien podría dar al traste con el proyecto bolivariano. También la oposición debería sacar aprendizaje de los números y procurar trabajar en lo posible junto a sus adversarios políticos, en busca de algún consenso. Al final el beneficio será para Venezuela como un todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *