Un lugar en Cuba llamado Tarará

Martín Guevara*

tarara-entrada-principalHAVANA TIMES — En ese mismo verano nos habían comentado que la manera de pasar unas vacaciones fabulosas, pagadas y encima cobrando un dinerito, era como Guía en el campamento de pioneros de Tarará, el mismo sitio donde años atrás apenas llegados de Argentina, mi hermano y yo habíamos estado internados con vistas a atenuar los efectos del asma.

Nos dijeron que por el día se pasaba todo el tiempo en la playa o haciendo deportes, se comía todo lo que se quería, y por las noches después de acostar a los niños se armaban fiestas de los profesores y guías. No lo pensamos dos veces y llenamos una serie de impresos.  A la semana nos llamaron para admitirnos como Guías.

Naturalmente no teníamos ni la más mínima idea de lo que había que hacer, ni practica alguna en esas lides, pero según lo que nos indicaron que sería nuestra responsabilidad parecía fácil, sólo había que estar dispuesto a llevar a un grupo de  unos quince niños de diez a  doce años, desde el albergue al comedor, a la playa, al teatro, al cine y planear alguna que otra actividad de  entretenimiento nocturna, y con ello superaríamos con creces cualquier evaluación.

El campamento había cambiado mucho desde al año 1973 cuando había intentado curar allí el asma. Era un área inmensa, que se había diseñado con muy buen gusto, para albergar a pioneros del país entero durante todo el año, pero fundamentalmente durante los meses vacacionales.

Los albergues eran coquetas casitas de dos plantas con un jardín delantero y trasero, la planta baja con habitaciones donde se disponían las literas de los alumnos, una cocina con una nevera, y varios cuartos de baño. y en la parte superior dos habitaciones para los profesores o Guías.

Cada pocas casitas estaban los comedores, las canchas de diferentes deportes, las piscinas,  hasta había salas de espectáculos, para teatro y cine. Y todo ello regado con las orillas del  mar de las playas de Tarará, de arena clara, aguas tibias, con cocoteros que habían reemplazado a los pinos de antaño.

El primer día designé un niño monitor de todos los demás para que me ayudase en las labores de mando y organización. Fuimos a desayunar, luego a la playa , luego a almorzar, por la tarde no salimos a ningún sitio, ya que me quedé durmiendo la siesta, cenamos a la tarde noche y por la noche organicé un torneo de ajedrez, en al cual solo se divirtieron cuatro muchachos ya que la mayoría eran jugadores de dominó. Los llevé a desayunar al día siguiente y luego le dije al monitor que los llevara a la playa un rato, yo fui a nadar, después fuimos todos a almorzar.

tarara 2Por la tarde conocimos a dos guías de las niñas, nos empatamos en la playa así que dejé instrucciones a Israel, que era el monitor, pequeñito en tamaño, pero guapo y temido por los demás niños, para que se hiciese cargo de la tropa sin que los demás niños llegasen a mostrarse irascibles.

Al día siguiente me preguntaron si irían al cine, les dije que sí, y luego de almorzar volví a dejarlos al cuidado de Israel, me  fui  abañar a la playa y a jugar al frontón, y cuando regresé el  Nene me dijo que había problemas con los niños, que querían ir a la dirección a decir que  no los estaba llevando a ninguna actividad después de la playa de la mañana.

Armé un torneo de boxeo después de llevarlos a cenar, y fue un error porque los ánimos estaban caldeados y más de uno descargó su bronca dentro del improvisado ring. Mi novia circunstancial nos vino a buscar con la del Nene y fuimos a una fiestecita de guías, nuevamente le pedí a a Israel que cuidara la tribu,  me advirtió que ya estaban empezando a sublevarse, le dije que les dijese que al día siguiente iríamos a cine y al teatro.

En la fiesta tomamos tragos,  bailamos y contamos cuentos con otros guías. Cuando regresamos a la habitación yo fui con mi novia de Tarará al cuarto acompañados de una botella de licor de plátano, un sirope viscoso y dulzón que sin hielo era imposible de tragar, pero que tenía una parte de ron.

Nos quedamos dormidos como troncos a la mañana siguiente y me despertó un ruido fortísimo en la puerta. Cuando abrí el primer ojo, mi compañera se había esfumado, miré el reloj y vi que eran las once, me levanté a abrir la puerta y casi me da una piedra en la cara.

Entonces Israel subió la escalera y me contó que no había podido controlarlos más, que salieron todos a la calle y empezaron a coger aleatoriamente los yogures de la caja que dejaban cada mañana en la puerta de nuestro chalet y los yogures de los demás, y algunos se habían ido a la playa, otros empezaron a tumbar almendras a pedradas, y otros a lanzar las almendras y alguna piedra contra la puerta del Nene y mía, momento en el cual me desperté.

Salí a poner orden y me di cuenta del lío que se había generado. Llamé al Nene, fuimos a buscar los niños que faltaban y los llevamos todos al comedor, luego nos metimos en el cine y hablé con el responsable y nos pasaron dos películas. Y cuando llegamos al chalet para descansar, nos aguardaba el personal de la dirección, para comunicarnos que nuestra gestión como Guías había llegado a su fin. Sólo Israel ensayó una tímida defensa en nuestro favor cuando el directivo preguntó a los niños si estaban contentos con nosotros.

Recogimos los bártulos, y recién entonces al ver que desaparecíamosde sus vistas, todos los niños se despidieron de forma más educada que afectuosa. El directivo me aseguró que aquello iría directamente a nuestro expediente escolar acumulativo. El Nene se lo tomó menos en broma que yo, él continuaba estudiando y no era sobrino del Che, aún así, no dejábamos de reír de camino a casa, recordando el enfado que habían tenido esos muchachos en aquella mañana.

Un tipo mayor, que iba sentado delante de nosotros, acompañado de otros me pidió con cierta actitud hosca que apagase el cigarro negro sin filtro que estaba fumando, abrí la ventanilla para que se disipase el humo, como condescendencia con el hombre, y le pedí que por favor no jodiera más, ya tenía suficiente por ese día.
—–
(*) Visita el blog de Martín Guevara.


34 thoughts on “Un lugar en Cuba llamado Tarará

  • el 6 febrero, 2015 a las 2:44 pm
    Permalink

    Que pena me da con todos, al abrir la pagina me dio una alegria inmensa, ya que en ese lugar hice mis primeros anos de Carrera, pues antes de ser Campamento de Pioneros fue Formadora de Maestros Primarios y no me imagine que gente de mente tan absurda, la tomara para hablar de politica, tienen la mente tan enferma, que ni siquiera pueden ver lo lindo y divertido de las cosas.
    El primer personaje que escribe en este forum, lo hace de manera inocente,para que sepamos como se divertian, y la pasaban rebien, no era irresponsabilidad, era lo mas sano y normal de la epoca y pasaban menos accidentes y menos barbaridades que ahora, asi que por favor, escriban sobre el lugar, su belleza y la naturaleza que tiene, que lo hace tan hermoso y brillante. TARARA,

  • el 20 abril, 2014 a las 10:29 am
    Permalink

    Asi mismo 100% , aquellas reuniones de merito y demerito fue lo mas aberrante y deformador del ser humano que yo haya visto en mi vida

  • el 20 abril, 2014 a las 1:47 am
    Permalink

    Jaja, y si no tenías ningún familiar revolucionario entonces buscar a ver si tenías algún Manso-Contreras.

  • el 19 abril, 2014 a las 5:49 am
    Permalink

    Recuerdo siendo nino, como en todas las reuniones del comite , escuela o centros de trabajo, muchas personas se esforzaban por demostrar que tenia un familiar martir o que habian participado en algun tipo de accion revolucionaria, la sacadera de trapo era tremenda , todo por ganarse lo que estaban repartiendo. Si eso era entre adultos , que quedaria para un joven de 17 anos y para colmo sobrino del martir # 1.

  • el 17 abril, 2014 a las 10:59 pm
    Permalink

    ¿Pero toda esa familia se mudó para Cuba? Es que medio recuerdo que el padre, que creo era arquitecto, también vivía allá. Y que una hija estudiaba en la UH

  • el 17 abril, 2014 a las 5:03 pm
    Permalink

    Pepe , quien escribió este artículo es hijo del hermano del Che , así es que es el sobrino del difunto che, aunque da igual, los privilegios fueron los mismos.

  • el 17 abril, 2014 a las 4:57 pm
    Permalink

    ….siempre me estas haciendo el cuento de que en “este pais” todo es maravilloso…no hay delincuentes,no hay crimenes,nadie roba,nadie mata ,nadie engaña ,nadie estafa ,no hay prostiticion,ni nada y que si por una casualidad pasa algo de esto es por algun “hombre nuevo” educado por castro …yo no se de donde salen esas noticias de que estados unidos es uno de los paises con mayot indice de criminalidad en el mundo…debe ser envidia que le tienen a “ese” pais…

  • el 17 abril, 2014 a las 11:04 am
    Permalink

    Para seguir viviendo del cuento, que es lo que aprendió desde chiquito.

    ¿Qué más se le puede pedir? ¿Qué chapistee carros o pinte casas? Su alcurnia no le permitió hacer eso.

  • el 17 abril, 2014 a las 10:56 am
    Permalink

    yo no se como tienes la cara de publicar, claro esta, nieto del Che, todavia esos chivatos que tu llamas le regalan carros a tu familia en Cuba, y viven de esa historia que hizo tu abuelo no ninguno de ustedes, por favor limitate a vivir tu vida no escribiendo estas estupideces, das asco de verdad, igual que la otra nieta que hizo una sesion de fotos vestida de guerrillera

  • el 17 abril, 2014 a las 10:13 am
    Permalink

    No [email protected], las infracciones se cometen cuando son permitidas, mi suegra que era mujer de campo siempre decia: “el puerco sabe del palo que se arrasca” cuando le pregunte que queria decir eso me dijo, que los cochinos siempre se estaban rascando el lomo en todos los troncos, pero cuando veía uno que tenía espinas, los muy inteligentes Ellos, de ese, ellos no se rascaban. Lo mismo son los humanos, ellos se tiran hasta donde dan pie. Ten por seguro que el sabe donde dice peligro.

  • el 17 abril, 2014 a las 10:02 am
    Permalink

    Jajaaa, isidro, ahora soy yo la que te dice que te la llevas todas! Bueno cambiemos los votos por otros
    “favores”, si al final de que votos hablo yo con fidel? Sorry my mistake!

  • el 17 abril, 2014 a las 7:17 am
    Permalink

    Ja…oye, la anécdota de voto por hospital es de mi madre, y no bajo Batista, sino con los Auténticos…

  • el 17 abril, 2014 a las 6:37 am
    Permalink

    me lei “dulces guerreros cubanos” para enterarme de mil chismes que corren pero no son oficiales, daba asco ver la vida que se daban “alla arriba” y como la estaba pasando el pueblo, y despues el autor Fuentes espera que la gente le ria las gracias de disfrutar “las mieles del poder” sin consecuencias, haciendo lo que querian por la habana y portando un rolex (para restregarselo a todos en la cara), partida de pillos.

  • el 16 abril, 2014 a las 9:37 pm
    Permalink

    Ya le dije al autor en Cafe Fuerte que pretende pasar por verdad ” sus verdades”, otro que se cuelga el titulo de sobrino del Che para tener “fama”.

  • el 16 abril, 2014 a las 8:06 pm
    Permalink

    EDUARDO , si es culpa del miserable que todavia des gobierna a Cuba, como también es la culpa de El, todos los males sociales que existen ahora, porque si bien siempre ha habido seres con defectos humanos y sociales no deja de ser verdad que en estos últimos 55 años se han multiplicado a la máxima potencia, o porque crees que un vecino sea capaz de caerle a cabillazos al vecino por sólo irse del pais?, pues porque tu papa fidel hizo que su país fuera un campo fértil para que floreciera lo peor del ser humano, no le dio carta abierta al tío de este señor, que siendo un maldito pordiosero con sed de venganzas, vaya a saber de clase de tara padecía, para que matara a cuanto cubano quiso, sólo por no pensar como ellos?. Entonces por ley de la vida había menos probabilidades que mientras tu estabas yendo con tu mama ha hacer actos de repudio aprendiendo a ser degenerado, de las que tenía un muchacho haciendo bolitas de nieve. Además en este país a ningún muchacho de 17 años se le da la responsabilidad de tener a cargo a un grupo de adolescentes, pero como las leyes de tu país violan todos y cada uno de los estatutos universales, si se ahoga un muchacho de esos Nada hubiese pasado, tanto la familia Guevara como la familia castro quedaban como si nada, los padres del chiquito, llorando a su hijo, cuando ellos confiaron en que su hijo estaba bien cuidado. Asshole.

  • el 16 abril, 2014 a las 6:28 pm
    Permalink

    no entiendo cual es el sentido del articulo, a lo sumo que sea para mostrar el grado de irresponsabilidad con que trabajabas…..una verguenza, pobres niños!!!!

  • el 16 abril, 2014 a las 6:21 pm
    Permalink

    Eduardo, en parte sí. Porque a mi eso que llaman revolución nunca me permitió andar por ahí living la vida loca. Si él lo hacía era porque sabía que no habrían consecuencias, fíjate que El Nene sí se preocupó por la nota en el expediente.

  • el 16 abril, 2014 a las 6:18 pm
    Permalink

    Así mismo Miranda. La tapa al pomo la puso con la del cigarro. El bitongo podía joder a todo el mundo a su paso pero nadie podía pedirle a él que cumpliera con el No Fumar de las guaguas.

    Me pregunto en que momento, si es que lo hizo, aprendería a vivir con reglas de convivencia. ¿Será que tira la basura por el balcón, que fuma donde le parece, que tira los cabos de cigarro al piso….?

  • el 16 abril, 2014 a las 6:10 pm
    Permalink

    Yo he hecho muchísimas cosas malas, pero no por aburrimiento ni por gracia.

  • el 16 abril, 2014 a las 5:56 pm
    Permalink

    Eduardo:

    los cubanos tenemos exactamente los mismos defectos y virtudes que pueda tener cualquier persona en este planeta, ahora bien, no buena parte de los defectos de los cubanos se han exacerbado gracias a la revolución; y a la vida de perros que se han visto obligados a llevar. eso de que la necesidad y loos trabajos “forman al hombre”, como hicieron creer a tanta gente, no pasa de ser un cuento chino; la necesidad deforma, y en Cuba muchos cubanos, en su afan de malvivir el día a día, se han deformado, eso, sin contar la pérdida de valores que la maldita ideología de tu gobierno ha causado a la sociedad cubana, por ejemplo: Cuando era chiquito, a mí me educaron en el aquello de que “El hombre que le dé a una mujer, no es hombre”. hoy hombres hechos y derechos ven como se golpea a una mujer en plena calle y nadie hace nada; y lo más lindo es que hasta algunos que se hacen pasar por muy machitos revolucionarios, aprueban esto, y aun participan en ello. hoy por hoy se golpea a mujeres por orden del gobierno cubano, y esta asquerosa canallada se vende como “patiotismo y combatividad revolucionarios”.

    Si esto pasara en la mayoría de los países de este mundo, todos esos degenerados estarían presos, y el presidente que mandara esto, tuviera que renunciar y enfrentar una cárcel también.

  • el 16 abril, 2014 a las 4:16 pm
    Permalink

    …no me jodas…asi que ahora es culpa de la revolucion y hasta de su difunto tio,que posiblemente ni lo conocio,el que el individuo este sea un irresponsable oportunista???….ahora todos los defectos humanos y sociales de los cubanos son producto de la revolucion …no importan que se vayan a las montañas de nieve …si alli siguen siendo o se vuelven delincuentes siguen siendo responsabilidad de fidel…si eres nacido en las montañas de nieve y eres una escoria humana porque no se culpa al sistema por tus fechorias???…o es que aquel sistema es tan libre que te permite ser asesino,violador,pederasta,ratero y estafador sin que sea tan mal visto???…y no me vayas a decir que alla no hay delitos porque alla son libres y hay de todo….

  • el 16 abril, 2014 a las 3:21 pm
    Permalink

    El autor expone una realidad bastante nauseabunda que puede servir a quien no la conozca, a mí y a muchos no me dice nada nuevo. Lo hace sin la más mínima sombra de contrición, un poco a la Norberto Fuentes en plan qué divinos éramos y como disfrutábamos “las mieles del poder” y ahora lo cuento porque ya no cuento… no sé, al menos Fuentes ha dado algún dato jugoso de vez en cuando pero las andanzas de un niñato mimado de la nomenklatura carecen del más mínimo interés, al menos para mí.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 16 abril, 2014 a las 2:39 pm
    Permalink

    martin:

    A ti te faltan unos cuentos siglos luz para ser considerado lo que, en el buen sentido, se le dice en Cuba ‘Un cabron” (Porque tambien se dice en mal sentido). Tu eres un soberano bitongo vivebien, antes lo fuiste; y ahora lo sigues siendo. Tu historieta es como para vomitar.

  • el 16 abril, 2014 a las 1:13 pm
    Permalink

    Hombre está claro que si alguien quiere excusarse por esto lo último que hace es publicarlo, hay una clara intención de exposición de la verdad de los demás pero un ejercicio de empezar por uno mismo. Nunca confié en quienes dicen que todo lo malo es lo del otro,o que toda la culpa de todo la tienen los demás o que nunca ha hecho nada mal.Pero en realidad es un pasaje de una larga historia donde fui hundiendo en ese tipo de comportamientos y luego peor. Pero sí debo clarar, que para ir de profe a Tarará sólo era necesario presentarse en la casita de la UJC en Alamar y si eras chiva de la UJC ibas rápido sin problemas, si no eras lenguaraz te tomaban los datos y luego te decían. Los niños los dejábamos en lacas a no en la playa para que se ahoguen. En fin, también aprendo de como lo ven y pienso como me vería la gente en ese entonces. Como a un cabrón ni más ni menos. Un saludo y gracias por opinar y por leer.

  • el 16 abril, 2014 a las 12:25 pm
    Permalink

    Creo que aún haya más que decir al respecto, esta historia me ha indignado , no por mi parte, ya yo hace rato estaba caminando sobre montañas de nieve, sino por la parte de los que se tuvieron que jalar los desmanes de la dictadura. Yo pienso que es de muy poca sensibilidad tanto humana como ética, porque si bien tenías 17años cuando te dieron esa irresponsable oportunidad o privilegio diría yo, ahora que eres un viejo lo menos que podias hacer es, o quedarte callado por vergüenza, o contarlo en son de denuncia como un acto de un nivel muy alto de irresponsable barbarie, en estos tiempos donde el mundo a toda costa trata de ser lo más políticamente correcto, tratando de no herir las sensibilidades ajenas y donde una violación a un niño es pecado mortal, y ahora a tu edad debes saber que mientras tu estabas borracho templandote a una tararense los niños que tenías bajo tu supervisión estaban despavoridos, unos metiendose en el mar y otros sabe Dios haciendo que. Con eso de que bajaste la ventanilla por ” condescendencia”, muestra la clase de arrogante degenerado que eras, y que la fibra de abusador la tenías muy bien puesta en tu ADN, lastima que ese señor mayor no te remango un buen piñazo cuando le dijiste que no jodiera más.
    En fin, tendría que venir el sobrino del Che para dejarles saber a ustedes de los desmanes de este regimen a quien todavía muchos defienden?, no sacaron a Batista porque segun algunos tenian que vender su voto para poder tener el privilegio de ver a un doctor? Que pasa con este dictator que ha regalado todo lo bueno de nuestra patria asi de gratis?, no es hora de que todos los cubanos trabajemos juntos para sacar del trono a este dictador ya?.

  • el 16 abril, 2014 a las 11:57 am
    Permalink

    gusa:

    AMEN.

    Este personaje es digno descendiente de su familia: “Sobrino de tigre, pintito.”

  • el 16 abril, 2014 a las 6:37 am
    Permalink

    ¿Y eso te parece una justificación o una atenuante?

    Te recuerdo que ya eras mayor de edad. Y a esa misma edad muchos trabajaban y/o estudiaban. Yo con 17 años estaba quemándome las pestañas para sacar la prueba de ingreso a la universidad, y aprovechaba mis vacaciones para trabajar en el campo y ganarme 100 pesos para ayudar con los gastos que suponían estudiar sin uniforme.

  • el 16 abril, 2014 a las 6:32 am
    Permalink

    Y yo que cuando doy gracias a Dios por mi hijo solo me acuerdo de que aún toma leche, no tiene que ir a escuela al campo y a servicio militar…. ¡Gracias Señor porque tampoco le ha tocado un guía bitongo irresponsable y vividor!

  • el 16 abril, 2014 a las 1:46 am
    Permalink

    Bueno, Martín, si algo no se puede negar es que gozaste la papeleta en la Isla, cuando unos cuantos de nosotros – que no llegamos a Cuba por la Operación Cóndor, o que no teníamos tíos ilustres, como ahora tienes a bien admitir – andábamos metidos en los campos de caña o de tabaco, o diseminados por el Africa ardiente. ¡Qué viva la Pepa!

  • el 15 abril, 2014 a las 11:24 pm
    Permalink

    socio usted es la mata de la irresponsabilidad. hahahaha si el argentino atravezado viviera hahaba te hubiera tocado Una Buena….

  • el 15 abril, 2014 a las 8:07 pm
    Permalink

    De madre Martin, que irresponsabilidad tan grande. No hay por donde a este gobierno se le pueda dar una calificación medianamente decente, de verdad que yo leí el relato erizada, por eso mi mama jamás nos dejo ir a la playa con nadie, Gracias a Dios que ninguno de esos muchachos se ahogó .

  • el 15 abril, 2014 a las 5:55 pm
    Permalink

    como quiera un nino malcriado viviendo de tu abuelo, descarado

  • el 15 abril, 2014 a las 5:52 pm
    Permalink

    …y ahora que hacemos con esto???….aplaudimos,nos reimos o proponemos para un premio al autor por presumirnos lo irresponsable,descarado y vividor que es desde que tenia 17 años o antes???…o no era esa su intencion???…

  • el 15 abril, 2014 a las 3:41 pm
    Permalink

    Me faltó apuntar que teníamos 17 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *