Un cangrejo pende entre Cuba y EE.UU.

Dicen los Babalaos que quien come cangrejo camina pa´tras. (De una canción popular cubana)

Vicente Morín Aguado

Foto: Caridad
Foto: Caridad

HAVANA TIMES — ¿Comieron Cangrejos Obama y Raúl?, se trata de la preocupación latente en la mayoría de los cubanos de a pié hoy en día. La frase alude a la forma típica de andar de estos crustáceos, que parecen caminar hacia atrás. Desde La Habana el dedo acusatorio apunta hacia el Presidente cubano, debemos tener en cuenta que dada la indudable asimetría entre los dos países, el asunto es de vida o muerte en el archipiélago antillano.

Paráfrasis de expresiones populares:

La cosa está cada día más fea en Venezuela, al final siempre habrá un problema que lo justifique todo y volveremos atrás.

Esta gente nunca va a transar con los americanos.

Ni lo sueñes, está de por medio la base naval, el bloqueo, muchas reclamaciones, todo se quedará en bla, bla, bla…

Los americanos quieren democracia, partidos políticos, libertad de prensa, ¡allá el bobo que se crea que aquí van a aceptar eso!

El escepticismo configura los pensamientos populares, acostumbrados a un atrincheramiento visceral, además de la sicosis antinorteamericana que nos invade desde hace 55 años. Para colmo, el Líder Histórico de la Revolución reiteró recientemente su total desconfianza respecto a las intenciones del poderoso vecino del norte.

El escepticismo configura los pensamientos populares, acostumbrados a un atrincheramiento visceral, además de la sicosis antinorteamericana que nos invade desde hace 55 años.

¿Escapará Raúl Castro a la enfermedad del cangrejo? ¿Se contagiará Obama con este fatídico crustáceo?

De entrada examinamos el caso desde Washington porque la controvertida decisión presidencial, considerando a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional, tiene una indudable conexión con Cuba.

Maduro, hijo adoptivo de Chávez, a su vez ahijado político de Fidel Castro. Cuba depende en mucho de los suministros de la gran potencia petrolera, sujetos a un endeble negocio sustentado desde el Caribe con mano de obra calificada. Si bien Chávez consiguió con su carisma ganar numerosas elecciones, la oposición mantuvo siempre un considerable número de votos, inclusive obtuvo dos NO esenciales frente a los planes futuros del chavismo.

El desaparecido líder bolivariano logró cimentar una alianza cívico-militar en buena medida ligada a su origen militar y la indudable popularidad que le acompañó, el sucesor apela constantemente a esta herencia, aún así su victoria electoral fue por un ínfimo margen de votos. La situación interna se complica cada día, es difícil creerle capaz de triunfar otra vez.

¿Por qué entonces Obama le regala al ex guagüero de Caracas un decreto presidencial muy conveniente si se trata de juntar voluntades frente a un posible agresor extranjero, obtener de paso la habilitación para gobernar por decreto y desviar la atención del pueblo sobre las crecientes dificultades internas?

La respuesta puede ser Cuba. Ante el congreso dominado por los republicanos, en general frente a la mayoría conservadora de la élite gobernante, agréguese la opinión pública, el Emperador debe mantener una imagen de hombre duro, si “aflojó” con los Castro, tiene que apretar en otro parte, nada mejor pues que sus ahijados chavistas.

Propongo este último razonamiento ante la inexplicable contradicción de Obama, quien al parecer comió cangrejos: de un lado sacará muy pronto a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, donde nunca debimos estar, del otro, demoniza al gobierno de Maduro, calificándolo una amenaza que no se ve en parte alguna.

Raúl Castro lleva encima una pesada carga histórica, hereda la intransigencia obsesiva del hermano mayor cuando de los Estados Unidos se trata y le rodean en el gobierno figuras educadas bajo tal premisa.

Por supuesto, felizmente una vez más la sangre no llegará al río, aunque las sanciones contra Venezuela complicarán aún más la difícil situación económica interna, de por sí agravada desde que el petróleo bajó a la mitad del precio pronosticado para el presente año. El rosario de quejas del Presidente venezolano ensartará cuentas infinitas.

Mientras tanto, los países del ALBA armaron en Caracas una lógica algarabía contra los Estados Unidos en vísperas de la próxima cumbre de las Américas, donde Obama y Raúl deberán estrechar sus manos al menos en diplomática amistad, restablecidas las embajadas.

¿El mal del Cangrejo le hará una mala pasada a la natural expectativa de los cubanos?

No lo creo, “sin prisa pero sin pausa”, al decir del Presidente cubano, tendremos embajadas aunque cada mañana amanezca en La Habana el espectro de una declaración política atacando al gobierno norteamericano.

Raúl Castro lleva encima una pesada carga histórica, hereda la intransigencia obsesiva del hermano mayor cuando de los Estados Unidos se trata, le rodean en el gobierno figuras educadas bajo tal premisa, representa también el espíritu de un líder declarado invicto a lo largo de la historia, le será imposible variar el discurso político aunque su pragmatismo consiga sorpresas como las negociaciones secretas de cuyos resultados mucho se espera, sobre todo en la Mayor de las Antillas.

Durante largo tiempo continuaremos leyendo en Granma las mismas frases de años atrás, se mantendrán las reclamaciones históricas de la revolución cubana, en tanto desde la otra orilla clamarán por las propiedades nacionalizadas, los disidentes reprimidos y demás libertades coartadas. Será el juego de la política, una apuesta peligrosa porque en las costas de ambos países los cangrejos, duendes pertinaces del trópico, asechan.
—–
Vicente Morín Aguado: morfamily@correodecuba.cu

 

15 thoughts on “Un cangrejo pende entre Cuba y EE.UU.

  • Lo que es cierto es que según lo publicado en el resto del mundo y en Cuba, las negociaciones se están haciendo “sin prisa” por la parte cubana y con mayor ritmo por la parte norteamericana.
    El efecto cangrejo tiene responsable y no es compartido: Desde el lamentable discurso en la CELAC del presidente cubano y que fue anterior a las medidas punitivas de Obama en relación a los corruptos venezolanos.
    El relativismo del enfoque en que ambos se muestran de igual forma es errado.

  • Oido en La Habana:
    — Que bola, acere, ahora y que el cangrejo camina de la’o? Y Desde cuando cambio la cosa?
    — Cosa mas grande!

    Hablando en serio: el autor debiera al menos decirnos que el articulo es una apretadera. No?

  • pero los cangrejos no caminan para atrás; caminan de lado

  • Muy cierto, el cangrejo camina de lado y no se si se han fijado también, los ojos los tiene elevados como dos antenas. Esta atento a todo.

  • Hola amigos, en cuanto a opiniones, los dejo en general con las de cada cual, lo que me preocuopa son los conceptos: Sencillamente el presidente norteamericano amenaza cuando en otro país la democracia no anda muy bien, siempre mejor que en Cuba según los cánones de Washington. Entonces México es, de hecho, la principal amenaza a la seguridad nacional de los EE.UU. en estos momentos.
    De cualquier manera no creo qyue los problemas de la democracia venezolana sean una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, será un asunto difícil, pero para nada.
    Enn cuanto a lanzar mensajes a Maduro, desde hace 55 años lanzan mensajes y muchas cosas más a Fidel Raúl y demás en Cuba, bueno, por esa vía los razonamientos se quedan en la palabrería mediática de los canales de Tv de habla hispana, donde inteligencia es para las personas algo así como las preguntas que les hacen a las bellas muchachas de Belleza latina.
    Un saludo y hasta otra,
    vicente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *