Síntomas de náufrago de las reformas en Cuba

Por Benjamín Noria

Foto por Juan Suárez

HAVANA TIMES Las reformas económicas que implementó el Gobierno cubano en los inicios del año 2021 están mostrando síntomas de fracaso. Pero, de hecho, consta que ninguna de las medidas que ha tomado el Estado en los años de vigencia de la Revolución haya tenido éxito.

La implementación de los más de 100 lineamientos del Partido Comunista de Cuba para el desarrollo económico del país, que antecedió a la Tarea Ordenamiento (las reformas actuales), y que fue supervisado por Marino Alberto Murillo, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación de los Lineamientos del Partido, es uno de los ejemplos de esa cadena de fracasos.

De un mes para otro una ristra de ajos aumenta de 70 a 85 pesos. La botella de yogur natural comenzó con el precio de 40 pesos y ya tiene el de 80. Las pizzas individuales subieron de 27 a 40. Los celulares están costando de 6000 a 25000 pesos cubanos. Sin embargo, lo único que se les ha olvidado a los nacionales es la calidad. Es decir, todo está aumentando desmesuradamente de precio y a la vez no aumenta la calidad.

Si se ha tenido la intención de que las reformas estimulen la producción de mercancías, entonces por qué de enero a mayo de este año 2021 el aceite comestible, el pollo, el helado, el jabón, que son productos que pueden tener fabricación en el país cada día van en decrecimiento en el mercado cubano.

Las reformas van a fracasar, pues todo cambio económico y político debe llevar antes un cambio cultural y moral. Eso quiere decir que hasta que en Cuba no haya libertad de expresión, libertad de creación, economía libre de mercado, libertades civiles y políticas, cultura del diálogo, no va a haber ningún desarrollo económico. Ninguna reforma que se realice podría tener éxito si no existe un cambio de mentalidad en los dirigentes cubanos.

El régimen comunista de Cuba se basa en el culto del odio y el desprecio a la inteligencia. Es un sistema exclusivista, que no tolera la crítica y el mejoramiento de las doctrinas de los maestros que han antecedido. Es conservador y retrógrado.

Los comunistas siempre han sido desenfrenados, irracionales y fanáticos. Esas son las cualidades por las que se le conocen en todas partes del mundo. Las dictaduras de Mao Zedong en China, Pol Pot en Camboya y Iósif Stalin en la actual Rusia son un patente ejemplo de estas afirmaciones.

La combinación de participación, equidad, eficiencia y autonomía es la clave para el desarrollo de las revoluciones. Hay dos formas de cambio de las sociedades: una son las revoluciones, y la otra, las reformas. Estas últimas son más lentas, sagaces y propuestas por un grupo de intelectuales. Las revoluciones, sin embargo, aceleran los cambios y a la vez son violentas y masivas.

El Gobierno comunista de Cuba está experimentando con el pueblo. Las personas de este país son ratas de laboratorio de este régimen totalitario. Lo único que ha pretendido la estructura gubernamental es crear la ilusión de progreso, subiendo los salarios con dinero sin respaldo en oro ni en dólares, pues si no creció el PIB durante el año 2020, y desde el mes de septiembre de 2019 apareció una etapa de crisis llamado Coyuntura, entonces este dinero de dónde surge.

Lea más de Benjamín Noria aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *