¿Se gesta un golpe de estado en Venezuela?

Por Osmel Ramírez Álvarez

Foto: Caridad
Altos dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Constantemente se hace alusión en la prensa oficialista cubana y por Telesur de un nuevo tipo de golpe de estado contra el empoderamiento de la izquierda en el escenario político mundial: “el golpe blando”. Es parte de un fenómeno contemporáneo que incluye muchas aristas, conocido como “la teoría de la conspiración”. Se repite una y otra vez, y el objetivo es meternos la idea en la cabeza y asumirlo como una realidad probada.

Es muy difícil desde Cuba tener una información veraz, múltiple y profunda que permita hacerse la idea correcta y completa de cualquier evento noticioso. Solo nos llega información por los medios oficiales y el mensaje está “ajustado” a la visión e intereses del gobierno. El acceso a Internet es permitido, pero prohibitivo a la vez, debido al elevado costo. Terminamos viendo y escuchando solo el mensaje que ellos quieren y muy pocos tenemos acceso a información alternativa.

Aunque me considero centrista, simpatizo con la izquierda y he asumido mi posición política por convicción. Creo en la socialdemocracia como la corriente socialista más cercana al verdadero ideal de justicia social sostenible, y es lo que deseo para la Nueva Cuba que debemos construir. Pero no por ser de izquierda o de derecha debemos apoyar todo lo que hagan aquellos que comparten nuestra ideología política, esté bien o mal.

Más allá de la política está la ética y los principios, y ellos deben escudarnos del falso compañerismo que se convierte en complicidad mezquina. Aprendí esos valores de nuestro Maestro, José Martí.

Foto: Caridad
Foto: Caridad

Maduro y sus seguidores están cometiendo un gran error al impedir un referendo que es, sin duda, legal. No importa cuán elaboradas estén las justificaciones para la demora, a todas luces es pura artimaña y no engañan a nadie. Solo arrojan vergüenza sobre la izquierda y sobre el ideal socialista.

Tras más de tres lustros en el poder fallaron en el tema económico y ello melló el sostén de sus carísimos programas sociales, de su política exterior y del día a día del pueblo venezolano. Según puedo deducir de las diversas fuentes a que accedo, el chavismo como movimiento político-social sigue teniendo un gran apoyo popular, pero la gestión de Maduro no.

Ello ha permitido que la oposición tuviese un resultado tan ventajoso el pasado año en la elección de diputados a la Asamblea Nacional y ahora se avizore un triunfo amplio si se realiza finalmente el referendo revocatorio.

Tras el abrumador apoyo al chavismo en los últimos años y el descrédito que tuvo la derecha hasta hace poco, (que solo veía posibilidades políticas a través de porrazos sucios a la economía y hasta intentaron un golpe de estado), no se necesita mucha inteligencia para concluir que lo que sucede con la voluntad popular venezolana no es apoyo legítimo a la derecha, sino un “voto de castigo” al chavismo, y a Maduro en particular.

Pero los chavistas han caído en el tradicional error de la izquierda: no reconocer sus fallas y asirse virulentamente al poder. Los liberales ven más normal una derrota electoral y no sufren tanto ni hacen de esto un problema; los de izquierda no aceptan que el pueblo no les apoye, enseguida culpan de conspiraciones o dicen que el pueblo se equivocó, porque los engañaron. Es un punto flojo que debe ser superado pronto para el crecimiento de nuestra tendencia política.

Claro que hay conspiraciones, engaño en busca de apoyo, desprestigio injustificado, asociación con fuerzas políticas exteriores homólogas y guerra mediática. Pero es normal, y la izquierda hace lo mismo en su lucha contra la derecha. En política es común tratar de serruchar el piso del contrincante y no es correcto acusar de infame a tu oponente por hacer lo mismo que tú.

Ahora el chavismo cayó en desgracia y ha perdido el apoyo mayoritario de su pueblo, el mismo que los encumbró en busca de una vida mejor. Ahora no aceptan que esa misma población los quiera apartar del poder por no estar satisfecho con su gestión actual. Pretenden vivir de la historia y del recuerdo del gran líder que hizo posible todos los triunfos pasados. Con la antidemocrática unión cívico-militar y la complicidad de dos poderes del estado que deberían ser imparciales, (electoral y judicial), amenazan la Constitución y con ella la democracia, una posición errada que los llevará al suicidio político.

Barrio tricolor de Caracas. Foto: Caridad
Barrio tricolor de Caracas. Foto: Caridad

Viejas son las artimañas manipuladoras para distraer al pueblo del verdadero problema que vive hoy Venezuela: exacerbar el nacionalismo con una posible invasión estadounidense y la supuesta conspiración para un golpe de estado. Cierto es que la derecha venezolana no ha tenido prejuicios cívicos a la hora de valorar una acción de ese tipo: algo tan perjudicial para la libertad como las guerrillas armadas de la izquierda, por suerte extintas, ya que vivimos tiempos en que la justicia social se puede buscar a través de las urnas.

Pero ahora es de tontos creer o argumentar tal hipótesis, (la del golpe de estado), con el voto popular a favor de la derecha y siendo mayoría aplastante en el Parlamento. Si hay un “golpe” en gestación es de otro tipo y ojalá no se concrete, sería a la Constitución, a la democracia, a la voluntad popular y al justo ideal socialista. Ese sería el resultado si los chavistas no respetan sus propias leyes y a su pueblo soberano, obstaculizando el referendo. Ese sería el verdadero “golpe”: esperemos que no suceda.

 


3 thoughts on “¿Se gesta un golpe de estado en Venezuela?

  • el 26 septiembre, 2016 a las 7:20 am
    Permalink

    Se gesta un AUTO golpe de estado, como el que dio Chavez en el 2002, un paripe de “golpe” le daria la posibilidad a los chavistas de tirar las tropas para la calle y desaparecer la opocicion

  • el 26 septiembre, 2016 a las 6:18 am
    Permalink

    Osmel : Analizas bien, tienes sentido común, pero debes cuidarte mucho de tu inclinación a dar por sentado que lo que tu quieres para Cuba, no es lo que quiere todo el mundo y también debes evitar esa dualidad de derechas e izquierdas, hay que tener mucho cuidado, pues la izquierda, ha demonizado tanto “la derecha ” y el “centrismo” que solo va quedando para los patriotas y personas decentes, la Izquierda y eso es infantil, además de maligno en su diseño. De todas formas , la causa de nuestra desgracia Delete repeated word esto, viene desde la izquierda política, tanto cubana como mundial.!! has explorado ese mundo que tu llamas de la derecha…????

  • el 25 septiembre, 2016 a las 8:02 pm
    Permalink

    Disculpa pero desde el 6D que la MUD logro la mayoria absoluta en la Asamblea Nacional, Maduro decidio desconocer este poder del estado.
    1. De forma express y violando procedimientos y requisitos minimos, designaron a la carrera jueces del tribunal supremo de justicia descaradamente chavistas para tener como bufete privado este importante poder del Estado.
    2. El TSJ ha bloqueado toda la actividad parlamentaria anulando la mayoria de las leyes que han aprobado. El TSJ anulo la eleccion de 4 diputados del estado de Amazonas sin que el CNE haya determinado fraude durante las elecciones supervisadas internacionalmente.
    3. Maduro esta gobernando a golpe de decretos de emergencia, utilizando el presupuesto nacional a su antojo sin la aprobacion, ni fiscalizacion de la AN. Compara esta actuacion con el caso de la expresidenta Dilma en Brasil de modificar el presupuesto, error que termino costandole el puesto. Los gobiernos de izquierda de Latinoamerica llaman a esta destitucion golpe de estado parlamentario y no abren la boca para cuestionar las aberraciones de Maduro.
    4. Maduro ha dado plenos poderes a los militares para que dirijan la economia violando claramente la Constitucion que deja clara las funciones de las fuerzas armadas venezolanas. Esta jugada mas que resolver el problema economico es una clara estrategia para comprar al alto mando militar ofertandoles los recursos del estado para que caigan en corrupcion, poderlos chantajear, comprometerlos con el fracaso del gobierno y en ultimo caso utilizarlos para reprimir al pueblo si se subleva.
    5. Maduro utilizando al CNE va camino a violar nuevamente la Constitucion chavista que dice claramente que todo cargo de eleccion popular puede ser revocado cumplido la mitad del mandato.
    6. A estas alturas del año otra vez el CNE no ha convocado al proceso de elecciones de gobernadores de los estados que toca realizarse en el 2016. Otra clara violacion de la Constitucion que fija los periodos de los procesos electorales.

    Todo parece indicar que el chavismo, siguiendo indicaciones de La Habana, se dispone a destruir el estado de derecho en Venezuela que es mas grave que un golpe de estado para cambiar un gobierno. Tampoco la izquierda latinoamericana ha emitido preocupacion por estas violaciones que inevitablemente van a desestabilizar la region. Nuevamente queda demostrado que el socialismo es incompatible con la democracia. Tomen nota la izquierda “democratica” cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *