S.O.S, la burocracia también daña a nuestros caballos

Yenisel Rodriguez

Los "coches" son el medio principal para muchos cubanos en el oriente y centro de Cuba.

Las autoridades de localidades rurales de Holguín han exigido a los cocheros que prestan servicio de transporte publico, incorporar un aditamento a las herraduras de sus caballos con el objetivo de proteger el pavimento de las vías principales.

Los cocheros manifiestan que dicho aditamento pudre los cascos de sus caballos, ya que el mismo acumula humedad y provoca un desbalance en el trote a manera de amortiguador.

El aditamento es una especie de junta de goma que se instala entre el casco del caballo y la herradura, lo cual impide la circulación del aire al interior del casco del animal.

La afectación que sufren los caballos como consecuencia de la aplicación de esta improvisada y autoritaria medida, se hace evidente mientras uno viaja en dichos coches.

El caballo tiene que hacer un mayor esfuerzo al subir las lomas, lo cual viene a intensificar el nivel de explotación que ya sufren estos animales como objetos de carga.

Muchos cocheros se preguntan cómo se pueden cometer errores de este tipo, que atentan directamente con la calidad de vida de comunidades enteras, muchas de las cuales dependen sólo del trasporte animal.

Otros algo más identificados con la calidad de vida de los caballos, manifiestan directamente su desaprobación con un acto de denuncia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *