Rosario Murillo todavía sueña con ser presidenta de Nicaragua

Por Circles Robinson

Fotos: 19digital

HAVANA TIMES – Desde 1998, cuando Rosario Murillo eligió defender a su poderoso esposo -quien había sido acusado por su propia hijastra e hija de ella por haberle infringido 19 años de maltrato y abuso sexual-  su mirada está centrada en el poder. Incluso hace 20 años, ella supo que si el Frente Sandinista de Liberación Nacional y Daniel Ortega se las arreglaban para retornar al poder, el camino sería pavimentado para que ella viniera después.

Y así mismo ocurrió. Desde el 2007, Murillo ha sido la operadora cotidiana del Gobierno de su esposo, así como la estratega a corto y largo plazo. Tiene muchos títulos y roles: Primera Dama, vicepresidenta, coordinadora y única portavoz del Gobierno de Ortega.

Se siguen las órdenes de la “compañera”, como a ella le gusta que la llamen, o la persona que desobedece simplemente es desterrada de su cargo o algo peor. Aquellos que han dejado el círculo de poder la han descrito como la que dirige el espectáculo con un puño de hierro.

La omnipresencia de Murillo en los medios de comunicación estatales y en las estaciones de televisión privadas, que son propiedad de sus hijos o son dirigidas por estos, está rematado por un discurso de media hora que ofrece todos los días de la semana. Esos discursos se emiten en los medios de comunicación del Gobierno, así como a través de los altavoces en los grandes mercados donde nadie está cambiando la emisora.

Cuando estalló la rebelión cívica en abril y durante los dos meses que el Gobierno parecía al borde del colapso, muchas personas descartaron las esperanzas de Murillo de convertirse en presidenta.

Sin embargo, hoy, los meses de represión policial y paramilitar parecen haber rejuvenecido su impulso por el poder. Ella ha jugado un papel decisivo en prohibir todo tipo de oposición pública, así como asesinar, encarcelar o desterrar a los líderes que protestan, y expulsar a decenas de miles de nicaragüenses que apoyaron las manifestaciones cívicas contra el Gobierno.

Nicolás Maduro, el principal aliado económico y político de Ortega / Murillo, ganó una reelección rotunda en Venezuela el año pasado, en condiciones fraudulentas y con los candidatos de la oposición y la coalición descalificados. Las encuestas mostraron que solo alrededor del 20% de la población aprobaba su presidencia, pero ganó con dos tercios de los votos. Murillo puede estar soñando con un resultado similar en 2021.

Mientras tanto, ella ha demostrado que es una dura competencia para Melania Trump, superando su vestuario con decenas de trajes coloridos y kilos de joyas. Uno solo puede imaginar cómo sería con ella en la presidencia.

Este comentario no estaría completo sin algunas de las propias palabras de Rosario Murillo sobre el Gobierno de ella y su marido:

“La democracia es este nuevo modelo que estamos construyendo y que reconoce las capacidades, los talentos y el potencial de todos, y que no excluye a nadie. Un modelo que nos asegura una buena vida que, con nuestro trabajo honesto, con dedicación y energía podemos cruzar todos los caminos. Va más allá de la encrucijada y avanza. Porque estamos precisamente llenos de esperanza y confianza en Dios.

“La democracia es lo que conocemos y vivimos todos los días, buscando el bien común de los valores e ideales cristianos, desde amar a nuestro vecino hasta tratar de apoyar y acompañar a quienes fueron violados y aún son vulnerables y que exigen un Gobierno responsable y serio con valores cristianos, para poner a disposición de ellos y de su familia todos sus talentos, todas sus habilidades, para trabajar, para emprender, para prosperar “, dijo en su mensaje diario a la población, este 19 de diciembre.

La siguiente galería de 102 fotos de Rosario Murillo, son casi todas de 19digital, sitio web del Gobierno.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *