¿Protegen a los jóvenes o sus Intereses?

Kabir Vega Castellanos

Uno de los cines privados que tuvo que cerrar. Foto: Cubanite

HAVANA TIMES — Hace un tiempo se dio a conocer a través de los medios la orden de clausurar todos los locales de juego y cines 3D.

El principal argumento era que las licencias concedidas no especificaban ese derecho y que dichos lugares, (en el caso de los locales de juego), generaban ambientes de frivolidad y vicio. Con respecto a los cines 3D hubo hasta comentarios en la calle de que les ponían a los menores materiales pornográficos o críticos con el gobierno.

Esto último me parece improbable, estos locales estaban abiertos para cualquier menor o adulto, entre los que podía entrar un inspector. Cualquiera que haya hecho una inversión se esforzará por protegerla, por eso los que entregan a domicilio el paquete semanal de internet aclaran en el flagger de promoción: “Se excluye todo tipo de material pornográfico o subversivo”.

Pocas semanas después de ese evento tan traumático para inversores y clientes, salió otro artículo en la prensa nacional promocionando un “Torneo  Nacional de DOTA” (un videojuego de estrategia) en los Joven Clubs.

Impactante noticia, nunca en mi vida he visto un local del estado con más de seis PC conectadas en LAN. Las computadoras de los Joven Clubs están muy mal atendidas y he visto que los cursos de Microsoft Power Point que se imparten usan programas viejísimos. Dudo que en esas mismas máquinas funcione el DOTA 2, siquiera con los gráficos al mínimo.

El hecho resulta todavía más sorprendente cuando uno piensa que la policía corta los cables que muchos jóvenes, a falta de internet,  tienden con sus vecinos para jugar en red ese mismo juego.

Curiosamente, pocas semanas después, otro artículo en la prensa dedicó increíbles elogios al cine en 3D, calificando de “intensa” la experiencia que produce. Comentaba sobre cada una de las magnificencias de este mundo virtual pero a la vez trataba de no parecer propaganda capitalista. Como conclusión, anunciaba que el 3D ya estaba disponible en las salas del ICAIC.

Si prohibieron los locales para proteger a la juventud del vicio y luego crearon el torneo nacional de DOTA, ¿tratan de decir que el mismo juego, cuando se ejecuta con autorización del estado, no genera frivolidad ni vicio?

¿O que el cine en 3D es dañino cuando lo brinda un empresario privado pero si lo ofrece el estado sólo produce experiencias intensas y beneficiosas?

Está claro que no quieren que los cubanos tengan independencia económica, pero por lo menos deberían usar argumentos menos absurdos.

Kabir Vega

Soy un joven cuyo desarrollo en la vida no ha sido lo que consideramos normal o apropiado, pero no me arrepiento. Aunque soy muy reservado, disiento de muchas cosas de forma implacable. Considero que la sociedad, y no solo de Cuba, está errada y necesita cambiar. Amo a los animales en ocasiones incluso más que a mi persona ya que ellos carecen de maldad. También soy fan de la tecnología y del mundo Otaku. Empecé en Havana Times porque me permitía contar algunas vivencias y quizás incentivar algún cambio en mi país. Puedo ser ingenuo en mis argumentos, pero soy fiel a mis principios.

Kabir Vega has 83 posts and counting. See all posts by Kabir Vega

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *