Privatización de la educación: Besando a la rana apropiada

Haroldo Dilla Alfonso

De la guardería infantil Dulces Sueños

HAVANA TIMES — Desde hace unos días circula por la web —Revolico incluido— el anuncio de una guardería infantil privada en La Habana. Su dueña se llama Zulema Rosales y supuestamente es la hija del General Rosales del Toro.

Esto último no puedo confirmarlo, pues no conozco a esta persona, ni a la familia del General, ni al General. No sé si son buenas o malas personas, si son trabajadoras o haraganas o si son honestas o no. Por tanto, nada de esto es una valoración personal.

Tampoco hace falta que lo sea, pues sea hija de quien sea, habría que asumir que Zulema Rosales es una persona afortunada, pues la guardería reside en una casa espaciosa de dos niveles del reparto Kohly.

Un barrio que siempre estuvo protegido, primero por haber albergado a una clase media alta que encontró refugio en sus buenas condiciones ambientales, sus calles retorcidas y los entornos ajardinados.

Luego porque esas mismas casas fueron repartidas a los nuevos miembros de la clase política, quienes siguieron gozando de la misma intimidad vecinal, pero apuntalada por guardias y cierres de calles de lo que fue desde entonces un suburbio segregado y misterioso de la ciudad.

La página web http://guarderiainfantil.webng.comy otras informaciones de la guardería indican perfiles varios que van desde servicios regulares hasta cuidados por horas, todo con el personal más calificado, de manera que el cliente “sentirá la satisfacción de ver el desarrollo en la educación de sus pequeños”.

Alguien comentaba que el costo es de 85 CUC mensuales por pequeño, lo que de ser así ubicaría la tarifa en un nivel medio alto en América Latina. Pero cerca de cuatro veces el salario medio cubano.

La noticia mueve mis reflexiones en dos direcciones.

La primera se refiere a lo que significa traspasar la actividad anunciada a manos privadas. Pues de lo que hablamos no es del simple cuidado de niños, sino de una actividad de educación inicial. Un tipo de actividad educativa que no es obligatoria, pero sí conveniente y que en Cuba se define para niños desde 0 a 6 años.

Pero la actividad educativa se ha proclamado durante décadas como un espacio público —más estrictamente, estatal— y cuyo acceso igualitario, universal y gratuito ha sido un punto fuerte del consenso social.

Obsérvese que no objeto a priori una u otra manera de concebir la provisión del servicio educacional. Obviamente yo tengo mis convicciones y preferencias al respecto, pero eso no es ahora lo importante.

Lo que es importante es que se están transfiriendo pedazos de la responsabilidad pública al sector privado, sin que exista un mínimo de transparencia sobre el tema para que la sociedad cubana pueda decidir lo que quiere en debate abierto y plural.

Y en este sentido la guardería de Zulema es solo un caso entre muchos otros, que incluye la existencia de escuelas privadas sostenidas por organismos internacionales a la que asisten en tropel alegre las crías de los nuevos ricos. De manera que la sociedad comienza a vivir de manera visible dos formas diferentes de acceso a la educación.

En la parte de arriba, los hijos de los ganadores netos de la restauración capitalista en planteles y guarderías privadas; y en una muy extensa parte de abajo los herederos de la pobreza, en un sistema educacional en ruinas, con maestros mal pagados y pésimas instalaciones. Unos van más para arriba y otros van más para abajo.

Esta privatización vergonzante en que se restaura el capitalismo negándolo y jurando lealtad a un sistema decrépito al que los dirigentes cubanos —curiosamente al igual que los neoliberales— se obstinan en llamar socialismo, es la peor de las privatizaciones.

Entre otras razones, porque se realiza sin normas claras que establezcan los requisitos infraestructurales, éticos, de personal y metodológicos imprescindibles para que alguien pueda asumir por su cuenta la provisión de educación.

Más que una normación, lo que existe es una permisividad, pues esta guardería infantil se instala a la sombra del reglamento medieval que autoriza el trabajo privado en el cuidado de niños. Pero, ¿que pasaría si al amparo del permiso para cuidar enfermos, alguien —con los misma fortuna que Zulema— decide fundar una clínica?

La segunda reflexión se refiere a la suerte y sus circunstancias. Pues si algo hay que reconocerle a Zulema es su peculiar buena suerte. Tiene suerte en tener a su disposición una casa de dos plantas, ajardinada y en un barrio exclusivo, en un país donde la gente común más afortunada conseguía un apartamento en Alamar tras trabajar durante varios años construyendo edificios para todos los fines que se les ocurrieran al comandante.

Es afortunada en tener internet, una página web y un correo electrónico en un país donde el servicio, se dice, no se oferta en los hogares. Es una bienaventurada neta (¿y nata?) de poder adquirir juguetes, muebles y televisores de plasma en una sociedad atenazada por la pobreza.

Y ha tenido mucha, mucha suerte en que le permitan un negocio particular de legalidad tan discutible en un país donde multan y persiguen ancianos que rellenan fosforeras y a la ex delegada Sirley Avila por vender mangos de una mata de su propiedad.

Reconozcamos que es suerte, pero no cualquier tipo de suerte, sino la predestinación que acompaña a los chicos de la élite postrevolucionaria.

Es que un caso como el de Zulema habla del verdadero sentido de la actualización “sin prisa pero sin pausa”, un proceso de restauración capitalista en beneficio de una élite en transformación burguesa. Y que como tal requiere del estado para poder realizar su acumulación originaria a sus expensas y de paso protegerse de los competidores externos.

Todo eso son Zulema Rosales y su guardería. No es simplemente cualquier suerte, repito, es la que se deriva de su posición social. Y cada vez más, posición clasista. Y por ende una suerte clasista que atesora nuestra burguesía en formación.

Es curioso que en una de las paredes de la guardería hay un papel tapiz que hace alusión al cuento El Principe Rana de los hermanos Grimm. El texto, en inglés, advierte que antes de llegar a la rana apropiada que se convierte en príncipe al influjo de un beso de amor, hay que besar a muchas ranas.

Zulema Rosales no tuvo que hacerlo. Desde el principio pudo besar a la rana apropiada.



26 thoughts on “Privatización de la educación: Besando a la rana apropiada

  • Muy lúcido el artículo tuyo Haroldo.

    Ya se empiezan a ver claramente las diferencias de clase en Cuba, incluso en renglones como la salud y la educación. La burguesía emergente va utilizando al estado para ganar ventaja incluso sobre las clases medias por no decir sobre el proletariado.

    Pero el gigante siempre despierta y si se los abusadores se quitan las máscaras se despertará mucho más rápido. Aún nos queda oportunidad, pero estamos cortos de tiempo. Palabra de orden es organización.

  • Al combate corred bayameses…

  • Desde los 90, al menos, existe en La Habana un colegio privado: el llamado “Centro Educativo Español”, en 70 y 5ta B, en Miramar. Esta escuela, auspiciada por la embajade de España, a la que saistían hijos e dilómaticos e hijos de papá, incluye entre sus asignaturas optativas hasta la de religión, impartida por monjas. Los exámenes finales venían de España y se calificaban en España. La admisión de profesores estaba sujeta a la aprobación de una Junta de Padres, e incluía profesores cubanos y extranjeros. Estos maestros son los únicos en Cuba (Al menos que yo conozca) que recibían parte de su salario en divisas. No sé si existe todavía, pero el que quiera, puede ir a verificar si miento. Basta bajar o subir por 70, llegar hasta 5ta B, frente a las canchas,( Si es que estas no han desaparecido tragadas por los edificios para extranjeros que estaban construyendo en ese terreno) y tomar cosa me media cuadra adentro.

    Como ven, “Nada nuevo bajo el sol”

  • Dilla, dejando a un lado la guardería de la señora Zulema y su buena fortuna o no, a mi me gustaría saber cual es su posición sobre este tema pero desde un punto mas programático. Llevo tiempo tratando de entender esto del “marxismo puro” y el “socialismo verdadero” y no lo tengo claro. De momento todo lo que me gustaría saber es; ¿Que hay de malo que existan guarderías privadas? ¿O colegios privados? La apertura de colegios privados no le quitan nada a la educación publica. Es algo adicional y tiene que ver con el derecho de los padres a darles a sus hijos la educación. que ellos consideren la mejor. ¿En que puede perjudicar a la sociedad los colegios privados. ¿Cuales son sus argumentos en contra?

    Es mas, ¿ Por que no pueden haber también clínicas privadas? ¿A quien le hace daño? Lo importante es que exista un buen sistema publico de salud. Pero si eso existe, que hay de negativo que personas con mas medios económicos quieran ir a una clínica particular? Eso tampoco puede perjudicar a la salud publica. Me cuesta trabajo pensar que en una sociedad democrática y plural no exista espacio para lo privado y todo tenga que ser estatal como ha sido en estos 54 años de monoteísmo político. No ya instituciones educacionales, sino culturales, científicas, deportivas, de aficionados, y de cuanto interés particular pueda haber es lo que hace a una sociedad civil fuerte y democrática. Todas este tipo de instituciones pueden mantenerse con fondos y donaciones de sus miembros. Es también un derecho ciudadano que tiene que ver con la libertad de asociación Lo que tenemos que hacer es empoderar económicamente a ese ciudadano para que participe en la sociedad. Ya todos estamos cansado de tanto estatismo y tantas regulaciones, ya sean “estalinistas” o de cualquier otro tipo.

  • Los ladrones “comunistas” se convierten poco a poco en empresarios con lo robado y a escondidas. Como decia alguien: “el camino mas largo hacia el capitalismo, es el comunismo”

  • Si tienes padrinos tan poderosos como ese tio,pues te puedes “bautizar” con lo que te de la gana!!

  • Tony: yo tampoco se que es socialismo verdadero o marxismo puro, y le confieso que no me interesa gran cosa. Sobre lo que Ud quiere discutir, yo tengo mis opiniones y Ud las suyas, pero es n asunto largo y lleva tiempo, mas del que tenemos ahora. Es diferente a lo que discuto en este articulo: el derecho democrático de la sociedad cubana a conocer la naturaleza de los cambios que se realizan.

  • Yo te lo voy a explicar. Lo que pasa es que el derecho de educar a sus hijos de manera privada no es para todos.

    Por ejemplo, si los trabajadores decidieran hacer una guardería o una escuela para sus hijos, como lo hicieron los tipógrafos en los años 20, los meterían presos, o les dirían que la educación en Cuba es pública.

    Ese derecho que defiendes, es solo para la nueva clase apoderada que emerge y que utiliza al estado para ganar ventaja.

  • Tony, es malo lo privado para el pueblo de a pie, pero para la nueva clase es buena la propiedad privada. Con ese cuentecito estan ganando tiempo para apropriarse de todo lo que pueda dar dinero, privatizandolo poco a poco dejando al pueblo al garete. Tener acceso a la propiedad privada, a negocios privados debe ser un derecho de cada ciudadano, no solo de la clase gobernante y sus familias. Cuando se repartan los negocios mas jugosos le dejaran al pueblo la carroña: carretones, desmochadores de palma y peladores de perros.

  • Es que Tony no entiende la diferencia entre publico y estatal. Hay una chachara de Haroldo Dilla con Carlos Montaner donde se explican claramente por ambos sus posicionamientos, y aunque Montaner trata de llevar las cosas a donde mismo las pone Tony -privado vs estatal- hay suficiente explicación y creo que un predominio claro de la idea socialista sobre la esclerosis mental de los neoboludos

  • Eduardo bueno, y si no existiera la nueva clase. Aquí nadie esta defendiendo el estatus quo. Si llegáramos a establecer un estado de derecho y representativo, estarías tu a favor de colegios privados, ya sean estos religiosos, anarquistas, gremialistas o de lo que sean. ¿Si o No? La pregunta no es tan complicada. Lo mismo se puede decir sobre la pequeña y mediana empresa. Aquellas personas que se definen como Marxistas y Socialistas deberian de tener algún tipo de programa político e ideológico para que se sepa cual es su posición sobre toda una serie de temas. En la critica esta todo el mundo de acuerdo. En lo que se refiere a la critica al gobierno actual yo no veo mucha diferencia entre los escritos de Dilla y los que se escriben en la prensa de derecha de Miami. No es que sea esto nada malo. Pero de critica ya estamos saturado todo. ADEMAS de la critica seria bueno algunas propuestas practicas de como salir de esta situación y hacer planteamientos. para el futuro. Eso si quieres que existan personas que te sigan. El que a estas alturas no se haya convencido que el comunismo es tremenda porquería, no se va a convencer mas nunca en su vida por mucho que le argumentes lo contrario.

  • Jezfran, no, no, no. Lo que yo digo no tiene nada que ver con la discusión de Dilla con Montaner. Ni nunca he dicho que la Educación debe de ser privada solamente. No tengo nada en contra de la educación publica, todo lo contrario, de hecho mientras mas extendidas y democrática mejor. Pero eso no quiere decir que no pueda haber colegio privados también. Eso existe en Europa, EU, América latina, y en media humanidad. Tampoco creo que el presupuesto del estado se use para los colegios privados, (ej. España). Estos tienen que auto-financiarse. El mundo esta lleno de excelentes instituciones educacionales privadas y no por eso se menosprecia las instituciones publicas. De eso es lo que yo hablo. No se me ocurre utilizar el mal ejemplo de una guardería privada en la Cuba actual para defender mi punto. Ademas de tener un buen presupuesto estatal para la educación, ¿Estarías TU en contra de tener instituciones educacionales privadas?

  • Bueno, tambien los neoboludos están de acuerdo con que exista educación publica, nadie esta en contra de eso. lea la discusion Sr Toni, y vera lo que dice Montaner

  • El problema es que los socioboludos no pueden permitir el nivel de libertad de pensamiento y la diversidad de criterios que implica la existencia de una educación privada que no necesariamente siga los dogmas y las babas impuestas por el socioboludismo estatal. Y la razón es clara: Les va el poder en ello. Ya lo decía Guillén: “El jamón es sagrado”.

  • Lo que pasa es que el derecho de educar a sus hijos de manera privada no es para todos.
    =======================================================================
    Y si no es para todos, no es un derecho.

  • Jezfran, ya había leído por arriba lo discusión de Montaner con Dilla. Siguiendo tu consejo la volví a leer y te repito que no veo como pueda tener la misma posición que el Sr. Montaner. Este no cree que la educación universitaria deba de ser “gratuita”. Ese era el tema principal de la discusión. Yo creo que debe de ser “gratuita”. No hay ninguna contradicción en estar a favor de la educación publica gratuita y al mismo tiempo pensar que puedan haber colegios privados. Ademas la idea de privado no necesariamente tiene que ser lucrativa como sale a relucir también en la discusión.
    Mi posición no tiene nada que ver con el neoliberalismo . Esta mas orientada a buscar la pluralidad y la diversidad de tendencias en la sociedad, como bien entendió jorgealejandro. Hay muchas pedagogías que no necesariamente tienen que estar bajo el Curriculum Estatal. Recientemente a propósito de un articulo de Calzadilla se hablo de otras filosofías en educación como las No autoritarias. Pueden haber otras. A veces los colegios pequeños y privados pueden aportar mas que las grandes instituciones estatales. Me viene a la mente uno en particular, el colegio San Pablo de Rafael Maria de Mendive. Espero que se aclare mi punto de vista sobre el tema.

  • Hola, Tony:

    Yo estuve en uno de los últimos colegios privados habaneros, que hacía esquina en la coincidencia de las calles 27 y 24 del Vedado. Eso sí, te cuento que no por privado era nada lucrativo ni lujoso. Más bien al contrario. Una casona bastante desvencijada y una sola maestra, más vieja que el Morro, que atendía a todos los grados, del preescolar al sexto. Por la mañana yo iba a la escuela pública, ya nacionalizada por la Revolución, que en ese momento sólo tenía sesión de mañana. Como mi madre trabajaba, decidió pagar para ponerme en las tardes en esa escuelita. Era una curiosa mezcolanza aquella. Imagínate, recibir por la mañana el magisterio “oficial” y por la tarde lo que se le ocurriía a aquella santa matrona. Pero al menos era divertido, y no me creó ningún trauma. Curiosa y breve circunstancia cubana en la cual lo estatl y lo privado compartieron espacios. Eso sí, un buen día apareció en la puerta un grupo de inspectores estatales que le dieron a la maestra Chacha un par de meses para cerrar su escuelita. Hubo varios padres a punto de sufrir un soponcio cuando se enteraron, y los más aguerridos hasta clamaron por que nos fuéramos en manifestación (niños incluidos) hasta la sede del Ministerio de Educación, para exigir que no se cerrara la escuelita. Al final nadie lo hizo. Raro ¿no?

    Apuesto a que hay muchos padres cubanos hoy deseando que vuelva Chacha. ¿No crees?

  • Hola Isidro, ¿Como están las cosas por China? Me recordasteis que yo también fui a una de esas escuelitas de barrio viviendo en el Vedado cuando era niño. Habían muchas casas grande y vieja donde vivían maestras convertidas en escuelas. Eran mas familiares que las escuelitas publicas. Es una pena que la hayan prohibido. Deberían de “actualizarlas”. El regreso de Chacha. Podrían ponerlas bajo lo que hoy llaman “negocio por cuenta propia”. Se podría hasta formar un movimiento “independiente” en la emergente sociedad civil cubana. El “Chachaismo”. Como tu dices correctamente tuviera muchísimos seguidores.
    Honestamente, lo único que yo veo mal en la guardería de Zulema es su “derecho exclusivo”. Todas aquellas personas que tengan un titulo en el cuidado y enseñanza de niños y tuvieran una casa con las condiciones, deben de tener el derecho a poner su guardería o escuelita. No creo que sea el fin del mundo.

  • Hola, Tony:

    Pues China, desacelerándose un poco en la economía y tornándose un tanto violenta en la sociedad. Ahí vamos.

    Me gusta el término que has creado: “chachaísmo”. Y apoyo la idea de que se retomen esos centros educativos, sin pasar por alto la recuperación de la enseñanza religiosa. Nunca olvido que el gran maestro de los reporteros cubanos, Juan Emilio Fríguls, no había ocasión en que nos viéramos, en que no sacara relucir su añoranza por los colegios religiosos, como ferviente católico que era. El que profesa una fe debe tener todo su derecho a educarse en ella.

    En cuanto a lo que dice Haroldo sobre esta guardería, no es menos cierto que se necesita más transparencia, y que se acabe de tomar una postura oficial y coherente al respecto. La sociedad lo pide a gritos.

  • Isidro ya tenemos varias posibles reivindicaciones sociales; el “Chachaismo” y el “Espiritismo”. No me acuerdo ahora que líder chino lanzo aquel lema de no se cuentas escuelas florezcan. ¿Recuerdas? Nos vendría bien a los Cubanos algo así. Otra consigna que nos conviene es aquella de;- “La Imaginación al Poder” . Mientras sigamos con concepciones dogmáticas y rígidas te garantizo que no vamos a ninguna parte. Todo lo que nos queda es la gran imaginación e inventiva del cubano. Esto de “mente abierta” no puede ser solamente un “slogan” puesto de bonito.
    Yo también estoy de acuerdo que el Estado devuelva los colegios religiosos. Y no que sea una persona religiosa. No lo soy. Pero considero que dada nuestra pésima situación moral y etica seria una influencia mas positiva que negativa. . Ademas de estar en todos sus derechos de educarse en su fe como tu bien dices. Si el Estado es “laico”, no puede en la practica social comportarse como ateo, y debe de tolerar el desarrollo de las religiones civilizadas y que profesan una ética. Esta bien que no promueva religiones, pero debe permitir, no negar como Estado. Cualquier religión bien entendida no le hace daño a nadie.

  • Desde hace años existen guarderia privadas en Cuba. A mi hermana la llevabamos a una cuando niña. No conocia la palabra guarderia. Esta señora se le decia nana, cuidadora de ninos, no se.. . y lo hacia en su propia casa. Eso era totalmente legal, en el año 1990, y la entrada de dinero a mi casa eran los salarios de mis padres, tal cual como la mayoria de la clase trabajadora de Cuba.

  • Pienso que en Cuba se deberia permitir la variante privada de escuelas de oficios y calificacion para servicios no esenciales como peluqueros, camareros, turismo, etc. (por ahora se permite el trabajo por cuenta propia para repasadores y profesores de idioma, musica, entre otros. ) De hecho los cubanos deberian manifestarse en que el Estado no gaste mas su escaso presupuesto en estas escuelas y que si lo invierta en mejorar las condiciones materiales del sistema de educacion actual y mejorar el salario de los profesores que si lo necesitan. Y es lo mas logico pues se trata de empleos lucrativos cuya necesidad responde a los imperativos de la libre empresa, y los interesados deberian costearlo ellos mismos. Por supuesto, con la necesaria implementacion de becas para aquellos que no tienen dinero, etc.

  • Ennis cierto, siempre hubo personas que cuidaba niños en su casa. También estaban las masajistas, la que lavaba y planchaba, la que hacia las uñas y no se cuantas cosas mas. Pero una guardería es otra cosa.
    Es mas bien una escuelita para el cuidado de niños que todavía no están en edad escolar. Antes de la revolución se llamaban kindergarten, ( del alemán “jardín Infantil”) , un nombre mas popular era “creche”. Con la revolución cogió el nombre de “Circulo Infantil”. Ademas habían estas escuelitas de barrio de nivel primaria, de eso hablábamos yo y Isidro. Hasta el año 1968 existían todo tipo de pequeños negocios en Cuba; bodegas, farmacias, ferreterias,etc., etc… Fíjate, ya en pleno periodo comunista. Ese año el gobierno lanzo lo que ellos llamaron, “La Ofensiva Revolucionaria”, en la cual, COMPLETAMENTE TODO, paso a manos del Estado. (Hasta los carritos de granizados). Si tu me preguntaras a mi, ahí empezó la hecatombe.
    Utilizas una de las palabras mágicas; “Lógica” , yo añadiera también, “Sentido Común”. Desafortunadamente eso hace mucho tiempo se perdió en nuestro país. Te felicito por la sencillez y sabiduría en tus comentarios

  • Gracias por el cumplido. Me alegra saber que alguien leyo lo que escribi. Saludos!

  • Pues la frase: “Abranse cien flores; compitan cien escuelas”, la dijo el desaparecido Mao Zedong (o Mao Tsetung), citando un poema clásico chino, en un llamado a la sociedad a ser más abierta y critica. Fue, a mi juicio, una de las grandes oportunidades que el socialismo perdió para demostrar que en algo aventajaba al capitalismo, pues con las “Cien flores” se procuró que los chinos de todas las tendencias se sinceraran, criticando cuanto les disgustara del Partido Comunista, con el fin de mejorar el país y sumar fuerzas. Pero fue tanto y tan incisivo el cúmulo de señalamientos, que Mao terminó por abjurar de la promisoria campaña, para dar paso en su lugar a la “Campaña Antiderechista” de 1957, con la cual todos los críticos en un momento enaltecidos por el Gobierno, la pagaron bien caro en campos de reeducación, con pérdida de sus empelos y posiciones y hasta con la vida.

    Y concuerdo contigo: en años recientes la labor de la Iglesia, en especial esas monjas dedicadas en vida al cuidado de los desvalidos, así como la promoción de ciertos valores éticos que parecían perdidos, me hacen suponer que no resultaría nada descabellado retomar ese tipo de educación. Y ya se ha visto, por otro lado, que la masividad en la enseñanza no siempre es sinónimo de ciudadanos mejor educados y, sobre todo, más rectos ante la vida.

  • Hum, una nota interesante sobre la historia del comunismo en China Isidro.
    Sobre el papel positivo que pueden jugar las religiones en las sociedades lo que mas me viene a la mente son los Estados Unidos en los años 60. No ya solo por el papel que jugaron las iglesias Cristianas en la lucha por los derechos civiles, sino también por la que jugo el Islam en los guetos de las ciudades del norte. En la búsqueda por sus raíces cientos de miles de Afro descendientes abrazaron el Islam por considerarlo mas cercas de sus raíces Africanas. En muchas ocasiones vi por televisión a “Pastores Cristianos” hablar muy favorablemente del “cambio social positivo” que esto había producido en los Guetos. En el caso de la jóvenes estos empezaron a vestirse muy correctamente, cambiaron sus hábitos anteriores, dejaban de beber y consumir drogas, se apartaron del robo y la delincuencia, adoptaron hábitos de lecturas ademas del Koran, el trato era mas respetuoso, bajo el crimen, la promiscuidad, se preocupaban por su aseo personal y no se cuantas cosas mas. Y este cambio se produjo en un periodo de tiempo corto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.