Posicionamientos de la nueva Izquierda cubana

Sobre el “Llamamiento urgente por una Cuba mejor y posible”

por Karel Negrete*

HAVANA TIMES — Una vez más se abre el debate alrededor de los posicionamientos de la nueva izquierda cubana con respecto a un nuevo documento que desea una “Cuba mejor.”

No es la primera vez, que se cuestiona al Observatorio Critico por no tener una reacción política de apoyo a estos tipos de declaraciones.

El Llamamiento urgente por una Cuba mejor y posibletiene la cualidad de atraer la atención de todas las personas, grupos, movimientos, organizaciones, que sueñan con un cambio político en Cuba.

Este texto no se pronuncia a favor, ni en contra de un tipo de sistema político definido, y utiliza conceptos generales consensuados como independencia, libertad, derechos humanos y democracia, lo cual le permite el dialogo con diversas ideologías.

De una manera muy inteligente nos llama a la no violencia, ni derramamiento de sangre, en un contexto donde las revoluciones o rebeliones populares y protestas contra los gobiernos autoritarios han terminado en escenas terribles.

Ahora bien, si este documento parece no tener ninguna objeción, ¿por qué la izquierda alternativa cubana- me refiero al Observatorio Crítico de Cuba- no lo firma en su conjunto y solo algunos de sus integrantes?

¿Por qué la izquierda alternativa cubana mantiene distancia cuando se habla de “Respeto inmediato a derechos y libertades ciudadanas basicas de conciencia, expresión, información, reunión, movimiento y asociación, derecho a la libre sindicalización, formación de partidos políticos y de organizaciones no gubernamentales y proscripción de toda forma de persecución o discriminación por razones de credo, ideología, raza, género u orientación sexual. Cese inmediato de la amenaza y uso de la violencia policial y parapolicial”?

Es innegable la necesidad del respeto a los derechos y libertades ciudadanas en Cuba. El Observatorio Critico se ha pronunciado en varias ocasiones, denunciando su violación o defendiendo estos derechos aun cuando las víctimas de la represión no compartan ideológicamente el mismo proyecto de sociedad para la isla.

Karel Negrete. chroniques-rebelles.info

Estas posiciones las podemos encontrar en artículos escritos por los activistas o en declaraciones consensuadas, todas publicadas en su blog. Pero la nueva izquierda cubana tiene que plantearse una propuesta política mas ambiciosa y desmarcarse de proclamas liberales y de generalizaciones conceptuales.

Porque hasta hoy, éste ha sido el mismo discurso de la socialdemocracia y la derecha cubana, en defensa de los derechos civiles y políticos.

La izquierda radical es consciente que los partidos políticos en los sistemas democraticos actuales estan desacreditados, aun cuando es la única estructura política existente para elegir a nuestros representantes.

Cuando la izquierda ha entrado en el juego del sistema democratico liberal, ha sido absorbida por la real política, el pragmatismo económico y ha tenido que cambiar de agenda política, traicionando sus valores fundacionales.

Aceptar el sistema democrático hegemónico, justificando que garantiza mas libertades que el sistema autoritario, seria renunciar al cambio radical de estos sistemas y la construcción de una nueva sociedad.

Los gobiernos de izquierdas latinoamericanos que han llegado al poder por la vía democratica liberal, podrían hacernos creer de la posibilidad real, que partidos progresistas gobiernen. Pero hay que tener claro, que sera siempre una élite política quienes van a dirigir el país, quedando solo en el discurso político el llamado poder popular o ciudadano.

Si no hay un cambio estructural en el sistema electoral, en las estructuras de representación políticas y en la concepción de democracia- como ejercicio soberano y permanente de los ciudadanos a elegir, controlar, revocar y actuar en el mandato de la administración del Estado y el autogobierno ciudadano – no estaremos en presencia de una (r) evolución política.

Hoy en Europa es mucho mas visible la crisis de los partidos de “izquierdas” dentro del sistema democratico liberal. En España, en Grecia y en Portugal los partidos socialistas cumpliendo con el mandato “representativo” de gobernar, se encontraron en la disyuntiva de la real política en tiempos de crisis. Estos debían escoger entre el mandato popular de sindicatos, organizaciones y movimientos sociales o los mandamientos del mercado, el FMI, y los intereses de las elites políticas europeas.

Estos gobiernos y sus parlamentos en “representación” del pueblo, escogieron el mandato de los mercados y de las élites hegemónicas políticas y económicas. Produciéndose un movimiento de protestas civiles, fundamentalmente en España, donde la demanda principal era la salida de todos los partidos políticos del poder, ya que ninguno representaba los intereses del pueblo. En las recientes elecciones presidenciales y parlamentarias la derecha retorna al poder y la “izquierda” sale debilitada.

Después de la caída del campo socialista Rusia es formalmente una nación democratica, tiene pluripartidismo y elecciones libres, sin embargo todos sabemos que hoy este país esta muy lejos del sueño democratico.

Todos hemos seguidos los acontecimientos de las rebeliones en los países arabes, pero ya dejamos de hablar de ellos. ¿Alguien sabe como quedó el status de las mujeres? ¿Quiénes se apropian de las riquezas que se producen con los recursos del país? ¿Qué propuestas políticas tienen los impulsores de la “Revolución árabe”?

Existen personas, artistas, grupos y proyectos socioculturales cubanos dentro de la isla, que han radicalizado políticamente su discurso y acción contra al gobierno en estos últimos años. Lo cual parecería lo mas lógico (oponerse al gobierno) si se quiere un cambio político y económico.

En un reciente documento de unos de los proyectos del Observatorio Critico titulado “Balance de dos años de trabajo del taller libertario Alfredo López de la Habana” sus activistas nos explicitan su enfoque al expresar: “Unos de los retos mayores de colectivos acratas radicados en países en “procesos de cambios” gubernamentales, es el de conservar la capacidad de autonomía respecto a las maquinarias de la polarización política que mueven los “Estados revolucionarios” y la “oposición.” El gobierno cubano mantiene un discurso oficial de Estado Socialista, lo cual hace mas difícil los posicionamientos: radicalizarse en la oposición política, negociar dentro del sistema o continuar proponiendo alternativas trabajando con la gente.

Hoy en Cuba la izquierda alternativa o la nueva izquierda tiene dos retos fundamentales, uno de orden comunicacional y otro en la acción política. El primer problema que nos encontramos es epistemológico, al hablar de libertades, democracia y socialismo. Cuando hablamos de libertad y de democracia, nos las pensamos como emancipación y empoderamiento ciudadanos.

Desenmascarar las propuestas liberales y brindar las alternativas posibles y realizables en el contexto cubano actual, para un cambio político y económico. Crear y proponer alternativas teóricas, programaticas, políticas, económicas y sociales, al sistema hegemónico cultural del “sentido común” capitalista y autoritarismo gubernamental, a partir de las experiencias que las organizaciones y movimientos sociales de izquierdas hayan realizado con éxito a nivel micro y macro social.

Si bien este nuevo documento recoge muchas de las aspiraciones políticas de todos cubanos. Algunos activistas del Observatorio Critico pensamos en la necesidad de seguir insistiendo en las propuestas políticas desde la izquierda y no en aquellas donde todo el mundo quepa sin repensarnos las condiciones de posibilidad para una “Cuba mejor y posible.”
—–
(*) Visita el blog del Observatorio Crítico.


5 thoughts on “Posicionamientos de la nueva Izquierda cubana

  • el 18 octubre, 2012 a las 9:46 am
    Permalink

    Para quienes quieran indagar mas en las crisis de deuda les recomiendo el magnífico libro “This Time Is Different: Eight Centuries of Financial Folly” de Carmen M. Reinhart y Kenneth Rogoff. En ese libro se da un listado de mas de 200 crisis de deuda soberana comenzando desde la Edad Media.

  • el 18 octubre, 2012 a las 9:44 am
    Permalink

    Isbel,

    La crisis que vive España es una crisis de deuda. La prueba está en que unos cuantos países vecinos con el mismo “modelo civilizatorio agotado” no tienen ninguna crisis … de deuda. Así sucede con Finlandia, por poner un ejemplo, que tiene un gobierno completamente saneado.

    Las crisis de deuda vienen cuando un gobierno gasta mas de lo que ingresa y arregla la diferencia tomando créditos; de modo que se llega a un punto en que ese gobierno tiene que pagar tantos intereses por la deuda que no le queda mas remedio que recortar servicios públicos.

    Las crisis de deuda han sucedido desde hace miles de años. Ya en el 500 antes de Cristo, los griegos describieron unas cuantas entre sus ciudades-estado. Las crisis de deuda se han dado en sociedades agrícolas, feudales, capitalistas, socialistas y, seguramente, hasta en las sociedades marcianas.

    Esas crisis se resuelven de dos maneras. O se devuelve la deuda, lo cual cuesta mucho trabajo. O no se devuelve la deuda, es decir, ser produce una quiebra. La quiebra produce un alivio inmediato, pero tiene el problema de que a partir de entonces nadie te presta dinero, se bloquean las inversiones y se produce una crisis económica mucho peor que la que produciría la devolución de la deuda.

    La caída del Muro de Berlín se debió en gran medida a una crisis de deuda del gobierno comunista de la Alemania Oriental. Llegaron a estar tan desesperados por moneda dura que durante los últimos años se dedicaban a vender prisioneros políticos … literalmente. Primero encarcelaban a un disidente. Después le pedían a los familiares de ese disidente en Alemania Occidental que pagasen un dinero a cambio de su libertad. En cuanto pagaban el dinero, soltaban al prisionero con la condición de que se fuese a vivir a Alemania Occidental y no volviese. La venta de prisioneros políticos se terminó convirtiendo en la principal fuente de divisas de Alemania Oriental.

    No quiero dar ninguna idea, no vaya a ser que al gobierno cubano se le ocurra empezar a vender prisioneros políticos. Aunque bien pensado, a lo mejor ya lo está haciendo. Durante muchos años todos ocultaban el negocio de venta de prisioneros políticos de Alemania Oriental. Alemania Oriental lo ocultaba por vergüenza y Alemania Occidental lo ocultaba para que no parase la liberación de prisioneros políticos.

  • el 18 octubre, 2012 a las 7:49 am
    Permalink

    Magnífico análisis de Karel, un abrazo para él.
    Gabriel, la crisis que vive Europa no es solo una “crisis de deuda” como dices, aunque si fuera solo eso, por supuesto que tambiñen tendría un color político. El intento de reducir “lo político” a ciertos sectores del debate público, o del trabajo “especializado” de gobierno, es una de las más elementales jugarretas del capitalismo global y sus sutiles pensadores.
    La crisis europea y global es una evidencia de un modelo civilizatorio agotado, autodepredador, e insostenible. Toda nación que intente seguir ese modelo, ya puede ver a dónde desembocará.
    Por cierto, es verdad que la experiencia de la izquierda “en el poder” le ha sucedido lo mismo, lo cual es un síntoma visible de que el diseño estatizado de la sociedad no parece servir a los intereses del pueblo, sino a élites “políticas” (en la acepción reducida del térmno). De modo que no se trata de escoger al menos malo de los dos malos, sino de promover un nuevo paradigma, radicalmente distinto.
    Saludos

  • el 16 octubre, 2012 a las 9:23 am
    Permalink

    Respecto al comportamiento frente a la crisis de los partidos de izquierda en España, Portugal y Grecia, hay que aclarar lo siguiente:

    Esos países están en el medio de una crisis de deuda. Es decir, el estado es incapaz de recaudar mas euros de los que gasta en servicios públicos. Y como ninguno de esos países fabrica euros, no les queda mas remedio que ajustar los gastos para que no superen los ingresos … a menos que decidan abandonar el euro, que tendría consecuencias mucho peores que la crisis.

    Las crisis de deuda no tienen color político. Cuba ahora mismo está sufriendo una crisis de deuda con recortes continuos de servicios públicos, por poner un ejemplo.

  • el 16 octubre, 2012 a las 9:19 am
    Permalink

    Es cierto que “cuando la izquierda ha entrado en el juego del sistema democratico liberal, ha sido absorbida por la real política, el pragmatismo económico y ha tenido que cambiar de agenda política, traicionando sus valores fundacionales.”

    Pero también es cierto que cuando no ha entrado en el juego del sistema democrática liberal, también le ha sucedido lo mismo … con la diferencia de que eliminó la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *