Pioneros por el Comunismo, manipulemos al Che

Por Martin Guevara

Pioneros por el comunismo, seremos como el Che

HAVANA TIMES – Tras su canonización comunista como mito, el Che había conseguido rellenar en su corta vida, a saber: “valor” “virilidad” “potencia” “voluntad” “atractivo” y luego “el sacrificio del mártir, la muerte del héroe occidental” que siempre tiene lugar durante la primera madurez del héroe cuando aún conserva todas las virtudes de su juventud con la suma de cierta sabiduría y experiencia.  En oposición, al héroe oriental anciano, que sólo es considerado importante cuando cría bigotes y barba blanca, piel arrugada, energía del saber.

Yo nací en el ’63, mi tío se fue de Argentina entre principios y mediados de la década de 1950, después de recorrer América conoció a Fidel  Castro y se embarcó a Cuba, desde allí una vez regresó a Argentina clandestinamente durante un día a entrevistarse con el presidente Frondizi, pero yo no llegué a conocerlo, casi ni sus hijos lo conocieron, excepto Hildita, mi prima mayor quien lamentablemente falleció hace años.

Mi tía Celia es la hermana que se llevaba un año con Ernesto, eran muy unidos y lo conocía como nadie ha conocido jamás. Ella nunca ha dado una entrevista sobre ese hermano, sí sobre mi padre cuando estuvo preso en la dictadura argentina.  Más que preguntar y hablar de Ernesto con ella, cosa que otros amigos suyos como Alberto Granados si me han contado largo y tendido, he conocido cosas de la rigidez, de la educación de Ernesto, que arrojaron resultados increíbles, cosas positivas para un niño y otras no tanto, en la misma persona de mi tía, al margen de que de vez en cuando, si se siente cómoda me cuenta anécdotas. En realidad me interesan mucho más en la persona de ella que de Ernesto, primero por el roce en la vida, pero además por el valor que encarna su actitud y firmeza en las posiciones tomadas, en la libertad de elección de cómo ser, en su lealtad, habiendo nacido mujer, que aún hoy presenta unos cuantos hándicaps frente al privilegio de nacer hombre.

En la escuela en Cuba cada mañana se hacía una referencia al Che, ciertamente perturbadora para un niño, tras abandonarlo en todos los flancos como persona incómoda que se iba convirtiendo cada vez más en los años sesenta, en parte por la coherencia, el trabajo voluntario y la austeridad.  También en parte por desarrollar la idea de la industrialización con experiencias como la autogestión de las empresas que practicase Tito en Yugoslavia, con el fin de la no dependencia total de la URSS ni de otra potencia, y en parte por la crítica “in crescendo” al abandono del Internacionalismo proletario precisamente de la URSS, el contraste del profundo suspiro que le significó a Fidel Castro y buena parte de la cúpula cubana la desvinculación del Che del gobierno de Cuba, con la utilización que como excelentes totalitarios, supieron darle a su imagen una vez muerto, utilizaciones de su figura entre las cuales se enmarcan ese lema cada mañana en el colegio: “Pioneros por el comunismo, seremos como el Che”. Pero nunca explicaron a que se referían a ser como el Che, ya que ser como el Che implicaba una rebeldía a la que de ningún modo invitaban en las escuelas cubanas, sino a su opuesto.

Obviamente era agobiante, por esas razones, yo que me sentía cercano en cierto modo a la figura de Ernesto más quizás a cuando era ya el Che, en la búsqueda de mi Yo y al notar que era muy difícil competir con mi tío en sus terrenos, elegí el comportamiento Lumpen, de inadaptado social al estilo rock n roll, que era lo pertinente en la época.

Para mi generación vivir aquel mito tuvo diversas implicancias, desde las de Europa, Italia y Francia, donde el Che fue una bandera de reivindicaciones, no precisamente guerrilleras sino sociales, políticas ideológicas, al Tercer Mundo donde fue símbolo de lucha armada, al rock ‘n ‘n roll el reggae etc. que lo adoptó como primo hermano de Lennon, Hendrix, Brian Jones, Joplin o Morrison. También hay un último grupo del que no se habla y no se menciona generalmente pero en honor a la justicia hay que mencionarlos, fueron sus víctimas, las víctimas de la soberbia revolucionaria que en algunos episodios fue tremendamente cruel, como en todo episodio histórico en que las diferencias se resolvieron de manera expeditiva a través de la erradicación física del opositor, interlocutor, en definitiva del enemigo, práctica que escapaba a contadísimas contiendas en los convulsos años violentos que gobernaron en su historia al mundo, ni remotamente en exclusiva del Che y de la revolución cubana, aunque tampoco ajeno a ellos.  En Cuba , en Latinoamérica en general durante aquellos años y como familiar era asfixiante, en unos sitios por las alabanzas y en otros por la persecución.

Llevar el apellido Guevara siempre fue un orgullo por diferentes razones, pero supuso un nudo que tuve que desatar. Junto a Canek un sobrino mío, el hijo mayor de Hildita que también falleció, somos los familiares que mostramos públicamente nuestro descontento, desacuerdo, crítica y denuncia con la política y la utilización oficial de Cuba en cuanto al Che, en cuanto al comunismo, en cuanto al pueblo y un extenso etcétera.

La vida se compone de paradojas

Hubo muchos Che, generalmente un ser que no paraba de pensar, cuestionar, disfrutar la vida, y también padecerla, no hay que olvidar el asma extrema que padecía, yo la padezco y conozco los límites a los que te obliga, a donde  puede llevar la voluntad o el renuncio.

Fundamentalmente era un desclasado social, proveniente de una clase alta, cuyo destino es mandar como había hecho la familia durante más de doscientos años en Argentina y América, peor ya sin el sustento financiero que explica a dicha clase social, con lo cual practicaba golf, rugby, equitación, esquí, aviación con el avión de un tío De La Serna, etc etc. pero no había plata para más que formar parte del club, con lo cual a veces había que ser Caddy para jugar al golf, etc.

Generalmente yo no confío en las explicaciones que se dan a las decisiones desde el consciente, sino que creo que las razones están más resguardadas en capas interiores del hipotálamo. Así como creo que el génesis de la antipatía hacia las raíces oligarcas de Ernesto de Fidel hacia su condición de hacendado están escondidas en espacios a los que el recuerdo ordinario no alcanza a llegar. Pienso que se sustituye con un discurso, una narrativa que le da sustento al sentimiento enganchado a la hiel y entonces tienen lugar esas excusas motivos, como erradicar el hambre de África, el padecimiento de los campesinos o proletarios pobres, el mesianismo. Con esto no le resto valor a quienes encuentran estos motivos para dar cobertura a las reacciones más temperamentales y poco controlables del alma, sino que lo pongo en valor como algo positivo, pero que no deja de ser una ficción que en algún momento encontrará el vacío, la fractura.

Está claro que el Che desarrolló una conciencia revolucionaria, no se quedó en la reacción a la que aludo, pero precisamente lo ficticio del inicio del camino me hace preguntarme si no sería esa la causa, para que hubiese encontrado la paz y paradójicamente el éxito en la tragedia al final de sus días, como si se sintiese acorde, conforme, a gusto y hasta aliado con el destino del final de su contienda guerrillera inversamente proporcional al crecimiento de su figura romántica.

La imagen del Che hoy es mucho mejor que la de hace unas décadas, cuando era el símbolo para matar o morir dando y tomando la sangre para que luego otro comandante ocupe un sillón durante mil millones de años si fuese posible.

Al revés de otros familiares, de otros opinólogos de la pseudo izquierda, creo que es mejor que represente valores de irreverencia no violentos, contestatarios, que se lo ubique junto a las figuras del Pop, aunque por supuesto esto no responda a la Historia, ya que en la Cuba revolucionaria se trataba de un modo muy cruel a todo joven rebelde, ni digamos a los hippies o lo idéntico que era tratada por la derecha que por la izquierda, la emancipación del individuo, como fumar un porro o hacer yoga.

El Che quedó ligado a la estética del pelo largo y la ropa sucia, la ruptura con los convencionalismos establecidos, mucho más que lo fueron para los demás dirigentes comunistas, basta ver las fotos de los demás y su corrección en el aspecto, y la pose. Aunque también es cierto que había un Che que era lo opuesto a todas esas libertades individuales que revindicaban los emancipados del hedonismo individualista.

Suelo discutir con muchos amigos míos que viven en Miami, donde por razones lógicas se percibe de un modo extremadamente negativo al Che, que me dicen que no tenía nada positivo, que sencilla y llanamente era el carnicero de La Cabaña, y aunque es justo que de eso se hable también todo lo necesario, les pregunto ¿tú crees que si no tuviese nada más, tanta gente del mundo, tantos campesinos cubanos que lo conocieron y trabajaron con él, tantos seguidores lo hubiesen admirado del modo que lo hicieron y lo siguen haciendo? No hay cientos de miles o millones de productos con la imagen de Mussolini , Hitler, Franco, ni siquiera Gramsci, Lenin, Marx, Mao y mucho menos de Fidel Castro.

No sólo al Che y a los personajes famosos, sino que suelo mirarnos a todos como un compendio de claroscuros que se alternan, que aparecen desaparecen, hasta que al final, como decía el proverbio Apache:

“Dentro de cada persona, siempre hay dos lobos en pugna, uno avaro y mezquino y el otro generoso y bondadoso, al final ganará aquel al cual tú alimentes más”

 


22 thoughts on “Pioneros por el Comunismo, manipulemos al Che

  • el 17 octubre, 2017 a las 9:42 am
    Permalink

    Me consta de su rigidez por una fuente cercana que estaba presente cuando el Che rechazó una simple batidora que le habían llevado los de la cúpula para su mujer. La rechazó porque la gran mayoría de las mujeres cubanas no tenían batidora y por lo tanto consideraba inmoral que su mujer tuviera una. Comprensible que llegado el momento en que su presencia se tornó incómoda, lo despacharan a Bolivia sin contemplaciones…

  • el 10 octubre, 2017 a las 2:17 am
    Permalink

    Creyendose el gran economista destruyo la economia cubana y escribio tratados insipidos.
    Mas puro que nadie, se enemisto con la URSS
    Creerse gran estratega de la guerra de guerrrillas lo condujo a la muerte.
    Un tipo tan arrogante fue, sin dudas, un tremendo pesado

  • el 9 octubre, 2017 a las 11:46 am
    Permalink

    y a quien hay que venerar, si es que hay que hacerlo con alguien, me imagino que no con george washington.

  • el 9 octubre, 2017 a las 11:18 am
    Permalink

    Osmel claro que no podemos olvidar el contexto de la epoca y te recuerdo. El Che vivia en una lujosa casa batistiana en el vedado en la calle 12 y linea muy cerca a la de Fidel. Para veranear tenia una mansion batistiana en la playa de Tarara que despues convirtieron en un museo. Pidio en su carta de despedida que no le dieran privilegio a su familia y Aleida vive en otra mansion batistiana en Miramar. El mismo Martin ha confesado que siendo sobrino vivia a todo lujo hasta que volvio rebelde sin causa. Ya son harto conocidos las fotografias del Che jugando golf con Fidel en un selectivo club batistiano y pescando en un yate batistiano. Asi cualquiera repone fuerza despues de un trabajo voluntario

    No olvides que la cupula del ejercito rebelde M26-7 del cual Che era comandante se limpio el trasero con el programa politico de la revolucion que se puede leer en la Historia me absolvera, comenzando por la primera ley revolucionaria que era restituir la Constitucion garantista de derechos de 1940, constitucion que fue el objetivo primordial de la lucha de la generacion del centenario pues supuestamente Batista la habia mansillado. Es famosa la anecdota cuando en una reunion de la cupula en 1959 el comandante Huber Mato dijo a Fidel que ya logrado el triunfo cuando serian las elecciones y el Che respondio con su acostumbrada sinceridad: Huber, elecciones para que?

  • el 9 octubre, 2017 a las 8:01 am
    Permalink

    No es muy justo juzgar a las figuras históricas desde las perspectivas del presente. Eso es cierto. A mí, por ejemplo, me simpatiza mucho Guiteras, sin embargo practicó el terrorismo revolucionario, muy de moda en su época y que felizmente terminó, considero yo, en la época actual finalizando el milenio. El Che como toda persona tuvo sus defectos y virtudes, ponderados o minimizados en dependencia de admiradores o detractores. Yo, sinceramente, nunca me he sentido atraído por la figura del Che, aunque aprecio sus virtudes. Era al parecer más honesto y menos oportunista que el resto. Pero nadie sabe a estas alturas quién fuera en verdad, seguro cómplice del desastre y del descaro. O tal vez es cierto que no tenía estómago para resistir el desvío oportunista y se fue a renovar utopías en otras tierras. No sé si participó del reparto de las mansiones de los capitalistas exiliados, no sé cuál fue su casa. Porque los barbudos semianalfabetos casi todos, cuando bajaron se instalaron en los mejores barrios de la Habana, en mansiones y comenzaron a tener conductas burguesas. Imagínense, Almeida, pescando en yate con soldados custodiándolo en Punta Gorda en Santiago. Mi padre, en servicio militar, fue su guardaespaldas en algunas ocasiones. Volviendo al Che, aun cuando su actitud era más honesta y seria, era un extremista virulento. En la práctica y en la teoría. No es paradigma para mí y no deseo que mis hijos sean como él, ojalá sean ciudadanos normales, moderados y pacíficos.

  • el 8 octubre, 2017 a las 6:49 pm
    Permalink

    Este texto lo responderé así, como un novio que tuve, quien e decía lo siguiente:
    ” Pioneros por el comunismo, ser como el Che? No. No deseo ser, ni asmático, y muchos menos homofobico.” Bastantes traumas trajo A mi vida repetir un lema que nunca entendí.
    Saludos.

  • el 8 octubre, 2017 a las 3:13 pm
    Permalink

    ¿Y usted considera que “fusilar al enemigo de su socialismo utópico sin tantas reglas judiciales, le cantaba las cuarenta a quien consideraba merecedor, aplicaba absurdas regulaciones en la economía” son ‘virtudes’ a emular?

  • el 8 octubre, 2017 a las 5:20 am
    Permalink

    Trump????

  • el 8 octubre, 2017 a las 5:14 am
    Permalink

    Al final , ha sido la ideologia la creadora de los mas grandes asesinos de la historia, la ideologia puede convertir a cualquier ser humano en un asesino puesto que convierte el hecho en necesidad social; miles de asesinos son buen padre, buen hijo, buen amigo, buen vecino, asi es la naturaleza humana ; pero es suficiente la ideologia para convertirlo en un genocida

  • el 8 octubre, 2017 a las 4:56 am
    Permalink

    Indiscutiblemente, estemos de acuerdo o no con el Che Martin tiene razon. El Che criticaba constantemente a los dirigentes que pretendian vivir mejor que su vecino obrero, el Che era el unico que se quitaba la camisa y se ponia a trabajar de verdad. El hacia realidad sus ideas: fusilar al enemigo de su socialismo utopico sin tantas reglas judiciales, le cantaba las cuarenta a quien consideraba merecedor, aplicaba absurdas regulaciones en la economia. No tenia doble cara, era el Che y por eso molestaba. Espero que la capacidad de interpretacion no vean en lo escrito por mi una apología de este señor.

  • el 7 octubre, 2017 a las 6:49 pm
    Permalink

    yo, yo, yo contesto…!!! el Che fue exitoso en dejarse embaucar por Fidel, que lo utilizo, lo mando a matar y luego lo glorifico en magistral jugada ideológica y de marketing.

  • el 7 octubre, 2017 a las 2:28 pm
    Permalink

    Con mucho gusto, sería largo responder del todo pero haré un resumen de una parte, porque no fue inútil eme todo, era bueno en muchas cosas. Pero vamos allá. El Che era infinitamente más útil o muerto para la revolución que vivo, vivo no o conseguía grandes cosas excepto mover las voluntades duras, pero molestaba mucho a los defectos del socialismo, ls mentiras del comunismo de la URSS la burocracia, los corruptos , etc. Nadie quería que se quedase en Cuba, los rebeldes habían luchado para vivir bien, para hacer lo que hicieron luego, desplazar a los burgueses al exilio cárcel o muerte y quedarse en sus barrios con sus casas y sus comodidades.Esto es lo que ocurrió. No hicieron la revolución para ir al trabajo voluntario, para comer lo mismo que el vecino obrero, el Che era así de rígido. Pues la respuesta es que lo mejor que hizo el Che fue su muerte, y a partir de ahí todos estos descarados de su propia fila, que lo traicionaron, que no lo querían cerca,comenzaron a idolatrarlo, desde Guarapo, Raúl y todos los comunistas del mundo. Y a la gente común le gusta sentir el fuerte en desgracia en la tragedia del héroe, se humanizo muriendo con la mitad de kilos de su peso, hambriento cansado, traicionado, se convirtió en más mesero que un obrero, y la gente recogió esa imagen la fuerza de ese mito.

  • el 7 octubre, 2017 a las 2:20 pm
    Permalink

    Un honor leer su comentario

  • el 7 octubre, 2017 a las 2:20 pm
    Permalink

    A ambos Castros el comunismo les sirvió por razones diferentes, Guevara era otra cosa y sí, es en gran parte responsable de la castrocosa donde vivimos, pero eso no le quita su categoría intelectual aun cuando su producción teórica es no solo discutible sino en algunos aspectos falseable de base ya con lo q se sabia de ciencias sociales en su momento, sus ideas económicas ya se sabia q llevaban al desastre, su hombre nuevo lo intentó antes hitler y mao y hasta galton, pero repito, era el único de todos ellos capaz de generar una teoría y desarrollar una argumentación sobre el socialismo y el comunismo q defendía.

  • el 7 octubre, 2017 a las 2:11 pm
    Permalink

    hola miranda, cualquier demagogo irresponsable y psicopático puede llegar a los extremos hitlerianos, todo depende de las circunstancias donde cultive su maldad, pero recuerda q para estos seres los asesinatos en masa son estadisticas y todo vale para complacer su ego, de verdad no se si trump cabe aquí, pero no lo dudaría.

    Saludos
    “y pienso q el gobierno es el culpable, cambiémoslo”

  • el 7 octubre, 2017 a las 12:00 pm
    Permalink

    Estimado martin : debe ser tremendo ser sobrino del Che, pero cada cual tiene que cargar con su Pesao”.Yo creo que todos conocemos algo acerca de la propaganda mediática y la psicología de as multitudes. todos sabemos El publico adoraba a John lenon y casi ignora a Paul…en fin, somos adultos y con acceso a la información.Hace tiempo busco quien me conteste una pregunta. Quisiera una respuesta solida, breve y lógicamente estructurada. Si me respondieras, te estaria muy agradecido. La Pregunta :
    en que fue exitoso el Che Guevara para ser adorado y seguido ??

  • el 7 octubre, 2017 a las 11:43 am
    Permalink

    “No hay cientos de miles o millones de productos con la imagen de Mussolini , Hitler, Franco, ni siquiera Gramsci, Lenin, Marx, Mao y mucho menos de Fidel Castro.”
    Parece no estar al tanto usted de la infinita capacidad de la propaganda y el marketing para distorsionar la “realidad”. (Y una imagen fotogénica… que si hubiera tenido la cara de Raúl Castro, por poner un ejemplo, hoy no estaría en ninguna camiseta)

  • el 7 octubre, 2017 a las 11:41 am
    Permalink

    “Intelectual”…? Él y los hermanos Castro eran un trío de burguesitos aventureros, advenedizos e improvisados que tuvieron la oportunidad de apoderarse de un país y lo hicieron su conejillo de Indias para experimentar un desastre tras otro y como prueba de ello tenemos a la Cuba actual.

  • el 7 octubre, 2017 a las 9:19 am
    Permalink

    Ay repatriado, en honor a la verdad, yo opino que se te fué un poquito la mano en meter a trump en el mismo saco de Fidel, Mao, Hitler y Stalin??? wow!

  • el 7 octubre, 2017 a las 5:55 am
    Permalink

    yo estoy mucho más cerca de la imagen del che como “carnicero de la cabaña”, esos hechos me son tan repulsivos aun en su contexto histórico que opacan el resto de matices de su personalidad y al contrario de ser un capítulo más de su vida me parecen la expresión más acabada de su psique, donde predominaba la soberbia del tener la verdad y la razón más allá de toda duda y la decisión reflexiva del uso de métodos revolucionarios expeditos de destrucción creación. Si europeizamos el proverbio apache diría q el che sin dudas tenia como drive inicial, juvenil, el eros, pero a lo largo de su corta vida prefirió casi siempre su thanatos aun cuando a algún nivel más consiente debió seguir pensando q hacia una obra de amor y en eso creo de verdad era sincero, pero como pudieron ser sinceros otros q empedraron de sangre el camino del cielo haciéndolo demasiado resbaloso y nauseabundo.

    Mi abuelo lo conoció personalmente en su rol de ministro de industria, mi abuelo q con 4to grado y menos de 30 años, por ser capitan de la sierra y por ello confiable asumió la dirección de una gran industria. Allí ese guajiro semianalfabeto conoció al che y son varias las anécdotas q rememora y cuando lo hace sus ojos brillan diferentes y hay una mezcla increíble de devoción, un gozo en el autoempequeñecimiento ante la gran figura del argentino que no le surge en el talante cuando habla de otros líderes del 26-J, quizás haya ahí muestra de esa magia mística, irracional q desprenden algunos seres y q no hay dudas q habitaba en su tio Martin, y este magnetizaba a hombres tanto de intelectos menos cuidados como a sus iguales o superiores y de ahí esa inmensa bola de nieve o más bien virus en perfecto caldo de cultivo en los convulsos 60 extendió su simbología como representación del cambio inmediato, utópico, q se quería en la época.

    Su mito, bien alimentado por la propaganda castrista, no pudo crearse alrededor de ninguna otra figura del régimen porque nadie tenía ese atractivo q tenia este, como mismo pablo no hubiese podido expandir el cristianismo sin la base de una figura de tan increíble carisma como cristo, así tampoco hubiese podido la imagen del che monopolizar el símbolo de su época, y cada persona q lo conoció y fue hechizado expandió personalmente la imagen de este hombre q hipnotizaba con su presencia y estos testimonios individuales q a miles coinciden y son legítimos pudieron sustentar la propaganda castrista y pudo esta ser aceptada y este símbolo ser asumido de forma más visceral q cualquier otra figura incluyendo al propio castro. Pablo tardo 3 siglos en imponerse en aquella época donde no habían medios de difusión ni apenas comunicaciones rápidas, tardó solo un par de años el comunismo y la pseudoizquierda occidental en imponer al che como algo cuasi religioso.

    Era sin dudas una persona increíble, valiente, honesto, tenaz, todas las características del hombre de acción junto a la mente de un intelectual, el único intelectual de la revolución hasta q se les unieron los del PSP, siendo el único q podía debatir con ellos como un igual teórico, quizás si hubiese nacido en otra época, en otras circunstancias diría Ortega y Gasset, hubiese encontrado otras herramientas más allá de la violencia para lograr sus objetivos y entonces ya no hubiese importado tanto su soberbia y la infalibilidad q acompaña siempre a estos seres q es la raíz misma de su atractivo pues de ahí brota lo q le dan al resto de los hombres, un esquema mental seguro y sin fisuras, un mensaje encapsulado q solo necesitas aceptar y obedecer y te sientes liberado y realizado dentro esta burbuja de acpetación.

    Lamentablemente Ernesto Guevara cayó y se fusionó en la orbita de Fidel Castro, con el don de la manipulación de la realidad y de esconder su thanatos puro en un eros discursivo, en ese hombre no habían dos lobos Martin, había uno que amaba el poder más allá de toda humanidad y encontró en el comunismo, con el cual el che ya venía tintado desde Guatemala , el disfraz perfecto para sus ambiciones despóticas, como mismo le sirvió el gansterismo un poco antes, la misma derivación de mafioso a comunista d Stalin ahora q lo pienso.

    Como mismo creo q son maldad pura hombres como Fidel, mao, trump, Hitler o Stalin, eso solo para mantenernos en el mismo siglo, hay hombres como Lenin, Trotsky o el che q hicieron barbaridades pero sobre los q honestamente no me siento capaz de definir una opinión respecto a sus más íntimo ser, como diría un niño, no se si son los buenos o los malos de la película, aunque preferiría q no hubiesen existido o hecho lo q hicieron.

    Saludos
    “y pienso q el gobierno es el culpable, cambiémoslo”

  • el 7 octubre, 2017 a las 4:54 am
    Permalink

    Solo agregaria que la teoria comunista escrita por los intelectuales tiene disfrazada con un lenguaje romantico la “eliminacion” de una clase social . Luego aparecen estos personajes que son suceptibles a esta porqueria romantica y alcanzan un grado de intoxicacion tal que necesitan urgentemente ver correr la sangre; esta solucion “a la fuerza” obliga a si misma conservarse “a la fuerza”. Un saludo Martin.

  • el 6 octubre, 2017 a las 9:13 pm
    Permalink

    La historia ha puesto en su lugar al Che. Hoy en dia es una imagen de la famosa foto de Korda que algunos jovenes llevan en una camiseta y hasta en un tatuaje para venderse como tipo progre politicamente de izquierda. Sus ideales y su historia de lucha es impresentable para un ciudadano medio de un pais democratico. En su natal Rosario hay un movimiento de la sociedad civil para eliminar su estatua, pues ya se sabe que fue un fundamentalista de izquierda asesino y dictador, coparticipe de la creacion de campos de concentracion para convertir en hombres nuevos a roqueros y homosexuales . Cada dia se derrumba mas el mito sobre este aventurero mochilero devenido guerrillero en Cuba por obra y gracia de la casualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *