Percepciones de un español en Cuba

Pablo Iván Rovetta Romero

HAVANA TIMES — Tras una estancia de un mes en Cuba, Erasmo, a quien ya considero un amigo, me propone contar mi experiencia en un artículo para Havana Times. Como lector habitual de la web la idea me hace ilusión, aunque no sé muy bien qué podría aportar más allá de las impresiones subjetivas de un extranjero que trata de descubrir qué hay de cierto en el “socialismo” cubano…

La Brigada

Aterrizo en el Aeropuerto José Martí la noche del 3 de julio, con otros 6 compañeros/as. Nos reciben miembros del ICAP, que nos ayudan a pasar por las aduanas los equipajes y los 150 kilos de material (sanitario, deportivo, de papelería) que envía la Asociación de Amistad Hispano-Cubana Bartolomé de las Casas, desde Madrid. Un autocar prácticamente vacío nos conduce a nuestro destino: el Campamento Internacional Julio Antonio Mella (CIJAM) en la provincia de Artemisa.

Una cantidad abrumadora de emociones me recorre cuando, a través de la oscuridad de las carreteras, voy viendo las primeras casas, los primeros pueblos. “Estoy en Cuba”. Cuba, la “esperanza del mundo”. El país en el que prácticamente todas las izquierdas del mundo ponen su fe, su corazón y su energía. El país que llevo tiempo planeando conocer, tratando de entender a través de todo lo que cae en mis manos. Ya se ven los primeros carteles de propaganda…

Nos alojan en el campamento de forma bastante improvisada. El resto de brigadistas llegaron hace dos días, y todo el programa ya ha empezado. Los murales del Ché, de Martí, de los 5 y demás iconografía de la revolución cubana nos deja claro dónde estamos. Un amigo, emocionado, me comenta: “por fin estamos pisando tierra socialista”. Yo no estoy tan seguro… A ver qué me encuentro.

Al día siguiente nos levantan a las 5.45 de la mañana. Por los altavoces suena un gallo, y una serie de canciones que nos acompañarán en cada despertar: el Guajira Guantanamera (que acabaremos odiando por pura repetición), Yolanda, Fusil contra fusil, La Victoria de Sara González, etc.

Desayunamos un café, un huevo duro y un pedazo de pan seco (con suerte con mantequilla o mayonesa) antes de hacer un matutino y partir hacia el trabajo en el campo. Nos meten en un carro tirado por un tractor que nos lleva a los españoles/as hasta la cooperativa del pueblo de al lado, Guayabal, donde nos toca arrancar malas hierbas a mano durante toda la mañana.

Me pregunto cómo funcionará la cooperativa, si será de modo democrático con voz y voto de los trabajadores/as. No me da tiempo a preguntarlo, pero pronto comprenderé que en Cuba prácticamente nada escapa al control estatal y a una jerarquía verticalista…

Somos la Brigada Europea José Martí de trabajo voluntario, un programa de “solidaridad” con Cuba, que realmente es una actividad política de tantas en las que Cuba trabaja la imagen que tiene que mostrar al mundo. El objetivo es acercarnos a la “realidad cubana” (la realidad oficial, claro), para que después hagamos en nuestros respectivos países militancia a favor del gobierno castrista.

Estaremos en la brigada hasta el día 20. Las primeras dos semanas nos toca el trabajo voluntario en la cooperativa, las tierras del CIJAM o el autoconsumo del campamento. No es un trabajo matador, cuatro horas y media no demasiado duras, salvo por el sol omnipresente y el calor sofocante.

Por las tardes, tenemos la suerte de conocer Cuba… a través de conferencias en el salón de actos del campamento. Es cierto que hubo conferencias interesantes, al menos para quienes venimos de otro país, pero eran completamente oficialistas. Y no hace falta ser demasiado avispado para darse cuenta de que hay… lagunas. Y preguntas incómodas que son esquivadas y, realmente, quedan sin respuesta. ¿Será cosa de los ponentes o un patrón común en el funcionamiento de esta islita?

Las noches son prácticamente shows para turistas. Vienen grupos a tocar música cubana, la gente bebe ron que compra en la tienda (más barato que en la calle), cervezas Bucanero o mojitos del bar. Cuando acaba la música en directo, la noche continúa con reggaetón y decenas de turistas/brigadistas bailando y festejando. Buen ambiente…

El CIJAM es una pequeña burbuja. Toda la simbología del régimen está concentrada en él, entre los murales de los barracones, las banderas, los discursos y la música. Es un escaparate de lo que mucha gente espera encontrar en Cuba.

Sé que hay todo tipo de personas en la brigada. Sé que muchas personas vienen como yo, algo escépticos, a ver que se encuentran. Sé que otras creen firmemente en el discurso oficial, en Fidel y en el Partido, pero al menos son coherentes con su propia moral comunista.

Sin embargo, no puedo evitar tener la sensación de que muchas personas vienen atraídas por la simbología, que les importa más la estética, el significado abstracto de lo que están haciendo, que la realidad del pueblo cubano. Y el CIJAM ofrece eso.

Ofrece poder sentirse emocionado de cantar la Internacional en varios idiomas, con el puño en alto, bajo las palmeras y las banderas cubanas. Ofrece poder hablar de solidaridad entre pueblos, de héroes revolucionarios. Ofrece sentirse partícipe del que suele considerarse el último país socialista digno (lo cual no es difícil teniendo en cuenta cuáles son los otros)… Y ofrece todo esto sin tener que enfrentarse a la no tan bonita realidad cubana.

En medio de este espectáculo político/turístico, no podía faltar el homenaje a los 5 héroes cubanos prisioneros del imperio. El día 5 del mes lo pasamos ahí, y desde luego nos tocan los actos por la libertad de los 5. La madre de René va a venir a visitarnos y contarnos su experiencia, así que el director del campamento nos pide a la brigada española que hagamos algo.

No sabemos muy bien qué hacer, y él nos indica que debe ser una interpretación, un teatrillo o algo así. Inventamos algo medio improvisado la tarde anterior, y en el momento de la representación descubrimos que, por arte de magia, la interpretación que nos pidieron hacer ha sido idea nuestra y la representamos “en la Puerta del Sol todos los días 5 de cada mes”.

Llevo poco tiempo en Cuba y ya me parece agotador el tema de los 5. Sin olvidar la tragedia que supone para las familias, desde luego, me parece que el Estado cubano necesitaba nuevos héroes con los que fomentar el nacionalismo frente a un proyecto que hacía aguas cada vez más claramente…

Montan una exposición sobre los 5 en el CIJAM, y nos cuentan que van a exponerla por toda Cuba… incluso en las cárceles. Me salta un chip en el cerebro… ¿cómo coño puedes ir ante personas a las que tú tienes presas y hablarles de la condena injusta de los 5? ¿Tan cínico puede llegar a ser el gobierno cubano?

Unos compañeros y yo vamos viendo demasiadas cosas que no nos cierran.

El argumento para justificar  el partido único y las instituciones de masas únicas es la homogeneidad monolítica del pueblo cubano en torno al proyecto revolucionario, pero basta hablar con varias personas para darse cuenta de que esto no es así. 11 millones de personas, 11 millones de realidades. Quizás esa homogeneidad estuviese más presente durante el fervor revolucionario, pero 50 años después, con nuevas generaciones, no me lo creo. Lo siento.

Los precios nos vuelven locos. Vemos productos baratísimos en moneda nacional, suponemos que subvencionados por el Estado, pero la primera vez que entramos a una tienda en divisa casi nos caemos de espaldas.

¿Cómo puede un litro de leche costar más que en Madrid? ¿Hasta qué punto son de “segunda necesidad” productos como un champú o una cuchilla de afeitar? Todo se vuelve más desquiciante aún cuando nos enteramos de que un cubano/a gana menos de 20 dólares al mes (algo que en las charlas de la brigada no nos comentan). ¿De quién es la culpa de esto? ¿Del gobierno? ¿Del bloqueo? ¿De la pobreza y escasez de recursos de país?

No entendemos Cuba.

Escuchamos comentarios a cubanos que nos van dejando caer cosas: autores prohibidos (que no están prohibidos, ojo, “simplemente” no los venden en librerías), Seguridad del Estado, actos voluntarios que no parecen tan voluntarios…

A veces salimos del CIJAM con la brigada. Nos llevan a La Habana, a Artemisa y 3 noches a Pinar del Río. Nos movemos en autocares chinos Yutong escoltados por la policía. No creo que la policía nos escolte por nuestra seguridad en uno de los países más tranquilos de América, pero ahí está. ¿Su función? Detener el tráfico cubano, apartar de nuestro camino a cubanos y cubanas para que lleguemos a tiempo y sin problemas al acto del día. Nos da vergüenza y cabreo…

En cada lugar nos reciben como a una importante delegación. En La Habana una orquesta militar nos espera para hacer una ofrenda floral a José Martí en el Parque Central. En las otras zonas, sale siempre a recibirnos un dirigente local del Partido, un representante de la comunidad, algún estudiante extranjero que cante una canción y una orquestita que nos toca Hasta Siempre, Guajira Guantanamera y, con suerte, Chan Chan y El cuarto de Tula, las que a veces parecieran ser las únicas cuatro canciones compuestas en la isla…

En Pinar del Río nos llevan a ver una fábrica de tabacos, un círculo infantil y un CDR. La primera es decepcionante: gente trabajando por unos pocos dólares al mes ante un retrato de Fidel, sin tan siquiera rotaciones de turnos o poder de decisión. No es una cooperativa, no es una fábrica colectivizada.

Es la misma lógica de producción capitalista, enajenada, con la diferencia de que la función del capitalista la cumple el Estado. No creo que esos trabajadores/as estén menos alienados que en el mundo capitalista…

En el círculo infantil la sensación es diferente. Una guardería, muy bien, muy accesible. Los niños y niñas nos reciben con un teatrillo de bailes y dibujitos para tocar la fibra sensible de los brigadistas.

Me parecería una guardería normal, decente, si no fuese por los enormes retratos de Fidel y Raúl que encontramos en la entrada, o los carteles de “Saludamos el 26 de julio” que, supongo, también han puesto voluntariamente los críos de 3 y 4 años…

La noche en el CDR fue quizás una de las mejores experiencias. Nos llevaron a los que debían ser los mejores comités de Pinar del Río, donde nos recibieron unos viejitos y viejitas encantadores con frutas, agua de coco, música y conversaciones.

El CDR, si realmente funciona como dicen, parece una de las instituciones con más potencial que he encontrado en Cuba aunque, como todo, con una parte tenebrosa: la vigilancia estatal dentro de cada cuadra y cada edificio…

En ocasiones discuto (siempre desde el cariño) con compañeros/as de la brigada. Me frustro. A veces parece imposible ser crítico con un gobierno de izquierdas, del que casi automáticamente se presupone que todo lo hace con buenas intenciones y pensando en el pueblo…

Parece que en Cuba no hay nada que reprochar. Lo bueno hay que agradecérselo al gobierno, lo malo son “errores bienintencionados” o es siempre culpa de terceros… La realidad cubana simplificada en la bipolaridad entre “revolucionarios” y “gusanos”. A veces me sorprende la capacidad que tiene la izquierda para desmontar la sutil propaganda capitalista, y lo ciegamente que cree en la obvia propaganda cubana…

Todo se justifica con que el resto del continente está peor, todo se justifica con que “esto en España también pasa”… Pero España es capitalista, es contra lo que lucho, y si el país que pretende mostrarse como alternativa tiene derecho a cumplir los mismos “errores”, ¿para qué coño lucho?

Dos semanas y media de brigada han sido una experiencia confusa… Cuba me despierta muchas dudas, no termino de entender nada. Veo cosas buenas y cosas malas. ¿Lo bueno será tan bueno y lo malo tan malo?

No puedo terminar sin hacer mención a la gente encantadora que trabaja en el campamento y sus alrededores; a Yordán, el taxista del pueblo vecino, que nos acogió como amigos de toda la vida; a los jóvenes estudiantes de relaciones internacionales que, aun convencidos del sistema, vinieron a darnos su opinión más sincera del país…

La segunda parte de mi viaje me resolverá muchas cuestiones: en La Habana me esperan redactores de Havana Times y miembros del Observatorio Crítico, para mostrarme la otra cara de la moneda, el otro discurso cubano de izquierda…


53 thoughts on “Percepciones de un español en Cuba

  • el 23 julio, 2019 a las 3:01 pm
    Permalink

    En España, un litro de leche puede costar alrededor de 1,50 €, dependiendo de la marca.

  • el 15 julio, 2014 a las 4:14 am
    Permalink

    Vaya con esos “progres” tan guais…Críticos con el sistema capitalista, pero que no se implican en nada que les pueda manchar, ellos son los puros, inmaculados. Me hacen gracia y pena a la vez.Ellos van con los ojos del 1er mundo y no ven más allá. No se implican en esa otra realidad, no sea que les manche o peor que les demuestre que despues de tantos años de creer una realidad virtual que los grandes medios han elaborado de Cuba, allá puedan implicarse y descubrir otra y tengan que reconocer que les han estado engañando. Por favor! Engañarme a mi, de que?. Yo sé la realidad, el bloqueo? va..propaganda..que allá reconocen errores y dificultades?, para justificarse..Yo sí tengo la solución. Lo que digo..me dan mas pena que asco.

  • el 22 agosto, 2012 a las 8:03 pm
    Permalink

    Incluso si usted es el mejor amigo de alguien enamorado (o al menos deseado), puedes advertirlos pero ellos no escuchan a nadie! Ese “amor”, como dedujo correctamente Sócrates en el Simposio, es realmente una (forma) de locura.

    He escuchado muchas historias de sufrimiento en el Thorntree Lonely Planet, Cuba Branch, o en el “Cuba Amor” en pantalla verde, etc. La mayoría de la gente parece no investigar nunca, sino que caminan jubilosamente hacia la guarida de los lobos, o al menos hacia los jiñeteros! En cualquier caso, esto formaba parte de su educación, igual que las memorias de Lynn Barber (llevada al cine más tarde) “Una educación”, que recomiendo. ¡Gracias por compartir esta historia con nosotros!

  • el 22 agosto, 2012 a las 7:59 pm
    Permalink

    Aunque hay una frase que dice: “los que NO son socialistas a los veinte años no tienen corazón, y los que TODAVÍA son socialistas a los 40 no tienen cabeza”, aún así, la forma en que se ha desarrollado el capitalismo está siendo, para un mayor número de ciudadanos, MÁS perjudicial que cualquier otra cosa que el camarada Stalin, o el Querido Líder Kim Il Sung nunca fueron capaces de imaginar. A través de las innecesarias aventuras imperiales y las crueles maquinaciones económicas, se ha destruido la vida de mayor número de personas.

    Por supuesto, las grandes limpiezas de la década de 1930, o los planes mal concebidos como el “Gran Salto Adelante”, etc. pueden haber sido responsable de la muerte de más personas directamente; pero los males del capitalismo son más sutiles e indirectos, pero son igual de letales.

    Y cualquiera que piense ahora en Estados Unidos como una democracia, no sólo no ha estado prestando atención, o lo más probable, sólo recibe la mayor parte de su educación de los mismos medios que son propiedad y están controlados por la oligarquía, que son los que realmente están en el poder.

  • el 22 agosto, 2012 a las 7:32 pm
    Permalink

    Si leí correctamente el último párrafo, habrá una segunda parte de este ensayo después de hablar con escritores de Havana Times y otros. Si es así, espero deseoso poder leerlo. De lo contrario, apoyo los comentarios de otros, ” la juventud del escritor, su falta de experiencia y la ingenuidad de las realidades que ocurren cuando hay que enfrentar al imperio están en exhibición.
    ‘Moisés’ esperaba acabar con el ensayo, mostrar de alguna manera a lo que Cuba se enfrenta. Tener Starbucks, McDonalds y Wal-Mart en un solo lugar es una pesadilla rechazada por muchas comunidades, que él lo presenta como algo deseable. Él está confiando en que los cubanos encontrarán esto atractivo, sin saber lo que es en realidad. Es puro capitalismo en acción.

  • el 22 agosto, 2012 a las 7:17 pm
    Permalink

    ¡Guao! Excelente post. Gracias Pablo por tu honestidad con respecto a tu preferencia política. ¡Qué triste que los joven socialistas ven a Cuba como la “esperanza del mundo”! ¿Cuándo se darán cuenta ustedes que el socialismo no funciona a nivel nacional? Nunca ha funcionado y nunca lo hará. El socialismo, con todas sus nobles intenciones, simplemente no puede superar el carácter egoísta, racista, sexista y materialista del ser humano. Sin embargo, el capitalismo está muy lejos de ser perfecto, pero se ajusta muy bien a las mejores y peores características de la naturaleza humana.

    Hagamos esto: mientras Cuba sigue “perfeccionando” el socialismo, vamos a ponernos de acuerdo en encontrarnos en diez años en el Starbucks situado al lado del McDonalds dentro de Wal-Mart en el centro de La Habana, para discutir el socialismo cubano. Yo estaré invitando.

  • el 22 agosto, 2012 a las 7:14 pm
    Permalink

    Pablo, gracias por tu informe. Algunas de tus experiencias me recordaron a las rutinas que vivimos durante el invierno de 1969-70 en el Campamento Averhoff en el Aguacate, durante la “Zafra de los Diez Millones”. Los altavoces nos despertaban a las 5:30 am con música enlatada, incluyendo el estridente “De Pie” (“On Your Feet”) seguido por canciones inspiradoras como “Los Diez Millones de Toneladas”.

    Como ocurrió con tu brigada, la mayor parte de nuestro tiempo era programado, pero al final los que teníamos mentes más independientes realizábamos nuestras propias excursiones, en lugar de ir a todos las visitas oficiales. En una tarde de sábado tomábamos el autobús local de Aguacate o Madruga con destino a La Habana y regresábamos el domingo por la noche.

    Por supuesto, entonces la Revolución, sin mencionarnos a nosotros mismos, estaba en su juventud, y nosotros éramos menos criticones que tú, aunque sí desaprobábamos fuertemente el, entonces reciente, aplastamiento soviético de la Primavera de Praga en Checoslovaquia, que el gobierno cubano apoyaba.

    Sin embargo, nunca sentí que la Revolución Cubana fuera tan rígida y estalinista como la Unión Soviética y el resto del “campo socialista”, y el posterior desarrollo de la Revolución lo ha demostrado. Sólo podemos esperar y alentar a la Revolución para que se desarrolle de manera más democrática y participativa. Estoy seguro de que con cada cambio, como el que está ocurriendo con tus compañeros cubanos, aumenta esta fertilización cruzada de apertura y análisis sincero de “qué es lo que se debe hacer”.

  • el 22 agosto, 2012 a las 7:01 pm
    Permalink

    Increíble historia, e hipnotizante por varios minutos. Sus habilidades comunicativas de redacción son excelentes.
    Hay mucho en que pensar y, sobre todo, su descripción de lo que sucedió me hará recapacitar mucho durante una noche. Cuba, y quizás el mundo, tendrá que cambiar para hacer las cosas mejores y más tolerables.

  • el 22 agosto, 2012 a las 7:00 pm
    Permalink

    Oh, debe de haber sido muy asombroso ver que las cooperativas cubanas no funcionan bajo principios democráticos. (Lo siento, no puedo evitar la ironía). Buen artículo, valoro que hayas ido a verlo tú mismo. Espero que una mayor cantidad de gente posible, que usan camisetas del Che, lean esto. En realidad sugiero que todos los que quieran usar pulóveres con la figura del Che realicen una pequeña prueba. Vayan a Cuba por dos semanas, coman las mismas cosas que los cubanos pueden comprar en las tiendas en pesos cubanos, por favor no CUC). Tal vez tengan la suerte de conocer a un extranjero que le regale un jabón de hotel barato, un bolígrafo o incluso paracetamol. Si están felices después de estas dos semanas y quieren quedarse en Cuba para siempre, entonces ustedes se merecen el pulóver con el Che!

    Pero realmente hay personas en Cuba que han sido golpeadas, encarceladas o torturadas por lo que piensan. No se trata solamente de que sus libros no se venden. La vida en la España capitalista debe ser dura, pero tiene la ventaja de que no te llevan a la cárcel, aunque digas en voz alta que el capitalismo está “en contra de lo que usted representa”. Buena suerte con eso en Cuba, además de cualquier otro país comunista en el pasado, aquí no estamos hablando de Corea del Norte.

  • el 22 agosto, 2012 a las 3:20 pm
    Permalink

    Hola, Pepe.

    Simplemente recalcar que la brigada no es una actividad gratuita, y que yo sabía perfectamente a lo que venía. Me gusta trabajar en el campo, además.

    De hecho, a título personal la experiencia me parece buena y la gente encantadora, y lamento si en el artículo me he centrado tanto en la crítica política que he dado a entender lo contrario.

    Me alegro de que al menos el debate te haya parecido interesante.

    Un saludo.

  • el 22 agosto, 2012 a las 12:21 pm
    Permalink

    UUUffffffffff muy interesante. Muy buenas todas las exposiciones, particularmente sinceras y cada cual defendiendo su punto de vista ardorosamente. Lo unico que no me convence, ademas de molestarme es la larga exposicion del “Libertario”. Su viaje a Cuba sin dudas, ha tenido una carga fuerte de prejuicios e inaversion contra el proceso de liquidacion de lo que fue un proyecto social muy amplio; ahora en pura transformacion, ademas de traer la mente acondicionada contra nuestro heroico y hospitalario pueblo.

    Puedo hablar asi porque paso de los 70 anos y ademas vivo hace anos fuera de Cuba, auanque viajo cada vez que puedo a mis raices. Tambien conozco a Espana y estoy muy al tanto de sus realidades, por cierto muy desesperantes e injustas, de la aguda crisis que vive.

    Creo que “El libertario” no fue merecedor de la invitacion que le hizo el ICAP, no vino bajo ningun engano, no fue una trampa para politizarlo, solo defraudó que le tendieramos la mano amigable. Realmente dudo de todo lo que escribe, no me extrañaria que fuera miembro de la organizacion de Carromero.

    Esposible tambien que viniera a hacer turismo gratis y se asustara al encontrarse con una realidad frustrante.

    Coincido que debia a hacer un viaje real a Cuba, pero con mochila al hombro y caminar a fondo los caminos de nuestro pueblo, empezando por La Habana Vieja.

  • el 22 agosto, 2012 a las 9:38 am
    Permalink

    señores, Roberto, Willian, Josué, no se vayan por las ramas. Pablo quería ver si había socialismo y se dio cuenta que no, y que la brigada es una especie de montaje para turistas. De eso espero que no le quepan dudas a nadie.

    Lo más fuerte, desde mi punto de vista, es la experiencia en la tabaquería, donde los trabajadores, bajo una gran foto de Fidel, laboran bajo el mismo modelo que se hace en el capitalismo. Todos sabemos que la diferencia entre socialismo y capitalismo está en el modo de producir. Incluso no importa si paguen más o menos, si hay asistencia social mejor o peor. No, lo que importa es la relación entre obreros y patronos en el centro de trabajo. A nosotros nos pueden tupir, pero Pablo viene de un sitio donde, al menos en microescala, sí se practica el socialismo.

    Roberto, su truco de querer desviar el debate hacia un análisis sobre la ideología del autor, es de lo peor. Pero además ¿qué eso de que “acaso no nos tomamos unas Bucaneros después del trabajo”?

    Usted, con su nivel de conexión y sus Bucaneros después de la jornada laboral, no se parece en nada a uno de los trabajadores de este “socialismo”

  • el 21 agosto, 2012 a las 5:13 pm
    Permalink

    Gracias por el comentario. En la segunda parte hay conclusiones generales que saqué del país…

    Soy consciente de la cantidad de visiones que debe haber en Cuba sobre el sistema. Yo simplemente trato de medirlo con la misma vara con la que mido mi realidad, que no necesariamente es una vara absoluta ni certera…

    Un saludo!

  • el 21 agosto, 2012 a las 3:40 pm
    Permalink

    Cubamas es que en cuba si lees lo que Pablo dice no hay “dos versiones” hay exactamente 11 millones de versiones. Una por cada Cubano y eso es sin contar los 2 o 3 millones fuera de Cuba. Ahi es donde esta la clave. Que pensamos todos los cubanos del sistema. Cuando sumamos a todos y este gobierno nunca a querido hacerlo. Siempre tienen excusas que en realidad no son validas.

  • el 21 agosto, 2012 a las 2:05 pm
    Permalink

    Aunque discrepo en algunas de las observaciones que haces, valoro muy positivo que al menos estés dispuesto a escuchar las dos versiones y a forjarte un juicio propio, más allá del discurso oficial o de lo que pueda indicarte observatorio critico, te invito a que recorras la Isla , a que interactues con el pueblo cubano, con el cubano de a pie, pero que conste con todo tipo de cubanos …los que viven en el solar de la habana vieja y los que viven en miramar, los de la habana y los del campo, el profesional y el obrero, el trabajador por cuenta propia y el trabajador estatal, el estudiante, el desocupado, la ama de casa… creo que esa es la unica forma de que veas nuestra sociedad con todos los matices y tengas una percepción más clara… cualquier extremo es malo !! A veces no estamos confundidos … es más conveniente no saber ….quedarse con la duda..
    espero que seas de los que busca la verdad ….no de los que buscan que les digan lo que quieren oir…

  • el 21 agosto, 2012 a las 1:34 pm
    Permalink

    Entonces los cortejos fúnebres que paran el tráfico son una falta de respeto a la ciudadanía. Dejemos las sensibilidades absurdas. Hay lugares en que con el dinero suficiente se compra una escolta policial. Ese es percisamente el problema que le vi al post. Demasiadas inferencias de cualquier cosa. Eso es coger las cosas por los pelos para hacerse de un argumento preconcebido.

    Con todo y lo que tenemos que profundizar en los problemas que realmente tenemos.

  • el 21 agosto, 2012 a las 10:18 am
    Permalink

    No veo que el relato indique que los brigadistas fueran tratados como ciudadanos de primera, muy por encima de un cubano. Se alojaron en un albergue que no parece un hotel, y de cuya comida -a juzgar por el desayuno, que es la única referencia- el joven que escribe no parece muy satisfecho. Se levantaron por la madrugada a trabajar en el campo. Ahora se supone que como parte de su “adoctrinamiento” se flajelen y no se puedan tomar unas Bucanero y unos tragos, o bailar un poco. ¿No es eso también parte de la amabillidad y el espíritu de los cubanos?. Ahora resulta que ni siquiera nos tomamos unas cervezas o unos tragos después del trabajo.

    Se supone que antes de salir ya el propósito era trabajar por razones ideológicas. No veo porqué cualquier cosa que hagan quienes les acogieron tiene que ser diseñada para que rergresen diciendo lo que desde su salida tenían en mente. Nada más lógico si tienen una posición solidaria con Cuba que se unan a la batalla de los cubanos por los Cinco. No creo que haga falta darle una cerveza y un trago a alguien que se considera de izquierda -o socialista, como te describes- para que lo haga, o para que su solidaridad con Cuba ante la política agresiva del dueño del planeta se profundice.

    A mí tampoco me gusta ser tratado como ciudadano de segunda en mi país, pero una moto policial delante de una guagua no es más que eso. No hace a nadie ni de primera ni de segunda en país alguno. Si fuera por mí me ahorraba la moto con el policía.

    Dejo a un lado las alusiones que no tienen que ver con el post, y tus percepciones al respecto. Hay mucho que hacer en Cuba para materializar un modelo socialista que se acerque al ideal democrático a que la humanidad aun aspira. No será quejándonos a diestra y siniestra que lo logremos, sino con proposiciones concretas a partir de un análisis de nuestros defectos y logros. Ni viendolo todo bueno o todo malo se puede hacer ese análisis.

  • el 21 agosto, 2012 a las 10:10 am
    Permalink

    No, no en todas partes se para el trafico para que pase una guagua llena de extranjeros.
    Claro que no. Es una falta de respeto a la ciudadania.

  • el 21 agosto, 2012 a las 9:35 am
    Permalink

    Muy cómico el Sr. que defiende al sistema cubano desde Ecuador… Fuera del agua se nada muy bien. Vaya inconsecuencia.

  • el 21 agosto, 2012 a las 9:28 am
    Permalink

    This is Grady’s text on the english version of the site

    Thanks, Pablo, for a candid, if disheartening, report.

    Thanks for the reference, but I’m far from an “expert” on the Mondragon workers’ cooperative experience. The main thing I have drawn from it is its political and economic implications for workable socialism.

    State power by a transformationary party is needed for workable socialism. This is absolute. But the program of several-generations transformation–from capitalism, classes, a coercive state, and the cultural and social perversions generated under former capitalism, to a higher society without class divisions or a coercive state–must be something other than the absurd state monopoly ownership formula of Engels and Marx.

    It is arguable, but we believe that cooperative, state co-ownership is the formula that ought to be implemented.

    Cheers and best wishes. I look forward to your next article.

  • el 21 agosto, 2012 a las 8:45 am
    Permalink

    Quien dijo que asi es como muestra un pueblo muestra su agradecimiento, estas de nuevo hablando por una mayoria que al parecer no conoces. El cubano de a pie es un ser sociable, amable, solidario y hospitalario, pero siempre le ha caido super mal que lo traten de segunda en su propio pais. Averigua camina la habana. Se sabe claramente, que esto no es porque sean amigos ni nda por el estilo, esto se hace porque aqui se quiere(hablo del gobierno) que cuando lleguen alla solo hablen de que en Cuba fueron a trabajar por cuestiones ideologicas pero que la pasaron de maravilla entre cocteles, bucaneros y cristales y que Cuba para vacacionar es perfecta, que todo por alla anda bien. Lo que estan es agasajando la idelogia, la estan sobornando.
    Cuando has visto que los que trabajan en el campo por las noches se reunen alrededor de mojitosm bucaneros y cristales……. a ellos se les trato como a turistas ideologicos, que pueden llegar a hacer mas importantes que los otros, porque a estos ya les pediran tarde o temprano lucha por los cinco.
    Yo me considero una persona socialista por mucho, pero hay que reconocer que este gobierno es un hipocrita tremendo, sino pregunta a los primeros cuentapropistas de los 90 que les cerraron los negocios, a los presos por andar con dolares y mas tarde sino era con eso no comprabas nada, a los que por el gobierno se les tiraron huevo y ahora se les llama amigos y se les pide a toda costa que manden ayuda monetaria(un dinero que se le discute a los EU) a sus familiares(yo te impido salir, pero bueno, si lograste salir envia mucho dinero).. En fin, las muestras son infinitas, y que se sepa que conozco de sobra las cosas buenas, se han pasado mucho tiempo recordandonolas, cuando todas son cosas logradas sobre las espaldas de los cubanos….. tranquilo Roberto, que aqui tus criterios son aceptados, no como en otros lugares los nuestros jejejejejejeje

  • el 21 agosto, 2012 a las 7:41 am
    Permalink

    Un saludo de vuelta. Te invito a que vengas como turista de verdad y camines nuestras calles.

  • el 21 agosto, 2012 a las 7:39 am
    Permalink

    anónimo:

    Si una motocicleta guiando una guagua es una “exhibición de poder supervisada desde arriba” entonces nos podemos dar con un canto en el pecho. Las exhibiciones de poder que se ven por ahí en el resto del planeta son de espanto, incluyendo algunas de corte policial. Hemos avanzado algo, después de todo. Eso sí, no tienen nada de “payasadas”.

    Yo sí sigo pensando que la mayoría de los cubanos somos agradecidos. Es más, creo que lo son la mayoría de los seres humanos. En todas partes se agasaja al amigo, y se le da lo que uno no tiene. No veo porqué tiene que parecer extraño que se haga en Cuba. Tienes el derecho a considerar a tu nombre lo contrario.

    No tiene nada de extraño que algunos cubanos, a través de su experiencia vital aquí, tengan la misma opinión del joven. Otros tenemos una opinión diferente de la misma experiencia vital. Eso no quita que sea superficial extrapolar su relato -que describe la experiencia de un agasajo a una delegación, y nada más- a toda la sociedad cubana. Es un salto demasiado grande.

    Creo que un análisis desde la izquierda -cosa que siempre necesitaremos, pues nos sobran los problemas, las deformaciones y las malas prácticas- requiere de un proceso más profundo de vinculación a la realidad cubana.

  • el 21 agosto, 2012 a las 7:21 am
    Permalink

    Yo no veo en el post -que se supone es lo que estamos analizando aquí- algo que identifique al joven como militante de izquierda. El mismo se desmarca del término cuando se refiere a otros -que, por cierto, también son extranjeros- como “de izquierda”. Sus referencias a la izquierda son siempre desde fuera, como si no perteneciera a ella.

    Si quejarse de la música, o de que te “metieron en un camión” para hacer trabajo “voluntario”, o de que te escoltan en un ómnibus, o de que te hablan demasiado de los Cinco, o de que los niños “hicieron un teatrillo ahí para sensibilizar a los brigadistas”, etc, etc, es ser de izquierda ya sea en Cuba o en Burundi bien jodidos estamos. Para mí se de izquierda es más serio, conlleva propuestas alternativas tanto al desmadre capitalista como a los problemas en la construcción del socialismo, sean los que sean. No hay nada de eso en el post.

    Describirse como “libertario” no es suficiente. En los Estados Unidos los “libertarios” pertenecen a la extrema derecha.

    Yo le doy el beneficio de la duda al joven y prefiero creer que vino con un excepticismo prejuiciado, que le hizo hacer un análisis superficial de lo que vivió, demasiado apresurado. Reitero que si ese fuera el caso lo mejor es que viniera a Cuba como un turista de verdad, caminara las calles del país, se mezclara con toda su gente y así podría hacerse una mejor idea de la heterogénea sociedad cubana.

  • el 21 agosto, 2012 a las 5:35 am
    Permalink

    Gracias a ti :)

  • el 21 agosto, 2012 a las 2:28 am
    Permalink

    Yo no ataco a los individuos, Roberto. No me meto con las personas de X ciudad que salen a recibirnos y demás. Pero sí con el conjunto del sistema. Al fin y al cabo, esto es una actividad estatal, que está hecha para mantener la imagen de Cuba y punto. Afirmar eso no es un ataque personal al individuo que realiza esa tarea o al CDR que sale a recibirnos.

    El artículo tiene una segunda parte, espero me salga más “balanceada”, como tú dices, pero sigo pensando así.

    Un saludo.

  • el 21 agosto, 2012 a las 1:46 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo contigo. Yo tambien creo que lo mejor de Cuba son los Cubanos.
    Creo que as entendido a Cuba con rapides. La as entendido por encima de toda la propaganda.
    Te deseo lo mejor.
    Gracias Batto!

  • el 20 agosto, 2012 a las 11:26 pm
    Permalink

    vaya…

  • el 20 agosto, 2012 a las 11:02 pm
    Permalink

    gladys, i’ve been thinking to tell you, it’s better if you write your comments in english, some of us speak the language. the google translation to spanish is just unreadable.

  • el 20 agosto, 2012 a las 10:57 pm
    Permalink

    guao, tú y tu artículo, creo que de lo mejor que le ha pasado al sitio y de lo mejor que he leído, gracias.

  • el 20 agosto, 2012 a las 10:48 pm
    Permalink

    roberto, vamos a dejarnos de cuentos y de decir que todas estas payasadas de policías y espectáculos diseñados son muestras genuinas de un pueblo que se siente agradecido. todos sabemos que no es así, sabemos el papel que juega el partido en estos teatricos. policías parando el tránsito, estas exhibiciones de poder sólo son posibles cuando están supervisadas por gente de arriba. ah y tratemos de no hablar por “la mayoría de los cubanos”, eso no debería estar permitido, cada cual habla por sí mismo.

    no creo que el tiempo sea determinante en su apreciación de cuba, yo he vivido toda mi vida aquí y he llegado a las mismas conclusiones que él. es una conclusión cruda y dura, pero así es la realidad cubana.

  • el 20 agosto, 2012 a las 10:26 pm
    Permalink

    quizás el problema consiste en que lo que se llama “izquierda” a nivel mundial, en cuba es un juego de niños.
    de tal forma, este muchado de izquierda español parece de derecha en cuba.

  • el 20 agosto, 2012 a las 10:14 pm
    Permalink

    muy buena respuesta, creo que sólo un extranjero que no está parcializado respecto al tema cuba puede responder con tanta ecuanimidad al discurso oficialista del que se ha apropiado Josue.

    dices que tus críticas a Cuba no tienen que ver con la probreza pero creo que ese es el tema principal que hoy debate el cubano de a pie, más alla de democracia, libertad de expresión, etc. primero un techo y un plato de comida en la mesa, y después nos ponemos a conversar.

    aunque creo que tu propuesta es la del futuro (control obrero, autogestión, cooperativas), no creo que en cuba haya una corriente significativa que esté luchando por esto. la razón creo que sea que esa propuesta sólo puede salir de una sociedad capitalista, el socialismo tiene otros problemas y no expone las mismas debilidades que el capitalismo, creo que esta dicotomía (capitalismo vs socialismo) es la que domina el cubano y las que tienen mayor cantidad de partidiarios. por eso el reclamo de la gente es “que dejen” hacer esto o lo otro, “igual que en cualquier lugar del mundo”. es decir que en cuba no estamos tratando de encontrarle la 5 pata al gato.

  • el 20 agosto, 2012 a las 8:02 pm
    Permalink

    Batto:

    Tal vez te confundiste. En Cuba entran todos los años más de dos millones de turistas y no reciben escolta motorizada. Tú no fuiste recibido como turista sino como amigo, que es otra cosa. Todas esas manifestaciones que desdeñas, desde la gente del Partido o la escolta hasta los “teatrillo de bailes y dibujitos para tocar la fibra sensible de los brigadistas” no son más que muestras de agradecimiento para quienes vienen a un país bloqueado y bajo asedio a mostrarnos su solidaridad. La gran mayoría de los cubanos lo vemos así y esa es nuestra manera de demostrarlo: Agasajando. Es una pena que no lo sintieras de esa manera.

    No veo que alguien aquí te haya llamado gusano. Yo no lo hago. Tampoco te desprecio. Creo que te apresuraste a hacer un juicio de un país con muy pocos elementos y ese juicio no ha sido balanceado y justo.
    Yo pudiera decir que tus críticas me dan rabia, pero tampoco es así. No veo porqué de deba de dar rabia que respondamos a ellas.

    Regresa algún día como simple ciudadano y anda por las calles de Cuba. No vas a tener problemas para regresar por haber expresado tus opiniones aquí.

  • el 20 agosto, 2012 a las 7:41 pm
    Permalink

    Eduardo:

    No discrepo de lo que dices en relación al control obrero, la autogestión y otras tantas asignaturas que tenemos pendientes. No defiendo que haya quienes vivan en casas con piscina o choferes particulares. Creo que sólo una profunda democracia socialista resolverá nuestros problemas, que hay que superar el verticalismo y acabar de propiciar que el poder emane de las bases. Aunque la naturaleza “simbólica” del salario cubano tiene una contrapartida en los subsidios y es un tema que merece un análisis más serio, creo que es también algo que urge resolver para dar al trabajo el valor que merece. Al obrero cubano se le expropia en mi opinión una parte demasiado desproporcionada de su fuerza de trabajo, en comparación a lo que recibe a cambio.

    Pero todos esos problemas creo que se deben enfrentar desde la izquierda, lo que es decir desde la perspectiva de la clase que produce. El autor -por sus propias palabras- parece sentirse fuera de lugar entre quienes él mismo identifica como “izquierda”. Su discurso es copiado de lo que las transnacionales del capital y los asalariados domésticos nos quieren imponer como visión del mundo.

    Veamos algunos de sus puntos:
    1- Parece ser malo aceptar la propaganda que hace Cuba, pero no tanto aceptar la “sutil” con la que el capital inunda al mundo. ¿O es que la sutileza -o ubicuidad- la hace aceptable? Yo me alegro de cualquier hueco que se abre en el abrumador sistema de propaganda capitalista, aun cuando sea a través de nuestra rústica, cacofónica, cerrada y directa propaganda.
    2- Por la forma y el lenguaje en que describe la jornada de trabajo voluntario -esta, por cierto, bastante simbólica- parece que se enteró en la isla de ese desagradable elemento del viaje.
    3- Los Cinco mejor se mueren en la cárcel. Más allá de tirar una caquita de conmiseración…”Sin olvidar la tragedia que supone para las familias, desde luego,…” todo lo demás es veneno: “Llevo poco tiempo en Cuba y ya me parece agotador el tema de los 5″….”En medio de este espectáculo político/turístico, no podía faltar el homenaje a los 5 héroes cubanos prisioneros del imperio”…..”desde luego, me parece que el Estado cubano necesitaba nuevos héroes con los que fomentar el nacionalismo frente a un proyecto que hacía aguas cada vez más claramente”….”¿cómo coño puedes ir ante personas a las que tú tienes presas y hablarles de la condena injusta de los 5? ¿Tan cínico puede llegar a ser el gobierno cubano?”…No parece haberle causado impresión alguna el encuentro con la madre de uno de ellos, y no concibe que un ciudadano cubano, aun estando en prisión, pueda simpatizar con cinco de sus compatriotas presos en el extranjero por defender a su país.
    4- El simple gesto de hospitalidad que representa transportarlos con una escolta se le antoja algo siniestro: “Para apartar a los cubanos de nuestro camino”. Ningún gesto de agasajo parece satisfacerle. Todos tienen una connotación turbia para él.
    5- Sus criterios sobre el funcionamiento de la cooperativa son prejuicios sin fundamento. Si en algo se ha avanzado en la autogestión en Cuba es en ese sector.
    6- “Supone” que los niños de 3 y 4 años pusieron “voluntariamente” los carteles en el círculo. Bueno, tal vez lo hace como chiste.
    7- Resulta incongruente el supuesto control que se ejerce sobre su itinerario con lo que “los cubanos le dejan caer” respecto a la seguridad, etc. Yo diría que o esos conceptos le “cayeron” desde antes del viaje, o de lo contrario su viaje no es tan “controlado”.

    Me cuesta trabajo creer que alguien que viene a Cuba con tan pesado lastre de la “sutil” propaganda burguesa tenga algún aporte que darnos desde la izquierda, y es allí donde hallo el problema. El dice que no entiende a Cuba, pero tampoco parece hacer algún esfuerzo para entenderla. Tal vez es que le falta el espíritu que se requiere. No es raro que termine confrontando a todos, cuando parece venir más a quejarse que a penetrar en nuestras contradicciones, con sus luces y sus sombras. No me parece que llegó a Cuba con una mente abierta, sino a hacernos pasar un examen. Es lo que se desprende de su lenguaje.

    Hay quienes dicen que uno encuentra a donde va lo que viene a buscar. Tal vez el autor solo encontró lo que buscaba.

    A veces la derecha se enmascara en un discurso de extrema izquierda. No sé si es el caso, pero no me convence. Me gustaría equivocarme.

  • el 20 agosto, 2012 a las 7:26 pm
    Permalink

    “No era ni una cooperativa, ni una fábrica colectiva; seguía la misma lógica de alienación de la producción capitalista, con la excepción de que en este caso la función del capitalista era llevada a cabo por el Estado.”

    Esta es la principal razón de por qué al “socialismo real” no le fue bien. Para que cualquier sociedad pueda cambiar su modo de producción es necesario, principalmente, modificar las relaciones laborales. En el enfoque marxista de la historia, la relación amo / esclavo fue la clave para el antiguo modo-de-producción antiguo/asiático, el propietario / siervo era la clave para el modo de producción feudal, y el jefe / empleado es la clave para la producción capitalista. En mi humilde opinión, “lo que salió mal” con la URSS es que fue incapaz de superar esta lógica.

    Uno puede razonar que en el primer año de la Revolución Rusa (1917) existía una lógica empleador/empleado en los soviets, que se ponía en práctica como política de Estado, pero después vino la Guerra Civil, ‘la guerra del comunismo”, un país devastado, la NEP, la lucha por el poder entre Trotsky y Stalin, y así sucesivamente.

    Hoy en día hay `micro-ejemplos´ de socialismo en las fábricas ocupadas en América Latina, en la provincia de Mondragón en España (Grady es el experto en esta), la Zapatista de ‘ Caracoles’…

    La Comuna de París y la Comuna de Oaxaca también experimentaron esto, pero pronto fueron aplastadas por las fuerzas contrarrevolucionarias.

    Y la única vez que un “macro-ejemplo” de socialismo se puso en práctica fue en la ex-Yugoslavia; ni remotamente perfecta, pero era un raro tipo de economía mixta de empresas de propiedad estatal, pero dirigidas por los propios trabajadores. Y esto fue sólo porque Tito rompió con Stalin poco después de la Segunda Guerra Mundial.

    De todos modos, este es un informe interesante, espero ver la segunda parte pronto.

  • el 20 agosto, 2012 a las 5:56 pm
    Permalink

    Espero que me dejen regresar, sí, hay demasiada gente maravillosa a la que si no no sé si podré volver a ver…

    Un saludo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 5:55 pm
    Permalink

    Gracias por la lección de política…

    No he defendido el modelo bipartidista ni la democracia liberal. Pero tampoco el unipartidismo monolítico basado en una mentira.

    Una de las cosas que me da más rabia del discurso del gobierno y simpatizantes es ese desprecio hacia los que están en contra. No me importa que alguien en España haga militancia por Cuba creyendo que es una democracia participativa. Me importa el apelativo de “gusano”, “derechista” o demás que enseguida se pone al crítico.

    Me daba la sensación en el discurso que hay dos tipos de cubanos/as críticos con el régimen: los disidentes de derecha financiados por la CIA y a favor del modelo norteamericano, o pobres tontines que no tienen ni puta idea de política pero que, en su eterna estupidez, piensan que el resto del mundo es jauja y encima se corrompen por el turismo y el cine yanki.

    Mi experiencia en Cuba me demostró que el abanico de opinión es tan grande que ese tipo de discurso queda deslegitimado por pura lógica…

    ¿”A la mierda la libertad de expresión”? Qué es eso? Cuando la izquierda debe recurrir a cosas como “libertad es algo relativo”, “libertad de expresión es algo relativo”, “dictadura es algo relativo”, etc. hemos fracasado intelectualmente.

    La libertad de expresión debe ser uno de los derechos fundamentales, y el hecho de que no exista una libertad de expresión completa o efectiva en ningún lado no justifica que en Cuba exista menos todavía.

    No creo en esa dualidad de sistemas malos donde tengo que elegir el que menos daño me hace. No creo que la libertad sin socialismo, ni en el socialismo sin libertad.

    Un saludo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 5:36 pm
    Permalink

    Simplemente considero que el enemigo de mi enemigo no es necesariamente mi amigo.

    Creo en la importancia geopolítica de Cuba, desde luego, y soy consciente de la cínica guerra mediática (y económica) contra la isla, pero una cosa no niega la otra.

    Las motos policiales no son siniestras. Son vergonzosas. Me daría asco que en mi país, yendo al trabajo, la policía me apartase del camino para dejar pasar a un montón de turistas.

    No niego el terrible origen del CDR, y admito que es una estructura con potencial. Pero como libertario, no puedo dejar de darme cuenta de que el ojo del Estado en cada cuadra es algo que no debe pasarse por alto tan fácilmente.

    Quizás esté siendo tan duro con Cuba porque se me muestra como la alternativa. No necesito que nadie me explique las penurias del sistema capitalista, yo lo que busco es una alternativa. Y si la alternativa es el modelo cubano, estamos jodidos. Creo que dentro de la izquierda debemos criticarnos con dureza, porque coño, vamos con el aura moral de ser “los buenos”.

    Claro que cualquier experiencia es imperfecta, pero creo que el problema cubano es de raíz: capitalismo de Estado, autoritario, jerárquico, burocrático y con una casta privilegiada que es, casualmente, la que se supone que va a acabar con esos problemas. Pues vale.

    Todo es propaganda burguesa. Pues vale. Dejemos de ver el mundo en blanco o negro.

    Supongo que durante las primeras décadas de la Revolución la gente admiraría realmente a Fidel, pero a día de hoy es ADOCTRINAMIENTO. Por eso mi “recelo” ante las consignas políticas en una GUARDERÍA.

    Yo he defendido el modelo cubano. Vivo en un país gobernado por la ultraderecha. Para mí sería mucho más fácil emocionalmente llegar y decir que Cuba es una maravilla, que muestra el camino, que supera las dificultades, que es democrático y que tenemos una prueba de que el socialismo es posible.

    Pero si eso no es lo que he visto, debo ser sincero conmigo mismo. Si no aceptaría ese modelo para mí, no puedo aceptarlo para un cubano. No soy menos marxista ni menos socialista. Simplemente soy menos castrista (si es que alguna vez lo fui).

    Un saludo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 5:25 pm
    Permalink

    Josue, no veo Cuba con óptica primer mundista, o al menos lo evito. Soy hispano-uruguayo, me he criado entre Europa y América Latina, y además sé bien por motivos personales lo que Estados Unidos y su neo-colonialismo le han hecho al continente…

    Las críticas que hago a Cuba no son relativas a su pobreza, no diré como la derecha “mira qué terrible es el socialismo que La Habana se cae a pedazos” mientras miro para otro lado ante niños que venden cocaína en una favela…

    Cierto que en Cuba hay cosas buenas. En otros países también. Lo que no comparto es el sistema en conjunto. Siempre defenderé la educación gratuita y ese tipo de cosas, pero no excluyen que el sistema como conjunto no se sostiene. Mis críticas vienen desde la izquierda y van referidas a: democratización de la vida social, comunitaria y laboral; libertad de expresión; control obrero de las fábricas y desarrollo de cooperativas; autogestión en la vida social; fin de una casta política y militar que maneja la sociedad y vive a su costa (base marxista de la diferencia de clases).

    No sé si en una estructura de poder donde hay tanta gente chupando del bote puede haber voluntades políticas reales… Las nuevas reformas me parecen más un retorno al capitalismo.

    Un saludo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 3:59 pm
    Permalink

    Hay muchos cubanos masoquistas, otros tienen familias a las que hay que priorizar, pero puedes estar seguro que el cubano que regresa no se tira a besar el piso del aeropuerto a decir Gracias Fidel!. Y de que no viajamos a otros paises no se de donde sacas esa informacion. Yo me voy a Italia el jueves y soy cubano 100%. Los americanos no le temen a nada de la ex-revolucion, ella misma se esta matando como chacumbele y sirviendo como un buen ejemplo de lo que no se debe hacer en el resto de america Latina, ese es el verdadero objetivo yanki

  • el 20 agosto, 2012 a las 1:50 pm
    Permalink

    Traduccion de google.translate:

    Gracias, Pablo, por un franco, si desalentador informe.

    Gracias por la referencia, pero estoy lejos de ser un “experto” en la experiencia de los trabajadores de Mondragón ‘cooperativa. Lo principal que se extrae de ella son sus implicaciones políticas y económicas para el socialismo viable.

    El poder del Estado por parte de un transformationary que se necesita para el socialismo viable. Esta es absoluta. Pero el programa de varias generaciones-transformación-del capitalismo, las clases, un estado coercitivo, y las perversiones culturales y sociales generados en el capitalismo anterior, a una sociedad sin divisiones de clase superior o de una coacción estatal-debe ser algo más que el monopolio estatal absurdo propiedad fórmula de Engels y Marx.

    Es discutible, pero creemos que la cooperativa, estatal copropiedad es la fórmula que debería ser implementado.

    Saludos y mis mejores deseos. Espero con interés su próximo artículo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 1:34 pm
    Permalink

    William:
    Sus justificaciones me recuerdan a las actas de los debates del XX congreso del PCUS, donde se intentó atacar a Stalin con el Stalinismo, único método que quedó en pie después de décadas de dictadura soviética. La libertad va más lejos que tener salud o educación públicas “gratis”. Va más lejos que el momento donde se justifican los errores y se siguen cometiendo otros. Sin libertad de los trabajadores, la burocracia cometerá una y otra vez los mismos errores. La derecha, ya sabemos quienes son, pero la burocracia del PCC que se pretende de izquierdas a cada paso decepciona. Una revolución “socialista” de 50 años en Cuba no ha podido acabar con el Estado y el Capital, sino todo lo contrario. Dígame usted que sabe de Cuba, viviendo tan lejos, que sabe lo que tenemos que hacer los cubanos de a pie para comprar con los exorbitantes precios de las tiendas que dirigen las Fuerzas Armadas Revolucionarias?

  • el 20 agosto, 2012 a las 1:27 pm
    Permalink

    Roberto:
    Lo que si es terrible es que después de 50 de pretendida revolución no se vea en Cuba libertad para los trabajadores, control obrero de los medios de producción y mucho menos autogestión. Lo que se ve es un estado que es dueño de los medios de producción y expropia a la clase trabajadora del fruto de su trabajo pagando un salario prácticamente simbólico. Mientras los comandantes, sus hijos y toda la burocracia viven en casas con piscina y chóferes particulares y no conocen el trabajo que pasa en Cuba el cubano de a pie, como mismo pasaría en cualquier lugar del mundo donde los dueños del capital explotan trabajo asalariado. Después de 50 años, se podría perder lo poco que queda en Cuba de la intención socialista. Siga usted defendiendo a los poderosos intocables de la “izquierda” verde olivo, Pablo es más de los que están bien abajo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 1:12 pm
    Permalink

    Pablo me pregunto si despues de escribir esto te dejaran regresar a Cuba?
    Ya les demostraste con el escrito que no te tragaste la propaganda oficial.
    La verdad que no entiendo el deseo de la izquierda internacional de encontrar algo en Cuba que en realidad no existe. El sistema de Cuba es Capitalismo monopolista de estado. En Cuba nunca a existido el socialismo y como bien dices se sustituyo el capitalista por el estado en manos de los burocratas del partido.

  • el 20 agosto, 2012 a las 11:54 am
    Permalink

    Hola Pablo Iván Rovetta Romero, creo que en tus anecdotas has exagerado lo de la burbuja, tal parece que estabas prisionero entre el campamento y los autobuses.

    Te cuento que lo peor de Cuba lo vas a ver siempre que lo mires desde el modo de vida que has tenido en España. Ciertamente, un champu y una cuchilla de afeitar no son de primera necesidad, o es que vistes en la calle a todos los hombres barbudos y a las mujeres con las axilas peludas?

    El estado Revolucionario a cometido montones de errores tratando de hacer lo correcto, pero las cosas mas malas han sido culpa de la corrupcion a todos los niveles donde la gente roba, no para sobrvivir como en ocasiones se dice, sino para vivir lo mas parecido posible a alguien del primer mundo. No se si tuviste la oportunidad de ver la TV Cubana, como esta atiborrada de peliculas y series Norteamericanas, un CUbano es un ser Humano como cualquier otro y como tal se deja llevar por las ambiciones mas basicas y, por lo general, estupida que padece el mundo entero. Pero tabien es muy cierto que todos los que hemos emigrado lo hacemos, en mayoria, con altas calificaciones, lo que nos diferencia grandemete del resto de los latinos. La Revolucion ha funcionado, de eso no hay dudas, pero te has dado cuenta de la gran atencion mediatica he internacional que hay sobre CUba? Si no funciona ¿ que temen los Norteamericanos?

    En Cuanto al Multipartidismo: Recorre America (No USA), America toda y dime: ¿que ha resuelto?.

    Explicame la diferencia entre Democratas y Republicanos y hablame de la persecusion que padecen los comunistas en USA, ¿es que acaso no tienen derechos?, ¿La democracia no se hizo para ellos?

    ¿Realmente los Democratas y Republicanos son los mas populares en USA?

    Mexico es un pais del G20 y esta “muy bien economicamente” ¿como se ha reflejado eso en el pueblo mexicano?. Colombia tiene todos los recursos naturales que la harian uno de los paises mas ricos del mundo ¿como se ha reflejado eso en el pueblo colombiano?.

    Perdona que me salga del territorio CUbano, pero es inevitable.

    Si puedierasmos exportar nuestro potencial tecnico profesional, como lo hacen paises como italia la india, china. Indudablemente Cuba seria otra, pero USA iniste en Boicotiar esas cosas (ejemplo: La ley para estimular la desercion de los medicos y personal medico). Las leyes en Cuba estan tratando de cambiar para facilitar la libre mobilidad, pero ¿Quien asegura que no nos seguiran mandando agentes desestabilizadores a nuestro pais?

    A la mierda la “libertad de Expresion” eso no existe y tu lo sabes.

    No tenemos en Cuba nada en abundancia y nos faltan un monton de cosas, pero con nuestros 20 usd mensuales, no tenemos que sufriri la verguenza de ver a nuestros niños hambrientos ni harapientos, ni enfermos y mucho menos analfabetos. El cubano de apie no tiene nada, pero tampoco esta endeudado con nadie y , por lo general, es dueño de la casa don de vive. Podemos mejorar, no es mentira, pero por favor sea objetivo. Cuando camines la habana vieja centra tu ayencion en los niños que juegan felices y sin miedos en las calles, ellos quizas no tengan ordenadores, pero son superfelices jugando con una pelota de goma y sus padres no tienen preocupacion por la violencia y el secuestro, pues en Cuba eso no existe.

    Cualquier cubano en la calle se va a quejar de al imposibilidad de tener un Auto o de no poder ir de turista a otras partes del mundo. ¿Cuantos latinos pueden realmente hacerlo? aun mas ¿Cuantos españoles pueden en la actualidad?.

    Me he enterado hace poco que en algunas regiones de españa existe un alto indice de analfabetismo, ¿no es eso inaceptable en el siglo XXI?

    Vivir en Cuba, en la actualidad, es casi como vivir en tribus primitivas, es cierto, pero ¿Conoces algun Cubano , emigrado, que no salga corriendo para Cuba en las Vacaciones? Si tanto querian viajar el mundo, ¿por que no se van a otros lugares mas desarrollados a pasear?. Muchos te diran “por la familia” y por lo general cuando estan en Cuba lo menos que hacen es estar con la familia.

    Si quieres conocer Cuba, tienes que vivir como Cubano y quiza asi entiendas lo que, ni siquiera muchos Cubanos entienden.

    Saludos Revolucionarios desde Ecuador
    LIBERTAD PARA LOS 5 CUBANOS PRESOS INJUSTA Y DESCARADAMENTE EN EL PAIS DE LA “DEMOCRACIA”

  • el 20 agosto, 2012 a las 11:28 am
    Permalink

    Leo en el artículo:

    “A veces me sorprende la capacidad que tiene la izquierda para desmontar la sutil propaganda capitalista, y lo ciegamente que cree en la obvia propaganda cubana…”

    Y me asalta la pregunta de si realmente el autor fue a Cuba como militante de la izquierda, o si era un invitado de derechas fuera de lugar. No entiendo su dolor ante cualquier paso que pueda dar la izquierda para romper el abrumador monopolio del capital sobre la representación que se hace la gente del planeta que ese capital ha construido para su propio beneficio.

    Es una lástima, pues un militante de izquierdas hubiera podido hacer un reportaje más balanceado y de seguro habría visto -junto a las cosas criticables que de seguro tenemos, entre las que destacan la matraquilla esquemática de nuestra propaganda y los excesos de nuestro estatismo- algo que valiera la pena. Aquí todo se vio negro. Si un ómnibus es escoltado por un vehículo de la motorizada la connotación es siniestra. La lucha de un pueblo por Cinco de sus hijos que están presos por defender a sus semejantes del terrorismo le cansa tan solo de llegar a tierra. Si el encuentro con la madre de uno de ellos le causó alguna impresión es algo que no sabremos. De los CDR -creados bajo el sonido de las bombas que la CIA hacía explotar en La Habana- no puede faltar la alusión a la “parte tenebrosa”. En el círculo infatil los niños estarán solos, pues no se le ocurre que los trabajadores puedan poner unos letreros alusivos al 26 de Julio. Creo que el escepticismo del amigo ya venía cargado de demasiados lastres impuestos por la sutileza de la propaganda burguesa de cuya leve horadación se duele.

    Ojalá tenga mejor suerte con la gente de Observatorio Crítico.

  • el 20 agosto, 2012 a las 11:16 am
    Permalink

    Pablo no entiendo como observas Cuba desde tu optica de pais desarrollado, aclaro que todos ustedes se desarrollaron a costa de la pobresa de nuestro 3er mundo.
    Enterate que Cuba es un pais tercermundista que apenas unas 2 decadas atraz se quedo sin el comercio que conformo durante 50 anos con la URSS y el campo socialista. Por lo que ahora el bloqueo estadounidense afecta mas.
    Te aclaro que por ejemplo la leche en su mayoria se importa en Cuba. Lo ninos cubanos de 0 a 7 anos reciben un litro diario a 0.25 centavos moneda nacional(cuanto cuesta en euros ese litro). Esos ninos debido al costo de esa leche de 7 a 13 anos se les vende yogurt saborizado de soya igual todos los dias a similar percio la bolza de 1 litro en moneda nacional.(dinos cuanto cuesta en espana 1 litro de yogurt de leche de soya saborizado).
    Esa leche en tiendas de moneda convertible a precios que para ti son elevados tienen el objetivo de recaudar
    divisas de las personas que pueden pagarlo y con esa recaudacion contribuir a financiar parte de los costos de otras cosas que se subvencionan y que se adquieren igual en el mercado mundial donde los precios son cada vez mas alto y donde los fletes para Cuba son los mas caros por el bloqueo y la persecucion a las companias navieras que transporten mercancia a la isla.
    Lo positivo de Cuba es su voluntad politica para resolver los problemas del pueblo sin recursos. Pero no todos los problemas se resuelven con voluntad politica tambien hace falta dinero y ese escacea.
    Es por eso que con menos recursos que nadie a su nivel economico Cuba hace mucho mas.
    Ojala logren cambiar la sociedad espanola ustedes tienen un pais rico aunque podria asegurar que en cuanto tome el poder en Espana un gobierno del pueblo los demas paises europeos y USA no pararan hasta destruirlos. Como hicieron con la republica espanola. Recuerda Cuba es un pais tercermundista, recuerdaselo a Erasmo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 10:14 am
    Permalink

    Bueno saber que la mayoria de los extranjeros ya no se deja enganar por la propaganda gubernamental y y son capaces de sacar sus propias conclusiones

  • el 20 agosto, 2012 a las 10:06 am
    Permalink

    Hola, Cristina. Sí, en efecto Erasmo ha sido una de las personas que me ha conducido por La Habana.

    No soy “fan” ni “defensor” de la ideología cubana. Tenía interés en conocer la realidad del país, y la posibilidad de conocer una perspectiva oficialista ( a través de la brigada) y otra crítica desde la izquierda y los movimientos sociales (con la gente de OC y demás) me parecía una forma de viaje bastante completa para hacerme una idea del asunto.

    Había cosas de las que me hacía una idea, pero nada es como verlo una vez sobre el terreno, con todas sus contradicciones a flor de piel.

    Y sí, mucha gente cree ciegamente en el discurso oficial cubano, ya lo sabes si vives aquí en España.

    Gracias por el comentario. Un saludo!

  • el 20 agosto, 2012 a las 9:22 am
    Permalink

    Muy bueno. Siempre que alguien viene con espíritu crítico se puede dar cuenta del fetiche en que el PCC ha convertido a Cuba, las personas más viejas les es imposible, o a las juventudes socialistas del PCE. Bien por Pablo y los que faltan. !Libertad para los 5!

  • el 20 agosto, 2012 a las 8:47 am
    Permalink

    Estimado Pablo, aún no puedo creer que siendo tan fiel defensor, o mejor dicho, un fan de la ideología cubana viajaras a Cuba sin saber cómo vivían los cubanos? ¿ es que la Asociación de Amistad Hispano-Cubana Bartolomé de las Casas no explica bien a sus voluntarios lo que se va a encontrar en su destino? Te puedo dar fe de ello porque casualmente vivo en España y soy amiga de la infancia de Erasmo.
    Por aquí por donde vivo la gente que no ha viajado a Cuba sabe perfectamente que un profesor de la Universidad gana menos que un camarero de hotel o un albañil y aunque en muchas cosas está de acuerdo con el socialismo en Cuba no´sucede así con la libertad de expresión del cubano de a pie.
    Espero que hayas podido conocer algo más que Artemisa, unos Km de Pinar del Río y de La Habana y que hayas tenido como guía a gente cubana común y corriente porque lo único que te han enseñado ha sido la otra cara que el gobierno quiere mostrar al mundo, es cansino efectivamente, pero fíjate que aún hay personas como vuestra asociación que cree en utopías que alguna vez fueron sueños de todo un pueblo que puso sus esperanzas en unos que terminaron traicionando el sueño de Céspedes y de Martí.
    Me pregunto ahora, como siempre que se hace una donación en Cuba ¿a dónde habrán ido a parar vuestras donaciones? es algo que desconoce todo el mundo aunque alguien una vez me contó que muchas medicinas que donaban a Cuba las terminaban vendiendo en las farmacias de divisas, muy triste, pero habría que comprobarlo primero para sacar juicio de esto. Ojalá y haya sido Erasmo una de las personas que te hayan enseñado algo de la Habana. Un saludo.

  • el 20 agosto, 2012 a las 8:01 am
    Permalink

    Todos los extremos son malos, y aqui se vive en un extremo extremista .. :) Como dice la cancion de Arjona “Puente”, esto no hay quien lo entienda, nosotros no lo entendemos, va a entenderlo un espannol que llego ayer. jejeje confuso no, loco vas a terminar si te le metes muy adentro al tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *