Parece pero no es

Osmel Ramírez Álvarez

Talia Gonzalez del programa "Lo que Cuba dice"
Talia Gonzalez del programa “Cuba Dice”

HAVANA TIMES — Una vez por semana Granma, el periódico más importante del país, publica en dos páginas las cartas de lectores que se quejan de problemas cotidianos. En el mismo sitio, la redacción da su opinión y el organismo estatal implicado tramita la respuesta.

En el Noticiero Estelar de la televisión, de vez en cuando, Talía González y otros periodistas hacen un espacio de crítica social llamado Cuba Dice. Junto a las críticas se exponen siempre datos ponderativos de la obra de la Revolución en ese sector y se trata de culpar del mal funcionamiento a las personas, no al sistema.

Se han abierto espacios radiales y televisivos en las provincias y municipios en los que el pueblo critica y los dirigentes justifican. Los humoristas ya pueden hacer sus chistes con crítica social y los músicos difunden con cierta libertad canciones que podrían considerarse como de protesta al sistema o a la situación que vive el país.

Antes, por cualquier desliz, te desaparecían de la escena y recibías el castigo apropiado, ahora no. Buena fe, un dueto exitoso, ha triunfado con temas picantes, de crítica aguda, y son hasta invitados a actos oficiales. Nelson Gudín y Luis Silva, destacados humoristas, hacen lo mismo y no han perdido sus espacios televisivos.

A cada rato salen a la calle parodias hechas en casa, criticando temas sensibles como las misiones de los médicos y el salario; ¡y todo el mundo lo puede ver por el famoso “paquete semanal”! Cada vez más se escucha a la gente hablar en la calle sin tanto miedo. Unos abiertamente y otros todavía bajando la voz cuando la opinión es más comprometedora.

Podemos entonces llegar a una conclusión: en Cuba ya se puede criticar.

Foto: Juan Suárez
Foto: Juan Suárez

Fidel, el líder supremo, era más drástico con la “batalla ideológica” y no creía en la diversidad de criterio, sino en la misión de los revolucionarios de convencer a todos, “hombre a hombre”, de su verdad. Según sus propias palabras, imitaba en esto a la Iglesia, porque así había sobrevivido dos milenios.

Raúl, no sé si por pensar diferente o forzado por una realidad distinta, ha sido más tolerante. Ha mandado abiertamente a que la gente opine y a que el Estado no se meta en las relaciones entre las personas. Sea por agudeza intelectual o por casualidad, lo cierto es que descubrió que “la crítica” no era tan peligrosa como su hermano pensaba.

Lo importante para mantener el statu quo no es lo que el pueblo diga, sino lo que se atreva a “hacer”. El control social es tan efectivo que paraliza a los inconformes, aun siendo mayoría. El resultado: mucha gente atreviéndose a criticar, pero pocos a hacer.

Es cierto que hay una oposición: la disidencia interna y las organizaciones de exiliados. Pero casi nadie los conoce. El monopolio mediático del Estado y la censura política del sistema impiden que divulguen sus ideas y proyectos dentro del país. Pero existen vías alternativas y prácticamente no se utilizan.

Como el financiamiento y la divulgación vienen de afuera, dirigen su propaganda más hacia el público exterior que hacia adentro. Terminan también enfocando sus programas políticos de igual forma. De esta manera no es difícil que el Gobierno los tilde de mercenarios y que la gente termine creyéndoles.

Voces diferentes se abren paso, pero el peso del enfoque exterior es dominante, incluso para los más decididos. Una política seria y viable en Cuba debe apoyarse en el exterior, claro está, pero ha de ser fiel a lo que la mayoría desea y necesita. Descifrarlo lleva estudio, análisis y altruismo.

Bread and cookie seller.
Bread and cookie seller.  Foto: Juan Suárez

El cubano actual, (el prototipo), no quiere meterse en política. Lo ve infructuoso. Unos por miedo, otros por conveniencia y la mayoría por individualismo y falta de sentido cívico. Quieren emigrar o levantar un negocito aquí mismo o acomodarse con el Estado y “chupar un poco de la teta” mientras dure. Te lo dicen sin reparo: “Vivir lo mío, porque esto no lo arregla nadie”.

Pero hay una realidad superior: criticar no basta, necesitamos hacer, para poder cambiar.

En nuestro pueblo hay que sembrar civismo y confianza en sí mismo. Creer que esta cuasi-apertura a la libertad de opinión es el inicio de un pronto respeto por parte del Gobierno a ese derecho humano elemental, es de tontos. Son señuelos para distraer a los más entusiastas mientras tratan de recobrar fuerzas. Aspiran a “apretar la tuerca” nuevamente, como se dice en buen cubano.

Se critica, se critica y se critica. ¡Hasta Raúl critica! –Pero poco o nada se hace por una solución a nuestros problemas, que ha de partir de la necesidad de transformar nuestro sistema hacia una democracia.

Sí, parece que hay un buen plan para sacar el país adelante; parece que hay más libertad para opinar; parece que podremos llegar a tener voz. Sí, muchos parece…: sin embargo yo pienso que parece, pero no es.

14 comentarios sobre “Parece pero no es

  • Es vox populis que Talia de Çuba Dice es la primera dama, en buen cubano la mujer de Raúl Castro con hijo y todo, entonces parece imposible que vaya ir a la verdadera causa de la inoperatividad del sistema socio político económico en Cuba. Y la conclusión de que en Cuba ha se puede criticar es un chiste de mal gusto y lo digo porque ni siquiera veo una sola crítica al vaso de leche que el general presidente prometió y aún no cumple.

    Respuesta
    • no tiene mal gusto….

      Respuesta
      • Pues ni pasando tres meses en la carcel de mujeres me dejo aplastar por RC

        Respuesta
        • Gusan@, me ha rematado de la risa. Yo, aunque más nunca la vea pasar, tampoco, jajajaaa!!!!!

          Respuesta
    • Bobo, primero me cuesta trabajo llamarte así, aquí donde vivo ese epíteto es muy despectivo, aunque me gusta la analogía con el famoso cómic. Créeme que lo que sucede ahora es gran cosa en materia de poder criticar, tú vivías aquí y lo sabes bien. Mi reflexión está en creer o no que sea el preámbulo de una apertura real de respeto a ese derecho humano elemental, la libertad de expresión. Esta gente está atascada en el canje de derechos: para garantizar algunos (salud, educación) debemos renunciar a otros, muy básicos (derechos políticos, libertad de expresión). Es una locura y la defienden con ahínco. Me cuesta trabajo creer que alguien haga semejante cosa por el bien, por fe ciega. Soy muy respetuoso, pero me parece cinismo.
      La felicidad radica esencialmente en una sabia aceptación de la realidad.

      Respuesta
  • Osmel te corrijo un tantico.Las críticas que salen con la primera dama en “Cuba dice”, siempre se analiza las puntas de la ramas y el bosque queda intacto. Lo mismo pasa con las cartas de granma. Atropella el estado y los funcionarios a veces se disculpan, pero nadie asume la responsabilidad por los atropellos a los servicios y lo que sufren los ciudadanos: “fue un pequeño error” y así está todo el país que marcha como un gran error.
    Por otra parte, estando dentro de Cuba no te enteras de todos los programas, campañas y acciones civiles y comunitarias que están haciendo los opositores de todo el espectro político contemporáneo. Desde comedores para los más vulnerables, hasta doblar el lomo y construir el techo las paredes de las personas más vulnerables, también una enseñanza cívica de los derechos que nos corresponden, además de existir propuestas muy concretas en todos los planos de la realidad para sacar al país de la crisis generalizada. Si se conoce más afuera no es porque los opositores lo prefieran es lo contrario: por la desinformación de los medios oficiales es que personas tan lúcidas como tú, tampoco se enteran. Si de algo te enteras es por la información negativa y tergiversada de los medios oficiales. Ojalá el financiamiento viniera del Estado cubano, pero como esos hombres y mujeres se les margina económica y políticamente y jurídicamente están también tan desamparados como el resto de la población, el gobierno se ensaña en reprimirlos con arrestos violentos golpizas, largas penas también que existen, vandalizar las casas y confiscar los pocos recursos sea comida para los comedores, o juguetes para los niños además de todos los recursos para organizarse como grupos civiles. De eso no se entera más que los activistas y allegados por el monopolio de la desinformación nacional.

    Respuesta
    • Marlene, coincidimos en todo lo que comentas. Cuando digo que atribuyen a las personas y no al sistema las razones de los problemas que describen, es lo mismo que tu metáfora. Dicho sea de paso, me gustó. Sobre la oposición, creo lo mismo y estoy consciente de que padezco tanta desinformación como la mayoría aquí dentro. Pero reitero, no es imposible más divulgación alternativa dentro del país y con quien más hay que trabajar es con el pueblo (70% en Cuba). Hallo lógico lo del financiamiento y la cobertura externa, solo creo que se puede hacer más por ir a la base.

      Respuesta
  • Osmel,no creo estas muy despistado,sigue profundizando,vas bien.Solo te dire,para que medites, algo:

    -El estado es el que debe crear el marco legal,apoyado en derechos y leyes para que el pueblo se informe,se agrupe, opine y vote.Mientras que reprima a las opinions ajenas,el pueblo callara,pues que puede hacer?

    -Ante una politica de estado y unas reglas asi,basadas en el control y repression a quien le interesara la politica?
    La politica en un pais democratico tiene que ver con las bases,con lo local,pero sin poder elegir sin poder resolver…a quien le importara.Nunca olvides que en los EEUU,por ejemplo, la camara de representantes es el pendulo del Poder…y su president,el Speaker of the house,el trecero en la sucesion.La politica en Cuba la hacen tres o cuatro personas…inamovibles…para que politica???

    Respuesta
  • Osmel, es muy cierto que ha habido una transformación cualitativo-cuantitativa en el nivel de crítica social y política en Cuba. Ignorarlo sería de ciegos y peores sordos. Lo he atestiguado en múltiples ocasiones en los últimos meses. Lo he apreciado desde las colas y los comentarios de vecinos y amigos en los barrios, hasta en los espectáculos humorísticos, los blogs, las tertulias de entidades oficiosas o paragubernamentales, e incluso en las publicaciones y medios oficiales. Ejemplo de esto último es el reconocimiento que han hecho analistas de izquierda, en la Mesa Redonda y en el Noticiero de TV – por poner dos ejemplos -, sobre lo improcedente de promover procesos socio-políticos en América Latina que descansen sobre los hombros de líderes carismáticos, que al ausentarse por equis motivo, dejan la escena libre al descarrilamiento de sus programas de gobierno. Otro tanto ocurrió cuando la TV cubana transmitió íntegra la riposta de Henry Ramos Allup a Nicolás Maduro en la Asamblea Nacional de Venezuela, por medio del segmento dedicado a Telesur. Años atrás, este espacio se habría quedado en la arenga oficlal en exclusiva.

    Y todo esto no tiene que ver – no ahora mismo al menos- con el eterno binarismo cubano que se dilucida dentro del dueto oficialismo-oposición. El Gobierno debe entender – y creo que va entendiendo – que la diversidad de opiniones, e incluso las demandas y hasta las protestas, no tienen que ser necesariamente una extensión de la admitida y consabida labor del enemigo por socavar la independencia del país, como tampoco creo que los analistas deben ceñirse a elevar las tareas de la oposición como lo más representativo de la actual sociedad cubana. Lo que decide el rumbo del país al final del día es la capacidad ciudadana del modo más general para asumir conciencia en una dirección u otra.

    El ambiente ha cambiado y es lógico que así sea, porque muy diferentes son hoy las condiciones de todo tipo en la Isla comparadas con las predominantes hace cuatro lustros. Y nadie dude que como sociedad todavía vamos por más.

    Respuesta
    • Isidro mientras no se instalen en el país los mecanismos democráticos de libertad de expresión y prensa, el gobierno no se sentirá obligado a dar respuesta sobre sus fallidas políticas públicas. Mientras que el parlamento y la masa e militantes del partido sólo sean decorativos y no puedan incidir en las políticas públicas, seguiremos en las mismas. El hecho que se escuchen más voces disonantes, no en la prensa oficial, no significa nada.Ninguna de esas voces inciden en algo en el curso de los acontecimientos. Sólo expresan el malestar general. Pero ese malestar general hace más de 25 años que los tenemos y no mejora sino que aumenta. Las políticas públicas no responden a los intereses de los ciudadanos y el gobierno es el sordo perpetuo y el ciego perpetuo que nos propone cada nuevo quinquenio medidas cosméticas e incumplimientos del 79% de los incumplimientos y no se hace responsable.

      Respuesta
    • Como hablar de mejoras en la libertad de expresión cuando más gente se queja de los problemas acumulados y la incapacidad del gobierno para resolverlos. No hay mejora porque siguen reprimiendo y encarcelando periodistas, sindicalistas y activistas políticos que tratan de criticar y mostrar los problemas del país que son bien evidentes. Hasta el mismo Kerry – Obama que tienen una tolerancia ilimitada para hacer las paces con Cuba han tenido que reconocer que prisioneros políticos perdonados y liberados los han vuelto a encarcelar. Las anécdotas de permisibilidad ante las visitas de Papas y Obamas no valen si no existen garantías de derechos expresadas en la Constitución y las leyes.

      Es por eso que la oposición con justa razon exige ratificar e implementar los pactos de la ONU firmados por el defenestrado canciller Perez Roque.

      Respuesta
      • Marlén y Bobo:

        Una vez más: Aquí no estoy diciendo cómo deberían ser las cosas, sino cómo las acabo de ver allí en Cuba. Dense una vuelta por la tierra y contrasten sus propias experiencias con las mías. Va y así llegamos a algún lugar..

        Respuesta
  • Solo soy un trabajador y desde mi óptica,no es posible tener una opinion contraria al gobierno porque te íildan de contrarevolucionrio,por lo que solo nos pasamos la vida criticando sin poder dar solucion a nada y esto ocurre en todas las esferas de la sociedad,sabemos que esto esta mal y a quien me dirijo,por eso la crítica en estos momentos esta en manos de los artistas;imaginate que el grupo buena fe sea reprimido por el estado,esto no se vería bien ante el mundo por lo que se van a cuidar de actos de ese tipo y por otro lado un pueblo cansado lo que busca es tranquilidad y mejoras económicas sin violencia policial ,sin muertes porque no nos hace falta y los que estan por fuera y dentro que se titulan como personas que quieren cambiar el pais deben de pensar en evitar estos fenómenos que dañanrían a un pueblo que como le dije no quiere guerra, que todos apliquen el concepto de revolucion los del gobierno y los que no lo son.Que cambiado lo que tenga que cambiarse es una de las frases que contiene el concepto y no fue Raul quien lo mencionó,fue Fidel el que la nombro muchas veces,sucede que revolución puede ser lo que esta sucediendo con la informática,con la aviación y otros muchos ejemplos en las ciecias,creer en cambios es lo que aspiramos y esperamos en el pais con las nuevas relaciones que estan por venir y eso creo no es posible detenerlo,ni esconder la necesidad de una nueva política interior y exterior aunque los medios no lo reflejen .

    Respuesta
  • Yo pienso que la política fue, es y será una reverenda m…., meretriz al servicio de grupos de poder, lo misno en Cuba, en USA que en Burundi. Osmel, tu te has puesto a analizar que opciones políticas tiene el cubano?; si bien la del gobierno actual está caducada, desfasada en tiempo y espacio (por más que traten de reinventarla), las opciones que ofrecen los diferentes grupos opositores (tal vez salvo alguna honrosa excepción) no son mejores, todos puestos para la “cogioca” y la repartidera de cargos. El cubano de a pie (en un elevado porciento) ha pasado tantas necesidades durante tantos años, amén de ser engañado y manipulado, que ya no confía en nada ni nadie, cada vez situa más por delante de todo el posible bienestar suyo y de su familia (gracias a Dios), sin confiar en los gobernantes que tenemos ni en los que vendrán, es por eso que emigra (no para desde “afuera” desgañitarse reclamando y aupando a los grupos del exilio, sino para vivir, dar un futuro a su familia y ayudar a los que se quedaron en Cuba), los que se quedan (por cualquier razón) intentan sobrevivir y cualquier estrategia es válida para llevar un plato de comida a la mesa cada dia.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Abandonado, Vega Alta, Puerto Rico. Por Bronya Clyde (Puerto Rico). Cámera: Cell phone Motorola 4G

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com