Pacotilla y el valor que se da

Mercedes Gonzalez Amade

Foto: Caridad

HAVANA TIMES — A casi todo el mundo le gusta seguir la moda; esta cambia constantemente y recicla estilos de otras épocas o implanta nuevas maneras de vestir, por lo que es diversa, resulta fácil atrapar a gente de disímiles gustos.

Nosotros en Cuba no quedamos ajenos a este vaivén de lo que se usa y lo que no. Incluso a veces hasta se llega a valorar a las personas no solo por sus sentimientos y cualidades sino por cómo viste.

Les explico, tengo 37 años, me siento joven y me gusta estar a la moda, hay cosas que por mi poder adquisitivo no puedo comprar, pero me siento bien conmigo misma y creo que no visto mal. Lo que no me gusta  es que este fenómeno de la moda se haya hecho un estilo de vida y que la sociedad  cada vez más se haga eco de esta frivolidad que convierte la vida de padres de jóvenes y adolescentes en una odisea.

Como madre intento transmitirle a mi hijo valores como el respeto, el amor, la ayuda desinteresada al prójimo, ya sean personas mayores u otras que lo necesiten. Algunos niños y adolescentes de mi barrio me dicen que eso no se usa como si se tratara de una moda y no de educación.

Estos mismos muchachos me cuentan que solo se relacionan (y piensan seguir así en el futuro) con personas que vistan igual que ellos o con ropas más caras de las que ellos usan; es decir, que lo importante no es la persona sino cuánto cuesta lo que lleva puesto.

Tal vez el 50% de los padres de este país puedan gastarse 100 dólares en un par de zapatos para su hijo, pero si junto a eso no le enseña a ser una persona de bien, a respetar, a valorar a la gente independientemente de su nivel adquisitivo, lo que le está inculcando es que lo material es más importante que los valores humanos.

La ropa se rompe y se desecha, los valores prevalecen y engrandecen a la persona.

Conozco mucha gente que vive una vida de pacotilla, están con su pareja  por lo que les pueda dar económicamente, sin amor. Se acercan a las amistades con el mismo objetivo, no median sentimientos ni principios; son personas vacías y sin escrúpulos.

No podemos ayudar a que esto crezca, la pacotilla no puede ser tan valorada, los padres debemos contribuir a que esto no siga proliferando.



Mercedes González

Mercedes González Amade: tengo 38 años y soy discapacitada. Sobre muletas o en silla de ruedas lucho a diario en esta vida. Tengo un niño de 12 años que es mi inspiración principal y por el que lucho a brazo partido. Ocupo un cargo en la institución gubernamental que atiende a los discapacitados de mi municipio y en las tardes practico Tenis de Campo bien lejos del lugar donde vivo. Mi intención con Havana Times es contribuir a contagiar el deseo de vivir y de hacerlo dignamente, sobre todo en personas con dificultades físicas y motoras.

Mercedes González has 32 posts and counting. See all posts by Mercedes González

2 thoughts on “Pacotilla y el valor que se da

  • Cuanta razón tienes. Ese problema es común a casi todos los países y tampoco es nuevo, solo que la pacotilla que se desea varía acorde al pais, pero igual afecta los valores como ser humano

  • De acuerdo contigo 100%, creo que el entorno familiar tiene gran parte de la culpa, !ah, disculpa! es que las familias en Cuba son casi todas disfuncionales y los jóvenes nos formamos un 90% a partir de lo que la calle nos enseña.
    saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.