Oportunismo o extremismo barato

Alberto N. Jones

Alberto N. Jones
Alberto N. Jones

HAVANA TIMES — El 26 de septiembre pasado, Elio Delgado Legón publicó un artículo corrosivo bajo el ilustrativo título de Periodismo de terror con relación a Cuba.  Él  es la misma persona que lanzó un ataque relámpago, virulento y traicionero en contra de un post escrito por mí, La persistencia del racismo en Cuba, un tema del cual no conoce, no le interesa y de manera selectiva él es ciego y sordo.

Tratando de aplicar la vieja y gastada táctica de ignorar el mensaje y matar al mensajero, Elio ejemplifica el viejo axioma español, que es más fácil coger a un mentiroso que a un cojo.  Nada tengo que ocultar o de qué avergonzarme, mucho menos que requiera me cubra con la bandera cubana o me esconda detrás del número de amigos blancos que tengo.  Otros quizás tengan que recurrir a eso.

Elio se arrogó el derecho de lanzar una andanada de acusaciones denigrantes en contra de ellos (yo) en un artículo incendiario titulado Siguen con el tema del racismo en Cuba.   Él enfiló sus cañones de alto calibre, mentiras, amenazas y milagrosamente no me calificó de operativo de la CIA o miembro de cualquier organización anti-cubana.

La historia de mi vida me impide temer a Elio o a sus secuaces.  Como un joven empleado de la Base naval de Guantánamo en los años 50, recolectamos calzado militares usados, abrigos y dinero para los combatientes de la Sierra Maestra.  Renuncié a mi empleo el día 22 de octubre de 1962, al inicio de la Crisis de Octubre.

Me incorporé a los estudios de Medicina Veterinaria en La Habana, recibí un curso de Epizootiología sobre enfermedades exóticas, en la República Democrática Alemana y regresé a tiempo  a Cuba para establecer la primera barrera sanitaria en contra de un ataque de bio-terrorismo.

Como director y patólogo del laboratorio de diagnósticos veterinarios de la provincia de Oriente, cuya responsabilidad abarcaba la ¼ parte del territorio nacional, pude diagnosticar 5 entidades que no se sabía existían en Oriente y 2 que no existían en el país.  Fui elegido presidente del Consejo Científico Veterinario de Oriente e instructor de Patología de la Universidad de Oriente por un mismo salario.

Por oponerme a la incipiente corrupción y desvío de los recursos del Estado, fui acusado falsamente y enviado a prisión por 8 años de privación de libertad.  Indultado al cabo de 4 y medio, trate en vano de esclarecer mi nombre y moral, y cuando los funcionarios legales y políticos del más alto nivel no pudieron sostener la espuria acusación ni fueron capaces de disculparse por el grosero error, decidí emigrar hacia los Estados Unidos a través del Mariel en 1980.

En Nueva York organizamos vigilias y marchas en contra del Apartheid frente a las Naciones Unidas, recolectamos dinero, medicinas, suministros médicos y escolares para el Congreso Nacional Africano, Namibia y Zimbabue y sus delegados ante las Naciones Unidas catalogados de terroristas, ellos encontraron respiro y solidaridad en mi casa.

A partir de 1984 hasta hoy, hemos enviado cientos de toneladas de medicina, suministros médicos, material escolar, de cultura y deportes y medios de movilidad para impedidos físicos, recursos medioambientales, ómnibus, camiones y conducidas numerosas delegaciones de afroamericanos y caribeños a Cuba.

Imágen del oriente cubano.
Imágen del oriente cubano.

Me encuentro entre las primeras personas en los Estados Unidos quienes desde los año 1990, han denunciado los intentos del gobierno de los Estados Unidos por dividir a los cubanos en grupos raciales y promover una guerra fratricida en Cuba, mediante artículos periodísticos, visitas al Caucus Negro del Congreso de los Estados Unidos, Transafrica, NAACP, Universidades y alcaldías en la Florida, California, Pennsylvania y Carolina del Norte.

Hoy cuando es mas fácil, miles de personas visitan a Sudáfrica, Namibia y Angola para sacarse fotos como muestra de su solidaridad y otros como Elio tratan de amenazar a cualquiera que tenga una opinión distinta a la de él, debido a su falta de conocimiento sobre las críticas y delicadas relaciones raciales en Cuba.  El amor a Cuba se demuestra resaltando y denunciando sus errores, no cubriéndolo o enmascarándolo con mentiras.

Por respeto a este blog y a sus lectores, concluyo este capítulo repugnante con la inclusión de una nota del Congreso Nacional Africano.

thanks-from-the-anc

 

15 thoughts on “Oportunismo o extremismo barato

  • En el 8vo. Anniversario de HT, quisiera expresar mi gratitud al editor, los escritores contribuyentes, lectores y a los comentarios que han llevado este blog desde su infancia hasta la adultez.

    La vision y la linea editorial del editor, ha puesto en nuestras manos un mecanismo para expresar nuestras ideas sin coaccion o temor. Si respondi acoloradamente a un articulo que entiendo fue lesivo a mi persona, pido disculpas a todo el que haya podido ofender.

    Queda por delante el compromise de cada uno de nosotros por hacer un HT mejor, mas diverso y profundo. Tratemos de ver el mundo, -con o sin criticas- de una manera mas constructiva, positiva y menos negativismos para nosotros y las generaciones venideras.

    Gracias a todos por aceptarme y por leer mis articulos sin formacion profesional. Gracias a todos por sus articulos y temas variados que han llenado un vacio importante en nuestras vidas. Adelante!

  • Saludos, Alberto y todo mi reconocimiento a su espíritu solidario con nuestro país. Solo quisiera enfatizar que circunscribir nuestros desacuerdos a rencillas a nivel personal no suelen ayudar en el diálogo que tanto se precisa entre cubanos hoy.

  • Señor Jones, kudos a la labor que Ud se ha dado para ayudar al pueblo de a pie, encomiable su postura.

    “El que no tenga el valor de sacrificarse, por lo menos debe tener el pudor de callarse frente a los que se sacrifican”, porque “Cuando hay muchos hombres sin decoro hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres, esos son los que se rebelan contra los que roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana”. dijo el Maestro.

  • Bueno señor Amilcar, por una cuestión de respeto creo que se deba señalar la insinuación que hace Elio de que el que opine de la forma en que opina Alberto Jones es porque está “seriamente comprometido con la política del imperialismo hacia Cuba”, entre otra de las barbaridades, Elio ha dicho que el que se “oponga a una revolución como la nuestra estaba lejos de la realidad y es un contrarrevolucionario”, ¿será prudente que Ud se adhiera a los pronunciamientos de Elio?, de defender a un revolucionario que admita la canallada -por admisión propia- de caerle a tiros a cuanto vehículo civil pasara por la carretera incluyendo a una ambulancia, y que después lo justifique diciendo que era sólo sabotaje?, ¿es eso encomiable dentro de los cánones revolucionaros y aun peor describirlo como una persona sensible y humana?, porque ni siquiera valiente fué, porque en todas sus historietas los únicos tiros que tiró fueron esos, a los civiles inocentes. No señor Amilcar, a quien debe jalarle las orejas es a Elio en vez de defenderlo, porque le perjudica a su imagen. Saludos.

  • Señor Amilcar, no se duda de la sensibilidad de su amigo, ni de que tenga opiniones diferentes a las de la mayoría de los ( y las ) comentaristas que aqui confluyen, el que le publiquen aqui sus artículos ya reafirma que Havana Times es abierto y democrático (lástima no poder decir lo mismo de los medios oficiales cubanos); ahora bien, eso no quiere decir que sencillamente nos vayamos a ¨tragar¨ todo cuanto escribe su estimado, Casi la totalidad de nosotros tenemos libre y completo acceso a internet, leemos artículos y vemos videos de las más diversas fuentes lo que posibilita, como usted comprenderá, poder formarnos opiniones y realizar análisis sobre cualquier tema( que no es el caso de nuestros compatriotas en la isla), al margen de la posición política de cada cual. Elio escribe cosas (y está en su derecho hacerlo y creérselas, al igual que usted) que ni los mismos dirigentes y decisores que él apoya se las creen, porque pertenecen a un pasado utópico, en el cual él sigue anclado; siempre he tenido una curiosidad, por qué el señor Elio practicamente nunca responde a los comentarios, cuando lo emplazan por ejemplo a dar su opinión de los viajes de Tony Castro, o del glamour del desfile de Chanel al que asistió practicmante toda la alta élite?

  • mis respetos para usted Alberto N. Jones.

  • Sr. Amilcar, con todo el respeto que ustede merece y que merece su amigo Elio. Usted habla de la sensibilidad y humanidad de su amigo pero olvida que El mismo ha reconocido como aterrorizaron a la poblacion civil con el objetivo de lograr sus proposito en la guerra contra Batista, so, revise por favor los conceptos de sensibilidad y humanismo y compare si existe concordancia con la actitud de su amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *