Ocho Puntos sobre el Partido Único en Cuba

Por Samuel Farber*

HAVANA TIMES — Conforme a una de las críticas a mi artículo “El partido único es el obstáculo principal”,  publicado en Havana Times el 10 de noviembre del 2012, los sistemas multipardistas no sirven por que son invariablemente corruptos y porque inevitablemente producen la cínica politiquería que caracterizó la Cuba pre-revolucionaria y los sistemas electorales de los países capitalistas.

Aunque este argumento expresa una preocupación legítima que comparto, ignora algunas cuestiones importantes que, cuando se toman en cuenta, llevan a una conclusión diferente. Entre estas cuestiones quisiera enfatizar las siguientes:

I) Los sistemas multipartidistas no tienen el monopolio de la corrupción política; lejos de eliminar la corrupción, los estados unipartidistas frecuentemente la han expandido y agravado. Por añadidura, estos estados impiden que la corrupción sea expuesta a la luz pública valiéndose de una falta sistemática de transparencia y una censura extensa.

II) El monopolio constitucional y legal del Partido Comunista Cubano (PCC) y de sus bandas de transmisión organizacionales, como la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Confederación de Trabajadores Cubanos (CTC), lo pone en vigor el estado cubano a través de medidas políticas, administrativas y policíacas que violan derechos fundamentales democráticos como los de libre expresión y asociación.

Aparte de cualquier otra consideración, esa es en sí la razón que justifica la oposición a ese monopolio, independientemente de la opinión que cualquier persona pueda tener sobre el papel que los partidos puedan desempeñar en la sociedad socialista.

III) Una vez que la demanda de ponerle fin al monopolio legal y político del PCC y sus “organizaciones de masas” se vuelva una realidad, va a surgir una plétora de organizaciones políticas, no necesariamente motivadas por ideologías políticas específicas, sino porque reflejan las diferentes fuerzas sociales con sus puntos de vista divergentes y muchas veces en conflicto entre sí dentro de la “realmente existente” sociedad cubana.

Esta es una de las razones fundamentales por la que la demanda para abolir el estado unipartidista es democrática. Muchos grupos querrán organizarse políticamente para obtener a través del poder político a nivel nacional lo que ha sido muy difícil lograr a nivel social y local. Esta es la esencia y la razón de ser de un partido político.

IV) La corrupción y la politiquería no son un producto de la multiplicidad de partidos políticos, sino de los sistemas políticos dentro de los cuales esos partidos existen. Aunque este no es el lugar para examinar este punto con profundidad, es claro que las sociedades capitalistas democráticas dependen de la apatía y falta de involucramiento de las mayorías populares para asegurar la “estabilidad” política y el funcionamiento “normal” de sus sistemas económicos.

Dada la ausencia de una supervisión popular y activa, los sistemas electorales y políticos de esas sociedades estimulan la corrupción de una manera sistemática, que puede abarcar, desde el robo desvergonzado de fondos públicos, hasta modalidades más sutiles como las relaciones estrechas y corruptas entre los políticos, sus principales contribuyentes a las campañas electorales y los cabilderos (lobbyists.)

Estas formas de corrupción son parte esencial de las políticas plutocráticas que prevalecen en los Estados Unidos y en muchos países latinoamericanos.

V) Una república democrática socialista basada principalmente en los centros de trabajo, que por su propia naturaleza tienden a ser colectividades reales, promovería mucho más discusión y debate que una ciudadanía individualizada y aislada, ligada al sistema político, principalmente, a través de los medios masivos de comunicación.

La renovación periódica y el derecho de revocar mandatos de forma inmediata a los que resulten electos para representar a la gente en organismos representativos superiores, y la apertura de los medios masivos de comunicación a todas las tendencias políticas dispuestas a utilizar medios pacíficos para resolver conflictos políticos, aumentaría de manera  dramática la participación y el control democrático así como la transparencia de los procesos políticos.

VI) Por definición, una república auténticamente socialista está basada en la emancipación de todos los grupos explotados y oprimidos pero, en contraste con el dogma estalinista, esto no significa que va a desaparecer todo el conflicto socio-económico y político y que no van a haber diferentes puntos de vista entre la población.

Las organizaciones políticas y partidos son los vehículos a través de los cuales la gente puede organizarse para luchar por sus intereses y puntos de vista, especialmente en el caso de los grupos raciales y de género que fueron particularmente oprimidos durante el régimen unipartidista.

Los partidos políticos también pueden funcionar como los vehículos indispensables para agregar y sistematizar las metas y demandas formulando así programas alternativos internamente coherentes, que de esa manera hacen posible que la mayoría del pueblo tenga opciones significativas para el país como un todo.

Se trata entonces de presentar proposiciones macrosociales. Por ejemplo, algunos partidos apoyarán una reducción más radical de la producción por razones ecológicas, mientras que otros partidos argumentarán que países más pobres como Cuba no pueden ir tan lejos debido a la necesidad imperativa de aumentar considerablemente el nivel de vida de la población.

Estos son los tipos de opciones que cualquier sociedad regida por la auto-gestión probablemente tendría que confrontar y decidir democráticamente.

VII) La probabilidad de crear dicha república será directamente proporcional al peso que tenga el movimiento del pueblo trabajador en la transición futura del presente estado unipartidista. Ausente tal movimiento, otras fuerzas, organizadas y posiblemente aliadas al imperialismo norteamericano, prevalecerán y establecerán un sistema socio-político y económico conveniente para sus intereses.

Es por este motivo que la cuestión de la auto organización es tan crucial. También es muy importante reiterar que cualquier nexo político, y más aún financiero, con los Estados Unidos, no solamente socava la soberanía nacional sino que le hace el juego al régimen existente.[i]

VIII) Aunque una república socialista no sea una posibilidad después de la desaparición del presente sistema político, es importante que un movimiento obrero y popular formule sus demandas, no solo para maximizar la presión desde abajo, sino también para forzar al poder a responder y minimizar así la corrupción y la politiquería. Esa es una idea general que sería necesario aplicar a situaciones concretas.

Por ejemplo, en vez de promover la elección inmediata de candidatos a puestos políticos, podría proponerse primero elecciones para una Asamblea Constituyente. Ese tipo de elecciones le daría más peso a cuestiones substantivas que a las personalidades de los candidatos, incluyendo naturalmente la cuestión fundamental de como organizar la sociedad, la economía y la vida política de la nueva Cuba.

También sería una excelente oportunidad para abogar y agitar por las ideas e instituciones que responden a los intereses populares, como la auto-gestión y la democracia económica y política.

Para evitar que los intereses del dinero, especialmente desde el exterior, dominen el proceso político, esas campañas pudieran ser exclusivamente financiadas con recursos domésticos de tipo público, distribuidos equitativamente entre todas las corrientes políticas en la Isla.

Basado en consideraciones fundamentales del derecho a la auto-determinación nacional y de igualdad de acceso político, habría que prohibir el uso de recursos provistos por los Estados Unidos o cualquier otra fuente extranjera, incluyendo aquellos donados por ONGs a asociaciones políticas en el país.

Samuel Farber nació y se crió en Cuba y ha escrito numerosos libros y artículos sobre dicho país. Su libro más reciente es Cuba Since the Revolution of 1959. A Critical Assessment publicado por Haymarket Books en el 2011.

 


[i] Dado que el presente estado cubano no es democrático y monopoliza los medios de comunicación, es necesario oponerse al enjuiciamiento criminal de aquellos grupos que reciben ayuda norteamericana para la diseminación pacífica de sus puntos de vista. Sin embargo, estos grupos deben ser públicamente criticados por su política Plattista por aquellos que abogan por una transición democrática, socialista e independiente.


12 thoughts on “Ocho Puntos sobre el Partido Único en Cuba

  • el 16 diciembre, 2012 a las 8:26 pm
    Permalink

    Gabriel, como me ha gustado el resumen de tu comentario, enel multipartidismo hay menos que lo que se aparenta, en el monopartidista (Cuba) hay mas de la que se ve. No hay necesidad de visitar Miramar, Siboney, Cubanacan, Nuevo Vedado, todos sabemos quienes vivian alli, y quienes viven hoy, es que acaso habra que llegar a la conclusion de que todo ha sido un “quitate tu, para ponerme yo”.

  • el 15 diciembre, 2012 a las 1:15 pm
    Permalink

    Estimado Paco, insisto en la pregunta ¿por que los partidos politicos son los garantes de la democracia? ¿acaso son ellos los unicos autorizados en una sociedad para proponer? En los sindicatos, en las asociaciones, en los barrios, en las comunidades, en los centros estudiantiles, en las empresas organizadas hay muchos mas ciudadanos participando que en mucho partidos politicos que se crean de un dia para otro para participar en las elecciones. ¿Por que una persona muchas veces desconocida, que lo designa un partido politico para que sea votado por el pueblo, una vez que llega a la presidencia tiene grandes poderes para administrar los recursos que se genera en el pais y decidir los destinos de una nacion y todos los sueños de su poblacion?

    Solo un ejemplo: La mayoria de los jefes de estado puede llevar a su pais a una guerra a veces destructiva del pais, sin consultar al pueblo que es quien pone los muertos. Ese tipo de decisiones las hemos vivido en sistemas monarquicos, pluripartidistas y monopartidistas ¿que tiene que ver la democracia real con esa forma de gobernar que nos han impuesto?

  • el 15 diciembre, 2012 a las 9:06 am
    Permalink

    quier comprobar si hay corrupcion en cuba?? compruebe en la aduana cuando llega y le dicen que esta pasdo de peso en sus bultos,alqile un turitaxi,recorra el pais,ofrezca 5 chavitos extras en cada lugar que reciba un servicio y vera como le hechan mas gasolina,le eliminan las multas,le aceleran cualquier papel,no hace las colas,…Con un poco mas le llevan langosta(solo para exportacion) compra carne de res y gasolina en la calle robada a las empresas y organismo.Pese de nuevo cada producto que compra y compruebe el robo..etc etc y le hablo de la gente de a pie..es la corrupcion un monopolio pluiripartidista?.pero todavi en Cuba hay menos corrupcion que en buena parte de latinoamerica incluyendo venezuela uno de los mas corruptos del mundo..quieren datos..miren lo que publica transoparecia internaciona(alemana).Consulte la lista de transparecia internacional…El ranking de este año fue encabezado por Nueva Zelanda, que sacó 9,5 puntos sobre los 10 posibles. Luego siguen Dinamarca (9,4), Finlandia (9,4), Suecia (9,3), Singapur (9,2), Noruega (9,0), los Países Bajos (8,9), Australia (8,8), Suiza (8,8) y Canadá (8,7). En total, solo 9 países obtuvieron un puntaje de 5 o más.USA esta en el lugar 19 con 78 puntos

    Entre los países latinoamericanos, el mejor ubicado es Chile (en el puesto 22, con 7,2 puntos), aunque la isla caribeña de Barbados está incluso arriba (16 con 7,8). Hay otros países sudamericanos mejor ubicados que la Argentina: Uruguay (25 del listado), Brasil (73) y Colombia y Perú (80). Y muchos que están incluso peor ubicados en el ranking: Bolivia (118), Ecuador (120), Guyana y Nicaragua (134), Paraguay (154) y Venezuela (172).Cuba ocupa el lugar 58 con 48 puntos.
    enlace.http://www.prscsantiago.com/web/index.php?option=com_content&view=article&id=288:ranking-de-paises-segun-su-indice-de-percepcion-de-corrupcion-transparencia-internacional&catid=55:documentos&Itemid=67

  • el 15 diciembre, 2012 a las 7:18 am
    Permalink

    elpidio no veo en que momento el autor de este articulo ataca al socialismo, al contrario, lo que veo que intenta hacer es salvarlo de lo que lo han convertido sus implementaciones practicas, como la revolución cubana que tanto defiendes. Yo no soy de pensamiento de izquierda pero si lo fuera agradecería mucho al autor. Igual desde mi pensamiento le agradezco por exponer sus puntos con los que difiero en algunos aspectos. Creo que mas que de izquierda o derecha una persona se mide por su capacidad de dialogo, la capacidad de escuchar al otro buscando tambien en sus puntos la Verdad. Cdo veo una persona que se cree poseedora de la Verdad automaticamente desconfio porque veo en ella a un dictador en potencia. Si de meritos o trayectoria se trata quizás tu nos puedas dar tu nombre real y tu historia y así nosotros podemos saber de quien se trata aunque te advierto que a no ser que me digas que eres Jesucristo no te haré reverencia.

  • el 15 diciembre, 2012 a las 6:46 am
    Permalink

    Liborio estoy de acuerdo contigo. Pluripartidismo no es igual a Democracia. De hecho para que exista democracia real hacen faltan muchas cosas incluyendo una sociedad consciente y activa politicamente, que vele y cuide por los derechos que les pertenece. Ahora aunque Pluripartidismo no es igual a Democracia veo dificil que exista Democracia sin pluripartidismo y creo que este es el sentido del autor en el articulo. Es imposible que una sociedad sea monolitica, de pensamiento unico, en el mundo animal del que formamos parte eso es imposible, mucho menos en el racional. Una sociedad esta formada por las personas que la constituyen, por diferentes actores con necesariamente diferentes lineas de pensamiento. No veo de que forma se puede concebir un partido unico así.

  • el 14 diciembre, 2012 a las 10:33 am
    Permalink

    Elpidio, creo que si te comparas con el profesor Samuel Farber, el que no se sabe quién es? qué ha hecho en Cuba todos estos años? y por qué descalificas al profesor como atacante del socialismo, eres tú. Tienes derecho a usar seudónimos pero también a respetar a quien con su nombre y apellido lo puedes buscar en Google y aparece con toda su trayectoria profesional y vivencial. Si no sabes quién es, no has buscado información y lo descalificas por ignorancia.
    No sé el socialismo que defiendes pero el de Samuel Farber es mucho más claro que el tuyo.Para él el socialismo no es lo que existe actualmente en Cuba.¿Para tí?Hay socialismos, como marxismos ¿a cúal te refieres?
    Te cito: “Lo mejor que tiene el intercambio de ideas en el socialismo, es la posibilidad de conocer a todos y cada uno de los que se les oponen, y mucho mas conocer sus verdaderos intereses y razones que aducen para denostar, diabolizar y rechazar casi con asco el socialismo y su filosofia”.Te pregunto, ¿dónde el autor hace esto?
    Te cito: “Este argumento no resiste un analisis serio y objetivo, por cuanto, podemos citar algunas cuestiones que lo destruyen sin entrar en una discusion bizantina, como el persigue y que yo no le dare la oportunidad de hacerlo”.
    Parece ser, que tú eres el dueño de la palabra y decides quién puede hablar y quién no. ¿Quién te ha dado esta tarea y te ha hecho creer que además tienes el derecho a descalificar a los demás de manera personal y profesional(no hablas del monopartidismo si no de lo contrario) y con seudónimo.
    No sé qué tipo de amor y solidaridad propones al final si todo lo que has hecho es hablar del pluripartidismo y no del centro del trabajo del profesor, el daño del monopartidismo.Y además diciendo que el profesor tiene “asco” “denosta” y “ataca el socialismo”
    Leyendo tu comentario y el post del profesor, llego a la conclusión que tu interés en el comentario es llevar a la práctica la política de la descalificación personal gratuita como lo hacen siempre personajes tan desacreditados como Iroel Sanchez, Enrique Ubieta y Percy Alvarado.
    Para empezar realmente un diálogo, debes presentarte ¿quién eres? y luego sin descalificar sin fundamento a los demás, decir tus criterios.Hasta ahora te has quedado en el estilo estalinista de la descalificación y la difamación.No creo que esto sea ni lo bueno del intercambio de un supuesto “socialismo” ni “el diálogo a la cubana”.

  • el 14 diciembre, 2012 a las 4:05 am
    Permalink

    Todos los datos experimentales apuntan a que la corrupción es mucho mayor en los sistemas monopartido que en los pluripartidistas. La diferencia está en que en los sistemas monopartido la corrupción no la exponen tanto los medios de comunicación.

    Los países de Europa del Este, todavía ahora 20 años después de abandonar el comunismo son tremendamente corruptos, con una corrupción que alcanza todos los niveles, desde los policías que se dejan sobornar para no ponerte una multa hasta los grandes contratos que firman los políticos a cambio de sobornos.

    En un sistema multipartidista existe un sistema de vigilancia mutua muy eficaz. Los partidos se dedican a buscar la corrupción en sus competidores para que el electorado les castigue. Eso conduce a falsos positivos. Es exponen casos de corrupción que termina por descubrirse que no lo son.

    En otras palabras: en un sistema multipartidista hay menos corrupción de la que aparenta mientras que en los monopartidistas hay mas de la que se ve.

  • el 13 diciembre, 2012 a las 4:09 pm
    Permalink

    // Dejamos el campo abierto a farsantes y abusadores //

    Nunca me ha perecido correcta la idea de que en un sistema social con mínimas libertadades políticas el acceso a la gobernación es sólo posible a base de grandes recursos que financien la actividad polìtica.

    Tampoco me parece correcta la idea de que la gobernación de la sociedad se decide por una permanete puja de intereses antagónicos dentro de ésta.

    Creo que en una nación bien fundamentada existe un factor valiosísimo que es *el interés común*. Este interés común es extenso y debe servir como fuerza poderosa para guiar el funcionamiento social bien. A quienes no entienden el interés común de la nación hay que explicárselo, a quienen atentan irresponsablemente contra él hay que detenerlos.

    Una asociación polìtica que entienda bien el interés comun y sepa explicarlo y hacerlo respetar tiene que tener éxito con la aceptación en mayor o menor grado de la inmensa mayoría. No necesita enormes fondos, no usaría la fuerza, ni abusos, ni engaños.

    De ese tipo de asociación polìtica es que carecemos casi siempre. Se deja el campo abierto a farsantes y abusadores, que son los que nos gobiernan casi siempre.

  • el 13 diciembre, 2012 a las 1:42 pm
    Permalink

    En los sistemas sociales conocidos como socialismo real ha ocurrido algo similar con sus partidos unicos totalitarios en el poder. Igualmente hay un pequeño grupo que se apropia del poder con las promesas de cambios profundos, justicia social y prosperidad, pero una vez en el poder se niegan a dejarlo y para ello se blindan (igual que la partidocracia) del sistema de justicia, del parlamento, para impedir que la sociedad haga algun cambio redical y en ultimo caso igualmente utilizan los sistemas represivos como la policia politica y el ejercito para someter a toda la sociedad a sus puntos de vista.

    ¿Cual es el mismo obstaculo en ambas sociedades que predominantemente hemos conocido? LOS PARTIDOS POLITICOS, ya sea 1 o 100 partidos, al final la dinamica de apropiarse del poder para su beneficio personal y el de los suyos es la misma, la dinamica de concentrar las decisiones importantes que afectan a toda una sociedad queda en unos pocos que ante todo privilegian el beneficio de los sectores de poder que representan cuando momentos de negociacion politica del grupo en el poder con la oposicion. Samuel ESO NO ES DEMOCRACIA, al menos no es la democracia que hace siglos espera la humanidad para que un mundo mejor sea posible.

  • el 13 diciembre, 2012 a las 1:22 pm
    Permalink

    Estimado Samuel. ¿De verdad que Ud cree que solo los partidos politicos pueden garantizar un estado democratico? Los partidos politicos son un invento de las sociedades burguesas para garantizar que el poder siempre quede en manos de las clases sociales mas poderosas. La partidocracia es la punta del iceberg del nucleo duro de los privilegios y distibucion inequitativa de las riquesas entre una minoria elitista sobre la mayoria del pueblo que se tiene conformar con las migas que dejan los poderosos. El nucleo duro en las sociedades fraccionadas por la partidocracia esta sustentado en varios pilares como: el sistema de justicia, los parlamentos, la prensa “libre”, los grupos de poder economico y en casos extremos resguardados por las armas de la policia politica y las fuerzas armadas.

    Por ejemplo los partidos de Chavez, Correa, Evo, Ortega que parecen ser bastantes radicales a la izquierda a pesar de que han llegado al poder, no han podido cambiar la matriz de la desigualdad y la injusticia en la distribucion de las riquezas en sus paises. En el caso de Chavez son 15 años gobernando con mano dura hacia la izquierda, con una vocacion bien notable para sacar de la pobreza al pueblo y vemos como ha recibido una resistencia tenaz de los partidos de oposicion y los pilares del nucleo duro impedir los cambios radicales.

  • el 13 diciembre, 2012 a las 1:08 pm
    Permalink

    C0MENTARIO SOBRE ARTICULO OCHO PUNTO SOBRE EL PARTIDO UNICO EN CUBA DICIEMBRE 13 2012 HAVANA TIME

    Lo mejor que tiene el intercambio de ideas en el socialismo, es la posibilidad de conocer a todos y cada uno de los que se les oponen, y mucho mas conocer sus verdaderos intereses y razones que aducen para denostar, diabolizar y rechazar casi con asco el socialismo y su filosofia.

    El argumento fundamental que se utiliza en este articulo, es, segun su autor el senor, Samuel Farber, no se quien, donde vive, que ha hecho durante toda su vida en Cuba, el por que de su rechazo hacia el socialismo, en fin una serie de informaciones que seria interesante conocer, pero que de momento no son importante y no aportan algo de peso al comentario en cuestion, repito el punto central, para darle algun contenido a su articulo, es: y cito : LA CORRUPCION COMO RESULTADO DE LA EXISTENCIA DEL PARTIDO UNICO, EL PCC.- fin de la cita.

    Este argumento no resiste un analisis serio y objetivo, por cuanto, podemos citar algunas cuestiones que lo destruyen sin entrar en una discusion bizantina, como el persigue y que yo no le dare la oportunidad de hacerlo.

    Primero, si este senor tiene mas de 70 anos y vivio toda su vida en Cuba, el debe recordar, que los gobiernos de la Republica Bananera que existia en Cuba antes de Enero 1ro. De 1959, y despues del 1902, llegaron al poder bajo el multipartidismo, y el resultado de sus gestiones en el poder, todos los que tenemos mas de 70 anos lo recordamos”

     Total entrega del pais y sus recursos a las transnacionales radicadas en el pais, a los senores ricos y poderosos cubanos y a los politiqueros que en esa epoca eran reyes por cuatro anos, periodo en que nacian, por lo menos unos 50 nuevos ricos en el pais, si esto no es corrupcion que baje Dios y lo califique.

     La corrupcion entronizada en el poder, donde existia el multipartidismo, era de un nivel tal que no existia un solo organismo de direccion politica y economica, donde no se manejaran los intereses del pais, como si fuesen propiedad del funcionario que dirigia esa actividad, todo bajo el prisma del soborno, la coima y el beneficio para familiares y amigos, de no haber sido asi, no era posible crear de la nada 50 o mas nuevos ricos en la Isla en un periodo de 4 anos.

     El verdadero poder de gobierno en el pais, no radicaba en el palacio presidencial de la Habana, radicaba en la Embajada norteamericana ubicada en el malecon habanero, ningun presidente o politico en el poder, iniciaba un movimiento economico, politico o social, sin antes consultarlo con el exelentisimo embajador gringo, cosa que hoy no ocurre bajo el unipartidismo, el embajador gringo, se quemaria las manos si intenta hacer lo mismo que hacian sus predecesores en la epoca de la republica bananera de Cuba.

     Las elecciones de los varios partidos existentes en esa epoca, se basaban en el dinero que poseian cada uno de los contendientes y las coimas o sobornos que recibian de los diferentes organismos independientes y de los grandes capitales, pues de esa forma garantizaban que sus intereses economicos, serian defendidos no solo legalmente, sino por las fuerzas armadas y la policia de la epoca.

     La defensa de los sectores pobres, los campesinos, los trabajadores, las mujeres y los ancianos, no existia en lo absoluto, pues los sindicatos, como el del senor Mujal, de triste recordacion para todos los cubanos, defendia como buen millonario capitalista, los intereses de sus socios del negocio y la politica, los trabajadores tenian que morder el polvo de la derrota en cada una de sus reclamos, o sino el cementerio, donde la paz, los acompano siempre por el resto de los tiempos.

     Los politicos de la epoca de la republica bananera cubana, no se ocupaban en lo absoluto de la salud del pueblo, incluso los hospitales publicos eran, como yo recuerdo, el Hospital Calixto Garcia (en plena colina universitaria) y tambien el de Emergencia, un lugar para morir a manos de los senores medicos, que no contaban con los recursos y el tiempo para atender a todos los que los necesitaban. Si se quiere algunas anecdotas dolorosas y punzantes, citare una, un senor que llego al hospital Calixto Garcia, despues de haber sufrido un accidente en las calles de la Habana, fue situada su camilla en el piso, al lado mio, este senor se quejaba de un dolor en el pecho y falta de aire, vinieron los medicos, lo revisaron y se fueron, al cabo de 40 minutos el mencionado senor fallecio de un neumotorax, situacion que se hubiese podido solucionar con una incision en su pulmon y una canula para sacar el aire y el liquido acumulado en dicho pulmon, hasta que se le trasladase hasta el salon de operaciones, donde nunca fue llevado. La salud para los pobres y miserables cubanos de la epoca, no era importante y necesarias segun los multipartidistas que gobernaban en esa epoca, pues asi podian robar los recursos que debieron invertir en la salud del pueblo.

     La educacion publica, era un desastre en todo el pais, yo estudie en una escuela publica de la Habana, donde la profesora de primaria era una mujer increible y digna, la escuela se mantenia gracias a la dedicacion de ella y su esposo, y si pudimos aprender a leer y escribir, se lo debo a esa increible mujer que adoraba su profesion sufria cuando no podia hacer llega el pan de la ensenanza a sus alumnos. Esa era en una forma muy concreta dela educacion en la Isla, y no hablemos del campo, alli no existia, no era necesario y ademas la consideraban peligrosa para sus intereses y sobre todo porque no les permitiria robar como lo hacian, solo mencionare a uno de los ladrones mas grandes como ministro de Educacion –ALEMAN, desgraciadamente en estos momentos no recuerdo su nombre, aunque si los millones que robo del erario publico.

    No me voy a extender, pero este senor Fabres sabe muy bien que en los paises del multipartidismo, los pobres, los vilipendiados y los desarraigados por sus gobiernos no tienen posibilidades de una vida digna, decente y honrada, y sus paises son los mas corruptos que se hayan conocido, empezando por el gobierno terrorista y genocida del gobierno de los Estados Unidos, ejemplo del multipartidismo, la mentira, la desidia y el terrorismo y la corrupcion a niveles indescriptibles.
    Que el Padre Azul y su Hijo el Hombre de Galilea, siempre nos hagan llegar amor, paz y solidaridad para todos.

  • el 13 diciembre, 2012 a las 12:17 pm
    Permalink

    Excelente el análisis del profesor Samuel Farber.
    El problema con el palttismo estriba en que hasta ahora no se ha podido probar qué disidentes lo serían. Lo peor por el monopolio de la información, es que todo aquel que defiende el pluripartidismo ya es considerado “mercenario” al servicio del imperio.
    Y quienes defiendan los derechos humanos, y la ratificación de los pactos de derechos humanos firmados por el gobierno cubano en el 2008 y no ratificados, también son considerados “enemigos” de la independencia nacional. Con esta visión DIFAMATORIA se da por sentado que los que abogan por los derechos humanos no tienen cabeza propia, sino sólo son “marionetas” del gobierno de los EEUU.
    Resumiendo los que se pronuncien contra el monopartidismo son “enemigos” los que están a favor del monopartidismo son “amigos”. Todo esta simplicación acompañada de la más burda difamación es la visión del discurso oficial y sus voceros.
    Felicidades al profesor por su excelente análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *